Sociedad

domingo 3 jul 2022 | Actualizado a 07:11

Las personas infectadas con coronavirus en Santa Cruz suman 44; hay dos nuevos casos

Uno de los infectados tiene 31 años y llegó a la capital cruceña procedente de Ecuador. El otro paciente, añadió, tiene 64 años y vino de República Dominicana.

/ 28 de marzo de 2020 / 20:32

El secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Óscar Urenda, informó que este sábado se registraron dos nuevos casos de coronavirus, con lo que el número de personas contagiadas subió a 44. Los dos nuevos positivos son importados.

El funcionario detalló que uno de los infectados tiene 31 años y llegó a la capital cruceña procedente de Ecuador. El otro paciente, añadió, tiene 64 años y vino de República Dominicana.

De los 44 casos, dos están en terapia intensiva con respiradores y su estado de salud es delicado, añadió Urenda.

Dijo que del total de personas infectadas por el coronavirus, 25 son mujeres y 19 varones. (28/03/2020)

Comparte y opina:

La perforación del pozo exploratorio Ñancahuazú X1 culmina sin éxito

Según YPFB, las actividades de perforación se iniciaron en febrero de 2019 con una inversión inicial de $us 73 millones.

/ 6 de diciembre de 2020 / 16:26

La empresa francesa Total informó este domingo que culminó sin éxito la perforación del pozo exploratorio Ñancahuazú X1 (NCZ-X1), en el Bloque Azero, departamento de Santa Cruz, tras alcanzarse una profundidad de 5.830 metros.

“El pozo alcanzó una profundidad total de 5.830 m sin que se encontraran las arenas del reservorio. YPFB fue notificado formalmente con el cumplimiento de las obligaciones contractuales y la finalización del Programa de Perforación”, señala la empresa en un comunicado de prensa.

Las actividades de perforación del pozo exploratorio Ñancahuazu X1 (NCZ-X1) se iniciaron en 2018. Total ejecutó todos los trabajos y actividades comprometidas en virtud del Contrato de Servicio del bloque exploratorio y de acuerdo con la normativa boliviana. Estos incluyeron estudios geológicos y geofísicos, una adquisición magneto-telúrica y obras civiles de camino y planchada, señala la empresa petrolera

Total E&P Bolivie Sucursal Bolivia (Total) suscribió en 2014 con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) un Contrato de Servicios Petroleros para la Exploración y Explotación de Áreas Reservadas a favor de YPFB-Bloque Azero, con una participación del 50% en calidad de Operador del Bloque.

Total hizo énfasis en que cumplió todos sus compromisos con respecto a la “compensación socioambiental para las comunidades indígenas y contribuyó con una inversión social voluntaria en beneficio de las comunidades locales”.

El 8 de abril de este año, YPFB informó que las actividades de perforación del pozo Ñancahuazú X1 se iniciaron en febrero de 2019 con una inversión inicial de $us 73 millones.

Comparte y opina:

Financiamiento, mercado y logística requiere planta de urea para reactivarse

Proceso. Volver a impulsar la petroquímica es un reto a mediano plazo

/ 2 de diciembre de 2020 / 16:11

Con un año de paralización de operaciones y un daño económico de más de $us 200 millones, el Gobierno deberá asumir el reto de reactivar la Planta de Amoniaco y Urea, un desafío que involucra recuperar el tiempo perdido, financiamiento, mercados y logística.

En febrero pasado, el exministro de Hidrocarburos Víctor Hugo Zamora anunció una auditoría a esta planta ubicada en Bulo Bulo, un proceso que tomaría 90 días, durante los cuales se paralizaría sus operaciones. Hasta el pasado mes, los resultados del citado proceso de revisión de los estados financieros no se conocieron y la planta se mantuvo a la deriva.

De forma paralela a la citada auditoría estaba prevista una reingeniería de la factoría debido a que su funcionamiento generaba una “pérdida sustancial”, según esta exautoridad que también mencionó como opciones para su reactivación una alianza públicoprivada con una empresa transnacional. También habló de un posible traslado de la infraestructura productiva de Bulo Bulo (Cochabamba) a Puerto Suárez (Santa Cruz), en la frontera con Brasil.

Tras ese panorama, el 24 de noviembre se inició una nueva etapa para esta petroquímica, con la designación del nuevo viceministro de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos, William Donaire, que entre sus tareas principales está la de reactivar el complejo petroquímico.

“Nos encontramos con una planta de urea paralizada desde hace un año, un daño económico a YPFB (Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos) estimado en más de $us 200 millones. Se está trabajando, se la va a reactivar y se la pondrá en marcha, es un trabajo arduo”, anticipó esta nueva autoridad al asumir el cargo.

Para el presidente del Colegio Nacional de Economistas de Bolivia (Coneb), Jorge Akamine, el proceso de reactivación de esta planta no será a corto plazo, considerando las dificultades que ha enfrentado, las cuales involucran temas como ubicación física, logística y sobre todo la paralización de las operaciones.

“El poder solucionar esto es una tarea urgente si es que se piensa hacer y obviamente en meses va aser complicado”, alertó a La Razón el economista.

Otros factores que se deben considerar —dijo— es la competitividad del producto obtenido, en calidad y precio, para lo cual el Gobierno debe tomar una decisión sobre la construcción del Ferrocarril Bulo Bulo-Montero.

Para la implementación de este proyecto petroquímico, ubicado en la localidad de Bulo Bulo, en el trópico de Cochabamba, el gobierno del expresidente Evo Morales, a través de la empresa estatal YPFB, invirtió $us 953 millones para la construcción de la megaplanta y las obras complementarias del complejo.

Esta factoría tiene una capacidad de procesamiento de 2.100 toneladas métricas (TM) por día de urea granulada, mientras que la producción anual estaba calculada en 750.000 (TM). Sin tomar en cuenta el mercado interno, la producción destinada a la exportación abarcó el 32% de la capacidad de la planta para 2018 y, para el año siguiente, de enero a octubre, había subido hasta el 41%, según datos oficiales.

La Planta de Bulo Bulo está compuesta por dos grandes áreas: en la primera se produce el amoniaco y a partir de este compuesto químico se obtiene urea granulada, en la segunda.

De acuerdo con los datos recopilados y sistematizados por este medio, con base en la información del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2019 las importaciones de urea llegaron a 3.547 toneladas, las cuales representaron un valor de $us 1,4 millones. El precio internacional de compra del producto fue de $us 401,9.

Mientras que entre enero y octubre de la presente gestión, las compras externas del fertilizante superaron las 12.823 toneladas por un valor de $us 4,6 millones, con una diferencia en el precio de compra $us 363,7 la tonelada.

Respecto a las exportaciones de úrea, el panorama no es nada alentador. El pasado año se efectuaron ventas externas por más de $us 75,2 millones por un volumen de 305 mil toneladas. Sin embargo, entre enero y octubre de este 2020 los envíos bajaron radicalmente en valor y volumen.

Al décimo mes de esta gestión solo se logró exportar $us 4,7 millones (21.763 toneladas) a un precio de $us 218,9 la tonelada.

“Un desastre, una pena. Vemos los números y algo ha pasado, habría que ver el tema responsabilidades, ver si la maquinaria funciona o ya nada, ver el tema de financiamiento para mantenimiento preventivo”, lamentó Akamine.

En los últimos 10 meses, Bolivia ha pasado de ser un país exportador de urea a un país dependiente de la oferta internacional, incrementando sustancialmente las importaciones de este fertilizante nitrogenado, muy utilizado en el sector agroindustrial, sobre todo del oriente boliviano.

Según datos oficiales, entre 2014 a 2019, la importación de urea cayó un 82,3% en volumen. Los principales proveedores del fertilizante nitrogenado en ese período fueron Rusia, Perú y China, aunque el producto también llegaba de países tan diversos como Letonia, Lituania, Finlandia e Irán.

La planta requiere análisis y un plan de acción. Foto: ABI

La planta requiere análisis y un plan de acción

La reactivación de la Planta de Amoniaco y Urea de Bulo Bulo requiere en primera instancia de un diagnóstico y un plan de acción a mediano plazo, según evaluación del presidente del Colegio Nacional de Economistas de Bolivia (Coneb), Jorge Akamine.

El diagnóstico es clave para establecer el estado de situación de la petroquímica, tras casi un año de paralización de operaciones productivas. Además, ayudará a determinar cómo se encuentran la maquinaria del complejo.

Este análisis también debe involucrar una revisión de las finanzas para determinar la rentabilidad de las operaciones comerciales y cuantificar las pérdidas.

“Por la inversión efectuada, primero se debería hacer un diagnóstico para ver cuánto financiamiento necesitamos invertir para reactivarla y obviamente establecer las condiciones apropiadas para hacer competitivo el producto (urea)”, argumentó el economista.

Concluido el diagnóstico se debe elaborar un plan de acción a mediano plazo, así como la planificación para su implementación, siguió Akamine.

El citado plan debe comprender tareas técnico operativas para la reanudación de operaciones, mantenimiento preventivo y correctivo de la maquinaria, y el fortalecimiento de la planta.

Estas labores se relacionan también con el mejoramiento de la calidad del producto y sobre todo los costos de producción, para lo cual se requerirá revisar su competitividad frente a la oferta internacional y el acceso a los mercados.

Un tema que exigirá una atención particular se relaciona con el transporte y logística para llegar a países que demandan urea, como es el caso de Brasil, sostuvo el profesional colegiado.

Con esa perspectiva se debe “generar un plan de acción, hacerlo efectivo, llevar adelante la planificación, potenciar la planta de úrea, potenciar la logística para transportar el producto y mejorar su calidad”, insistió Akamine.

Justificó su evaluación señalando: “Si tienes paralizaciones, problemas con la maquinaria y de logística, esto encarece el producto. Lamentablemente se paralizó un par de veces y no supimos qué hicieron con la planta”, dijo al referirse a la forma cómo administró la petroquímica el gobierno transitorio.

La Planta de Bulo Bulo en Cochabamba comenzó a construirse en 2013, y estuvo a cargo de la empresa surcoreana Samsung Engineering.

El gobierno del expresidente Evo Morales inauguró el complejo en 2017, con una inversión total de $us 953 millones. Un hito que marcó el inicio de la industrialización de los hidrocarburos en Bolivia. Después un año de paralización de operaciones, no se cuantificó el financiamiento que se requerirá para que vuelva a funcionar.

Comparte y opina:

El BCB trabaja en políticas monetarias para reactivar el aparato productivo

El Ministro de Economía dice que el nuevo Directorio del ente emisor tiene la misión de preservar la estabilidad de la moneda nacional

/ 23 de noviembre de 2020 / 20:30

El presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Edwin Rojas Ulo, informó este lunes que el ente emisor diseña un conjunto de política de orden monetario, “en el marco de sus competencias”, para coadyuvar en la reactivación del aparato productivo.

“El Gobierno viene desarrollando una serie de políticas para poder reactivar el aparato productivo. De manera complementaria, el BCB viene diseñando un conjunto de políticas de orden monetario, en el marco de sus competencias, para coadyuvar a este esfuerzo”, señaló Rojas durante el acto de posesión de los miembros del nuevo Directorio del BCB.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, posesionó este lunes a Bismarck Javier Arevilca Vásquez, Samuel Rafael Boyán Tellez y Darwin Ugarte Ontiveros como nuevos directores del BCB.

Señaló que los tres profesionales tienen la experiencia necesaria para aportar a las políticas económicas que garanticen la estabilidad de la moneda

“Tienen la misión de preservar siempre la estabilidad de la moneda y contribuir al desarrollo del país y sé que van hacer los esfuerzos máximos y necesarios para lograr ese objetivo, conjuntamente con el presidente del Banco Central y toda la planta ejecutiva del Banco, trabajadores de esta encomiable institución”.

Rojas afirmó, por su parte, que este es un día importante para el ente emisor, porque se confió esta responsabilidad a un conjunto de destacados profesionales que realizarán su labor en busca de fortalecer las funciones de la entidad.

A nombre de los nuevos directores del BCB, Rafael Boyán Tellez agradeció la confianza depositada en ellos por el presidente del Estado, Luis Arce Catacora, que les permite asumir una gran responsabilidad, con el fin de llevar adelante las políticas monetaria y cambiaria.

“Vamos a aportar con nuestros mejores conocimientos, para contribuir a la estabilidad y también a la reactivación económica, de esa manera enfrentaremos la difícil coyuntura económica”, sostuvo.

En tanto, Arevilca explicó que el trabajo que se realizará como directorio del BCB es el de coadyuvar en la reactivación de la economía, «inyectarle dinero a la economía”. Para ello, afirmó, “vamos a analizar un conjunto de medidas” que se darán a conocer en su debido momento.

(23/11/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina: