Nacional

martes 27 oct 2020 | Actualizado a 16:15

Gabriela Montaño decide replegarse y dejar la posta a otros en la función pública

“No dejo el barco en aguas tempestuosas, lo hago en tiempos de victoria popular”, señaló la exministra de Salud.

La exministra de Salud Gabriela Montaño en declaraciones a la prensa. Foto: La Razón-archivo

/ 27 de octubre de 2020 / 15:29

En una misiva, la asambleísta y ministra de Salud del gobierno de Evo Morales Gabriela Montaño expresó su decisión de hacerse a un lado ante la actual coyuntura política favorable al Movimiento Al Socialismo (MAS), “pasar la posta” y dejar el camino libre para que los liderazgos jóvenes asuman protagonismo en la función pública.

“Quienes me conocen cercanamente, saben que nunca busqué y mucho menos que disputé, como suele suceder en la política, los espacios de representante presidencial en Santa Cruz, senadora, diputada o ministra como fin personal, sino que me tocaron como herramienta de construcción colectiva. Di todo lo que podía, pero ahora toca pasar la posta”, señala la nota que hizo pública a través de su cuenta de Twitter.

Montaño también expresó su alegría por el triunfo de Luis Arce y David Choquehuanca en las elecciones del 18 de octubre, victoria a la que calificó como un “enorme grito de dignidad”.

“No dejo el barco en aguas tempestuosas, lo hago en tiempos de victoria popular. Tomo la mayor bocanada de aire que me sea posible del maravilloso triunfo del pueblo boliviano para sumergirme en otras aguas. Me lo debo a mí misma”, remarca el texto.

Sin embargo, la exministra dejó en claro que no abandonará la militancia ya que es su “forma de vivir”. Aseguró que nunca hará “silencio ante lo que considere injusto” y seguirá “abonando la lucha desde el lugar donde esté”.

“A partir de hoy he decidido priorizar a las personas que amo y que durante mucho tiempo fueron afectadas y lastimadas en el afán de atacarme a mí. Sanar heridas es un proceso y requiere la misma dedicación que servir al pueblo como autoridad”, señaló.

Gabriela Montaño es médico y política boliviana. Presidió la Cámara de Senadores entre 2012 y 2013, y la Cámara de Diputados entre 2015 y 2018. Su último rol en la función pública fue el de ministra de Salud, entre enero y noviembre de 2019, durante el tercer mandato de Evo Morales.

(27/10/20)

Comparte y opina:

Periodistas destacan que, pese al ambiente adverso, Bolivia resolvió sus diferencias con el voto

“Salvador Romero ha administrado las elecciones más difíciles, probablemente, de la historia democrática del país”, afirmó el periodista Tuffí Aré.

Julio Peñaloza y Claudia Benavente en el programa Piedra, Papel y Tinta de este martes. Foto: Álvaro Valero-La Razón

/ 27 de octubre de 2020 / 15:18

La “imprecisión” de las encuestas previas a la votación, la “incertidumbre” ante la falta de información sobre los resultados y el “inesperado” desenlace del proceso electoral fueron los ejes del análisis que protagonizaron los periodistas Tuffí Aré y Julio Peñaloza, quienes fueron los invitados del programa Piedra, Papel y Tinta de este martes.

Piedra, Papel y Tinta es un espacio de debate que se trasmite a través de las plataformas digitales de La Razón. Es conducido por la directora de La Razón y Extra, Claudia Benavente.

Aré partió por señalar que durante el último periodo hubo una “feroz disputa por el poder” que podía resolverse por dos vías: la democrática o la violenta. “Por momento hemos tenido el riesgo de irnos por la vía violenta, pero por fortuna hemos llegado al día domingo pasado, en el que luego de un proceso de crisis política derivada de esa pugna por el poder; hemos podido canalizar mediante el voto nuestras diferencias y encontrar una salida democrática”, afirmó.

También hizo énfasis en la incompatibilidad que hubo entre los resultados finales de las elecciones y los sondeos previos que las empresas encuestadoras le ofrecieron a la población. Aseguró que las encuestas que desarrollaron las empresas dedicadas a este rubro tuvieron “limitaciones metodológicas”, ya que no se realizaron “cara a cara” y tampoco llegaron al área rural.

En relación a la labor del Tribunal Supremo Electoral (TSE), indicó que la suspensión del sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre) despertó “susceptibilidad” en la población, y ése todavía es un tema “que merece una explicación”. Aseguró que, si “hubiera sido más apretada la diferencia”, aún se podría estar viviendo un clima de incertidumbre.

Sin embargo, subrayó que “Salvador Romero ha administrado las elecciones más difíciles, probablemente, de la historia democrática del país, por todos los antecedentes de cómo llegamos a esa elección”.

El periodista cruceño dijo que, tras las elecciones, se puede evidenciar que hay “buenos vencedores y malos vencedores”, así como “buenos perdedores y malos perdedores”. Hizo referencia a los sectores que protestan por los resultados y señaló que estas acciones se deben a una “desorientación” y “malestar”, pero son actos que “hay que canalizarlos, por la vía institucional, antes de que eso se complique”.

En un análisis general sobre el campo político, sostuvo que los “errores” de los frentes opositores al Movimiento Al Socialismo (MAS) empezaron con la “pésima gestión del Gobierno transitorio, que termina salpicando y arrastrando a todo ese bloque”; mientras que la victoria del partido de Luis Arce estuvo vinculada a una “excelente estrategia de campaña”, que parte con la elección de un “buen binomio”.

Por su parte, Julio Peñaloza afirmó que en noviembre de 2019 “hubo un golpe de Estado”, en el que el entonces presidente Evo Morales fue “gentilmente forzado” a renunciar a su cargo por el general Williams Kaliman. Acotó que, ante ese vacío de poder, se procedió “a la boliviana” y se puso a “la política por delante de la institucionalidad y del ordenamiento jurídico”.

El periodista también se refirió a las encuestas y dijo que tanto las empresas que las aplicaron como los intérpretes de ellas “quisieron forzar las lecturas”. “Veo a Raúl Garáfulic, de Página Siete, empatando los números del MAS con Carlos Mesa, y seguramente en este momento debe sentirse bastante desolado”.

“Las encuestas se han equivocado más o menos parecido a como se equivocaron en 2005, cuando Evo Morales le gana a Tuto Quiroga por 54 (puntos porcentuales), casi 54 contra 28”, acotó Peñaloza.

Ante esas imprecisiones y el vacío informativo en la jornada electoral, señaló que debe haber una evolución tecnológica “absolutamente radical” en el país, respecto a los procedimientos que se aplican al momento del escrutinio.

Sin embargo, coincidió con su colega cruceño y resaltó la labor del TSE en estas elecciones, pese al desfase que tuvo en cuanto a inmediatez en la difusión de los resultados. Salvador Romero “es el hombre más calificado en Bolivia para el conocimiento de la problemática electoral en el país”, aseguró.

En un análisis poselectoral, Peñaloza apuntó que, si bien hay un claro ganador que es el binomio de Arce y Choquehuanca, también hay un “ganador-perdedor” que es Luis Fernando Camacho, quien triunfó en Santa Cruz de manera “contundente, nítida e incuestionable”, pero solo logró nueve puntos de diferencia con relación al MAS en esa región.

También hizo una breve revisión a la gestión del Gobierno de transición y advirtió que quienes “se quedaron con el Gobierno” fueron Arturo Murillo y Óscar Ortiz. “Quienes empiezan a manejar el Gobierno y se van deshaciendo de los incordios son Ortiz, Murillo y la propia Jeanine, que forma parte de los Demócratas”, acotó.

(27/10/20)

Comparte y opina:

Murillo, que anunció ‘cacería’ de opositores en 2019, denuncia amenazas de juicio y cárcel

Antes de ser posesionado como ministro de Gobierno, el 14 de noviembre de 2019, el otrora senador amenazó con “cacería” y “cárcel” a varios colaboradores de Evo Morales.

El ministro Arturo Murillo, en un acto policial en Santa Cruz, este martes.

/ 27 de octubre de 2020 / 13:04

A pocos días de terminar el mandato del régimen transitorio, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, denunció que la inminente administración de Luis Arce y David Choquehuanca advirtió con procesos judiciales contra Jeanine Áñez, algunos ministros e incluso policías y militares.

“Creen que por ser más duros van a conseguir una mejor pega, amenazando con juicios a policías, a ministros, a la Presidenta, a militares; ofreciendo cárcel”, cuestionó el funcionario en un acto frente a la Policía en Santa Cruz, en el que entregó 120 cámaras de seguridad.

El lunes, una comisión mixta de la Asamblea Legislativa sugirió juicio de responsabilidades con Áñez por las “masacres” de Sacaba y Senkata —como consideró la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)— de noviembre de 2019, cuando luego de una intervención policial-militar, al amparo del Decreto Supremo 2078, murió una veintena de manifestantes.

Además, otra comisión planteó al Ministerio Público un proceso contra los ministros Murillo y de Defensa, Luis Fernando López, además del exministro de Economía Óscar Ortiz por la compra supuestamente irregular de material antidisturbios en 2019.

“Si ese camino siguen Arce y Choquehuanca, quienes son las ganadores de las elecciones, no va a ser un buen principio. Ellos hablaron de reconciliación, hablaron de respeto y realmente esperamos que así sea”, reclamó Murillo.

“Porque el que no quiso reconciliar, no quiso respetar el voto del pueblo y no quiso escuchar el 21F (referéndum del 21 de febrero de 2016), no quiso no ir a un cuarto mandato, todos los bolivianos somos testigos cómo terminó”, dijo Murillo en relación a la renuncia de Evo Morales el 10 de noviembre de 2019.

La mañana del 14 de noviembre de 2019, antes de conocerse los nombres del gabinete de Áñez, Murillo anunció la caza de masistas por presunta sedición. Apuntó específicamente al exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana y Raúl García, hermano del entonces dimisionario vicepresidente Álvaro García.

“Esas personas que empiecen a correr, porque los vamos a agarrar”, dijo Murillo.

Apuntó a Quintana. “Vamos a ir a la cacería de Juan Ramón Quintana. ¿Por qué es cacería? Es un animal que está matando gente en nuestro país, no lo vamos a permitir”, arengó luego de su posesión como ministro de Gobierno.

Además, advirtió cacería contra presuntos guerrilleros cubanos y venezolanos. “A todas esas personas vamos a aplicarles el mayor rigor de la ley; Bolivia no puede estar sufriendo por esta gente”, advirtió.

El gobierno transitorio cede el poder al MAS el 8 de noviembre, de acuerdo a procedimiento constitucional anunciado por la Asamblea Legislativa y corroborado por el Órgano Ejecutivo.

(27/10/2020)

Comparte y opina:

Áñez insta a estar alertas ante del desempeño del MAS sobre el respeto a la ley y la libertad

Los gobiernos nacional-populares o nacionalistas “son buenos para derechos sociales y son malos para derechos políticos”, dijo la mandataria en un acto en el Palacio de Gobierno.

La presidenta Jeanine Áñez en el acto en el Palacio de Gobierno, este martes. Foto: ABI

/ 27 de octubre de 2020 / 11:08

En un discurso en el que consideró que los gobiernos suelen tener buena gestión sobre los derechos sociales y no en las libertades políticas, la presidenta Jeanine Áñez instó a los bolivianos a estar alertas ante el desempeño del MAS respecto de las libertades y el cumplimiento de la ley.

“Estaremos alertas para ver el desempeño del MAS en el cuidado de la libertad y en el respeto a la ley, porque el MAS debe recordar que la democracia no solo es el gobierno de la mayoría; la democracia es a la vez es el respeto a la ley, a la independencia del sistema judicial y, por tanto, el respeto a la libertad”, dijo la mandataria en un acto en el Palacio de Gobierno en el que la Procuraduría General del Estado presentó el atlas de juicios en Bolivia y un proyecto para la modificación de la Ley 708.

Áñez, a punto de ser sustituida por el presidente electo Luis Arce, elegido con el 55,10% de los votos en las elecciones del domingo 18 de octubre, hizo un repaso teórico a la actuación que suelen tener los gobiernos nacional-populares o nacionalistas respecto de la democracia y las libertades.

“Mientras gobierna un partido que viene de la tradición nacional popular o de la tradición nacionalista, porque los gobiernos nacionalistas o los gobiernos de la tradición nacional popular suelen hacer avances importantes en igualdad e inclusión, pero suelen tener un desempeño débil en justicia y en libertad política”, cuestionó.

“Son buenos para derechos sociales y son malos para derechos políticos”, insistió.

Consideró que el país tiene el desafío de mejorar la justicia. “Hacemos votos para que Bolivia encuentre su camino en el escenario de la democracia, de la libertad en una justicia independiente y moderna”, dijo.

El 8 de noviembre, en un acto en la Asamblea Legislativa, Arce, de 57 años y candidato electo del Movimiento Al Socialismo (MAS), asumirá sus funciones de mandatario constitucional por un periodo de cinco años. Lo acompañará el vicepresidente electo David Choquehuanca.

(27/10/2020)

Comparte y opina:

Nuñez invita a Arce y Choquehuanca a una reunión de coordinación de la transición

En una entrevista con La Razón, la semana pasada, el presidente electo adelantó que no ve necesaria una eventual reunión con Jeanine Áñez.

El binomioo ganador del MAS, Luis Arce y David Choquehuanca. Foto: APG

/ 27 de octubre de 2020 / 08:59

A través de una carta, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, invitó a los mandatarios electos Luis Arce y David Choquehuanca a una reunión de coordinación para la transmisión de mando presidencial y “transición ordenada” del gobierno, para las 07.00 de este jueves en el Palacio de Gobierno.

La misiva, publicada este martes por el Ministerio de la Presidencia, recuerda a los interlocutores la instrucción de la presidenta Jeanine Áñez para este propósito, además del Decreto Supremo 4381.

Arce y Choquehuanca, del Movimiento Al Socialismo (MAS), fueron elegidos el domingo 18 de octubre como nuevos mandatarios con el 55,10% de los votos.

En una entrevista con La Razón, la semana pasada, Arce adelantó que no ve necesaria una eventual reunión con Áñez, a quien considera presidenta “golpista”, devenida de la crisis política poselectoral de 2019.

Sucedió al entonces presidente Evo Morales, quien renunció a su mandato presionado por movilizaciones cívicas, un motín policial, la sugerencia de dimisión de parte de las Fuerzas Armadas y un informe preliminar de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) que halló presuntas irregularidades en las elecciones del 20 de octubre.

(27/10/2020)

Comparte y opina: