Editorial

Johnson y el brexit

La victoria del 12 de diciembre les da a los conservadores vía libre para consolidar el brexit.

La Razón (Edición Impresa)

01:26 / 16 de diciembre de 2019

La victoria, el 12 de diciembre, del Partido Conservador en las elecciones en el Reino Unido no solo implica la confirmación del polémico Boris Johnson en el cargo de primer ministro, sino sobre todo una suerte de vía libre para ejecutar la promesa que los “Tories” hicieron durante la campaña: consolidar el brexit. Al final de su mandato, Johnson dejará un país radicalmente distinto.

La elección del jueves, como la mayoría de los procesos eleccionarios de las últimas semanas, tenía un final impredecible, a decir de algunos de los más importantes medios de comunicación británicos. Al final, los conservadores obtuvieron el 43,6% de los votos, frente al 32,1% del Partido Laborista, demostrando que pese a los muchos discursos en contra del “divorcio” entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE), los votantes decidieron apoyar el brexit.

Entre los primeros anuncios hechos luego de conocerse el resultado final de la elección y con Johnson firmemente ratificado en el cargo de jefe de gobierno de su país, fue que la legislación que hará posible el brexit será tratada en el Parlamento “antes de Navidad” y que la separación efectiva deberá ocurrir hasta el 31 de enero de 2020, según dijo el Ministro de la Oficina del Gabinete, quien agregó que un nuevo acuerdo comercial con la Unión Europea debería ser realidad hasta fin del próximo año.

Sin embargo, y aunque la aplastante votación en favor de los Tories (la más alta desde la época de Margaret Thatcher, hace cuatro décadas), hace pensar en un poder suficiente para ejecutar el brexit sin oposición en el frente interno, hay varios obstáculos en el camino. El primero de ellos es la oposición de Escocia, cuya Primer Ministra ya anunció que el Gobierno británico no podrá mantener a su país en el Reino Unido en contra de su voluntad.

El segundo fue anunciado por el principal negociador de la UE, quien puso en duda si las conversaciones comerciales concluirán tan rápidamente, pues semanas atrás había advertido que las negociaciones serían "difíciles y exigentes" y advirtió al Reino Unido que el bloque "no tolerará una ventaja competitiva injusta".

Para los laboristas, el resultado de la elección es el peor desde 1935, y todos los dedos apuntan su líder, Jeremy Corbyn, quien según el sentido común impuesto entre sus militantes cometió el error de arrastrar al partido demasiado hacia la izquierda. El Partido Laborista afronta de esta manera la urgencia de reinventarse.

Habrá que ver si el trámite del brexit es tan fácil como sus impulsores desean. Mientras tanto, el nuevo Gobierno tendrá que hacerse cargo de asuntos aún más urgentes, como la salud y la educación, en un contexto de austeridad que ha sumido a la clase trabajadora, la misma que votó por Johnson a pesar de su tradición laborista, en una profunda crisis económica.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia