Sociedad

viernes 26 feb 2021 | Actualizado a 12:36

Las aguas del Mocoví y Mamoré, a centímetros de inundar Trinidad

Se refuerza el dique que hasta ayer estaba a 20 centímetros de ser rebasado

Evacuación. Pobladores del área rural de Trinidad rescatan lo que pueden de sus viviendas.

/ 17 de febrero de 2014 / 07:00

El caudal de los ríos Mamoré y Mocoví amenaza a Trinidad. Sus aguas se encontraban ayer a 20 centímetros de rebasar el dique que rodea y protege a la ciudad beniana. La emergencia activó las tareas de una fuerza binacional para reforzar y elevar un metro el anillo de seguridad.  

La alerta fue anunciada el domingo por la mañana por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien advirtió que existe un “riesgo inminente” a pesar de que el clima mejoró el fin de semana, lo que posibilitó la intensificación de la ayuda para las comunidades afectadas en el departamento y la evacuación de damnificados, sobre todo enfermos y ancianos.

“Ahora solamente tenemos 20 centímetros de seguridad; si las aguas suben más de 20 centímetros vamos a correr el riesgo de que una parte de esas aguas inunde los barrios en la ciudad de Trinidad”. La emergencia es del más alto nivel, porque hasta el viernes el cauce de los ríos se hallaba a un metro y 23 centímetros del margen de seguridad del anillo de protección.

Auxilio. La autoridad lideró las tareas de ayuda y remarcó que Beni y el norte de La Paz son las regiones más azotadas por las lluvias. De acuerdo con los últimos reportes del Ministerio de Defensa, el fenómeno climático dejó 57 fallecidos, 55.645 familias damnificadas y más 40.000 hectáreas de cultivos que fueron perdidos. Se espera para hoy un informe actualizado.

La situación en Trinidad obligó a la llegada de efectivos de la Fuerza Binacional de Ingeniería Social Bolivia-Venezuela, que edificó en 2008 el dique de tres metros de alto que contuvo las inundaciones que produjo el paso de “La Niña”. Su tarea apunta a reforzar la construcción. “Sabemos que los riesgos en este momento son inminentes”, remarcó Quintana.

El responsable de la Unidad de Riesgos de la capital beniana, Arnold Barba, explicó que la maquinaria pesada desplegada intentará elevar en un metro la circunvalación de los anillos de protección. También se están levantando campamentos. El funcionario edil añadió que se evacuaron a 32 familias que habitan comunidades en riesgo.

Se informó que en las áreas de las organizaciones territoriales de base Mangalito, Triunfo y Villa Jimena, donde opera la Asociación de Ladrilleros San Juan, se retiró a 46 familias que están amenazadas por la posible arremetida de las aguas de los ríos Mamoré y Mocoví. Al menos un centenar de trabajadores pidieron la asistencia de una olla común.

Susana Rivero, jefa de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas en Beni, confirmó que el nivel del agua superó los límites registrados en 2008. “Si se rompen las partes del anillo reflector, el caudal va a entrar hasta la plaza. En Trinidad existen como diez barrios inundados y se evacúa a la gente que está por detrás del aeropuerto”.

Quintana remarcó que la Gobernación y las alcaldías benianas tienen en caja y entidades financieras aproximadamente Bs 500 millones que están “inmovilizados” y que pueden ser invertidos para enfrentar las emergencias, con lo cual nuevamente desestimó que el Gobierno declare desastre nacional, porque está capacitado para afrontar el problema.

Más bien, según ABI, anticipó que se gestionará con la Alcaldía la posibilidad de que la maquinaria pesada que tiene la Fuerza Binacional se quede permanentemente en esa ciudad. Mientras Rivero alertó que se espera otro golpe de agua para dentro de unos diez días, que es conocido como “la gateadora”. “Llega de manera silenciosa y puede hacer subir las aguas entre 30 y 40 centímetros”.

Anillo de seguridad

‘La niña’

El dique del anillo que protege a Trinidad de las inundaciones fue construido en 2008 para soportar los embates de “La Niña”.

Anillo

El anillo de protección será elevado en un metro para soportar el aumento del caudal de los ríos.

Entregarán 140 toneladas de alimentos en la región

Los operativos de auxilio continúan por vía aérea y mediante embarcaciones

ABI – El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, informó ayer que se desplazó un megaoperativo de ayuda humanitaria en el departamento de Beni, que entregará en los próximos días más de 140 toneladas de alimentos.

“Se han tomado previsiones, tenemos identificados los albergues, tenemos las carpas para hacer los albergues, tenemos los alimentos, más de 140 toneladas de alimentos para a asistir a la gente”, indicó en contacto con medios estatales.

La autoridad dijo que gracias a la disminución de las lluvias en Beni, los operativos de auxilio para familias damnificadas se masificaron, tanto por vía aérea (con helicópteros) como por vía fluvial (con barcos y remolques navegables).

“Anoche (del sábado) hemos estado trabajando hasta altas horas, incluso hasta primeras horas de la madrugada en el municipio de Trinidad atendiendo a la gente que está necesitando apoyo, especialmente en víveres”, apuntó.

Señaló que en el Barco Hospital de la Armada trasladará 15 toneladas de alimentos y enseres a la comunidad beniana de Santa Ana y luego zarpará un remolque fluvial más pequeño con diez toneladas adicionales de víveres al municipio de Santa Rosa de Yacuma.

La Fuerza Aérea informó el transporte, en las últimas semanas, de al menos 132.000 kilos de víveres, entre alimentos, medicamentos y enseres a zonas afectadas.

Comparte y opina:

Las aguas del Mocoví y Mamoré, a centímetros de inundar Trinidad

Se refuerza el dique que hasta ayer estaba a 20 centímetros de ser rebasado

/ 17 de febrero de 2014 / 07:00

El caudal de los ríos Mamoré y Mocoví amenaza a Trinidad. Sus aguas se encontraban ayer a 20 centímetros de rebasar el dique que rodea y protege a la ciudad beniana. La emergencia activó las tareas de una fuerza binacional para reforzar y elevar un metro el anillo de seguridad.  

La alerta fue anunciada el domingo por la mañana por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien advirtió que existe un “riesgo inminente” a pesar de que el clima mejoró el fin de semana, lo que posibilitó la intensificación de la ayuda para las comunidades afectadas en el departamento y la evacuación de damnificados, sobre todo enfermos y ancianos.

“Ahora solamente tenemos 20 centímetros de seguridad; si las aguas suben más de 20 centímetros vamos a correr el riesgo de que una parte de esas aguas inunde los barrios en la ciudad de Trinidad”. La emergencia es del más alto nivel, porque hasta el viernes el cauce de los ríos se hallaba a un metro y 23 centímetros del margen de seguridad del anillo de protección.

Auxilio. La autoridad lideró las tareas de ayuda y remarcó que Beni y el norte de La Paz son las regiones más azotadas por las lluvias. De acuerdo con los últimos reportes del Ministerio de Defensa, el fenómeno climático dejó 57 fallecidos, 55.645 familias damnificadas y más 40.000 hectáreas de cultivos que fueron perdidos. Se espera para hoy un informe actualizado.

La situación en Trinidad obligó a la llegada de efectivos de la Fuerza Binacional de Ingeniería Social Bolivia-Venezuela, que edificó en 2008 el dique de tres metros de alto que contuvo las inundaciones que produjo el paso de “La Niña”. Su tarea apunta a reforzar la construcción. “Sabemos que los riesgos en este momento son inminentes”, remarcó Quintana.

El responsable de la Unidad de Riesgos de la capital beniana, Arnold Barba, explicó que la maquinaria pesada desplegada intentará elevar en un metro la circunvalación de los anillos de protección. También se están levantando campamentos. El funcionario edil añadió que se evacuaron a 32 familias que habitan comunidades en riesgo.

Se informó que en las áreas de las organizaciones territoriales de base Mangalito, Triunfo y Villa Jimena, donde opera la Asociación de Ladrilleros San Juan, se retiró a 46 familias que están amenazadas por la posible arremetida de las aguas de los ríos Mamoré y Mocoví. Al menos un centenar de trabajadores pidieron la asistencia de una olla común.

Susana Rivero, jefa de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas en Beni, confirmó que el nivel del agua superó los límites registrados en 2008. “Si se rompen las partes del anillo reflector, el caudal va a entrar hasta la plaza. En Trinidad existen como diez barrios inundados y se evacúa a la gente que está por detrás del aeropuerto”.

Quintana remarcó que la Gobernación y las alcaldías benianas tienen en caja y entidades financieras aproximadamente Bs 500 millones que están “inmovilizados” y que pueden ser invertidos para enfrentar las emergencias, con lo cual nuevamente desestimó que el Gobierno declare desastre nacional, porque está capacitado para afrontar el problema.

Más bien, según ABI, anticipó que se gestionará con la Alcaldía la posibilidad de que la maquinaria pesada que tiene la Fuerza Binacional se quede permanentemente en esa ciudad. Mientras Rivero alertó que se espera otro golpe de agua para dentro de unos diez días, que es conocido como “la gateadora”. “Llega de manera silenciosa y puede hacer subir las aguas entre 30 y 40 centímetros”.

Anillo de seguridad

‘La niña’

El dique del anillo que protege a Trinidad de las inundaciones fue construido en 2008 para soportar los embates de “La Niña”.

Anillo

El anillo de protección será elevado en un metro para soportar el aumento del caudal de los ríos.

Entregarán 140 toneladas de alimentos en la región

Los operativos de auxilio continúan por vía aérea y mediante embarcaciones

ABI – El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, informó ayer que se desplazó un megaoperativo de ayuda humanitaria en el departamento de Beni, que entregará en los próximos días más de 140 toneladas de alimentos.

“Se han tomado previsiones, tenemos identificados los albergues, tenemos las carpas para hacer los albergues, tenemos los alimentos, más de 140 toneladas de alimentos para a asistir a la gente”, indicó en contacto con medios estatales.

La autoridad dijo que gracias a la disminución de las lluvias en Beni, los operativos de auxilio para familias damnificadas se masificaron, tanto por vía aérea (con helicópteros) como por vía fluvial (con barcos y remolques navegables).

“Anoche (del sábado) hemos estado trabajando hasta altas horas, incluso hasta primeras horas de la madrugada en el municipio de Trinidad atendiendo a la gente que está necesitando apoyo, especialmente en víveres”, apuntó.

Señaló que en el Barco Hospital de la Armada trasladará 15 toneladas de alimentos y enseres a la comunidad beniana de Santa Ana y luego zarpará un remolque fluvial más pequeño con diez toneladas adicionales de víveres al municipio de Santa Rosa de Yacuma.

La Fuerza Aérea informó el transporte, en las últimas semanas, de al menos 132.000 kilos de víveres, entre alimentos, medicamentos y enseres a zonas afectadas.

Comparte y opina:

Brigada médica está en Riberalta para prevención

Continúa la alerta por el rebalse de aguas servidas y se espera un turbión

/ 17 de febrero de 2014 / 06:56

El ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, informó ayer que se desplegó una brigada de diez médicos a la localidad beniana de Riberalta para prevenir el riesgo epidemiológico ante el rebalse de las aguas servidas de la laguna de oxidación del viernes, a causa de las precipitaciones pluviales.

“No tenemos un reporte de que exista brote de enfermedades por culpa de este problema, aunque eso no ocurre de la noche a la mañana, toma días. Ese municipio ya dictó alerta sanitaria y por ello se movilizó a un equipo especializado para que realice tareas de prevención”, señaló la autoridad.

Las aguas servidas se mezclaron con el caudal de los ríos Beni y Madre de Dios y han inundado barrios de la localidad. El director de Salud de Riberalta, Hernán Sirpa, advirtió que este cuadro puede provocar la propagación de diarreas, enfermedades respiratorias y de la piel, el hantavirus (transmitido por los roedores), el dengue, entre otros.

Ante ello, familias damnificadas de varios barrios fueron trasladadas antes del viernes a un albergue. Hay perjudicados que se resisten a abandonar sus casas, por lo que se determinó la implementación de un censo que establezca quiénes deben ser evacuados. El director de radio San Miguel, Carlos Arce, indicó que “la situación es desesperante” y se tiene previsto acabar con el relevamiento de datos hasta hoy al mediodía.

Si bien ayer no llovió en Riberalta, se espera un turbión que llegaría entre hoy y mañana procedente de Caranavi, adelantó Gregorio Quiroz, jefe de la Dirección Municipal de Género. “Si fuera así, estaría otra vez aumentando el caudal, pero de la laguna de oxidación”.

Existen 23 albergues

Se informó que se armaron 23 albergues en Riberalta. En la Central Indígena Beniana Amazónica hay 218 familias (1.071 indígenas) de 13 comunidades; en otros 17 albergues están 2.471 personas (527 familias).

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Brigada médica está en Riberalta para prevención

Continúa la alerta por el rebalse de aguas servidas y se espera un turbión

Emergencia. Las calles de la localidad beniana se encuentran inundadas.

/ 17 de febrero de 2014 / 06:56

El ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, informó ayer que se desplegó una brigada de diez médicos a la localidad beniana de Riberalta para prevenir el riesgo epidemiológico ante el rebalse de las aguas servidas de la laguna de oxidación del viernes, a causa de las precipitaciones pluviales.

“No tenemos un reporte de que exista brote de enfermedades por culpa de este problema, aunque eso no ocurre de la noche a la mañana, toma días. Ese municipio ya dictó alerta sanitaria y por ello se movilizó a un equipo especializado para que realice tareas de prevención”, señaló la autoridad.

Las aguas servidas se mezclaron con el caudal de los ríos Beni y Madre de Dios y han inundado barrios de la localidad. El director de Salud de Riberalta, Hernán Sirpa, advirtió que este cuadro puede provocar la propagación de diarreas, enfermedades respiratorias y de la piel, el hantavirus (transmitido por los roedores), el dengue, entre otros.

Ante ello, familias damnificadas de varios barrios fueron trasladadas antes del viernes a un albergue. Hay perjudicados que se resisten a abandonar sus casas, por lo que se determinó la implementación de un censo que establezca quiénes deben ser evacuados. El director de radio San Miguel, Carlos Arce, indicó que “la situación es desesperante” y se tiene previsto acabar con el relevamiento de datos hasta hoy al mediodía.

Si bien ayer no llovió en Riberalta, se espera un turbión que llegaría entre hoy y mañana procedente de Caranavi, adelantó Gregorio Quiroz, jefe de la Dirección Municipal de Género. “Si fuera así, estaría otra vez aumentando el caudal, pero de la laguna de oxidación”.

Existen 23 albergues

Se informó que se armaron 23 albergues en Riberalta. En la Central Indígena Beniana Amazónica hay 218 familias (1.071 indígenas) de 13 comunidades; en otros 17 albergues están 2.471 personas (527 familias).

Comparte y opina:

Últimas Noticias