Sociedad

domingo 24 ene 2021 | Actualizado a 01:38

El transporte en los minibuses prescinde de los ‘voceadores’

La Paz. Los choferes aseguran que no pueden mantener el costo de un ayudante

En el centro de La Paz. A mediodía en la calle Loayza, un minibús de transporte público deja a los pasajeros entre ancianos, jóvenes y niños sin la ayuda de un voceador.

/ 17 de agosto de 2010 / 05:00

El inconfundible grito de «Ceja…Ceja ..Ceja … a 1,50» ya no se escucha en la Pérez Velasco. Tampoco el «nadies» como confirmación de que ningún pasajero se quedará en la esquina. Los voceadores son una especie en extinción y las causas son la crisis económica y los nuevos horizontes de los jóvenes.

La ausencia de los ayudantes que cobraban y anuncian las rutas de los minibuses es más evidente en el centro de La Paz. Ahora son los pasajeros los que deben abrir las puertas corredizas de los minibuses y los conductores prefieren llevar monedas fraccionadas para dar el vuelto de los pasajes.

Mario Candia Zenteno, conductor del sindicato de Transporte Eduardo Avaroa, dijo que los jóvenes (voceadores) quieren ganar más. «Como el pasaje no subió, tampoco se les puede aumentar. Ése es nuestro problema». Explicó que antes ganaban 30 bolivianos, ahora piden 50 bolivianos.

«Evitamos tener al voceador para llevarnos algo más de renta. Además, no son muy honrados, siempre te jalan unos cinco bolivianos por vuelta», dijo al considerar que hacen cuatro recorridos y obtienen entre 300 a 350 bolivianos al día.

Pero el costo no es el único problema. Los conductores coincidieron en que muchos voceadores no tienen la limpieza adecuada, producen mucho ruido y los usuarios se molestan con ellos. Eduardo Ramos, conductor del sindicato Avaroa, dijo que otro de los problemas es la ausencia de los muchachos. «Antes venían muchos jovencitos de 15 a 25 años. Pero ahora se fueron al exterior para ganar más. Hace varios años, incluso, los fines de semana trabajaban por comida».

No sucede lo mismo con los minibuses que hacen el recorrido de La Paz a la ciudad de El Alto. Hugo Calderón, conductor de la línea 265, aseguró que en su sindicato es imprescindible llevar a un ayudante.  «Los pasajeros sueltan la puerta (corrediza) y se destroza. Además, si no anuncia el remate (de pasajes) en la Ceja (de El Alto) los pasajeros no suben». Por esta razón, indicó, la mitad de los voceadores son familiares del conductor.

Uno de los agentes de parada del sindicato 18 de Diciembre que va a El Alto, Sixto Tito, dijo que los que no tienen voceadores sacan a sus esposas. «Verán que las señoras salen incluso con sus niños y eso se debe a que no hay jóvenes». Sin embargo, indicó que la situación cambia cuando hay vacaciones invernales o de fin de año cuando vienen muchos estudiantes.

Candia declaró que los minibuses que van a El Alto «en la mañana o a mediodía aumentan el precio del pasaje. Nosotros (en La Paz) no  podemos hacer eso. Es 1,50 y nada más».

Ángel Ticona, de 18 años, es de los pocos que quedan, dijo que desde hace dos años trabaja como voceador. «Dejé el estudio, pero necesito dinero para seguir adelante. Mi papá nos dejó y vivo sólo con mi mamá», afirmó antes de gritar «Ceja…Ceja….Ceja… a 1,50….Ceja……Ceja …..a 1,50».

Una labor única en la ciudad

-Los voceadores no ocupan un asiento y se paran al lado de la puerta corrediza de los minibuses. Muchos de los usuarios que van en el asiento continuo se quejan por la falta de espacio y la incomodidad que generan.

-Incluso los choferes de minibuses de 11 pasajeros reciben tres usuarios adicionales a la capacidad del vehículo. Ellos se sientan en el espaldar de la primera fila.

-Los voceadores tienen la función de abrir y cerrar las puertas corredizas, cobrar pasajes y decir las rutas.

El trabajo de los ayudantes no tiene una regulación

El viceministro de Defensa del Consumidor, Fernando Fuentes, informó de que no existe una norma que regule el trabajo de los jóvenes voceadores.

«Hay que trabajar una norma integral que esté dirigida a la seguridad del usuario, en cuanto se refiere al estado del bus, microbús o minibús. Hay que garantizar, sobre todo, comodidad y limpieza», declaró la autoridad. Indicó que realizará un recorrido para verificar la ausencia de los voceadores y, después de ello, evaluará el tema.

Sin embargo, adelantó que en «horas pico», de mayor afluencia de las personas como en las mañanas, a mediodía o en las noches, el servicio de los voceadores es normal. «Por la competencia que existe», dijo y porque también son necesarios para cobrar los pasajes y ayudar a abrir las puertas corredizas de los minibuses de 14 pasajeros.

Comparte y opina:

Con los nuevos 1.732 contagios de COVID-19, Bolivia está a 11 casos de los 200.000

Por segundo día consecutivo, el número de contagios está por debajo de 2.000 casos. La Paz sumó 597 casos y le sigue Santa Cruz con 544. Hubo 56 fallecidos.

Las cifras de contagios de este sábado difundidas por el Ministerio de Salud.

/ 23 de enero de 2021 / 21:55

Un total de 1.732 nuevos casos de COVID-19 se registran este sábado 23 de enero en Bolivia, que está a 11 casos de completar 200.000 contagios. La Paz es el departamento con mayor número de infectados, 597 casos, y Pando con el menor número, 12 afectados.

Según el reporte del Ministerio de Salud, hay 40.167 casos activos en todo el país. Las cifras de esta jornada dan cuenta de que 56 personas fallecieron.

El total de positivos es 199.989, a 11 casos de cerrar 200.000 casos. El total acumulado de muertes a causa del virus es de 9.927.

Sin embargo, por segundo día consecutivo, el número de contagios está por debajo de 2.000 casos. El viernes hubo 1.864 casos.

Según la cantidad de infectados por departamento en este día, a La Paz le sigue Santa Cruz con 544 casos, viene Cochabamba con 165, sigue Chuquisaca con 150, Oruro presenta 111, Potosí tiene 70 casos, Beni presenta 44, Tarija tiene 39 y Pando tiene 12 infectados.

Comparte y opina:

El antiviral Remdesivir no debe costar más de Bs 1.700 y solo se venderá bajo receta

Agemed prohíbe la venta del Remdesivir a través de redes sociales debido al riesgo que implica para los pacientes de COVID-19.

Una muestra de frascos del antiviral Remdesivir. Foto: Ministerio de Salud

/ 23 de enero de 2021 / 21:05

A través de la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed), el Gobierno fijó en no más de Bs 1.700 el antiviral Remdesivir, necesario para el tratamiento de pacientes con COVID-19, que será vendido solo bajo receta médica.

“El objetivo de ejercer control sobre este medicamento es evitar su venta irregular debido al incremento en la demanda para el tratamiento de la COVID-19”, señala una nota de prensa de la agencia del Ministerio de Salud.

Además, Agemed prohibió la venta de este medicamento a través de redes sociales, ante reparos sobre su proceden y su elaboración que pueden poner en riesgo la vida de los pacientes.

El medicamente podrá ser adquirido en farmacias autorizadas, cuya lista también hizo conocer Agemed. Cada 15 días, estas farmacias deberán reportar ante la agencia el lote vendido.

Revise la lista de farmacias autorizadas: http://bitly.ws/boi4

En las últimas semanas, han sido comunes las demandas de Remdesivir en el mercado como en las redes sociales por parte de familiares y amigos de enfermos con el nuevo coronavirus.

Comparte y opina:

Bolivia reporta este viernes 1.864 contagios y 53 muertes por COVID-19

Santa Cruz es el departamento con mayor número de infectados de esta jornada, con 696; le siguen La Paz (284) y Tarija (165).

El reporte de este viernes del Ministerio de Salud.

/ 22 de enero de 2021 / 22:46

Un total de 1.864 nuevos casos de COVID-19 se reportaron este viernes en Bolivia. Santa Cruz es el departamento con mayor número de infectados, 696 casos, y Pando con el menor número, cuya cifra son 11 afectados.

Según el reporte del Ministerio de Salud, hay 39.636 casos activos en todo el país. Las cifras de esta jornada dan cuenta de que se descartaron 307.412 posibles casos y 53 personas fallecieron. El total acumulado de muertes a causa del virus es de 9.871.

Según la cantidad de infectados por departamento en este día, a Santa Cruz le sigue La Paz con 284 casos, viene Tarija con 165 infectados, Chuquisaca presenta 164 reportes, Oruro está con 161 infectados, Cochabamba tiene 139, Beni presenta 125 y Potosí tiene 119 casos.

Bolivia sufre la segunda ola de la pandemia del COVID-19. Desde el gobierno se desarrollan campañas de prevención como el distanciamiento social, el lavado de manos y el uso obligatorio del barbijo.

Se prevé que la siguiente semana llegarán las vacunas contra este virus y las personas más vulnerables serán las primeras beneficados. El Gobierno adelantó que el 100% de los bolivianos será vacunado.

Comparte y opina:

Choquehuanca dice que el COVID-19 exige fusión entre medicina académica y tradicional

El Vicepresidente señala que las restricciones en la primera fase de la pandemia fueron diseñadas tanto por ‘el gobierno de facto’ como por asesores externos.

El vicepresidente David Choqhuehuanca abordó el sentido del Estado Plurinacional en su discurso. Foto: ABI

/ 22 de enero de 2021 / 13:22

Apostar por la cultura de la vida y fusionar conocimientos tanto de la medicina occidental como saberes ancestrales para dar batalla a la segunda ola del COVID-19 en Bolivia es parte de las estrategias que utilizará el Gobierno, según dijo el vicepresidente, David Choquehuanca, durante su discurso por los 12 años del Estado Plurinacional

 “Vivimos tiempos convulsionados con atentados a la vida, salud, seguridad y soberanías. En ese contexto la estrategia sanitaria anti COVID-19 practicada en nuestro país en la primera fase de la pandemia no fue solo diseñada por el gobierno de facto, sino también por asesores externos y representantes de las grandes corporaciones”, señaló.

La autoridad precisó que cuando Jeanine Áñez se hallaba en el poder el único que se hallaba en buena situación era el virus, mientras el país era asfixiado. “Después de 10 meses de combate contra el virus y duras restricciones como confinamiento, quiebre de la producción nacional, endeudamiento veloz, corrupción, persecución y hostigamiento el único que gozaba de buena salud era el virus. Todos hemos aprendido que el virus no sustenta a la democracia, que la elección entre las libertades y la seguridad sanitaria ha terminado por enterrar a ambas”.

Choquehuanca enfatizó que todos los bolivianos y bolivianas pagan un alto precio durante la pandemia. “Todos hemos perdido un ser querido. El virus mutante en segunda fase exige de modificaciones estratégicas y tácticas ultra disciplinarias, fusión de esfuerzos entre medicina académica y natural o tradicional, demanda reingeniería de comportamientos individuales al interior de comunidades y grupos sociales”.

Además, precisó que “la naturaleza mutante del virus exige una estrategia comunicacional con la real capacidad de desmontar el miedo individual y colectivo en su nivel consiente e inconsciente”.

“Sabemos que el ser humano cuando se encuentra en una situación de peligro la razón nunca es su guía”, dijo.

Ante ello, anunció una campaña interdisciplinaria, desde el Gobierno, que se desplegará para ganar al temor y la angustia con el fin de devolver seguridad y confianza al pueblo (…). “Cuando un país se gobierna conforme al equilibrio el mal carece de fuerza”.

Comparte y opina:

Bolivia supera el medio centenar de muertos por COVID-19 en una jornada

El Ministerio de Salud informa de 2.648 casos diarios y de un total nacional acumulado de 196.393, mientras que los descartados suman 304.145

/ 21 de enero de 2021 / 21:22

Bolivia superó el medio centenar de muertes por COVID-19 en una jornada y suma 9.818 decesos desde marzo de 2020. Los nuevos contagios llegaron a 2.648 y Santa Cruz continúa superando el millar en un momento de ascenso sostenido de infectados.

Según el reporte del Ministerio de Salud, el total nacional acumulado subió a 196.393 contagiados, de los que 1.197 están en Santa Cruz, 626 en La Paz, 231 en Cochabamba, 151 en Chuquisaca, 158 en Beni, 112 en Potosí, 79 en Oruro, 64 en Tarija y 30 en Pando.

Los muertos de este jueves llegaron a 54, la mayor cifra en esta segunda ola que afecta a Bolivia. Los recuperados se cifran en 147.744, los sospechosos en 3.961, los descartados en 304.145 y los activos en 38.831.

Bolivia se encuentra pasando una segunda ola del virus que fue detectado en marzo de 2020.

Comparte y opina:

Últimas Noticias