Sociedad

jueves 21 ene 2021 | Actualizado a 04:31

Familia de médica fallecida tuvo que gestionar la ambulancia porque el seguro no cubría ese servicio

Los síntomas de la enfermedad aún no identificada se presentaron el 20 de mayo y recién fue internada una semana después. El domingo 2 de junio fue trasladada a La Paz y falleció dos días después en un hospital de La Paz

Martha Alipaz, madre de la médica, y su sobrino Ariel Valdez, en el programa Que no me Pierda. Foto: Red Uno

/ 2 de julio de 2019 / 14:57

“Hicimos nosotros como familia las gestiones para la ambulancia, porque no nos dieron una, dijeron que ni el seguro cubría ese tipo de traslados”. Eso fue lo que contó Ariel Valdez, primo de Ximena Cuellar, la médica que realizaba su internado en el Hospital de Caranavi, donde contrajo el virus desconocido que ahora aqueja a otras cinco personas, y por el cual falleció.

Martha Alípaz, madre de la estudiante de Medicina de la Universidad Mayor de San Andrés, y su sobrino hablaron del penoso caso de la muerte de Cuellar y denunciaron la falta de atención oportuna, en una entrevista con el programa Que no me Pierda de la Red Uno.

“Nosotros pedimos un traslado aéreo porque anteriormente a otros pacientes los sacaron (de Caranavi) así, y ese domingo (2 de junio) esperaron desde el mediodía hasta la 9 de la noche porque tenían que esperar hasta que se confirme la terapia intensiva, partimos a las 11 de la noche y llegamos a las 4 de la mañana (del lunes 3 de junio) directo al Gastroenterológico”, contó Valdez.

Los síntomas

Todo comenzó el 20 de mayo. Ese día la médica interna, de 25 años, comenzó a sentir fiebre, un cuadro que, según su madre, fue reportado a los superiores del centro de salud.

“Como mamá pido que se aclare esta situación porque no se le dio la atención oportuna a mi hijita; porque estaba desde el 20 de mayo hasta el 27 de mayo con fiebre con los síntomas; mi hijita ha trabajado desde el 20 hasta el 23 (de mayo), seguía haciendo sus actividades normales. El viernes 24 recién le pidieron que se quede en su cuarto”, dijo la madre, en medio del llanto. La joven vivía en el mismo hospital.

Recién el 27 de mayo, la directora del hospital llamó por teléfono a Alípaz para decirle que su hija se encontraba en estado crítico y que fue internada ese día. “Me dijo que hay dos etapas del dengue y que mi hija ya estaba en la etapa acrítica porque tenía sangrado en las encías”.

Pero no era dengue, sino el virus no identificado que ahora es estudiado por el Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) y en el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) cuyos resultados entregará en las próximas horas.

A ellos se suma el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Atlanta, Estados Unidos, que dará un veredicto final sobre el mal en 10 días más. Se cree que la universitaria se contagió al tratar a un hombre

La progenitora partió rumbo a Caranavi el martes 28 de mayo y encontró a su hija en cama, sin fuerzas ni para caminar.

“Mi hija no salió caminando, la levantaron. Estando en un mismo hospital, por qué no le dieron el auxilio correspondiente, ese martes mi hija ya no tenía ganas de comer, le dieron puré de papas con asado cuando mi hija no podía ni alzar la mano”, recordó.

El jueves 30 de mayo, arribó a Caranavi Valdez. “La encontré a mi prima en un estado muy crítico, tenía un sangrado de las encías muy fuerte y le hacían aspiraciones del sangrado cada 15 minutos y posteriormente le hicieron un laboratorio y le hicieron convulsionar, pasaron unas cuatro horas para estabilizarla y a partir de ese momento le pusieron un respirador”, rememoró.

Diagnóstico

Inicialmente los médicos de Caranavi le dijeron a la madre que la joven tenía dengue. Pero cuando la progenitora estaba allí, le pidieron que realice un examen de laboratorio fuera del hospital, el mismo que dio como resultado negativo a esa enfermedad.

No obstante, el informe del médico que atendió a la paciente determinaba que padecía dengue y que recibió medicación para dicho mal, según Alípaz.

La mujer afirma que los médicos de Caranavi le realizaban análisis de sangre cada seis horas a la joven y que la fiebre continuaba alta, pese a la medicación que recibía.

Recién, el miércoles 29 de mayo, los médicos le dijeron a la madre que debía llevar a su hija a La Paz.

A raíz de todos estos hechos, la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), junto con familiares de la residente presentaron el lunes una denuncia en el Ministerio Público contra dos médicas del Hospital de Caranavi por presunta negligencia.

Una vida de aprendizaje

Ximena Andrea Cuellar no solo estudió medicina y estaba muy cerca de culminar esa carrera, también aprendió idiomas para poder comunicarse de mejor manera con sus pacientes. 

“Mi hija entró al CBA a estudiar inglés, terminó eso y también aprendió aymara para poder comunicar con sus pacientes que no hablen castellano porque me decía que si le mandaban al campo tal vez habría personas que no se puedan comunicar y ella decía saber hablar aymara, e incluso aprendió lenguaje de señas por si alguna vez le tocaba atender a alguna persona con discapacidad auditiva”, contó entre sollozos la madre de la joven.

En abril, partió rumbo a Caranavi para realizar su internado rotatorio que duraría solo tres meses, en junio debía retornar a La Paz, lo hizo pero en una ambulancia y en estado crítico. Su vida se apagó el 4 de junio, sin que los médicos puedan descubrir el mal que la aquejaba. (02/07/2019)

Comparte y opina:

‘Tu ángel blanco’, la canción dedicada a los médicos del país que luchan contra el COVID19

Edgar Siles, médico de profesión, es conocido en el mundo de la música por sus variadas composiciones y ejerce como cirujano general en el Hospital Barrios Mineros de Oruro.

Homenajean a los médicos del país con una canción

/ 29 de junio de 2020 / 12:29

La crisis sanitaria que vive el mundo y el país es fuente de inspiración para muchos. La labor que realizan los médicos y las enfermeras ha sido aplaudida en todo el planeta. Esto inspiró al reconocido compositor orureño Edgar Siles Mancilla a crear una canción titulada ‘Tu ángel blanco’ que realza la entrega de los trabajadores de salud.

Siles, médico de profesión, conocido en el mundo de la música por sus variadas composiciones, ejerce como cirujano general en el Hospital Barrios Mineros de Oruro.

“Tenía que expresar lo que siente un mandil blanco cuando está frente a un paciente, expresar que para un médico sobre todo está el juramento hipocrático que hace cuando se recibe como tal, de priorizar la salud de la gente inclusive sobre su propia vida y es eso lo que está pasando ahora, muchos colegas están ofrendando sus vidas por sus pacientes, siempre para un médico primero está la salud de su paciente”, dijo el galeno en una entrevista con el periódico La Patria de Oruro.

Carla Valdez, vocalista del grupo La Contra, es la encargada de interpretar dicha canción.

“Primero tu salud, sobre todo tu salud, nunca dudes que este ángel blanco contigo estará.”, reza una parte de la canción en ritmo de marcha.

Si bien no existen cifras exactas, varios médicos y enfermeras han perdido la vida en el país en la lucha contra el nuevo coronavirus. (29/06/20)

Comparte y opina:

Impulsados por una superstición, niños decapitan a un perezoso en Beni

La Dirección de Medio Ambiente de Riberalta anunció el inicio de una investigación y la presentación de una demanda por biocidio.

Imagen referencial. Foto: Internet

/ 25 de junio de 2020 / 12:38

Un video en redes sociales muestra el horrendo crimen. Unos niños torturaron y luego decapitaron a un perezoso en Riberalta, en Beni, bajo la creencia de que el animal trae mala suerte y esperaban salvar la vida de su padre con este hecho, ya que se encuentra enfermo. El Ministerio de Medio Ambiente y la Policía Forestal investigan el caso.

El hecho ocurrió en el barrio Centenario de la ciudad  de Riberalta, ubicada a 650 kilómetros de la sede de Gobierno. 

El animal fue encontrado la noche del miércoles en medio del monte, amarrado con una soga y sin cabeza. Testigos relataron que los niños cortaron la cabeza del animal con un machete.

“Los perezosos vienen todas las noches a buscar fruta, y en las mañana ya no los encontrábamos; no hacía falta que lo maten así a este pobre animal”, dijo uno de los vecinos del barrio.

Investigación

El responsable de la Dirección de Medio Ambiente de Riberalta, Erick Galarza , acudió al lugar del crimen y anunció que presentará una demanda por biocidio.

“Existe una superstición sobre este tema, que el animal trae mala suerte, y los que cometieron el crimen aseguran que su padre se encuentra enfermo y para precautelar su salud mataron al animal, pero nosotros vamos a realizar la denuncia en torno al biocidio que está estipulado en la Ley 700”, dijo Galarza.

El biocidio (asesinato de animales) está penando en el país, con privación de libertad de 2 a 5 años.

El funcionario dijo que debido a la cuarentena y la poca circulación vehicular, los perezosos salieron en gran cantidad al pueblo, también apuntó que este tipo de creencias afecta la vida de los animales silvestres y pidió a la población beniana proteger la biodiversidad.

Repudio en redes sociales

“¿Qué clase de padres fomentan eso? ¿Ya no hay sensibilidad en los humanos?”, cuestionó Lisset Rojas, una de las muchas internautas que mostró su repudio por este crimen.

“Niño o adulto que cometa semejante salvajada tiene que ser duramente castigado, que no se excusen en el hecho de la edad; si son capaces de tanta maldad igual tienen que recibir todo el castigo que se merecen”, escribió Grace Calderón.

Hay quienes apuntan a exigir sanciones a los padres de los menores infractores y muchos cuestionan el comportamiento en general de la sociedad. Lo cierto, es que gran parte de la población se siente consternada por este hecho. (25/06/20)

Comparte y opina:

Médico voluntario descubre el ‘Signo de Trinidad’, un nuevo síntoma del COVID-19

Pedro Flores, el médico que fue despedido de su trabajo en La Paz por haberse presentado en Beni como voluntario para la lucha contra el coronavirus, fue quien hizo este descubrimiento que lo bautizó como ‘Signo de Trinidad’, en honor a la ciudad de Trinidad.

El doctor Pedro Flores realiza el diagnóstico del 'Signo de Trinidad', con una paciente.

/ 20 de junio de 2020 / 20:53

Apretar la tráquea, en eso consiste la prueba para la detección de este nuevo síntoma del coronavirus. El descubrimiento fue hecho por un médico voluntario en Trinidad. El procedimiento –según el profesional– consiste en oprimir la laringe del paciente, tras lo cual presentará un cuadro de tos, lo que da cuenta de una inflamación, aspecto que se debe tratar de inmediato para evitar que el caso empeore.

Pedro Flores, el médico que fue despedido de su trabajo en La Paz por haberse presentado en Beni como voluntario para la lucha contra el coronavirus, fue quien hizo este descubrimiento que lo bautizó como ‘Signo de Trinidad’, en honor a la ciudad de Trinidad.

El galeno recomendó a sus colegas probar esta nueva forma de diagnóstico que se encuentra a nivel de la tráquea.

“Hemos podido detectar en varios casos que las personas presentan un cuadro de traqueítis, y hemos encontrado un nuevo signo que la bibliografía no nos relata; es el signo de poder apretar al cartílago cricotiroideo, de la horquilla esternal dos dedos para arriba, y el paciente tiene un reflejo de tos; eso significa que la tráquea está irritada, eso nosotros lo llamamos el ‘Signo de Trinidad’”, relata el profesional en un video enviado a La Razón.

Esta reacción da cuenta de que la inflamación de esa zona es fuerte, por lo que el paciente debe ser controlado todos los días, añadió Flores.

“Detectar este síntoma permitirá salvar más vidas”, afirmó el médico.

Hasta este viernes, 171 personas perdieron la vida en ese departamento y otras 3.473 se encuentran contagiadas con este mal, mientras que en el país 22.476 están infectadas. (20/06/20)

Comparte y opina:

Pudo la ley más que el amor de su ‘familia’, el zorro Antonio fue trasladado a La Paz

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua decidió recoger el zorro de Oruro para refugiarlo eventualmente en Senda Verde, en los Yungas. La polémica por el animal que rescató la familia Ajhuacho continúa en redes sociales.

El zorro Antonio juega con uno de sus dueños.

/ 19 de junio de 2020 / 12:51

Mientras la “familia” del zorro Antonio rogaba para tenerlo de vuelta en casa, la Ley 1333 del Medio Ambiente prohíbe la tenencia de animales silvestres. A pesar del amor de los Ajhuacho, la polémica y la campaña en las redes sociales, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua decidió trasladar al espécimen a La Paz, para luego llevarlo al refugio Senda Verde, en los Yungas.

La disyuntiva por tener al animal en casa, en el zoológico de Oruro o en un hábitat natural terminó aparentemente con la decisión del Gobierno.

Al mediodía de este jueves, la ministra María Elva Pinckert informó de la medida con el argumento de que este tipo de especies tiende a ser agresivo debido a su genética. “Estaba en Oruro, en estos momentos va a llegar en custodia por unos días al zoológico de La Paz porque no lo podemos devolver, porque la ley no los prohíbe”, dijo la autoridad en una entrevista en radio Fides.

Juicio

En su criterio, los funcionarios encargados del caso conversaron con los “dueños” del animal para evitar que se opongan a esa decisión, puesto que en caso contrario existía “la obligación, por ley, de hacerle un juicio penal” por la tenencia de Antonio.

La ministra descartó ese extremo y confirmó que el zorro será enviado al refugio Senda Verde, pero se avaluará en los siguientes días si su nueva hogar será La Paz o Tarija.

“Si nosotros lo permitimos, va a continuar el tráfico ilegal, todos van a querer tener este tipo de animales”, advirtió Pinckert.

La historia

Cuando apenas podía caminar y sobrevivir en su hábitat, este pequeño zorro andino fue rescatado por la que ahora es su familia en noviembre de 2019, en la localidad de Romero Pampa, en Oruro, cuando iba a ser sacrificado por comunarios de la zona, al igual que su madre, hermanos y otro animal de su misma especie.

Durante estos siete meses, Antonio fue criado como un miembro más de la familia Ajhuacho en Oruro, que le dio amor y cuidados al igual que a los perros que tienen como mascotas.

En las últimas semanas, Antonio comenzó a aullar por las noches, lo que alertó a los vecinos, quienes denunciaron su presencia ante Zoonosis, unidad que recogió al animal para llevarlo al zoológico municipal de la ciudad de Oruro.

Reunión con Alcaldía

La familia lanzó una campaña en redes sociales para recuperar a Antonio, hecho que tuvo eco el jueves, cuando el alcalde de Oruro, Saúl Aguilar, se reunió con los dueños del animal y los concejales para impulsar gestiones en busca de lo mejor la “mascota” de la familia Ajhuacho.

“Hemos tenido un acercamiento con la familia junto a los concejales, personal del Centro Municipal de Zoonosis Oruro (Cemzoor), donde cada uno manifestó su punto de vista por lo cual nosotros como municipio apoyaremos con los trámites correspondientes”, sostuvo la autoridad, según cita un boletín de prensa de la comuna.

La mañana del jueves, concejales visitaron a Antonio en el zoológico municipal para verificar el estado del animal y, según informaron, no encontraron ninguna irregularidad, por lo que solicitaron a la población no creer todo lo que circula en redes sociales y pidieron no agravar la situación con rumores infundados.

Brian Ajhuacho, el protector de Antonio, agradeció las gestiones de las autoridades del municipio, para pelear por la tenencia de la que consideran su mascota y miembro de su familia.

“El alcalde nos dijo que nos va a colaborar con el rescate de Antonio para que pueda regresar a su hogar; está dispuesto también a ayudar el zoológico; y solo tenemos que movilizarnos con mi asesora (…), tenemos que ir a hacer unos trámites ante el Ministerio de Medio Ambiente”, dijo.

Visita en el zoológico

Ajhuacho fue a visitar a Antonio al zoológico la mañana del jueves, donde pudo verificar que estaba bien atendido y fue invitado a pasar a su jaula para que pueda compartir con el animal, lo que alegró a su mascota.

El administrador del zoológico, Ovidio Calizaya, había dicho que Antonio se encuentra bien y que, por precaución, estaba en cuarentena bajo cuidados necesarios.

“Queremos informar a la población que todo el personal de Zoonosis solo ayudó con la logística y cuidados del animal, fue revisado por los veterinarios ahora está en cuarentena por precaución y con todos los cuidados”, aclaró.

Trámite para la tenencia

Es el Ministerio de Medio Ambiente y Agua el que definió el futuro de Antonio, aunque la familia Ajhuacho estaba alertada de un proceso penal por la tenencia ilegal de animales silvestres, como lo hizo saber el responsable de Cemzoor, Leonel Quinaya.

«Luego de que la Policía Forestal y Preservación del Medio Ambiente (Pofoma) realice la denuncia de oficio a la familia por la tenencia ilegal de un animal silvestre el Ministerio de Medio Ambiente es el que debe definir la situación del zorro», aclaró el jueves funcionario.

No puede volver a su hábitat

El biólogo Polo de la Riva dijo que Antonio no podrá volver a su hábitat porque no aprendió a sobrevivir solo ni a conseguir sus alimentos, y recomendó que viva en el zoológico, ya que la norma prohíbe que los animales silvestres puedan vivir en domicilios, por su peligrosidad ya que –según el profesional- nunca podrán ser domesticados.

Redes sociales

Mientras el futuro de Antonio ya está casi definido, las redes sociales continúan inundadas con mensajes que exigen la liberación del animal, pidiendo, en contrapartida, que políticos como el expresidente Evo Morales y la propia jefa de Estado, Jeanine Áñez, sean encarcelados.

En otros mensajes, se alerta sobre el riesgo de devolver al animal a su hábitat. Su acostumbrada crianza con humanos le impediría desenvolverse en ese escenario adverso, tanto para la provisión de sus alimentos como su situación de vulnerabilidad ante otros animales o depredadores humanos. (19/06/20)

Comparte y opina:

Lanzan en Oruro una campaña para liberar del zoológico a Antonio, un zorro domesticado

Un biólogo asegura que la tenencia de animales silvestres está penada por ley y que además, por su naturaleza, el zorro no será domesticado y que a la larga será peligroso; pero que tampoco podrá sobrevivir en su hábitat y que lo mejor es que viva en un zoológico.

Antonio, en la casa donde vivía.

/ 18 de junio de 2020 / 13:47

#LiberenAAntonio, así se denomina la campaña lanzada en redes sociales en Oruro. Antonio es un zorro de nueve meses que fue rescatado cuando unos comunarios pretendían matarlo y fue criado por una familia.

No obstante, vecinos denunciaron la presencia del animal y el Centro Municipal de Zoonosis (Cemzoor) se lo llevó al Zoológico de esa ciudad.

Un biólogo asegura que la tenencia de animales silvestres está penada por ley y que además, por su naturaleza, el zorro nunca logrará ser domesticados y que a la larga será peligroso, pero que tampoco podrá sobrevivir en su hábitat y que lo mejor es que viva en un zoológico.

Antonio fue encontrado en noviembre pasado en la localidad de Romero Pampa, en Oruro, cuando iba a ser sacrificado por comunarios de la zona, al igual que su madre, hermanos y otro zorro macho, según el reporte del periódico La Patria.

“Era huérfano de madre porque los comunarios la asesinaron vilmente. Antonio se quedó en su madriguera y la suegra de mi hermana, al escucharle gritar, lo sacó; lo rescataron, quisieron matarlo, pero (mi hermana) lo trajo a Oruro. Era un bebito que no pesaba ni 500 gramos, llegó en noviembre y se iba a morir, pero la buena voluntad de mi sobrino y de mi parte, se le ha hecho revivir con leche en un biberón”, conto un miembro de la familia que crió al animal.

La historia de Antonio conmovió a los orureños, muchos de ellos recordaron la situación de varios animales que acabaron muriendo en el Zoológico, entre ellos una avestruz, un puma, un cóndor y el conocido león Fido.

Campaña en redes

Una de las dueñas de Antonio subió un video a Tik Tok contando la historia de Antonio y pidiendo la solidaridad y el apoyo de la gente para que las autoridades permitan que el animal vuelva a su hogar.

@soydaniventura

##voiceeffects ##fyp ##xyzbca ##foryoupage

♬ sonido original – soydaniventura

“#LiberenAAntonio Su familia lo necesita y el a su familia. Nos sumamos a la causa”, postearon muchos internautas en la página creada para lograr su liberación.

Uno de los banners con los que piden la libertad de Antonio.

Antonio convive con dos perros y es considerado un miembro más de la familia, y al igual que el resto de las mascotas tiene acceso a todos los ambientes de la casa donde vive y no es peligroso, según cuentan sus dueños.

“Era muy amable, se comportaba igual que mis perros, correteaba, algunas veces salía a la calle, pero cuando le decía que entre, Antonio ingresaba corriendo. Era un animalito muy domesticado, libre, cariñoso, estaba acostumbrado a la ciudad. Era muy obediente, salía de cualquier rincón y venía, porque le daba un pedazo de pan, comía pan, fideos, sopa, hasta fruta, comía papaya”, añadió el familiar.

La norma prohíbe la tenencia de animales silvestres

El biólogo Polo de la Riva, recuerda que la Ley 1333 del Medio Ambiente, prohíbe la tenencia de animales silvestres, sancionando este hecho con privación de libertad de uno a tres años.

“En este caso, la familia le brindó un hogar, pero estos animales nunca serán domésticos, son silvestres y así serán toda su vida; es un peligro porque los animales silvestres tienen un problema social y cualquier rato se vuelven agresivos y pueden atacar a los perros o a otros animales, aunque piensen que es bueno y que lo criaron bien, es imposible, y hasta podría contagiarles cualquier enfermedad”, explicó a La Razón el profesional.

Sin embargo, Antonio tampoco puede volver a su hábitat –según de La Riva- porque no aprendió a cazar, no sabe sobrevivir en su medio, no sabe cómo protegerse de los peligros.

Lo ideal, para el biólogo, es que Antonio viva en un zoológico donde para comenzar deberá atravesar una etapa de cuarentena, recibirá sus vacunas, y tendrá la alimentación que le corresponde, porque esta especie es carnívora.

Antonio ya está en el Zoológico

Leonel Quinaya, responsable del Centro Municipal de Zoonosis de Oruro, dijo que Antonio ya se encuentra en el Zoológico Municipal y reveló que los vecinos denunciaron su presencia porque comenzó a aullar por las noches y consideraron un peligro para sus propias mascotas.

Según De La Riva, el 90% de los animales que se encuentran en los zoológicos fueron rescatados de manos de personas que traficaban con las especies silvestres o que pretendían tenerlos en sus viviendas, por lo que recomienda a la ciudadanía que si encuentran o rescatan a un animal silvestre, como Antonio, deben remitirlo de inmediato a oficinas de Zoonosis, para no cometer un delito. (18/06/20)

Comparte y opina:

Últimas Noticias