Sociedad

martes 19 oct 2021 | Actualizado a 14:11

Tras 153 días, Ortiz vence al arenavirus y regresa a su hogar

El médico Marco Ortiz se constituye en el segundo sobreviviente del arenavirus tipo Chapare II, después de la aparición en junio de un extraño virus en el municipio paceño de Caranavi.

Alegría. Tras la conferencia de prensa y el alta hospitalaria, el equipo de la CPS despide a Ortiz. Foto: Miguel Carrasco

/ 27 de noviembre de 2019 / 12:12

El médico Marco Ortiz le ganó la batalla al arenavirus de tipo Chapare II y ayer retornó a su hogar. Él se contagió de la enfermedad al intentar salvar la vida a otra médica infectada, pero ayer recibió el alta hospitalaria tras 153 días de tratamiento en la CPS.

“Soy un sobreviviente del arenavirus, agradezco a mis colegas que mostraron un alto profesionalismo para sacarme de la enfermedad. Agradezco a Dios y a la Virgen por darme la oportunidad de vivir. Quiero recuperarme y estar como antes para convivir con mi familia y trabajar salvando vidas”, aseveró el galeno de 48 años, luego de recibir su alta hospitalaria.

La paz volvió ayer a la familia Ortiz Aguilar. Sonia Aguilar, esposa y madre de los cuatro hijos de Ortiz, sacó a su pareja del hospital de la Caja Petrolera de Salud (CPS), en Obrajes (La Paz), y lo trasladó a su hogar. “Es un alta hospitalaria, lo que significa que aún está bajo control, cuando le den alta médica estará listo para retomar sus actividades”, dijo.

Ortiz se constituye en el segundo sobreviviente del arenavirus tipo Chapare II, después de la aparición en junio de un extraño virus en el municipio paceño de Caranavi. Fue la médica interna Ximena Cuéllar quien atendió a un agricultor, considerado el paciente cero y que falleció.

Cuéllar mostró síntomas y Ortiz se trasladó en una ambulancia a Caranavi para recogerla, sin saber que se trataba de arenavirus. Él y Gustavo Vidales, otro médico del Arco Iris, intentaron salvar la vida de su colega y la trasladaron al Instituto Gastroenterológico, pero ella murió.

Entonces los dos galenos comenzaron a sentir síntomas extraños y fueron internados en diferentes nosocomios. Vidales, un gastroenterólogo de alta especialidad internacional, falleció en agosto, y Ortiz logró vencer al arenavirus. Ahora el médico y un pariente del agricultor (paciente cero) son sobrevivientes del virus y el estudio de su sangre puede ser útil para una vacuna.

Esfuerzo. En la conferencia de prensa ofrecida ayer por el equipo médico de la CPS, su director Gonzalo Torrico explicó cómo todo el personal brindó su apoyo profesional y solidario para salvar la vida de su colega. “Gracias a todo el apoyo, gracias al granito de arena que pusieron todos, hoy es una realidad el alta hospitalaria de nuestro amigo y colega”, indicó.

A decir del médico y representante de los profesionales del nosocomio, Óscar Oliden, la atención a Ortiz fue todo un desafío para el personal debido a que se trataba de una enfermedad inicialmente desconocida y cubierta con recursos propios, sin el apoyo del Ministerio de Salud.

  • Apoyo. Acompañado por enfermeras, así llegó el médico Ortiz. Foto: Miguel Carrasco

“Con dejarnos 40 barbijos, 40 mamelucos y un paquete de sangre, el Ministerio de Salud se contentó; pero el costo de atención en el hospital, el tratamiento e insumos para el paciente Ortiz demandó una inversión de 250.000 dólares. La máquina de hemodiálisis que se usó fue desechada después, también se requirió de equipos de máquinas respiradoras y broncoscopio”, manifestó.

Recordó que de inicio el personal entró en pánico, cuando aún no se sabía el tipo de virus y cómo actuar profesionalmente, pero tras el análisis se involucró a todos los trabajadores, desde limpieza hasta especialistas, cada uno sabía qué debía hacer.

“Estamos capacitados para enfrentar enfermedades altamente contagiosas, tenemos el espacio, los equipos y lo más importante, el personal comprometido”, dijo.

Comparte y opina:

Salud confirma que 6,8 millones de dosis contra el COVID-19 siguen sin usar

Existe preocupación por el ritmo bajo que existe en algunas regiones, el Ministerio de Salud anunció evaluaciones para plantear nuevas metas.

El traslado de vacunas en el PAI nacional. Foto: Álvaro Valero

/ 19 de octubre de 2021 / 10:46

Mientras el plan de vacunación contra el COVID-19 da nuevos pasos hacia una más amplia cobertura de la población, más de seis millones de dosis permanecen sin ser administradas en las cámaras de frío de los nueve departamentos y miles están con riesgo de caducidad.

«De acuerdo con los datos que vamos registrando en los centros de salud y puntos de vacunación, existen 6,8 millones de dosis disponibles para poder utilizar, quiere decir que las vacunas están en el país, no se las está utilizando y es necesario poder verificar algunas estrategias», indicó la viceministra de Seguros de Salud y Gestión del Sistema Único de Salud (SUS), Alejandra Hidalgo, este martes en La Razón Radio.

En la víspera, el ministro de Salud, Jeyson Auza, admitió que alrededor de 700.000 dosis están por expirar hasta fin de mes, no obstante afirmó que se tomarán todas las medidas para evitar nuevas pérdidas, como la que sucedió en Pando.

Con ese fin, se planifica optimizar su uso en la administración de dosis de refuerzo a la población que así lo requiera y ya cumplió dos meses desde que completó su esquema regular.

«De acuerdo con los estudios del Reino Unido se ha demostrado que las personas con enfermedades de base, por ejemplo, son las que requerirían una tercera dosis, en ese sentido es que se ha determinado realizar este tipo de vacuna para poder complementarla con una primera y segunda dosis», dijo Hidalgo.

Salud prevé una evaluación detallada del avance de la vacunación en cada región, para evaluar el trabajo de los servicios departamentales de Salud (SUS) y plantear nuevas estrategias que les permitan acelerar el uso de las más de seis millones de dosis estancadas.

La cobertura en primera dosis en el país no supera el 63% y en segunda es de poco más del 50%.

Comparte y opina:

En el país se desecha 142.000 toneladas de plásticos al año

“Se estima que el 5% de los desechos plásticos termina en botaderos a cielo abierto o cuerpos de agua, contaminando la naturaleza”, señala el informe “Producción, uso y disposición final de los plásticos de un solo uso en Bolivia”, de WWF.

/ 19 de octubre de 2021 / 10:25

Una bolsa, bombilla o botella pueden parecer inofensivas y parte de las compras cotidianas, pero en realidad forman parte de una gran cadena de residuos plásticos que se desechan en al menos 142.000 toneladas cada año en diferentes sitios del país.

“Considerado que el plástico aporta alrededor de 11% al total de desechos sólidos, se estarían llegando a casi las 142.699 toneladas de plástico desechado al año en Bolivia”, señala el informe Producción, uso y disposición final de los plásticos de un solo uso en Bolivia, del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

De esta cantidad, no toda precisamente es desechada de manera adecuada ni queda en un relleno sanitario, según los datos de este estudio ejecutado este año por Servicios Ambientales SA. “Se estima que el 5% de los desechos plásticos termina en botaderos a cielo abierto o cuerpos de agua, contaminando la naturaleza”.

El reciclaje o reutilización del plástico tampoco se constituye aún en una práctica recurrente entre la población; las encuestas realizadas para el estudio en los municipios de El Alto, La Paz, Santa Cruz de la Sierra y Trinidad encontraron que la mayoría de las personas, luego de usar el plástico, todavía lo desecha directamente.

“Este es el dato más impactante, el 34% lo reutiliza y solo el 19% lo está llevando a centros de acopio, hay un montón de la población que no está participando de eso, necesitamos en general conciencia, hay mucha gente que lo está haciendo y hay que movilizar a más”, explicó en contacto con La Razón Samuel Sangüeza, representante en Bolivia del WWF.

El problema del consumo de plástico parece lejos de acabar tanto en el país como en el mundo, la situación se ha visto incluso agravada con la pandemia del COVID-19, que en algunos casos incrementó el uso de objetos de este material.

“Los productos que aumentaron su uso a causa de esta emergencia principalmente están relacionados a polímeros o plásticos de un solo uso, que en Bolivia al igual que en el resto del mundo son: barbijos, envases y vasos de poliestireno para el transporte de alimentos, trajes plásticos de bioprotección, máscaras protectoras,  guantes plásticos desechables,  botellas plásticas con desinfectantes (y) residuos hospitalarios plásticos”, subraya el estudio.

Sin embargo, aunque erradicar el uso de este elemento parece imposible y requiere un abordaje integral por la cantidad de empleos que genera, instituciones como WWF apuestan por una ola de conciencia en la población para optimizar el uso y promover su desecho adecuado.

Sangüeza explicó que el abordaje de esta problemática debe ir de la mano con una promoción de las consecuencias de la utilización desmedida y sin responsabilidad del plástico en el medio ambiente, que se estima tarda en degradarse entre 150 y 400 años. Además, los diferentes niveles de gobierno pueden aportar con normas e incluso incentivos para la economía circular con el reciclaje.

“La población del mundo va a seguir creciendo y si realmente no cambiamos la forma en que consumimos y cómo utilizamos el plástico, pues vamos a asfixiar mucho más al planeta, hay todo un tema de microplásticos que están también en la cadena alimentaria”, detalló el especialista.

WWF propone una acción conjunta con la educación, los sectores públicos y privados, y la sociedad civil. “Como organización, hemos lanzado el reto de alcanzar una naturaleza positiva al 2030; esto incluye lograr reducir a la mitad la huella de producción y consumo”, sostuvo Sangüeza.

Comparte y opina:

Comienza la marcha de las víctimas de Sacaba y Senkata rumbo a La Paz

La marcha exige justicia y prevé llegar a la sede de Gobierno en aproximadamente ocho días.

La marcha de las víctimas de 2019. Foto: Kawsachun Coca.

/ 19 de octubre de 2021 / 09:53

Las víctimas de las masacres de Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto), registradas en 2019 durante el gobierno de Jeanine Áñez, iniciaron pasada las 08.00 de este martes una marcha de protesta desde la localidad de Caracollo rumbo a la ciudad de La Paz en demanda de justicia.

Roberto Jucumari, vicepresidente de la Asociación de Víctimas de Huayllani (Sacaba), dijo que esta marcha está constituida por “las verdaderas víctimas de noviembre de 2019” que decidieron unirse.

“El pedido es justicia, que se acelere la justicia, la justicia anda muy lenta”, ratificó el dirigente en un contacto con Bolivia TV.

Jucumari prevé que la movilización arribará a la sede de Gobierno en aproximadamente ocho días. “La lucha continúa y para eso estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias”, advirtió.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) concluyó que en los hechos de Sacaba y Senkata –donde se registraron 20 muertos– hubo masacres, ejecuciones sumarias y uso excesivo de la fuerza.

Asimismo, en su informe final, el GIEI identificó el Decreto Supremo 4078, emitido por el gobierno de Áñez, sobre la actuación de las Fuerzas Armadas, como el principal instrumento con el que se pretendió dotar de cobertura legal a la represión del Estado en la crisis poselectoral de 2019.

También puede leer: El GIEI recuerda que el DS 4078 de Áñez buscó ‘dotar de cobertura legal a la represión’.

Comparte y opina:

En el país ya se aplicaron 45.963 dosis de refuerzo, desde este martes el beneficio se amplía

Santa Cruz y Cochabamba muestran los mejores avances en la inmunización de la tercera dosis, que desde este martes se aplica a todos los que cumplieron dos meses tras completar su esquema.

/ 19 de octubre de 2021 / 08:49

Una semana después de sus primeros suministros, la aplicación de la dosis de refuerzo contra el COVID-19 llegó a 45.693 personas en todo el país, mayores de 60 años y con enfermedades de base, de acuerdo con el reporte del Ministerio de Salud.

Cochabamba, el primer departamento en dar paso a esta medida, registra el mejor avance con 17.518 dosis administradas hasta este lunes; le siguen Santa Cruz con 11.788; La Paz, 6.213; Chuquisaca, 4.236; Tarija, 2.248; Potosí, 1.418; Oruro, 1.238; Beni, 795 y Pando 500.

El lunes de la pasada semana el Gobierno dio luz verde a la aplicación por primera vez en el país de la dosis de refuerzo, también denominada tercera dosis. Hasta este lunes el beneficio fue solo para los mayores de 60 años y enfermos crónicos; empero desde este martes todos los vacunados que ya cumplieron dos meses desde que completaron su esquema pueden acceder a esta.

El Ministerio de Salud espera inmunizar al menos 700.000 personas con el refuerzo, que se suministra en modalidad heteróloga, es decir, que no debe ser necesariamente del mismo tipo de vacuna con el cual se completó el esquema regular. La tercera dosis se aplicará hasta fin de este mes, informó la cartera estatal.

Comparte y opina:

Vuelven las largas filas tras la ampliación de la vacunación contra el coronavirus

A partir de este martes se aplica la tercera dosis a todos los mayores a 18 años y también comienza la inmunización a los adolescentes de 16 y 17 años.

Uno de los puntos de vacunación en La Paz. Foto: Rodwy Cazón-La Razón.

/ 19 de octubre de 2021 / 08:43

Después de varias semanas, nuevamente algunos puntos de vacunación del país se vieron este martes con largas filas de personas que acudieron a inmunizarse contra el COVID-19.

Esta situación se presenta después de que el Gobierno decidió habilitar desde esta jornada la aplicación de la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus a todas las personas mayores a 18 años de edad, que inició en pasados días solo con pacientes con enfermedades de base y mayores a 60 años.

“Únicamente por el mes de octubre (…) hemos definido ampliar la vacunación para toda la población boliviana que voluntariamente desee recibir la dosis de refuerzo, siempre y cuando hayan cumplido dos meses después de haber recibido su segunda dosis”, anunció en pasadas horas el ministro de Salud, Jeyson Auza,

Para este proceso de inmunización fueron habilitadas las vacunas AstraZeneca y la viceministra de Seguros de Salud y Gestión del Sistema Único de Salud, Alejandra Hidalgo, en una entrevista con La Razón Radio, agregó que está dirigida, principalmente, a la población que tiene contacto directo con la gente, como los cajeros, transportistas y otros para que puedan reforzar su sistema inmunológico ante una posible cuarta ola de la pandemia.

Además, a partir de este martes también comienza la vacunación a la población de 16 y 17 años de edad con la vacuna Pfizer.

Temas Relacionados

Comparte y opina: