Sociedad

lunes 4 jul 2022 | Actualizado a 23:23

La población en Bolivia supera los 11 millones de habitantes

Los jóvenes tienen más presencia en el departamento de Pando y las personas de mayor edad se concentran en Potosí, según un informe difundido por el INE.

/ 19 de mayo de 2018 / 03:07

La población en Bolivia llegó a 11.216.000 habitantes, según un informe divulgado la noche de este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Un 50,7% son mujeres y el 49,3%, varones.

El último indicador que el INE emitió al respecto en función a poryecciones fue el 17 de abril de 2017, cuando la cifra de la población llegó a 11.145.000.

Según la estructura de la población por grupos de edad -señala el INE- establece que el 29,8% de los habitantes en el país tiene entre 0 y 14 años. El 58,4% pertenece al rango de edad de 15 a 59 años y el 11,8% aglutina a la población de 60 años o más.

El mayor porcentaje de habitantes entre 0 y 14 años se encuentra en el departamento de Pando, con el 38,7%; mientras que la región de Tarija concentra el porcentaje más alto de personas cuyas edades oscilan entre los 15 y 59 años.

«En cuanto a la población de 60 años o más, Potosí agrupa el porcentaje más elevado con 17,9%», señaló el INE en el boletín institucional difundido.

El INE informó también que la Encuesta por Hogar de 2017 reveló que en el país, el estado civil de las mujeres y hombres corresponde principalmente a solteros con 37,4% y casados con 36,4%.

«Así también el concubinato para ambos sexos llega a 16,1%, le sigue el estado civil de viudo/a con 5,6%; separado/a 3,4% y divorciado/a 1,1%», señala la institución. (18/05/2018).

Comparte y opina:

Presentan el libro ‘El Regreso de los Antepasados’, una investigación sobre la nación indígena Chipaya

La investigación, desarrollada en Chipaya durante la década de 1970, articula cuatro ámbitos

/ 3 de julio de 2022 / 18:39

El libro “El Regreso de los Antepasado”, de la Biblioteca del Bicentenario (BBB), fue presentado el 1 de julio en Oruro. El texto se remonta hasta el siglo XVI y narra la historia de la nación indígena Chipaya del departamento de Oruro y sus relaciones productivas, demográficas, sociales y religiosas.

El editor de la Biblioteca del Bicentenario, Iván Barba Sanjinez, explicó que el texto está relacionado a la investigación del francés Nathan Wachtel y su presencia en territorios de la cultura de los urus en una especie de simbiosis con la cultura aymara.

La investigación, desarrollada en Chipaya durante la década de 1970, articula cuatro ámbitos: la investigación de archivos coloniales, el trabajo de campo a partir del método denominado “historia regresiva”, una genealogía de las divinidades andinas y la crónica etnográfica, según explicó Barba Sanjinez.

Wachtel es renombrado por haber dictado la cátedra de Historia y Antropología en el Collège de Francia (antes impartida por Claude Lévi-Strauss), pero su papel como artífice de la reunión de dos grupos urus (chipayas y moratos) en los alrededores del lago Poopó en 1976 es menos conocido, según el editor de la BBB.

“Gracias a su intervención, los descendientes de dos grupos, sin contacto durante generaciones, pudieron reunirse para escuchar la lengua de sus ancestros, reivindicando sus lazos con un pasado común, casi mítico”, explicó.

Asimismo, señala que la vida en Chipaya, dependiente de periódicas inundaciones y desecaciones artificiales, es regida por un sistema que ordena las actividades productivas, religiosas y funerarias.

“Wachtel identifica los rastros de raíz más antigua, determinando qué elementos pueden atribuirse a los incas o a grupos aymaras, y cuáles a un pasado más remoto. El rastreo genealógico le permite plantear superposiciones debidas al ardid de los misioneros: erigían iglesias sobre lugares sagrados y superponían santos y vírgenes a entidades del panteón andino”, detalló Barba Sanjinez.

Según Barba, los urus son denominados “chullpa puchus” por los aymaras y de acuerdo a los relatos míticos los chullpas conformaban la primera humanidad que, tras defraudar a su creador Tunupa, fue abrasada cuando este ordenó la salida del sol. Todos perecieron, excepto los urus. Después, algunas parejas primordiales repoblaron la tierra retornando por las huacas: montañas, lagos o fuentes luego considerados sagrados.

“Este caso ilustra cómo una cosmovisión que determina narrativamente las diferencias entre grupos origina también los mecanismos de segregación que luego se aplicarán contra el grupo al que se atribuyan características negativas (“salvajes”, “de corto entendimiento”, etc.); si bien cabe precisar que, por esa misma caracterización maléfica, los aymaras reconocían a los urus –relacionados con las entidades acuáticas y subterráneas– como poderosos curanderos”, dijo.

Barba Sanjinez acotó: Wachtel volvió a Chipaya en 1982 y notó que el mundo simbólico que había retratado comenzaba a desmoronarse: el pueblo experimentaba la llegada de las Iglesias evangelistas, y las antiguas costumbres, vestimentas y rituales cedían ante la “modernidad”.

Comparte y opina:

Bolivia registra dos decesos por COVID-19 y los nuevos casos están en escalada sostenida

El acumulado nacional desde la aparición de la pandemia en marzo de 2020 llegó a 928.450.

Vacunación contra el COVID-19 en Bolivia. Foto: Min Salud.

/ 1 de julio de 2022 / 23:35

Bolivia declaró el 5 de junio oficialmente el inicio de la quinta ola del coronavirus y este viernes reportó dos decesos, en medio de un incremento sostenido de nuevos positivos que llegaron a 1.732 en la fecha, 110 casos más que el jueves.

Según los datos oficiales del Ministerio de Salud, del total 787 están en el departamento de Santa Cruz; 398 en Cochabamba; 255 en La Paz; 144 en Chuquisaca; 81 en Beni; 41 en Tarija; 14 en Oruro; 9 en Pando; y 3 en Potosí.

El acumulado nacional desde la aparición de la pandemia en marzo de 2020 llegó a 928.450.

Salud reportó también que en esta jornada 544 pacientes se recuperaron de la enfermedad, lo que elevó el número de personas que superaron la enfermedad, desde marzo de 2020, a 884.288.

La tasa de letalidad en la quinta ola es del 0.1% y con los dos fallecimientos de hoy el número de personas que perdieron la vida en esta pandemia subió a 21.955.

Comparte y opina:

Legislativo sanciona ley que endurece condenas y fija imprescriptibilidad del feminicidio y violación

La libertad condicional esta negada para los que cometieron delitos de feminicidio, violación de menores o adolescentes e infanticidio. Estos tres tipos de delitos no prescribirán.

Sesión de la Cámara de Diputados.

/ 30 de junio de 2022 / 23:53

La Asamblea Legislativa sancionó una ley que endure las penas para los delitos de prevaricato y consorcio, además incorporó dentro de esa figura a otros funcionarios públicos que podrían estar implicados. También aprobó que los delitos de feminicidio, violación e infanticidio no prescribirán, informó el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani.

“Se modificó el artículo 173 del Código Penal que tiene que ver con el delito de prevaricato para que en caso de beneficio de jueces o fiscales a personas que cometieron los delitos de feminicidio, violación de niño, niña, adolescente e infanticidio la pena sea de 8 a 20 años de cárcel. En general, la pena prevista para delitos de prevaricato era de 5 a 10 años. Estamos subiendo la pena condenatoria”, explicó Mamani.

Las medidas fueron tomadas ante el descubrimiento de una red delictiva de jueces, fiscales, abogados y médicos para favorecer con libertad a sentenciados a 30 años de cárcel por delitos como feminicidios y asesinatos.

También se modificó el artículo 174 del Código Penal referido al delito de consorcio cuyo alcance era solo a jueces y abogados.

“Con la modificación ahora se ha incorporado a consejeros de Magistratura, a servidores de apoyo judicial, fiscales, servidores de apoyo y de la función fiscal, a conciliadores, policías, peritos, médicos y trabajadores sociales. La sanción se incrementa de iniciales 2 a 4 años a de 5 a 10 años”, indicó.

En cuanto a modificaciones en el Código de Procedimiento Penal, Mamani especificó que en el caso de aquellas personas que sean imputadas por delitos que tengan que ver con feminicidio, violación a menores y adolescentes e infanticidios “no podrán acceder a una medida cautelar distinta de la que sea una detención preventiva”.

Agregó que en caso de que los imputados por feminicidio, violación de menores o adolescentes e infanticidio tengan enfermedades graves o contagiosas solo el Instituto de Identificaciones Forenses (IDIF) podrá certificar éstas.

“No existe otra instancia”, indicó Mamani.

La libertad condicional esta negada para los que cometieron delitos de feminicidio, violación de menores o adolescentes e infanticidio. Estos tres tipos de delitos no prescribirán.

“Son determinaciones tomadas (…) y esto tiene que ser promulgado por nuestro Presidente (Luis Arce) y en función a esto nuestras autoridades deben accionar sobre esta normativa ya trabajada y aprobada”, destacó.

Comparte y opina:

La Paz enciende la ‘Tea que Ilumina Bolivia’ y da la bienvenida al mes de las Fiestas Julias

Este 1 de julio se izará la bandera paceña en un acto cívico que se efectuará en la Plaza de San Francisco.

Foto: Rodwy Cazón

/ 30 de junio de 2022 / 23:44

Una tea de 66 metros fue encendida la noche de este jueves, en el límite entre La Paz y El Alto, como parte de las Fiestas Julias para conmemorará los 213 años de la Gesta Libertaria de 1809.

“La hemos llamado la Tea que Ilumina Bolivia, porque el grito de libertad de Pedro Domingo Murillo no se queda acá, sino que transciende a todo el país, por eso hemos querido hacer esta tea el año pasado y cada vez lo vamos a hacer mejor”, afirmó el alcalde de La Paz, Iván Arias, en el acto previo al encendido de la tea organizado en la Plaza del Montículo, en Sopocachi.

Durante su discurso, destacó el papel que jugó Pedro Domingo Murillo en la Revolución del 16 de julio de 1809, por lo que será reivindicado en todas las postales que la Alcaldía de La Paz elaboró para las Fiestas Julias.

También se realizará un concurso de los niños mejor disfrazados de este personaje de la historia paceña, según reflejó la Agencia de Noticias Municipal.

“Pedro Domingo Murillo tuvo lo que todo líder tiene, admiración, respeto, valentía, coraje, pero también sufre traición, sufre mezquindad. Él cayó preso precisamente producto de una traición. La traición está presente en la historia política de Bolivia, pero más allá de la traición lo que queda es el legado y dijo: ‘la tea que dejo encendida nadie la podrá apagar’. Ya han pasado 213 años y esa tea sigue encendida en los ch’ukutas, sigue encendida en los paceños y nosotros seguimos construyendo país”, recordó.

El secretario municipal de Infraestructura Pública (SMIP), Boris Bacarreza, explicó que la tea está emplazada sobre una estructura de hormigón en la zona de Pasankeri Sur del macrodistrito Cotahuma

La base tiene 33 metros y la flama que simula el fuego otros 33 metros. Fue emplazada con cables de acero, elementos metálicos y mallas electro soldadas. Cuenta con un sistema de iluminación de 2.000 esferas de luces led para la flama y 2.100 lámparas led con las que se formó la base de la tea.

Bacarreza informó que a las 08.00 de este 1 de julio se izará la bandera paceña en un acto cívico que se efectuará en la Plaza de San Francisco. A las 19.00 serán encendidas dos teas: en el atrio del Palacio Consistorial, de ocho metros de alto, y en la plaza Tejada Sorzano, de tres metros y medio de alto, en Miraflores.

Comparte y opina:

Desde la cárcel de Santa Cruz, Parra denuncia que se ‘hacen la burla’ al suspender audiencias

“Justicia hay para el que tiene plata y para el que tiene poder”, cuestionó Elvira Parra, una de las exdirectoras del liquidado Fondo Indígena

Elvira Parra

/ 30 de junio de 2022 / 22:17

“Pienso que se hacen la burla de mí”, afirmó la exdirectora del exFondo Indígena Elvira Parra al hablar de los siete años con detención preventiva e innumerables audiencias suspendidas por los hechos de corrupción en el exfondo. Desde el 18 de mayo se encuentra en el penal de Palmasola, en Santa Cruz, donde fue llevada tras permanecer en la cárcel de mujeres de La Paz.

“Yo pienso que se hacen la burla de mí, el juez Juan José Coronado cada vez busca motivos para suspender (audiencias), pero trato de estar lo más tranquila para no alterar mi estado emocional”, declaró Parra en una entrevista con Erbol.

Parra fue trasladada de la cárcel de mujeres de La Paz al centro penitenciario de Palmasola. “Para mí (el traslado) fue una sorpresa”, sostuvo la exdirectora del exFondo Indígena, quien como el fallecido Marco Antonio Aramayo tiene en su contra decenas de procesos por un mismo hecho, denuncias de irregularidades en la administración de recursos públicos.

“No he aceptado, parece que eso ha sido la bronca del juez. No pensaba jamás quedarme en Santa Cruz, desde el 18 de mayo estoy aquí (en Palmasola)”, cuestionó en alusión a la decisión del juez de cambiarla de centro de reclusión.

“Justicia hay para el que tiene plata y para el que tiene poder”, aseveró Parra.

“Solo le pido a Dios que ya no se suspendan más audiencias (…) me encuentro muy desesperada de retornar a mi lugar de origen para dar continuidad a otros procesos supuestamente en mi contra”, sostuvo y confesó que en Santa Cruz no tiene visitas porque su familia radica en La Paz.

“Me estreso fácilmente, me desespero y prácticamente me afectan los nervios, porque me desespera estar lejos de mi familia”, sostuvo.
Parra fue una de las primeras ejecutivas, en la gestión de la exministra de Desarrollo Rural Nemesia Achacollo, del ahora liquidado Fondo Indígena, instancia estatal que canalizaba recursos económicos a proyectos de sectores indígena originarios y campesinos.

Parra concluyó su gestión en el exfondo en 2012 y una vez estalló el millonario desfalco se la aprehendió y desde 2015 está encarcelada.

En abril, el fiscal departamental de La Paz, William Alave, informó que más de 400 personas son investigadas en aproximadamente 96 casos abiertos por el desfalco millonario al exFondo Indígena.

Comparte y opina:

Últimas Noticias