Columnistas

Comunismo

Comunismo, entonces, es movimiento en curso, en constante desplazamiento. Por ello en el Manifiesto del partido comunista (1848), Marx y Engels caracterizan una vez al comunismo como aquel fantasma que recorre Europa.

La Razón (Edición Impresa) / Farit Rojas

01:35 / 16 de diciembre de 2019

Comunismo es un término que envuelve un significado huidizo y complejo. Fue utilizado por primera vez en 1834 por Pierre Leroux, aunque es posible encontrar la alusión a concepciones similares en Utopía, de Tomas Moro; y en La ciudad del Sol, de Tomás Campanella. En ambas obras se hace referencia a la propiedad colectiva de los medios de producción. Con Marx y Engels cobró mayor fuerza y popularidad. Posteriormente, después de la revolución bolchevique de 1917 el término comunismo comenzó a ser empleado para retratar a la URSS.

Sin embargo, la palabra comunismo no hace referencia a un objeto sencillo. En el libro La ideología alemana (1846), Marx y Engels definen al comunismo como el movimiento real que suprime el estado de cosas actual. Comunismo, entonces, es movimiento en curso, en constante desplazamiento. Por ello en el Manifiesto del partido comunista (1848), Marx y Engels caracterizan una vez al comunismo como aquel fantasma que recorre Europa.

Según este ensayo, el comunismo es el resultado de la revolución comunista y se caracteriza como la ruptura más radical de las relaciones de producción, mediante la abolición de la propiedad privada y la emancipación del proletariado.

En el prefacio a la edición alemana de 1890 del Manifiesto del partido comunista, Engels caracteriza al comunismo como la reorganización completa de la sociedad, en respuesta a las modificaciones políticas vistas aún como insuficientes.

En textos posteriores al manifiesto, como en la Crítica del programa de Gotha (1875), Marx utiliza el término comunismo para referirse a la sociedad sin clases. De manera más precisa, a una sociedad cooperativa que posee en común los medios de producción. También en la Crítica al programa de Gotha puede encontrarse la máxima de justicia comunista: “de cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades”.

El siglo XX resignificará el término comunista a los partidarios de la Revolución rusa y de la URSS. Sin embargo, esta resignificación también es abandonada después de la caída del Muro de Berlín en 1989. Y en pleno siglo XXI, el filósofo francés Alain Badiou invita a rehabilitar la idea de comunismo. Badiou señala que debe entenderse por comunismo a la idea que asegura que es practicable una organización colectiva diferente a la capitalista, capaz de eliminar la desigualdad en la distribución de la riqueza e incluso la división del trabajo. Badiou aclara que esta hipótesis posee solo una función reguladora y no es un programa político; en todo caso, una verdad política, una preciada y única verdad que hace en sí a lo político. Como puede advertirse, el carácter huidizo y complejo del término no ha sido superado, y en consecuencia, es muy difícil dar una definición final.

* Es abogado y filósofo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia