Sociedad

miércoles 27 oct 2021 | Actualizado a 17:46

Conferencia del clima comenzará el domingo en París, un día antes de lo previsto

Tras la cumbre del lunes, los dirigentes devolverán la posta a sus respectivos negociadores y una semana después a los ministros de Medio Ambiente o Energía, que tendrán hasta el 11 de diciembre para alcanzar el acuerdo mundial.

/ 25 de noviembre de 2015 / 19:07

Los trabajos de la conferencia del clima comenzarán este domingo en París, un día antes de lo previsto, para aprovechar al máximo el tiempo disponible para negociar un acuerdo global, anunció el miércoles la ONU.

Los delegados fueron citados el domingo a las 17:00 locales (16:00 GMT) en el parque de exposiciones de Le Bourget en el norte de la capital, un día antes de la inauguración oficial del evento en presencia de unos 150 jefes de Estado o gobierno.   Barack Obama (Estados Unidos), Xi Jinping (China), Angela Merkel (Alemania), Dilma Rousseff (Brasil) y Enrique Peña Nieto (México) figuran entre los líderes esperados en París el lunes.

Tras la cumbre del lunes, los dirigentes devolverán la posta a sus respectivos negociadores y una semana después a los ministros de Medio Ambiente o Energía, que tendrán hasta el 11 de diciembre para alcanzar el acuerdo mundial.

«El inicio adelantado de la sesión permitirá utilizar lo mejor posible el tiempo disponible para finalizar las negociaciones», indicó la ONU en un comunicado.

El anuncio de adelantar los trabajos de la conferencia coincidió con la publicación por la ONU de un informe según el cual el año 2015 está batiendo todos los récords de calor.

«2015 será probablemente el año más cálido del que se tienen datos, con unas temperaturas en la superficie del océano a los niveles más elevados desde que comenzaron las mediciones», señaló la Organización Meteorológica Mundial (OMM), en base a registros de los los diez primeros meses.

A mitad de camino del desastre

Incluso «es probable que se cruce el umbral de 1 grado Celsius de aumento» de la temperatura respecto a los promedios de la era preindustrial este año, afirmó en Ginebra el secretario general de la OMM, Michel Jarraud.

El objetivo de la conferencia de París es un acuerdo que permita poner un tope de 2ºC al calentamiento global, más allá del cual los científicos consideran que fenómenos extremos como sequías, elevación del nivel de los océanos o desplazamiento masivo de poblaciones llevarían al mundo a una catástrofe.

La aceleración del calentamiento se debe a «la combinación de un intenso episodio [meteorológico] de El Niño con el calentamiento de la Tierra provocado por la actividad humana», precisa la OMM.

La cumbre se realizará en una ciudad en estado de emergencia tras los atentados del 13 de noviembre que dejaron 130 muertos y 350 heridos en París.

Según el presidente francés y anfitrión de la conferencia François Hollande, la realización del evento es «la mejor respuesta» a los «ataques terroristas».

El ministro del Interior francés Bernard Cazeneuve anunció que 8.000 policías y gendarmes fueron desplegados en las fronteras del país y que otros 2.800 serán destacados en el lugar de la conferencia.

«En el contesto de amenaza muy elevada, el éxito de la COP21 pasa también por la seguridad óptima» de la reunión internacional, dijo el ministro.

Una gran manifestación por el clima prevista inicialmente el 29 de noviembre fue prohibida por el gobierno tras los atentados, así como otra prevista el 12 de diciembre, al día siguiente del cierre de la COP21.

Comparte y opina:

La magia del cine y sus estrellas ilumina al mundo desde Cannes

Leonardo Di Caprio al frente de la última adaptación de la novela de Francis Scott Fitzgerald "El Gran Gatsby" marca el tono desde la primera proyección de un festival donde el cine de Estados Unidos brilla en primer plano.

El actor Leonardo DiCaprio a su llegada a la première de 'El gran Gatsby' . Foto: AFP

/ 15 de mayo de 2013 / 15:44

La magia del cine mundial y sus estrellas se dan cita este miércoles en el sur de Francia para la apertura del 66º festival de Cannes, con una cosecha excepcional de filmes en competición ante un jurado encabezado por el monstruo sagrado de Hollywood Steven Spielberg.

Leonardo Di Caprio al frente de la última adaptación de la novela de Francis Scott Fitzgerald «El Gran Gatsby» marca el tono desde la primera proyección de un festival donde el cine de Estados Unidos brilla en primer plano.

Hecho excepcional en Cannes, los organizadores condescendieron a abrir el evento con este filme fuera de competición ya estrenado la semana pasada en Estados Unidos a cambio de la incuestionable dosis adicional de glamour que trae al festival que concluirá el 26 de mayo con la ceremonia de premios.

El yate de 86 metros y casco azul «Seven Seas» de Spielberg anclado frente a la Croisette de Cannes impone a la vista de todos el ostentoso desembarco norteamericano en esta meca del cine, aunque el director de «E.T.» y «Tiburón» accedió a poner pie en tierra, donde dispone de una suite en el hotel Majestic y una villa alquilada para la ocasión.

«Es un honor inmenso» presidir el jurado, dijo Spielberg este miércoles en declaraciones a la radio Europe 1. «Nunca antes había sido presidente, ni siquiera en mi propia familia, donde la que decide es mi mujer», bromeó el director.

En el Palacio de los Festivales daban desde la mañana los toques finales a los preparativos para la ceremonia de apertura prevista a partir de las 19H30 GMT. Desplegaron la inevitable alfombra roja sobre las 24 gradas de la escalinata que separa al común de los mortales de los ídolos efímeros o inmortales del séptimo arte.

Designada este año como maestra de ceremonias, la actriz Audrey Tautou, conocida en el mundo entero por su encarnación de la cándida y fresca «Amélie», dará el indispensable toque francés al evento.

«Lo que me gusta en el cine francés -comentó en papel de buen huésped Spielberg- es que se pueden decir cosas extraordinarias con el corazón abierto. Si uno hace eso en Estados Unidos, lo consideran demasiado sentimental».   En torno a la presidencia de Spielberg hay este año un jurado excepcional de pesos pesados que incluye a los actores Nicole Kidman (EEUU-Australia), Daniel Auteuil (Francia) y Christoph Waltz (Austria), al director taiwanés Ang Lee y al rumano Cristian Mungiu, cuya ardua tarea será atribuir la Palma de Oro.

Compiten por el máximo galardón 20 películas elegidas por el comité de selección entre más de 1.850 aspirantes y que se supone representan lo mejor de la producción cinematográfica mundial.

Propuestas de cine intimista 

En liza por la competición oficial abundan este año propuestas de cine intimista, en algunos casos con alguna dosis de escándalo.

Ya consagrados en Cannes, los norteamericanos Steven Soderbergh y los hermanos Coen y el franco-polaco Roman Polanski presentarán respectivamente «Behind the candelabra», «Inside Llewyn Davis» y «La venus de las pieles».

El mexicano Hemat Escalante es el único representante de América Latina que compite por la Palma de Oro, con su filme «Heli» que describe la penetración del narcotráfico en la sociedad mexicana y los mecanismos de defensa que genera.

En liza igualmente hay otros consagrados, incluyendo el danés Nicolas Winding Refn («Only God forgives» con Ryan Gosling), el norteamericano James Gray («The immigrant» con Marion Cotillard) y el iraní Asghar Farhadi («Le Passé» con Bérénice Béjo y Tahar Rahim).

Pero Cannes no se limita a la competición de la selección oficial, y las secciones paralelas como Una Cierta Mirada, La Semana de la Crítica y la Quincena de los Realizadores reservan sorpresas para todos los gustos, donde figuran entre otros estrenos mundiales de México, Chile y Argentina.

La norteamericana Sofia Coppola presentará por ejemplo esperado último filme «The bling ring» con Emma Watson.

El veretarno Robert Redford trae a Cannes, también fuera de competición, «All is lost» de J.C Chandor donde representa a un naúgrafo que lucha por sobrevivir.

La cola de estrellas que esperan su turno en la alfombra roja es interminable este año. No falta el aporte latino de Benicio del Toro, que ya se llevó de Cannes un premio al mejor actor en 2008 con su encarnación del «Che». Esta vez será encarnará a un indio norteamericano traumatizado por la Segunda Guerra mundial en «Jimmy P.», de Arnaud Desplechin.

Tampoco faltarán los veteranos del cine mundial. El chileno Alejandro Jodorowsky estrenará a los 84 años «La danza de la realidad», de corte autobiográfico, Alain Delon (78 años) será homenajeado con la proyección de «A Pleno Sol» remasterizada, el actor norteamericano Jerry Lewis, de 87 años, estará fuera de competición en «Max Rose» y también subirá la escalinata Kim Novak, la inolvidable rubia de «Vertigo» de Alfred Hitchcock.

La parte no siempre visible de Cannes son también los negocios, con el mercado de películas más importante del mundo: 10.000 participantes de un centenar de países, 4.000 filmes presentados, 1.500 proyecciones y una facturación de 1.000 millones de dólares el año pasado.

Comparte y opina:

La magia del cine y sus estrellas ilumina al mundo desde Cannes

Leonardo Di Caprio al frente de la última adaptación de la novela de Francis Scott Fitzgerald "El Gran Gatsby" marca el tono desde la primera proyección de un festival donde el cine de Estados Unidos brilla en primer plano.

/ 15 de mayo de 2013 / 15:44

La magia del cine mundial y sus estrellas se dan cita este miércoles en el sur de Francia para la apertura del 66º festival de Cannes, con una cosecha excepcional de filmes en competición ante un jurado encabezado por el monstruo sagrado de Hollywood Steven Spielberg.

Leonardo Di Caprio al frente de la última adaptación de la novela de Francis Scott Fitzgerald «El Gran Gatsby» marca el tono desde la primera proyección de un festival donde el cine de Estados Unidos brilla en primer plano.

Hecho excepcional en Cannes, los organizadores condescendieron a abrir el evento con este filme fuera de competición ya estrenado la semana pasada en Estados Unidos a cambio de la incuestionable dosis adicional de glamour que trae al festival que concluirá el 26 de mayo con la ceremonia de premios.

El yate de 86 metros y casco azul «Seven Seas» de Spielberg anclado frente a la Croisette de Cannes impone a la vista de todos el ostentoso desembarco norteamericano en esta meca del cine, aunque el director de «E.T.» y «Tiburón» accedió a poner pie en tierra, donde dispone de una suite en el hotel Majestic y una villa alquilada para la ocasión.

«Es un honor inmenso» presidir el jurado, dijo Spielberg este miércoles en declaraciones a la radio Europe 1. «Nunca antes había sido presidente, ni siquiera en mi propia familia, donde la que decide es mi mujer», bromeó el director.

En el Palacio de los Festivales daban desde la mañana los toques finales a los preparativos para la ceremonia de apertura prevista a partir de las 19H30 GMT. Desplegaron la inevitable alfombra roja sobre las 24 gradas de la escalinata que separa al común de los mortales de los ídolos efímeros o inmortales del séptimo arte.

Designada este año como maestra de ceremonias, la actriz Audrey Tautou, conocida en el mundo entero por su encarnación de la cándida y fresca «Amélie», dará el indispensable toque francés al evento.

«Lo que me gusta en el cine francés -comentó en papel de buen huésped Spielberg- es que se pueden decir cosas extraordinarias con el corazón abierto. Si uno hace eso en Estados Unidos, lo consideran demasiado sentimental».   En torno a la presidencia de Spielberg hay este año un jurado excepcional de pesos pesados que incluye a los actores Nicole Kidman (EEUU-Australia), Daniel Auteuil (Francia) y Christoph Waltz (Austria), al director taiwanés Ang Lee y al rumano Cristian Mungiu, cuya ardua tarea será atribuir la Palma de Oro.

Compiten por el máximo galardón 20 películas elegidas por el comité de selección entre más de 1.850 aspirantes y que se supone representan lo mejor de la producción cinematográfica mundial.

Propuestas de cine intimista 

En liza por la competición oficial abundan este año propuestas de cine intimista, en algunos casos con alguna dosis de escándalo.

Ya consagrados en Cannes, los norteamericanos Steven Soderbergh y los hermanos Coen y el franco-polaco Roman Polanski presentarán respectivamente «Behind the candelabra», «Inside Llewyn Davis» y «La venus de las pieles».

El mexicano Hemat Escalante es el único representante de América Latina que compite por la Palma de Oro, con su filme «Heli» que describe la penetración del narcotráfico en la sociedad mexicana y los mecanismos de defensa que genera.

En liza igualmente hay otros consagrados, incluyendo el danés Nicolas Winding Refn («Only God forgives» con Ryan Gosling), el norteamericano James Gray («The immigrant» con Marion Cotillard) y el iraní Asghar Farhadi («Le Passé» con Bérénice Béjo y Tahar Rahim).

Pero Cannes no se limita a la competición de la selección oficial, y las secciones paralelas como Una Cierta Mirada, La Semana de la Crítica y la Quincena de los Realizadores reservan sorpresas para todos los gustos, donde figuran entre otros estrenos mundiales de México, Chile y Argentina.

La norteamericana Sofia Coppola presentará por ejemplo esperado último filme «The bling ring» con Emma Watson.

El veretarno Robert Redford trae a Cannes, también fuera de competición, «All is lost» de J.C Chandor donde representa a un naúgrafo que lucha por sobrevivir.

La cola de estrellas que esperan su turno en la alfombra roja es interminable este año. No falta el aporte latino de Benicio del Toro, que ya se llevó de Cannes un premio al mejor actor en 2008 con su encarnación del «Che». Esta vez será encarnará a un indio norteamericano traumatizado por la Segunda Guerra mundial en «Jimmy P.», de Arnaud Desplechin.

Tampoco faltarán los veteranos del cine mundial. El chileno Alejandro Jodorowsky estrenará a los 84 años «La danza de la realidad», de corte autobiográfico, Alain Delon (78 años) será homenajeado con la proyección de «A Pleno Sol» remasterizada, el actor norteamericano Jerry Lewis, de 87 años, estará fuera de competición en «Max Rose» y también subirá la escalinata Kim Novak, la inolvidable rubia de «Vertigo» de Alfred Hitchcock.

La parte no siempre visible de Cannes son también los negocios, con el mercado de películas más importante del mundo: 10.000 participantes de un centenar de países, 4.000 filmes presentados, 1.500 proyecciones y una facturación de 1.000 millones de dólares el año pasado.

Comparte y opina:

Chile defendió en La Haya la validez de su frontera con Perú en el Pacífico

/ 6 de diciembre de 2012 / 19:22

Chile defendió este jueves ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) su actual frontera con Perú en el Pacífico y rechazó el reclamo peruano de volver a trazarla según una línea equidistante.

El equipo de juristas internacionales contratados por Santiago esgrimió en La Haya dos pilares fundamentales del derecho internacional: el respeto a los tratados anteriores y la intangibilidad de las fronteras existentes.

Chile «requiere a esta Corte que reafirme el principio de ‘pacta sunt servanda’ (lo pactado se cumple, ndlr) y la estabilidad de la frontera», sintetizó su principal representante en el juicio, Albert Van Klaveren.

Para Santiago, explicó el jurista chileno nacido en Holanda, «las zonas marítimas de Chile y Perú han sido claramente definidas por un acuerdo» y no cabe volver a trazarlas.

«Hemos delimitado nuestra frontera marítima en 1952», insistió Van Klaveren, aludiendo al tratado tripartito firmado en ese año junto a Ecuador, que establece como límite entre Perú y Chile el paralelo geográfico a la altura del límite terrestre, es decir a 18 grados y 21 minutos de latitud Sur.

Lima se niega a aceptar ese paralelo como frontera, asegura que los acuerdos de 1952 y 1954 eran de índole exclusivamente pesquera y esgrime la Convención del Mar de la ONU de 1982 y su principal axioma, las 200 millas náuticas, para exigir el trazado de una nueva línea bisectriz, equidistante de las costas.

Los abogados chilenos no sólo rechazaron de plano esas aspiraciones sino que también cerraron la puerta al reclamo peruano sobre el llamado «triángulo exterior» de unos 28.000 km cuadrados, situado dentro de las 200 millas náuticas de Perú y por fuera de las de Chile. Según Klaveren, «Perú no tiene derecho a ninguna zona marítima al sur del paralelo» que prolonga la frontera terrestre.

En el podio se relevaron luego los abogados Pierre-Marie Dupuy, David Colson y James Crawford, a quienes los jueces de la CIJ, vestidos de toga negra y chorrera blanca con encaje, escucharon atentamente y en silencio.

Los letrados insistieron en que lo firmado en 1952 tiene estatuto de tratado y no de mero acuerdo de explotación pesquera, explicaron la lógica del trazado del límite y citaron documentos o comentarios de juristas para sustentarlo.

Los primeros alegatos de Chile concluyen este viernes, antes de una última ronda el martes y viernes de la semana próxima. La CIJ está integrada para este caso por 14 jueces –uno de los 15 quedó inhabilitado– y dos jueces especiales recomendados por las partes. Habitualmente, el fallo de la CIJ se emite en un plazo de entre cuatro y seis meses, y es inapelable.

Coincidiendo con los alegatos chilenos en La Haya, el presidente boliviano Evo Morales reveló la víspera que su país se dispone a demandar a Chile ante la CIJ para reclamarle un acceso al mar. Desde Santiago se aclaró que Chile no tiene cuestiones pendientes con Bolivia y que la frontera quedó fijada en un tratado de 1904.

Se trata de una frontera heredada de la guerra del Pacífico (1879-1883) ganada por Chile tras un conflicto que le permitió extender hacia el norte su territorio a expensas del peruano y del acceso de los bolivianos al Pacífico.

Si Chile impugna un eventual reclamo de Bolivia en La Haya por considerar que la CIJ carece de competencia o que es simplemente inadmisible, la corte deberá emitir un fallo preliminar para decidir si acepta recibir el caso.

Pero no es seguro que los magistrados de La Haya accedan a abrir otra caja de Pandora, cuestionando fronteras que remontan al siglo XIX. Desde 1946, la CIJ sólo se declaró competente en un 65% de los casos presentados unilateralmente por un Estado y rechazados por el demandado.

Comparte y opina:

Últimas Noticias