Nacional

domingo 22 may 2022 | Actualizado a 02:04

El presidente Arce visita la feria de la Alasita en La Paz

Arce adquirió algunos de los artículos en miniatura y evitó realizar declaraciones ante los medios de comunicación.

Arce en Alasita. Foto: APG.

/ 24 de enero de 2022 / 12:35

El presidente Luis Arce visitó este lunes la tradicional feria de la Alasita en la ciudad de La Paz, que se realiza cada año con la instalación temporal de puestos de venta de miniaturas.

Arce adquirió algunos de los artículos en miniatura en la plaza Murillo y evitó realizar declaraciones ante los medios de comunicación, sin embargo, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, aseguró que el Jefe del Estado participa todos los años de esta celebración cultural.

“Como es tradición, a las 12.00 estuvimos con el Presidente, él siempre está a las 12.00 (del 24 de enero) todos los años con mucha fe y convicción viniendo a la feria de Alasita, que es una de las fiestas que nos gusta a los bolivianos, porque venimos aquí con nuestros sueños y con nuestra esperanza depositada en cada una de las miniaturas que compramos”, señaló Prada.

Agregó que particularmente ella, al igual que el Presidente, tampoco se pierde ninguna de las ferias de Alasita porque, además, se celebra en el mismo día de su cumpleaños.

Entonces, estamos aquí en esta “hermosa celebración cultural, donde justamente pedimos al dios de la abundancia para que (nos haga realidad  lo que nos falta). Mi deseo principal es que haya salud para todos los bolivianos porque con la salud podemos batallar en todo, después pido estabilidad, crecimiento económico, empleo y certidumbre para el pueblo boliviano”, apuntó.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El dirigente universitario Max Mendoza llega a La Paz en calidad de aprehendido

El dirigente universitario de 52 años llegó con fuerte resguardo policial en un vehículo negro.

El momento que ingresa Max Mendoza a la FELCC de La Paz. Foto: Rodwy Cazón-La Razón.

/ 21 de mayo de 2022 / 20:02

El presidente de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB), Max Mendoza, arribó pasada las 19.30 de este sábado a dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz, después de que horas antes fuera aprehendido en Cochabamba.

El dirigente llegó con fuerte resguardo policial en un vehículo negro y en medio de una gran expectativa generada entre los medios de comunicación.

Antes del mediodía, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, anunció, a través de sus cuentas en redes sociales, que Mendoza fue “aprehendido en Cochabamba por los delitos de usurpación de funciones y conducta antieconómica”.

Luego, en un contacto con los medios de comunicación en Santa Cruz, Del Castillo adelantó que “la autoridad jurisdiccional, que vaya a llevar este proceso, va a tener que ser en La Paz”, donde fueron presentadas varias denuncias en contra del dirigente.

Mientras, “como autoridades nacionales no podemos hablar sobre supuestos, quienes determinen si su conducta se apega o no a la normativa legal vigente será el Ministerio Público y así también los jueces que conozcan la causa”, añadió.

El dirigente universitario de 52 años de edad, hasta el viernes, sumaba seis denuncias presentadas en su contra.

Cuando todavía tenía solo cuatro demandas, la Fiscalía General de Estado informó que el dirigente fue denunciado por los delitos de enriquecimiento ilícito, conducta antieconómica, peculado, uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo, uso indebido de influencias, usurpación de funciones, contratos lesivos al Estado, contribuciones y ventajas ilegítimas del servidor público, además de uso indebido de bienes y servicios públicos.

Al cuestionado dirigente le llovieron las denuncias después de que se descubrió que estaba cobrando un salario de Bs 21.870, supuestamente de manera irregular, por ser también parte del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), además de acceder a varios otros beneficios.

El jueves, Mendoza apareció en un video rodeado de algunos de sus seguidores y aseguró que no recibieron ni un centavo “que no sea de manera correcta y legal”.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El Gobierno aún no halla indicio que vincule a un capitán con el robo de un vehículo chileno

Sin embargo, el ministro Eduardo del Castillo confirmó que ese funcionario sí cuenta “con una serie de antecedentes en la Policía Boliviana”.

Vehículo chileno recuperado en Uncía, Potosí. Foto: Policía Boliviana.

/ 21 de mayo de 2022 / 18:04

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó este sábado que todavía no se encontró “ningún indicio” que vincule al capitán de la Policía Boliviana, identificado como Javier A. U., con el robo de un vehículo chileno, que luego fue recuperado en Bolivia.

También puede leer: Otro vehículo robado en Chile es recuperado en Bolivia; hay tres aprehendidos.

“Ya se logró recuperar el vehículo, (pero) no se ha encontrado ningún indicio vinculado al vehículo por parte de este oficial; no obstante, son investigaciones preliminares; si se encuentra mayor información o mayor documentación que vincule a este efectivo policial, va a tener una sanción ejemplar”, afirmó Del Castillo.

El pasado 14 de mayo fue denunciado en Iquique, Chile, el robo de una camioneta roja, marca Toyota Hilux, que posteriormente ha sido ubicada en Potosí, Bolivia, gracias a un sistema de GPS que llevaba incorporado el vehículo.

El jueves, mientras se hacía la denuncia pública de ese hecho en la Red Uno, el líder del Grupo de Búsqueda de Vehículos (GBV), Hugo Bustos, apuntó al capitán Javier A. U. de querer vender dicho motorizado por internet y, asimismo, recordó que ese oficial ya tiene varios antecedentes por otros delitos, como narcotráfico y extorsión.

Incluso, el investigador chileno habló de la posibilidad de que ese capitán podría tener “influencia política” para seguir manteniéndose en su cargo pese a tener dichos antecedentes.

También puede leer: Investigador chileno dice que el capitán que vendía auto robado tiene ‘influencia política’.

Del Castillo confirmó que “este efectivo policial cuenta con una serie de antecedentes en la Policía Boliviana”.

“No obstante, no cuenta con ninguna resolución que hubiera determinado su conducta adecuada a la comisión de una infracción (…) o un delito; por tanto, nuestro código vigente, nuestra normativa vigente, incluso la Constitución, (señalan que) mientras no se demuestre la culpabilidad, todos somos inocentes”, agregó el ministro.  

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Del Castillo niega acusación de Morales y dice que nunca coordinó con Usaid o la DEA

Eduardo del Castillo afirma que es “completamente falsa” la versión difundida por Evo Morales en el sentido de que el Ministerio de Gobierno estaría replicando un programa de Usaid.

El ministro Eduardo del Castillo y el expresidente Evo Morales. Fotos de archivo: APG y La Razón.

/ 21 de mayo de 2022 / 16:35

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, negó este sábado la nueva acusación del expresidente y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, en contra de la cartera de Estado que preside y aseguró que nunca coordinó con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés) o la Administración de Control de Drogas (DEA).

“Esto es completamente falso; todas y cada una de las políticas que se elaboran o se desarrollan y se ejecutan en el Ministerio de Gobierno son elaboradas por jóvenes bolivianos en beneficio de todo el pueblo boliviano; por tanto, nuestras políticas son de bolivianos para los bolivianos”, enfatizó Del Castillo.

El pasado 19 de mayo, mediante su cuenta en Twitter, Morales acusó, sin entrar en detalles, al Ministerio de Gobierno de replicar “un programa que Usaid ya impuso con los gobiernos neoliberales”. Incluso, el exmandatario se preguntó: “¿Quién asesora al Ministerio de Gobierno? ¿Usaid? ¿La DEA?”.

En mayo de 2013, el entonces presidente Morales expulsó a Usaid, agencia estadounidense a la que acusó de interferir en los asuntos internos del país y de “seguir conspirando” contra su gobierno. Del mismo hizo con la DEA en 2008.

Pero, ahora “repiten lemas que Usaid y la DEA usaban para esconder sus acciones de injerencia y desestabilización. Con el pretexto de ‘cooperación’ fomentaban la división y persecución a los movimientos sociales. Antes, debían trabajar para decir ‘no’ a la corrupción de algunos malos policías”, agregó Morales en otro mensaje publicado el mismo día.

Del Castillo indicó que no tiene conocimiento de por qué Morales realizó esas observaciones y que se lo tendría que preguntar directamente a él. 

“No obstante, manifestamos que todas y cada una de las políticas que desarrollamos son en beneficio de los bolivianos elaboradas por bolivianos. Nunca, nunca, hemos coordinado como Ministerio de Gobierno, desde que estamos a cargo de esta cartera, (…) con organismos internacionales como la DEA o Usaid”, apuntó la autoridad.

Comparte y opina:

Choquehuanca dice que hay cansancio con los ‘eternos dirigentes’ y habla de renovación

“Muchos no quieren que haya nuevos liderazgos; apenas está saliendo un liderazgo por ahí, disimuladamente lo aplastan”, lamentó el Vicepresidente.

El vicepresidente David Choquehuanca en un encuentro con jóvenes en Santa Cruz. Foto: @ONUBolivia.

/ 21 de mayo de 2022 / 14:43

El vicepresidente David Choquehuanca afirmó este sábado que “con mucha fuerza” se está gestando un movimiento renovador porque, en su criterio, ya hay cansancio con los “eternos dirigentes” en las organizaciones políticas, universidades, sindicatos y en otros ámbitos.  

“Hay un movimiento que se está gestando con mucha fuerza, hay un movimiento renovador que se está gestando en todas partes; en el ámbito deportivo ya están cansados de los eternos dirigentes, en las universidades ya están cansados de los eternos dirigentes, (igualmente) en los sindicatos y en las organizaciones políticas”, dijo la autoridad en un encuentro con los jóvenes en Santa Cruz, que fue impulsado por Naciones Unidas.  

La autoridad agregó que si los jóvenes se animan a construir alternativas, renunciando a sus intereses personales y anteponiendo los de la patria, incluso más allá de la vida, van a poder trascender, “pero para eso se tiene que construir comunidad”.

“Y cuando uno de (ustedes sea elegido) para que los vaya a representar o para que asuma una responsabilidad, todos tienen que alegrarse, no tiene que haber intereses personales, envidia y división. (Aunque en realidad) cuando eligen a un hermano, otros ya quieren irse por otro lado y eso no fortalece la lucha de los jóvenes”, señaló.

Además, les recomendó a los jóvenes “abrirse cancha a codazos” porque, según recordó, “muchos no quieren que haya nuevos liderazgos” y es por eso que, en su criterio, cuando “apenas está saliendo un liderazgo por ahí, disimuladamente lo aplastan”.

Incluso, la autoridad indicó con mucho énfasis que no solamente la economía se tiene que redistribuir, sino también el poder.

Pues, “el poder no se puede concentrar (solo) en un grupo o en manos de unas personas; el poder tiene que fluir, tiene que circular; no buscamos el poder de unos cuantos, queremos el poder del pueblo”, puntualizó.

Estas reflexiones del Vicepresidente surgen en medio de constantes versiones de “división” en el partido en función de Gobierno a partir de los pedidos de algunos sectores del propio oficialismo, que demandan renovación en su dirigencia nacional, y, asimismo, en medio del reciente escándalo tras el descubrimiento de que un dirigente universitario de 52 años (Max Mendoza) se había eternizado en su cargo hasta llegar a percibir un salario de Bs 21.870.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

La hija de Jeanine Áñez considera que ‘fue un error’ la candidatura de su madre en 2020

Áñez, en enero de 2020, presentó su postulación con la alianza Juntos y en septiembre del mismo año renunció a su candidatura.

Jeanine Áñez y Carolina Ribera. Foto de archivo: Facebook.

/ 21 de mayo de 2022 / 12:37

Carolina Ribera, hija de la expresidenta Jeanine Áñez, detenida desde marzo de 2021 de manera preventiva por el caso Golpe de Estado, consideró en pasadas horas que “fue un error” la postulación de su madre a las elecciones presidenciales de octubre de 2020.

“En lo personal, sí pienso que fue un error, porque era una (mandataria de) transición y una transición no tiene que tener una candidatura; pero también sé lo que vivió mi madre esos días, sé lo que vivió ese tiempo y si te dicen que vos sos la única posibilidad para ganarle al MAS (Movimiento Al Socialismo), te sentís responsable de hacerlo y eso fue lo que le dijeron a mi madre”, dijo Ribera en una entrevista con el espacio Periodismo que cuenta durante su visita a la ciudad de Sucre.

Áñez, en enero de 2020, presentó su postulación con la alianza Juntos y en septiembre del mismo año renunció a su candidatura, días después de que algunas encuestas la situaran lejos de los principales postulantes. Dicha alianza era respaldada por Unidad Nacional (UN), cuyo entonces líder, Samuel Doria Medina, fue su candidato vicepresidencial, y Soberanía y Libertad (Sol.Bo), del otrora alcalde Luis Revilla.

La exmandataria se proclamó en esas funciones el 12 de noviembre de 2019, después de que dos días antes el entonces presidente Evo Morales renunciara a su cargo en medio de protestas que denunciaban un supuesto fraude electoral, un motín policial y hasta una “sugerencia” de las Fuerzas Armadas para que dimitiera.

Es así que la entonces segunda vicepresidenta del Senado asumió, inicialmente, la presidencia del órgano camaral y luego el mando del país en sendos actos en la Asamblea Legislativa sin quorum ni asistencia de la bancada mayoritaria del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Ese hecho es calificado como un golpe de Estado y es investigado en dos procesos: Golpe de Estado I y Golpe de Estado II. Este segundo caso se encuentra en la etapa de juicio oral, en la que Áñez y otras ocho personas son procesadas por los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes, e incumplimiento de deberes.

Sin embargo, “mi madre es inocente, ella fue una mujer valiente que asumió (el mando de) un país convulsionado en 2019. Ella lo único que quería era pacificar el país y fue la única que se animó porque todos los bolivianos somos testigos de que Evo Morales renunció y huyó (mientras estábamos) viviendo enfrentamientos, sobre todo en La Paz, (donde todo) era muy feo, era una convulsión, había muertes, había familias que salían a proteger su casa (de los saqueos) y en toda esa situación ella aceptó la responsabilidad”, agregó Ribera.

Y cuando fue consultada sobre si su madre se arrepintió en algún momento de haber asumido el mando de un “país en llamas”, Ribera respondió que “no te puedes arrepentir de hacer el bien, de hacer lo correcto, los que se tienen que arrepentir son las personas que ahora están cometiendo ilegalidades, (pero) Dios y la historia las juzgará”.

Comparte y opina: