Sociedad

jueves 28 oct 2021 | Actualizado a 17:01

El VIH en Bolivia: Casos en fase sida bajan y expectativa de vida llega a 20 años

El tratamiento se redujo de 20 a una pastilla hace cinco años. A la fecha más de 10.000 personas cuentan con sus medicamentos y los recogen de forma oportuna y sostenida.

La prueba rápida es gratuita en centros de salud. (Foto: Miguel Carrasco)

/ 28 de julio de 2019 / 13:10

Daniel C. P., de 36 años, fue diagnosticado como portador del VIH hace 12 años. Su familia lo apoyó al principio con la compra de fármacos para evitar que el virus avance a fase sida, luego accedió al tratamiento gratuito y hoy su expectativa de vida mejoró.

“A mis 24 años me dijeron que era positivo al VIH. Fue un jueves, lo recuerdo bien, sentí que mi mundo se acababa, que moriría rápido. Poco sabía de la enfermedad, pese a que mi padre es médico.

Con mucho esfuerzo mi familia compró el tratamiento y gracias a ello sigo vivo y si me cuido sé que moriré de viejo”, relató Daniel. Él es una de las 10.020 (50,5% del total) personas que viven con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y que reciben del Estado el tratamiento gratuito de retrovirales, que son medicamentos que ayudan a alargar la vida del portador.

El fármaco impide que el virus se expanda dentro del organismo y elimine las defensas. “Los retrovirales están cubiertos por el SUS (Sistema Único de Salud) y existe la provisión suficiente para cubrir la demanda.

A la fecha más de 10.000 personas cuentan con sus medicamentos y los recogen de forma oportuna y sostenida. Ellos tienen mayor expectativa de vida”, informó el responsable nacional del Programa VIH/Sida, Alejandro Sánchez.

El dato fue corroborado por el último informe del programa, en el que se especifica que al principio de la epidemia (1984-1999) el 38% de personas estaba en fase sida (etapa terminal), pero para finales de 2018 el porcentaje disminuyó a 11%. (Ver infografía).

Sánchez señaló que hace 10 años, los portadores desarrollaban la fase sida en cinco o seis años desde el diagnóstico y morían, pero la expectativa de vida aumentó a 20 años.

Lo atribuyó a que la confianza en los retrovirales creció entre los pacientes. Recordó que hasta hace cinco años, las personas con VIH debían tomar 20 píldoras cada día para controlar el virus, pero éstas les causaban sueño, dolor de estómago y otros.

“Su calidad de vida no era buena, incluso muchos andaban de mal humor. Pero la cantidad de pastillas redujo paulatinamente hasta llegar a una, manteniendo la eficacia. Todo esto mejoró su situación”.

PÍLDORAS

Así lo confirma Rossío M., quien fue detectada como portadora hace tres años. Ella es miembro de la Red Nacional de Personas que Viven con VIH/sida en Bolivia (Redbol). “Cuando me dijeron que era positiva al virus, lloré y recién valoré la vida. Pero con el apoyo psicológico llevo una vida casi normal. Los retrovirales permiten que trabaje, salga con amigas, aunque no bebo ni fumo, pero viviré más que otros”.

De acuerdo con la Redbol, en el país hay portadores que comenzaron el tratamiento hace 20 años. Ellos están con vida gracias a los retrovirales que disminuyeron drásticamente la carga viral. Según un reciente informe de la Organización Mundial de Salud (OMS), cuando un portador sigue el tratamiento, se reduce en 96% el riesgo de que transmita el VIH a su pareja sexual sin la enfermedad.

“La recomendación de iniciar el tratamiento en todos los individuos que viven con el virus contribuirá significativamente a reducir la transmisión en el mundo”, indica el documento.

David Segurondo, especialista del tema y médico del centro piloto de La Paz, donde se entregan los retrovirales, indicó que el tratamiento consiste en la combinación de medicamentos que bloquean el progreso normal del VIH, al evitar que se multiplique.

“Esta terapia previene los daños del virus al sistema inmunológico y reduce la transmisión a otras personas. Los fármacos nuevos son más eficaces y tienen menos efectos secundarios”, detalló.

Sánchez expresó que el área recibe cada año Bs 21 millones del Tesoro General de la Nación, de los cuales Bs 18 millones se destinan a la compra de medicamentos y el resto a la prevención. “Estamos poniendo más énfasis en la detección temprana de casos”. (28/07/2019)

Comparte y opina:

Interrumpen el embarazo de otra niña víctima de violación en Bolivia

El Ministerio Público informó que la interrupción del embarazo se realizó en un hospital del municipio beniano de Reyes.

El procedimiento se realizó en un hospital de Reyes. Foto: BTV.

/ 28 de octubre de 2021 / 16:14

Mientras en el país todavía se discute el caso de una niña de 11 años de edad embazada producto de una violación en el municipio de Yapacaní, Santa Cruz, se conoció en las últimas horas de otro hecho similar ocurrido en la población de Reyes, departamento de Beni.

En este segundo caso, según confirmó el fiscal de materia Henry Aguirre, la víctima tiene 12 años de edad y su proceso de gestación fue interrumpido en un hospital de la misma localidad.

“Se presentó un caso radicado acá en la localidad de Reyes, (se trata) de una menor de 12 años, que ha sido violada y en esta oportunidad nos constituimos en el hospital de Reyes, donde se ha procedido a una intervención de la menor y gracias a Dios ha sido exitosa”, dijo Aguirre en declaraciones a TVR, que es un canal de televisión local.

El funcionario señaló que este trabajo fue ejecutado en coordinación con otras instituciones, como la Defensoría del Pueblo y la Policía.

El delegado defensorial en Beni, Alberto Condori, agregó que este “caso merecía la interrupción legal del embarazo” y por eso se hizo todas las gestiones necesarias para el “acercamiento al hospital”.

Entretanto, el comandante de la Policía en Reyes, David Vargas, indicó que todo el trabajo investigativo de la violación se hizo “de manera correcta” y que una persona de sexo masculino está encarcelada.

“Ya hay un señor N/N en (la cárcel de) Mocoví, se hizo el traslado hace aproximadamente tres semanas (y ahora) estamos aún en etapa de investigación”, apuntó Vargas.

Comparte y opina:

Auza dice que el país está logrando que la cuarta ola del COVID-19 evolucione lentamente

Para el Ministerio de Salud, “todo resfrío es COVID-19 hasta que se demuestre lo contrario”.

La calles de La Paz en tiempos de pandemia. Foto de archivo: La Razón.

/ 28 de octubre de 2021 / 14:19

Durante una reunión con los gobiernos subnacionales y directores de los hospitales de tercer nivel con el fin de delinear acciones homogéneas frente a la pandemia, el ministro de Salud, Jeyson Auza, aseguró que en el país se está logrando una evolución lenta de la cuarta ola del COVID-19. 

“Nosotros hemos logrado la reducción sistemática de casos (de COVID-16) durante más de 15 semanas consecutivas y ahora, gracias a una estrategia, estamos logrando que esta cuarta ola, que podría estar iniciando, evolucione lentamente”, afirmó.

También puede leer: Bolivia registra aumento de casos de COVID-19 en 30% tras 15 semanas de desescalada.

Agregó que el Gobierno será “extremista” en exigir a los servicios departamentales de Salud (Sedes) realizar la vigilancia epidemiológica.

Incluso, para nosotros, “todo resfrío es COVID-19 hasta que se demuestre lo contrario y para eso tenemos las pruebas de diagnóstico (con el fin de que luego los casos positivos comiencen un tratamiento precoz y gratuito)”, remarcó.

Auza indicó que el Ministerio de Salud no esperará tener situaciones críticas de nuevas olas de la pandemia en el país para asumir las acciones de prevención porque, en su criterio, hay países que ya están hasta en una sexta y séptima ola.

“En esa lógica (…) hoy vamos a establecer los lineamientos de nuestro plan nacional de lucha contra el COVID-19”, apuntó.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Auza llama a gobernaciones y alcaldías a priorizar la salud para la reactivación económica

El ministro de salud, Jeyson Auza, aseguró que las medidas asumidas en el afán de contener el incremento de contagios por el COVID-19 son oportunas.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, en una reunión con autoridades departamentalde y municipales.

Por Mauricio Diaz

/ 28 de octubre de 2021 / 13:42

El ministro de Salud, Jeyson Auza, llamó este jueves a las gobernaciones y alcaldías del país a prioriza la salud para garantizar la reactivación económica del país, ante el inicio de una posible cuarta ola de contagios por COVID-19.

“(Debemos) priorizar la salud del pueblo boliviano, porque solamente así vamos a siquiera pensar en una reactivación económica; no podemos pensar en lo segundo si primero no hemos superado esta crisis”, aseguró en la reunión que sostuvo con gobernadores y alcaldes del país para la coordinación de tareas de la emergencia sanitaria.

El ministro explicó que fueron destinados recursos a los hospitales de tercer nivel, cuya administración depende de las gobernaciones, además de reforzar la atención y los servicios del Seguro Universal de Salud (SUS).

Aseguró que por el incremento de casos positivos del nuevo coronavirus en algunos departamentos, se “podría estar iniciando un cuarta ola” de contagios y resaltó que el Gobierno, junto con autoridades departamentales y municipales, asumirá medidas oportunas.

“Este análisis no lo vamos a hacer en el momento donde la situación sea insostenible, lo hacemos ahora. La estrategia que está definida la vamos a enriquecer con las sugerencias que ya han mandado” dijo.

Auza también convocó a la población a que asista a los puntos de vacunación para inmunizarse contra esa enfermedad. “Hoy debería ser una obligación moral que hace que mi salud tenga que ver con la salud de mi familia y mi comunidad”, agregó.

Esa reunión fue convocada por el titular del Ministerio de Salud en medio del incremento del 18% de contagios por el coronavirus en todo el país, que en la última semana superó el promedio de 464 casos diarios.

Asistieron a la reunión los gobernadores de Chuquisaca, Damián Condori, y de La Paz, Santos Quispe, aunque éste abandonó luego la cita. Además, los alcaldes de La Paz, Iván Arias; de El Alto, Eva Copa, y de Cochabamba, Manfred Reyes Villa.

Comparte y opina:

Bolivia mantiene tendencia al alza de casos COVID-19, más de 700 en un día

De los 707 nuevos contagios, 347 están en Santa Cruz, 137 en Cochabamba, 91 en La Paz, 47 en Chuquisaca, 46 en Tarija, 18 en Potosí, 16 en Oruro, 3 en Beni y 2 en el departamento de Pando, que registraba un silencio epidemiológico.

/ 27 de octubre de 2021 / 23:32

Los nuevos casos de COVID-19 mantienen una tendencia sostenida al alza y este miércoles superaron la barrera de los 700, según los datos del Ministerio de Salud. El total acumulado ascendió a 511.854.

De los 707 nuevos contagios, 347 están en Santa Cruz, 137 en Cochabamba, 91 en La Paz, 47 en Chuquisaca, 46 en Tarija, 18 en Potosí, 16 en Oruro, 3 en Beni y 2 en el departamento de Pando, que registraba un silencio epidemiológico.

El número de muertos de la jornada fue de cuatro y el acumulado nacional desde marzo, cuando se detectaron los primeros casos, alcanzó los 18.911.

El viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, informó que el jueves las autoridades de Salud se reunirán con gobernadores y responsables de los Servicios Departamentales de Salud (Sedes) para coordinar las acciones y contener la eventual cuarta ola del COVID-19.

Entre los temas está el financiamiento del Sistema Único de Salud (SUS), como parte de las acciones destinadas a preparar al sistema de salud frente a la nueva ola. “Esta última semana se ha incrementado en 18% los casos, pero el peso de este incremento está en Santa Cruz”, sostuvo.
El martes fueron registrados 677 contagios.

Comparte y opina:

Defensoría acude a la Justicia para retoma de la interrupción del embarazo de una niña

La Defensoría activó también una solicitud ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de medidas cautelares “para que el Estado asuma medias de protección y salvaguarda en favor de la niña"..

Nadia Cruz, la Defensora del Pueblo, en la conferencia de prensa de este miércoles. Foto: Rodwy Cazón

/ 27 de octubre de 2021 / 18:35

La defensora del Pueblo, Nadia Cruz, informó este miércoles que en los inmediato presentará un recurso de Acción de Libertad para que la Justicia ordene la interrupción del embarazo de la niña de 11 años que fue llevada a un albergue por personeros de la Iglesia Católica para garantizar que continúe con su estado de gravidez.

“Hemos presentado una Acción de Libertad contra las defensorías de la Niñez y la Adolescencia de Yapacaní y Santa Cruz de la Sierra, el Arzobispado de Santa Cruz y el Hospital Percy Boland a fin de que la justicia constitucional ordene a las defensorías cumplir con acciones de protección a fin de reencaminar el proceso de interrupción legal del embarazo de la menor de 11 años”, informó en una conferencia de prensa en La Paz. (Observa el video aquí)

La segunda acción tiene que ver con la solicitud de la Defensoría del Pueblo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de medidas cautelares “para que el Estado asuma medias de protección y salvaguarda en favor de la niña.

Lee también: Naciones Unidas: Someter a una niña a un embarazo forzado está calificado como tortura

La niña fue violada por el padre de su padrastro en el municipio de Yapacaní, departamento de Santa Cruz. Sus dos hermanas también fueron ultrajadas sexualmente. Inicialmente la familia de la víctima había autorizado la interrupción del embarazo, pero después desistió tras visitas –se denunció- de personeros de la Iglesia Católica.

Lee también: La niña embarazada es dada de alta, Iglesia asegura que ‘cumplirá promesa de sanar a la niña’

“Finalmente, la Defensoría, ante la gravedad del hecho y principalmente desprotección de las niñas en Bolivia, está presentando una acción penal contra el personal médico del Hospital Percy Boland, servidores públicos de las defensorías de Yapacaní y Santa Cruz, Conferencia Episcopal de Santa Cruz y contra la madre por los delitos de incumplimiento de deberes, desobediencia a resoluciones en acciones de defensa y de inconstitucionalidad y trata de personas con fines de disposición del ser humano con o sin fines de lucro, con fines de embarazo forzado con fines de guarda o adopción”, explicó.

Según Cruz, la sanción por estos delitos tiene entre 15 y 20 años de cárcel.

El martes, la niña de 11 años violada y embarazada por su abuelastro fue dada de alta de la Maternidad “Percy Boland” y permanecerá en un hogar de acogida. “Se cumplirá las promesas de “sanar a la niña” en la parte médica y psicológica, afirmó el delegado Episcopal de Salud de la Iglesia Católica, Víctor Hugo Valda, quien también asesora a la familia de la víctima.

Comparte y opina:

Últimas Noticias