Nacional

El caso de Evo Morales tensiona las relaciones de Bolivia con Argentina y México

Con México uno de los asuntos que genera problemas es la permanencia de exfuncionarios del gobierno del MAS en la embajada de ese país en La Paz. En el caso de Argentina la tensión se concentra en la actividad política que desarrolla el expresidente.

Evo Morales durante su permanencia en México. Foto: Archivo- La Razón

Evo Morales durante su permanencia en México. Foto: Archivo- La Razón

La Razón Digital / Baldwin Montero / La Paz

12:27 / 24 de diciembre de 2019

A un mes y 14 días de su renuncia a la Presidencia, Evo Morales permanece activo en la vida política, esta vez operando desde Buenos Aires, la capital de Argentina, como jefe de campaña de su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS). En paralelo, la relación de Bolivia con ese país y con México, que lo asiló de inicio, es cada vez más tensa y con proyección a mantener ese perfil en los próximos meses.

Con México, donde Morales permaneció como asilado desde el 12 de noviembre hasta el 12 de diciembre, hay dos asuntos que horadan la relación bilateral: la permanencia de al menos nueve exfuncionarios del gobierno masista en su embajada en La Paz y la forma en que el gobierno de Manuel López Obrador organizó la asunción de su país a la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), donde Bolivia aún ocupa la Presidencia pro tempore.

Por el primer asunto, México denunció este lunes “la presencia excesiva de personal de servicios de inteligencia y de seguridad bolivianos que vigilan tanto la Residencia como la Embajada de México ante el Estado Plurinacional de Bolivia”, lo que genera preocupación por la “falta de cumplimiento a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”.

En las dependencias diplomáticas mexicanas se encuentran seis exministros de Morales, entre ellos los acusados de sedición Juan Ramón Quintana, Javier Zavaleta y Willma Alanoca, y tres exfuncionarios de otras dependencias, entre ellos el acusado por el caso de fraude electoral del 20 de octubre, Nicolás Laguna.

El Gobierno, mediante la canciller Karen Longaric, garantizó respeto a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y descartó cualquier posibilidad de que las fuerzas del orden ingresen a espacio territorial diplomático. “Eso es imposible”, dijo.

A la tensión vinculada a la presencia de exfuncionarios de Morales en la embajada mexicana se sumó este lunes la denuncia que hizo Bolivia contra ese país por haber desconocido su presidencia pro tempore en la Celac para convocar a una ceremonia de traspaso de titularidad para el 8 de enero.

Ante ello, Longaric anunció que el país analizará su permanencia en ese foro internacional. “Veremos si continuamos o nos apartamos”, dijo.

La situación generó repercusiones de todo tipo. “Protestamos enérgicamente por el asedio policial y paramilitar de la Embajada de México en Bolivia donde se encuentran refugiados políticos perseguidos por la dictadura que derrocó a Evo Morales. Este acoso viola las normas de la Convención de Viena sobre garantías diplomáticas”, escribió, por ejemplo, el expresidente de Colombia, Ernesto Samper, en su cuenta en Twitter.

En esa misma red social, el exprocurador de México y exembajador en Francia, Ignacio Morales Lechuga, advirtió: “Se calienta la relación entre Bolivia y México a causa de Evo y se acusa al gobierno mexicano de inmiscuirse en asuntos internos de Bolivia ¡Vaya manera de aplicar la doctrina Estrada!”.

Bolivia - Argentina

Con Argentina la situación es parecida, incluso con tendencia a empeorar, ya que Morales opera desde ese país una campaña electoral decisiva para el futuro de su partido, que en los próximos cinco meses enfrentará por primera vez en 14 años una elección con un candidato que no será él.

No solo eso. El expresidente, que a diario publica en su cuenta en Twitter mensajes con acusaciones contra el gobierno de Jeanine Áñez, tiene en planes aparecer a diario en una entrevista que sea transmitida al país por la radio cocalera Kausachun Coca y, para el domingo que viene, un encuentro en Buenos Aires con dirigentes masistas de los nueve departamentos.

El medio digital Infobae anunció desde ese país que la meta es reunir al menos a mil personas.

Morales no tiene restricciones para emitir sus pronunciamientos políticos desde el vecino país y eso incomoda al gobierno, que ya tiene en planes presentar una queja ante la Organización de Naciones Unidas.

"Lamentablemente hay una posición muy delicada con el hermano país de Argentina. Será la Cancillería la que tenga que hacer los acercamientos, porque no puede ser que se esté tratando de proteger a un ciudadano que nos ha llevado al fraude electoral, que ha causado sedición en el país", dijo ayer el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez.

Como lo que ocurre con el caso de México, las expresiones a favor y en contra de lo que hace el gobierno argentino están divididas.

Mientras, Morales publicó este martes, siempre por su cuenta en Twitrer, un mensaje  por la Navidad en el que anuncia el retorno a Bolivia, “en corto tiempo”, del denominado proceso de cambio que inició en 2006 y que condujo durante casi 14 años sin interrupción. (24/12/2019)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia