Nacional

Saturday 14 Jan 2023 | Actualizado a 15:25 PM

Nadia Cruz deja la Defensoría; fue una de las personas más atacadas, pero supo resistir

En contacto con La Razón Radio, en la última entrevista que dio a un medio, la Defensora contó las horas y los minutos dramáticos que le tocó vivir en 2019.

La interina Defensora del Pueblo, Nadia Cruz.

Por Antonio Dalence

/ 27 de septiembre de 2022 / 11:39

Con la seguridad de que supo cumplir con el país, aún en los momentos más duros que le tocó vivir al frente de la institución, Nadia Cruz deja hoy la Defensoría del Pueblo.

En contacto con La Razón Radio, en la última entrevista que dio a un medio de comunicación como Defensora, contó las horas y los minutos dramáticos que le tocó vivir durante las jornadas de octubre y noviembre de 2019.

“Tienen que aguantar, son lo último que le queda al pueblo, nos dijo un amigo en Sacaba, Cochabamba, justo cuando estábamos allí para firmar la pacificación y eso fue lo que le nos dio fuerza para seguir adelante”.

Relató que, en aquellos momentos, cuando la gente moría masacrada en Senkata y Sacaba en el régimen de Jeanine Áñez, se sintió sola y débil, pero supo sacar fuerzas de flaqueza “porque sabía que era lo último que le quedaba a la gente, la Defensoría”.

“Me podían matar, me podían meter presa”, dijo, pero decidió volver a sus oficinas y junto a ella también volvieron sus compañeros.

En aquella época, y aún estos estos días, Cruz fue calificada siempre como ‘masista’. Pero ella reivindica y sostiene su independencia partidaria, aunque reconoce su opción política en la que prioriza los derechos humanos, especialmente de los más desposeídos.

También le puede interesar: Este martes posesionan a Pedro Callisaya como nuevo Defensor del Pueblo

En las últimas horas en Funciones, la Defensora deplora la actitud de los políticos que, como en todo, aplican una ‘doble moral, pues cuestionan a un Defensor, cuando son ellos los primeros en politizar la institución.

Más adelante tendrá, amigo lector, la entrevista completa con Nadia Cruz, quien hoy deja la Defensoría del Pueblo y revela varios pasajes que le tocó vivir al frente de esta Institución.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

La economía del país tiene al menos siete grandes retos para el 2023

El litio, el biodiésel y el Mutún están en la lista de proyectos que pueden ayudar al país a mejorar el ingreso de divisas.

Las obras del Mutún avanzan, pese a los conflictos en Santa Cruz. Foto: Archivo La Razón

/ 4 de enero de 2023 / 16:34

Por lo menos siete grandes retos tienen las autoridades del sector económico para este nuevo año, en el marco del plan de industrialización con sustitución de importaciones y de fortalecer el ingreso de divisas.

En primera fila destacan la puesta en marcha de las plantas de industrialización del litio, el Mutún, zinc y el biodiésel, pero también está en la lista la renegociación de los contratos de venta de gas con Argentina y Brasil, reducir la subvención a los hidrocarburos y la exportación de energía eléctrica.

Sobre las plantas de industrialización, fue el mismo presidente de YPFB, Armin Dorgathen, quien anunció que “este año tendremos los primeros barriles de biodiésel boliviano”.

Con una inversión de $us 40 millones la planta está en construcción en el departamento de Santa Cruz y permitirá, en un principio, reducir la importación de diésel en poco más del 5%. Es un proyecto que tiene que ver la luz este año.

El litio, que dentro de poco será el sostén de la economía boliviana, comenzó a dar los primeros resultados importantes el pasado 2022 con la planta piloto de carbonato de litio y la planta de cloruro de potasio.

Las exportaciones, hasta noviembre de 2022, solo en carbonato de litio fueron de $us 39,9 millones. Se espera que este año comience a operar la planta industrial de este producto y se superen los niveles de exportación.

Lo propio ocurre con el cloruro de potasio. Ambos proyectos son una prioridad para este nuevo año.

Este año también debería estar lista la planta procesadora de concentrados de zinc y estaño, ubicada en Colquiri, La Paz. Esta planta incrementará la producción de estaño de 4.000 TMF a 6.000 TMF, lo que también representará una cantidad mayor de ingresos para el país.

Otras dos plantas de refinación de zinc se construirán en Oruro y Potosí.

Del Mutún también se espera más para este 2023. La planta está en plena construcción, pero las exportaciones de hierro ya son una realidad para el país y ahora se espera un mayor aporte.

Junto a estos grandes proyectos, el Gobierno tiene también como reto la renegociación de los contratos de venta de gas con Brasil y Argentina.

Con Brasil ya se vio que a parte del Estado brasileño hay otros compradores privados que pagan mejores precios. En el caso de Argentina, pues si bien los volúmenes bajaron los precios son más altos.

En este contexto, más la importación de crudo por el ducto que se tiene con Argentina, será otro gran reto del que se espera sacar los mejores réditos.

Para este año también se espera hacer realidad el proyecto de exportación de energía eléctrica. Los mercados de Brasil y Argentina están en negociación y con la llegado de Lula Da Silva al poder se espera concretar los primeros planes.

Bolivia produce el doble de la energía eléctrica que necesita y, por tanto, tiene un excedente que puede vender a los países vecinos.

También cuenta entre los grandes retos la posibilidad de bajar o por lo menos mantener los niveles de subsidio de los carburantes, aunque esto depende mucho del comportamiento de los precios a escala internacional.

Sin duda que hay más desafíos que el Gobierno deberá enfrentar este año, más cuando el contexto internacional es adverso y no cesan los problemas internos.

Mantener la estabilidad, el crecimiento, la inflación, o incrementar las reservas, cuidar la deuda externa y el déficit, seguramente forman parte importante del trabajo de las autoridades económicas del país para este año.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

La economía del país tiene al menos siete grandes retos para el 2023

El litio, el biodiésel y el Mutún están en la lista de proyectos que pueden ayudar al país a mejorar el ingreso de divisas.

Obras en el Mutún se vieron afectadas por el paro. Foto: Archivo La Razón

/ 4 de enero de 2023 / 14:58

Por lo menos siete grandes retos tienen las autoridades del sector económico para este nuevo año, en el marco del plan de industrialización con sustitución de importaciones y de fortalecer el ingreso de divisas.

En primera fila destacan la puesta en marcha de las plantas de industrialización del litio, el Mutún, zinc y el biodiésel, pero también está en la lista la renegociación de los contratos de venta de gas con Argentina y Brasil, reducir la subvención a los hidrocarburos y la exportación de energía eléctrica.

Sobre las plantas de industrialización, fue el mismo presidente de YPFB, Armin Dorgathen, quien anunció que “este año tendremos los primeros barriles de biodiésel boliviano”.

Con una inversión de $us 40 millones la planta está en construcción en el departamento de Santa Cruz y permitirá, en un principio, reducir la importación de diésel en poco más del 5%. Es un proyecto que tiene que ver la luz este año.

El litio, que dentro de poco será el sostén de la economía boliviana, comenzó a dar los primeros resultados importantes el pasado 2022 con la planta piloto de carbonato de litio y la planta de cloruro de potasio.

Las exportaciones, hasta noviembre de 2022, solo en carbonato de litio fueron de $us 39,9 millones. Se espera que este año comience a operar la planta industrial de este producto y se superen los niveles de exportación.

Lo propio ocurre con el cloruro de potasio. Ambos proyectos son una prioridad para este nuevo año.

Este año también debería estar lista la planta procesadora de concentrados de zinc y estaño, ubicada en Colquiri, La Paz. Esta planta incrementará la producción de estaño de 4.000 TMF a 6.000 TMF, lo que también representará una cantidad mayor de ingresos para el país.

Otras dos plantas de refinación de zinc se construirán en Oruro y Potosí.

Del Mutún también se espera más para este 2023. La planta está en plena construcción, pero las exportaciones de hierro ya son una realidad para el país y ahora se espera un mayor aporte.

Junto a estos grandes proyectos, el Gobierno tiene también como reto la renegociación de los contratos de venta de gas con Brasil y Argentina.

Con Brasil ya se vio que a parte del Estado brasileño hay otros compradores privados que pagan mejores precios. En el caso de Argentina, pues si bien los volúmenes bajaron los precios son más altos.

En este contexto, más la importación de crudo por el ducto que se tiene con Argentina, será otro gran reto del que se espera sacar los mejores réditos.

Para este año también se espera hacer realidad el proyecto de exportación de energía eléctrica. Los mercados de Brasil y Argentina están en negociación y con la llegado de Lula Da Silva al poder se espera concretar los primeros planes.

Bolivia produce el doble de la energía eléctrica que necesita y, por tanto, tiene un excedente que puede vender a los países vecinos.

También cuenta entre los grandes retos la posibilidad de bajar o por lo menos mantener los niveles de subsidio de los carburantes, aunque esto depende mucho del comportamiento de los precios a escala internacional.

Sin duda que hay más desafíos que el Gobierno deberá enfrentar este año, más cuando el contexto internacional es adverso y no cesan los problemas internos.

Mantener la estabilidad, el crecimiento, la inflación, o incrementar las reservas, cuidar la deuda externa y el déficit, seguramente forman parte importante del trabajo de las autoridades económicas del país para este año.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Limpias: ‘Esta tarde termina el tratamiento de Camacho con éxito’

El Director de Régimen Penitenciario explicó que se cumplió con todos los requerimientos de la junta médica.

Juan Carlos Limpias informó sobre la salud de Camacho. Foto: Archivo La Razón

/ 4 de enero de 2023 / 08:46

El director de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, informó este miércoles que el tratamiento médico del privado de libertad Luis Fernando Camacho terminará esta tarde y con éxito.

“Destacamos la colaboración del privado de libertad, que en todo momento colaboró, por eso su tratamiento terminará con éxito”, dijo Limpias en una nota con la red Unitel.

Explicó que el trabajo médico esta a cargo de un profesional que hace más de tres años es de confianza de la familia y que todo terminará esta tarde.

Según explicaron varias veces los familiares y sus abogados, Camacho necesita cada cierto tiempo la aplicación de un suero especial que le permite detener la enfermedad de base que padece.

Por otro lado, Limpias explicó que Régimen Penitenciario cumplió con todos los pedidos de la junta médica para habilitar el mejor espacio posible para la atención médica de Camacho.

“Es más de lo que nos ha pedido la junta médica, este espacio reúne todas las condiciones para resguardar cualquier emergencia que se pueda presentar” y, por su puesto, para el tratamiento médico, dijo.

Añadió que, aparte de cumplir con las exigencias de la junta médica, el trabajo de Régimen Penitenciario responde a un protocolo de precauciones que toman en los centros penitenciarios.

Con relación a la presencia de un grupo de ponchos rojos que está en las puertas del penal de Chonchocoro, haciendo vigilia, Limpias dijo que ya se habló con ellos y no que no representan ningún riesgo.

Camacho fue detenido hace una semana en la ciudad de Santa Cruz tras un fuerte operativo policial. Luego de ser trasladado a La Paz y de una audiencia de medidas cautelares fue recluido en el penal de Chonchocoro.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Tres golpes duros y consecutivos para el transporte y el comercio del país

El paro de 36 días en Santa Cruz, los conflictos en Perú y ahora otra vez líos en el oriente dejan millonarias pérdidas.

Camiones parados en la ruta hacia los puertos del Pacífico. Foto: Archivo La Razón

/ 3 de enero de 2023 / 11:27

El transporte y el comercio internacional están otra vez en problemas. Después del paro de 36 días, los conflictos en Perú, ahora los líos en Santa Cruz vuelven a poner en vilo a estos sectores de la economía del país.

“Apenas estamos tratando de recuperarnos y ya se vienen otros problemas”, dijo a los medios de prensa un dirigente del transporte pesado internacional.

Entre octubre y noviembre de 2022, el Comité Interinstitucional de Santa Cruz llevó adelante un paro de 36 días en demanda de un censo para 2023. Estos hechos dejaron una pérdida de más de $us 1.200 millones.

Después, cuando parecía que el transporte y el comercio podían tener un fin de año de recuperación y reactivación, estalló en Perú un conflicto social y político tras la destitución y encarcelamiento del presidente Pedro Castillo.

Estos líos también provocaron una paralización de al menos dos semanas, con más de 500 camiones bolivianos parados en la frontera con Perú o en carreteras internas de ese país.

Estos camiones transportan mercadería y productos, ya sea de ingreso o de salida del país, pero se quedaron en medio camino por varios días.

Ahora, cuando los líos en Perú aún no terminaron, otra vez Santa Cruz es el centro de conflictos con manifestaciones y bloqueo de carreteras, donde los principales afectados serán el transporte y el comercio del país.

De Santa Cruz salen varios grupos de alimentos para la población boliviana, pero, además, otros salen con productos rumbo a mercados internacionales. Por eso la preocupación de los transportistas, porque ahora se quedan otra vez sin trabajo.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Calvo llama a dejar sin alimentos a una parte de la población

En noviembre de 2019, el depuesto presidente Evo Morales hizo algo parecido a través de un audio.

Rómulo Calvo en un discurso ante los movilizados. Foto: Redes Sociales

/ 3 de enero de 2023 / 11:22

“De Santa Cruz no saldrá nada”, dijo este fin de semana Rómulo Calvo, quien explicó que se llegó a un acuerdo con productores cruceños de alimentos, quienes mantienen un bloqueo en la carretera hacia Cochabamba.

Este hecho es similar al que, en noviembre de 2019, se conoció a través de un audio, en el que el depuesto presidente Evo Morales llamó a sus seguidores a hacer un cerco hacia La Paz y dejar sin alimentos a la población.

En aquel entonces, el llamado de Morales no tuvo éxito, aunque la historia registra que las protestas por su destitución terminaron con al menos 36 muertes en las masacres de Senkata, Sacaba y Huayllani.

Aunque mucho se habla de autoconvocados, el Comité Cívico Pro Santa Cruz es quien lidera las movilizaciones que comenzaron el miércoles 18 de diciembre de 2022, tras la detención del gobernador Luis Fernando Camacho, quien ahora guarda prisión en Chonchocoro.

Ahora, Calvo afirmó que el resto del país “vive de ellos” y que se le demostrará al gobierno que sin Santa Cruz no hay Estado.

“Hemos tenido el respaldo y el compromiso que de Santa Cruz no sale nada”, señaló el lunes tras una marcha que concluyó en puertas del Comando Departamental de la Policía.

Según los planes de quienes se movilizan en contra de la detención de Camacho, este martes se tendrían que radicalizar las medidas de presión, como el bloque de caminos.

Por seis noches consecutivas, incluida la de Año Nuevo, las personas se movilizan en la zona del Cristo y en cercanías del Comando Departamental de la Policía.

Todas estas movilizaciones terminaron con la represión policial, previa provocación de los manifestantes con petardos y otros fuegos artificiales.

Este hecho fue reclamado por Calvo al subcomandante de la Policía Edson Claure, quien le respondió que ante “una acción siempre hay una reacción”. Es decir que la Policía reacciona ante las provocaciones de los manifestantes.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias