Nacional

viernes 15 oct 2021 | Actualizado a 15:38

Camacho acordó con un dirigente ‘tumbar a Morales’ en 2019; ‘tenía’ 6.000 mineros

“Ya tenía 6.000 mineros llenos de dinamita para entrar y sacar a Evo Morales”, se le escucha contar.

Luis Fernando Camacho, en La Paz, en noviembre de 2019. Foto: Archivo/La Razón

/ 5 de octubre de 2021 / 10:20

Hay una segunda parte del video en el que Luis Fernando Camacho admite que su padre “cerró” con militares y policías la caída de Evo Morales en 2019: transó con “un minero” —que le ofreció “6.000 mineros llenos de dinamita”— tumbar al presidente.

La develación aparece en el video completo en el que el entonces presidente del Comité pro Santa Cruz —durante un acto de descubrimiento de un mural en su honor, en diciembre de 2019— contó  detalles de su llegada a La Paz, su pacto con las Fuerzas Armadas, la Policía Boliviana y un dirigente minero en su afán de buscar la caída del presidente Morales.

“Cuando cerramos con todo y el día sábado, antes de que renuncie Evo Morales, dice el tipo ‘júntame a toda la gente, a todos los cívicos en la puerta del hotel, voy a dar la cara’. Hasta ese momento solo había hablado conmigo. Ya tenía 6.000 mineros llenos de dinamita para entrar y sacar a Evo Morales”, se le escucha contar.  

Camacho fue el factor clave de la caída de Morales luego de un presunto fraude electoral, un paro de 21 días, de un motín policial, de la sugerencia de renuncia presidencial presentada en conferencia de prensa por las Fuerzas Armadas y del sorpresivo pedido de dimisión del mandatario planteado por el secretario general de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi.

En su relato, el ahora Gobernador de Santa Cruz recuerda cómo —cuando fue devuelto a su ciudad luego de su intento de ingresar a La Paz, el 5 de noviembre de 2019— acordó con “un minero” “tumbar” al presidente Morales.

“La charla fue larga y me dice: ‘Yo te voy a tumbar a Evo Morales, pero prométeme ser presidente’. Yo le dije: ‘Ahorita primero recuperemos la democracia. No, yo te garantizo que lo vamos a tumbar. Pero… Ya, ok, te prometo’. Nos fuimos y dice: ‘Va a haber quilombo en el aeropuerto, pero vas a poder entrar’. Dicho y hecho”, dice Camacho en la grabación.

Luego de porfiar dos veces antes (el 29 de octubre y el 4 de noviembre), el entonces líder de las movilizaciones llegó el 6 de noviembre a La Paz. En medio de fuertes medidas de seguridad se trasladó al hotel Casa Grande, de la zona de Calacoto, donde instaló su cuartel y donde al mediodía del 11 de noviembre recibió a la senadora Jeanine Áñez, quien, al día siguiente, se proclamó presidenta en una Asamblea Legislativa sin quórum ni asistencia de la bancada de dos tercios del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Camacho cuenta que el hombre con quien definió tumbar a Morales lo abordó el día que los militares lo devolvieron a Santa Cruz. “Me dice: ‘Yo he estado en El Alto, yo fui el que organicé para que no entres’. Se vino acá a Santa Cruz. ‘Te íbamos a hacer como a Túpac Katari, te íbamos a soltar en plaza Murillo. Ese era el fin. Pero me intriga por qué estabas dispuesto a morir (porque rompieron vidrios, se estaban entrando)’. Yo se lo expliqué y el tipo me dice: Nosotros no queremos que Evo Morales sea presidente, pero a que Carlos Mesa sea presidente, yo prefiero a Evo Morales’. Y ahí me entero cuál era el problema, y era lo de Octubre Negro”.

Sin embargo, recuerda que para cumplir con el acuerdo había condiciones que cumplir, aunque no aclara el tipo de apoyo. “Entonces, me dice: ‘Yo necesito, por favor, que me des las condiciones para poder trabajar’. Se le dio las condiciones, se le dio lo que necesitaba y el tipo se fue a trabajar y comenzó a traerme a la gente: llegaron los Ponchos Rojos, los interculturales”, recuerda Camacho.

De acuerdo con la memoria de Camacho, ese minero jugaba a dos bandos. “Y me dice (ese sábado): ‘Me llamó Evo Morales en la mañana para pedirme que resguarde la plaza Murillo porque los militares le habían dado la espalda y los policías igual.

El otrora líder cívico continúa: “Le dije que no. ‘Y eso es una guerra de Evo Morales; necesito sacarle hoy, porque si no, los militares van a venir por mí’. Le dije: ‘No, no se preocupe, hablé con los militares, con el general, me dijo que no iban a salir’”.

A finales de 2019 causó repercusión la publicación de la primera parte del video de marras. “Fue mi padre que cerró con los militares para que no salgan”, dice el ahora Gobernador cruceño.

“Con la Policía, de la misma manera, fue mi padre. Cuando pudimos consolidar que ambos no iban a salir, fue que dimos las 48 horas (de plazo)”, insiste.

En el cabildo multitudinario del Cristo Redentor del 2 de noviembre, el entonces presidente del Comité pro Santa Cruz arengó que el “punto final” de Morales será el 4 de noviembre, por eso es que conminó al mandatario a renunciar en un plazo de 48 horas.

Ese día, Camacho invocó a las Fuerzas Armadas, a las que les pidió que “deben estar al lado de su pueblo” y no dejarse amedrentar.

Recuerda que al aclararle al minero que los militares no iban a salir a las calles, éste se mostró tranquilo, aunque lo desafió a tumbar a Morales. “Se quedó tranquilo, me dice: ‘Te doy hasta el domingo; si el domingo no se va, el lunes le saco yo con dinamita”.

“Ese minero, realmente, fue la cereza para que se vaya Morales”, se jacta Camacho en el video.

PROTESTAS. La mañana del sábado 9 de noviembre, 2.500 mineros afiliados a la Federación de Cooperativas Mineras de Potosí partieron rumbo a La Paz con el objetivo de sumarse a las protestas contra el gobierno de Morales, según reportes de los medios.

El informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) cuenta que la mañana de ese día una caravana de 11 buses fue bloqueada en Caracollo y atacada luego en Vila Vila.

Entonces, La Razón reportó 37 heridos y 14 rehenes.

Al día siguiente, la situación había empeorado. El informe preliminar de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre las elecciones del 20 de octubre y los conflictos, decantaron la renuncia de Morales, quien comunicó su decisión junto al vicepresidente Álvaro García en un video desde Chimoré.

“Todos, Ponchos Rojos, interculturales y su propia gente de Conamaq (Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu), pidieron su renuncia”, recuerda Camacho en la grabación.

Ahora, el otrora líder cívico  debe rendir cuentas ante la Justicia. La exdiputada del MAS Lidia Patty lo acusa de sedición, terrorismo y conspiración en el llamado caso Golpe de Estado. Ayer hizo saber que asistirá a la citación, en calidad de denunciado, a una declaración en La Paz, expedida por el fiscal Omar Mejillones.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El Gobierno se siente triunfador y no derrotado con el retiro del proyecto de ley

“No ha sido ninguna derrota, (…) nosotros nos sentimos triunfadores”, enfatizó Del Castillo. “Decir que el Gobierno estaba cercado, es un exceso”, afirmó Lima.

El ministro Eduardo del Castillo. Foto: Ministerio de Gobierno.

/ 15 de octubre de 2021 / 13:39

En medio de una ola de reacciones que todavía genera la decisión de retirar el cuestionado proyecto ley contra ganancias ilícitas, el Gobierno consideró este viernes que no fue derrotado con esa determinación política asumida por la presión de distintos sectores del país.   

“Desde luego que no ha sido ninguna derrota, (…) nosotros nos sentimos triunfadores al haber retirado este proyecto normativo porque estamos desarticulando a grupos armados, grupos que generan conflicto; (ellos) ya no tienen razón alguna para generar movilizaciones, para generar un paro que perjudique la economía y la estabilidad”, dijo el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, en una conferencia de prensa.

Mientras, el ministro de Justicia, Iván Lima, confirmó que se trata de una decisión política asumida por el propio presidente Luis Arce con el fin de seguir “gobernando junto al pueblo”.

Pero “no es una respuesta al Conade (Comité Nacional de Defensa de la Democracia) ni a los movimientos cívicos que tienen otra agenda y que el lunes (sufrieron una) clara derrota por no tener ninguna convocatoria (su llamado a un paro nacional)”, agregó Lima en una entrevista con La Razón Radio.

Lima consideró que esos grupos solo están tratando de “apropiarse” de una protesta de los gremiales, que fueron uno de los primeros sectores en empezar con movilizaciones y anuncios de más medidas de presión. 

Además, aseguró que “definitivamente” el Gobierno no estaba cercado con la serie de anuncios de medidas de presión, aunque ahora, en su criterio, “esto sea una victoria” en la mente de Luis Fernando Camacho, gobernador de Santa Cruz, y de los comités cívicos.

Pero “decir que el Gobierno estaba cercado, es un exceso; no creo que sea la realidad, porque definitivamente la situación del martes (cuando se realizó una masiva marcha en defensa de la wiphala y del gobierno de Arce) está latente (…); por tanto, decir que están cercados, luego de esa movilización, no me parece que sea una lectura adecuada de la realidad”, insistió.

También puede leer: El Gobierno retira el proyecto de ley sobre ganancias ilícitas ‘para no dar lugar a la violencia’

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Bolivia y Argentina reabren el paso fronterizo entre La Quiaca y Villazón

Los diplomáticos de ambos países prevén reabrir todos los pasos fronterizos binacionales en función al avance de la vacunación contra el COVID-19.

Conferencia de Prensa. El caniller de Bolivia, Rogelio Mayta y el embajador argentino Ariel Basteiro.

/ 15 de octubre de 2021 / 12:35

El canciller Rogelio Mayta informó este viernes de la reapertura oficial del tránsito vecinal en el puente internacional «Horacio Guzmán», que une las ciudades de La Quiaca, en Argentina, y Villazón, en Bolivia.

“Es una reapertura que va a permitir el paso de nuestros connacionales un lado y otro de la frontera (…). Se han tomado recaudos para evitar brotes (de COVID-19) infecciosos involuntarios”, dijo el funcionario en una conferencia de prensa.

Mayta exhortó a quienes transiten por esa frontera a cumplir con los protocolos de bioseguridad, para que la medida sea replicada en todos los pasos fronterizos entre ambos países en un corto tiempo.

Por su parte, el embajador de Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro, afirmó que su país decidió reabrir ese paso fronterizo tras alcanzar su país el 50% de su población vacunada con el esquema. Además, consideró que el comercio de ese sector será beneficiado.

“Hay un mundo comercial que funciona del intercambio de esas dos poblaciones y el acuerdo permite que eso empiece a funcionar”, dijo.

El alcalde de Villazón, Juan Navia, aseguró que una de las medidas de control es la “presentación del certificado de vacunación y la tarjeta de tráfico vecinal fronterizo”, aunque la población puede circular con la exposición de su cédula de identidad, en el caso de los bolivianos, y el DNI, en el caso de los argentinos.

En marzo de 2020, Bolivia cerró ese paso fronterizo en cumplimiento de las medidas establecidas por el gobierno de la expresidenta Jeanine Áñez para evitar contagios por COVID-19.

Comparte y opina:

Una eurodiputada cree que el premio Sájarov será para el ruso Navalni, no para Áñez

La diputada de izquierda Unidas-Podemos Sira Rego considera que el opositor ruso Aléxei Navalni tiene apoyo del sector conservador y de la ultraderecha europea.

La eurodiputada Sira Rego en una entreviasta con La Razón Radio.

Por Mauricio Diaz

/ 15 de octubre de 2021 / 12:14

La eurodiputada española Sira Rego consideró este viernes que el opositor ruso Aléxei Navalni tiene el mayor respaldo del Parlamento Europeo para ser designado Premio Sájarov, de derechos humanos, a diferencia de Jeanine Áñez, apoyada por Vox, de la ultraderecha.

Navalni, Áñez y las mujeres afganas resultaron finalistas del premio que otorga la Unión Europea (UE) previa nominación de los eurodiputados.
En entrevista con la Razón Radio, la eurodiputada de Unidas-Podemos cuestionó la nominación de la exmandataria transitoria, de la que dijo que tiene pocas opciones con relación a las otras dos, con mayor respaldo previo en el Parlamento Europeo.

“Es algo obsceno que se proponga para este premio a una persona que, para la gente que formamos el grupo de la izquierda, consideramos que es una golpista: por lo tanto, no entraría en la categoría que refrenda este tipo de premios”, dijo Rego.

Asimismo, afirmó que el próximo jueves se conocerá al ganador del premio Sájarov.

El Parlamento Europeo está compuesto por 705 diputadas y diputados de 27 Estados.

Por su parte, el ministro de Justicia, Iván Lima, calificó de “vergonzoso” el hecho de que Áñez reciba ese premio, debido a los “antecedentes de la expresidenta al haber vulnerado los derechos humanos en el país”.

El Premio Sájarov a la libertad de pensamiento fue creado en 1988 para honrar a las personas y organizaciones que defienden los derechos humanos y las libertades fundamentales. El ganador de esa elección también es beneficiado con 50.000 euros.

La premiación lleva su nombre en honor al físico y disidente político soviético Andrei Sakharov. Y el primer premio fue otorgado en 1988 a Nelson Mandela.

Comparte y opina:

Áñez denuncia que le impiden la visita de Carvajal, pero dejan pasar a ‘desconocidos’

La exmandataria publicó una carta en sus redes sociales, administradas por sus familiares.

Áñez está detenida desde marzo. Foto de archivo: AFP.

/ 15 de octubre de 2021 / 12:10

La expresidenta Jeanine Áñez denunció este viernes que en la cárcel de Miraflores, donde está recluida por el caso Golpe de Estado, le impiden la visita de la presidenta de la Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia, Amparo Carvajal.

Según una carta de Áñez, publicada en sus redes sociales, que son administradas por sus familiares, no dejan que Carvajal la visite “para verificar su estado mintiéndole que ella no quiere verla”, sin embargo, “permiten que desconocidos irrumpan en su cuarto sin su consentimiento”.

Áñez está detenida de manera preventiva desde hace siete meses a denuncia de la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lidia Patty por los delitos de terrorismo, sedición y conspiración para esclarecer el derrocamiento de Evo Morales en 2019.

El 10 de noviembre de 2019, Morales renunció a la presidencia en medio de una serie de protestas cívicas, que denunciaban un presunto fraude electoral, un motín policial e incluso una sugerencia de las Fuerzas Armadas para que dimitiera.

Dos días después, asumió el mando del país la entonces segunda vicepresidenta del Senado, Jeanine Áñez, a través de un cuestionado proceso de transición.

Los abogados de Áñez intentaron obtener su libertad condicional en varias ocasiones sin conseguir ningún resultado favorable; mientras, a principios de este mes, la Justicia determinó ampliar por cinco meses más su detención preventiva.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Arce justifica el retiro de la ley: Los ‘golpistas’ pretendían desestabilizar el país

El Presidente acusó a la “derecha golpista” de organizar otra vez comités cívicos y grupos vandálicos en la búsqueda de la “impunidad” por la crisis de 2019. Se “iba a generar convulsión”, alertó.

Luis Arce en Tarija. Foto: BTV.

/ 15 de octubre de 2021 / 12:01

El presidente Luis Arce aseguró este viernes que el cuestionado proyecto de ley contra las ganancias ilícitas fue retirado de su tratamiento en la Asamblea Legislativa porque los “golpistas”, “disfrazados de cívicos”, pretendían desestabilizar el país. 

“La clase golpista, la derecha golpista que asesinó a muchos bolivianos en Senkata y Sacaba (en 2019), pretendía llevar adelante medidas de presión con una ley que pretendía más bien ordenar jurídicamente nuestro país con las ganancias ilícitas; esa derecha golpista disfrazada de comités cívicos, disfrazada de las entidades que todos conocemos, pretendía desestabilizar el país poniendo en riesgo nuestro crecimiento económico”, dijo Arce en un acto en Tarija.

La tarde del jueves, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, anunció que el Gobierno decidió retirar el cuestionado proyecto de ley y acusó a la oposición de utilizar esa iniciativa como una excusa para instalar la desinformación y sembrar temor entre los sectores populares.

“Pero nosotros venimos de sectores populares, nosotros somos un gobierno del pueblo y, por supuesto, siempre vamos a estar en sintonía con ese latir del corazón del pueblo boliviano, con sus preocupaciones, con sus temores y nunca iremos en contra de los intereses del pueblo boliviano”, afirmó la Ministra.

El pasado 2 de julio, el Gobierno envió a la Asamblea Legislativa el proyecto de ley. El 17 de septiembre fue aprobado en la Cámara de Diputados y estaba paralizado en el Senado porque empezaron a surgir una serie de cuestionamientos y amenazas de medidas de presión.

Pero “mucha gente hoy está trabajando más que nunca para poder salir de la crisis y eso estaba en riesgo, por eso es que el Gobierno nacional, (haciendo una) lectura, (ha visto) que hay muchas cosas que tenemos que sacrificar (…) y lo hemos hecho pensando en la economía, en la reactivación, porque la reactivación económica no para en el país”, añadió Arce.

Luego, en otro acto público también realizado en Tarija, Arce afirmó que la “derecha golpista” se escuda y cobija detrás de las leyes para tratar de alcanzar su principal objetivo, es decir –en criterio del Jefe del Estado– la “impunidad” por los actos de 2019.

“Ellos quieren la impunidad y hoy la impunidad la hacen organizando otra vez los comités cívicos, otra vez esos grupos vandálicos en Cochabamba y Santa Cruz para protegerse ellos, no a los más pobres, no a los más humildes, por eso ayer decidimos retirar nuestro proyecto de ley que iba a generar convulsión porque ellos estaban detrás empujando todas las movilizaciones”, ratificó el mandatario.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias