Seguridad Ciudadana

miércoles 28 oct 2020 | Actualizado a 19:34

La Policía encuentra fosas comunes y al menos cinco restos humanos en Palca

El Viceministro de Sustancias Controladas presume que los huesos hallados en Wakawakani son de personas ligadas al narcotráfico o a la política, de hace unos 12 años.

Los restos hallados en la zona de Wakawakani, al sur de La Paz. Foto: Roberto Guzmán

/ 28 de septiembre de 2020 / 17:15

La Policía Boliviana encontró al menos cinco fosas comunes e igual número de restos humanos en una meseta de la zona Wakawakani, en el municipio de Palca, cuya data es de hace aproximadamente 10 a 12 años.

Los restos óseos fueron encontrados en dos áreas, cuatro en un espacio de 50 metros cuadrados, y el quinto en uno de 10 metros.

“No es común encontrar esto en democracia, y en años de democracia; se cree que tienen más de 10 años (de antigüedad)”, dijo el viceministro de Sustancias Controlados, Jaime Zamora.

“Esto llama la atención, no se descarta ninguna hipótesis; puede ser narcotráfico o político”, adelantó el funcionario, quien llamó a personas que pudieran haber sufrido la desaparición de sus allegados acudir a la Policía para denunciar el hecho.

Los restos hallados en la zona Wakawakani, en Palca. Video: Roberto Guzmán

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), coronel Iván Rojas, corroboró la información. “El personal que hizo las excavaciones informó que se encontraron piezas dentales que presentan amalgamas, y en alguno de esos casos se hizo obturaciones, que nos dicen que la data no debe ser mayo de 10 a 12 años”, explicó.

Dijo que el rastrillaje va a continuar, para la identificación de más restos o fosas comunes en el área.

Wakawakani se encuentra a aproximadamente 25 kilómetros hacia el sur de La Paz, desde la calle 21 de San Miguel.

(28/09/2020)

Comparte y opina:

Murillo y la Policía mostraron a una mujer que se declaró inocente del robo de Samanta

La señalada por el ministro y el Ministerio de Gobierno se presentó en la FELCC, declaró ante el fiscal y luego fue liberada. Sus familiares piden ahora el desagravio de la aludida.

El ministro Arturo Murillo, en conferencia de prensa este jueves. Foto: ABI

/ 10 de septiembre de 2020 / 19:09

El ministro de Gobierno, Aturo Murillo; el Ministerio de Gobierno y la Policía Bolivian mostraron este jueves la fotografía de una mujer que se declaró inocente del rapto de la bebé Samanta, de un mes de nacida, en una audiencia en la que el fiscal dispuso su liberación sin cargo alguno. La pequeña fue robada con engaños de brazos de su joven madre el martes.

La mujer llegó el miércoles de Guanay preocupada por el estado de salud de un pariente suyo. Sin embargo, al enterarse este jueves que es buscada por la Policía y de la publicación de su imagen decidió presentarse ante las autoridades.

Declaró por varias horas en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), en La Paz, en cuya audiencia el fiscal asignado al caso no encontró motivos para implicarla en el hecho.

“Yo me presenté voluntariamente, no tengo nada que ver. Vivo en Guanay, tengo seis hijos aquí (en La Paz); he llegado ayer en la mañana (por el miércoles). En la fiesta de Guanay toda la gente me ha visto”, afirmó ante los medios de información, según un video difundido por radio Éxito.

Además, aseguró que la madre de la recién nacida raptada no la identificó en el “desfile” (procedimiento rutinario policial para que las víctimas idenfitiquen a los delincuentes), ni por la vos ni por sus rasgos físicos. “Pido más bien a las personas malas que están difundiendo estas cosas aclaren; nadie tiene el derecho de agredirme ni mucho menos ir a mi casa en Guanay”.

Rogó por que la mujer que llevó a la bebé devuelva a la pequeña a su madre. “Yo tengo varios hijos, no tengo por qué hacerme de wawa ajena; queriendo hacerme de wawa ajena, tengo seis hijos que mantener”.

“Que borren esos comentarios (de las redes sociales); yo no soy ninguna ratera de wawas; por favor, ruego a los medios de comunicación”, insistió.

En medio del intenso ajetreo en los alrededores de la oficina anticrimen, familiares de la mujer de la fotografía publicada por los medios de información y difundida por el Ministerio de Gobierno y su titular denunciaron que aquélla es inocente.

Al terminar la tarde, la tía de la mujer señalada en la fotografía cuestionó que las autoridades ahora “se lavan las manos” por la equivocación. “Quiero que me den un papel que diga que ella nada que ver”, dijo en conversación con La Razón.

Más tarde, la tía fue retirada de la atención de los medios de información por una puerta posterior de la FELCC. Sin embargo, pidió a las autoridades publicar sus disculpas en Guanay, para que la gente reconozca la honra de la aludida.

Para corroborar la posible equivocación del Ministerio de Gobierno y de la Policía Boliviana, Yandira A. (19), la madre de la recién nacida, dijo a este diario que la mujer que las autoridades mostraron no es la que se llevó a su hija. “En ningún momento he dicho que era ella (…). Desconozco de dónde el ministro Murillo haya sacado esa información”, afirmó.

La madre denunció el rapto de su hija el martes.

Consultada sobre si la Policía pudo mostrarle a la mujer de la fotografía, la joven madre dijo que todavía no” ni que vio a ella.

Ante la insistencia de la pregunta, respondió: “Desconozco de dónde el ministro habrá dicho que ella era la secuestradora de mi bebé; desconozco toda la información”.

La mañana de este jueves, el ministro Murillo había fijado un tuit con el que pidió ayuda a la población para encontrar a la raptora de la bebé. Acompañó ese mensaje con el mensaje de la mujer que después de declarar su inocencia en el caso fue liberada.

“Pedimos al pueblo de Bolivia nos ayuden a encontrar a niña de un mes de nacida secuestrada. Esta mujer tiene mechón blanco sería la presunta secuestradora, también tiene en la mano izquierda muchos queloides o cicatrices. Si la ven alerten al primer policía que vean”, escribió la autoridad en Twitter.

Hasta la publicación de esta información el tuit continuaba fijado en la cuenta del ministro.

También este jueves, Murillo expresó sus disculpas por haber confundido los rasgos de la recién nacida con los de la raptora. “Pido disculpas, soy un ser humano que también se equivoca y tiene tantas cosas en la cabeza. No es la pequeña, es la señora secuestradora que tiene mechón blanco en la cabeza y la mano con queloides”, dijo el ministro.

(10/09/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina: