Sociedad

domingo 28 feb 2021 | Actualizado a 15:37

Hospitales, solo con 37% de camas en terapia intensiva

Se requieren 1.150 camas y se cuentan con 430, el 60% está en los privados.

Fachada del Hospital de Clínicas de La Paz. Foto: Facebook Hospital de Clínicas

Por Wilma Pérez

/ 31 de marzo de 2020 / 21:42

En las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) de todos los hospitales de tercer nivel del país existen 430 camas con sus respectivos equipos; pero de acuerdo con los estándares de la OMS, basados en la cantidad poblacional, se requiere de 1.150 camas, según un informe de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva. El gobierno agiliza compras.

“Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), por cada 10.000 habitantes debería haber una cama para terapia intensiva; entonces por los 11,5 millones que tiene el país, deberíamos tener 1.150 camas, pero apenas llegamos a 430”, indicó a La Razón Adrián Ávila, presidente de dicha Sociedad que agrupa a los médicos intensivistas del país.

El especialista explicó que de esa cantidad, el 60% está en centros de salud y hospitales del sector privado; otro 20%, en la seguridad social (cajas); y el 20% restante, en el sistema público.

Citó como ejemplo que las ciudades de La Paz y El Alto, con una población por encima de los dos millones de habitantes, cuentan con 35 camas, cuando al menos deberían tener 200. “En la UTI del Hospital de Clínicas hay seis camas, pero no están funcionando por falta de especialista, el que se tiene está a contrato y agilizan los trámites para contratar a otro; el Tórax tiene cuatro camas, solo es para el requerimiento de ese centro, y así son muy pocas las camas para la atención regular, peor será para atender una demanda por el nuevo coronavirus”, dijo Ávila.

ATENCIÓN

En otros países en etapas más avanzadas del COVID-19, las Unidades de Terapia Intensiva son esenciales para casos críticos, pacientes de grupos vulnerables. El Ministro de Salud aseguró que al 80% de enfermos se los trata en sus domicilios.

Basado en su informe, el especialista especificó que de los 33 hospitales públicos de tercer nivel, solo 23 tiene UTI y uno de segundo nivel en La Paz (Boliviano Holandés, de El Alto). En total, en estos centros las camas de terapia intensiva no llegan ni a 200.}

Ante esta situación, el Gobierno anunció la anterior semana que se agiliza la compra de 300 camas para terapia intensiva que incluyen respiradores e instrumentos más requeridos.

“La ayuda internacional y su colaboración han hecho posible que solicitemos 300 unidades de terapia intensiva (cama y sus equipos) para que las tengamos instaladas a la brevedad posible (…) este equipamiento se distribuirá según la población por departamento”, declaró el ministro de Salud, Aníbal Cruz.

Ávila, quien trabaja en el Hospital Boliviano Holandés, aclaró que para un óptimo servicio de UTI no solo se requiere un respirador, también de otros elementos como el monitor cardiorrespiratorio o cardiaco (muestra la frecuencia cardiaca y respiratoria), monitor de oxígeno y de presión arterial, además de los servicios complementarios de laboratorio.

“Es lamentable que por la pandemia recién las autoridades pongan ojos en los hospitales”, indicó.

Comparte y opina:

Médicos se reúnen este domingo en Santa Cruz para definir el futuro de sus protestas

El sector mantiene su rechazo a la Ley de Emergencia Sanitaria, pero aclaró que no obstaculizará la vacunación.

La reunión del gremio en Santa Cruz, este domingo. Foto: Facebook del Colegio Médico

/ 28 de febrero de 2021 / 12:55

Cumplidos los 10 primeros días de paro de servicios regulares, el sector salud movilizado en rechazo de la Ley de Emergencia Sanitaria se reunirá este domingo para definir el futuro de sus medidas de presión.

«Tenemos un Consejo Nacional de Salud en Santa Cruz y allí vamos a tomar las decisiones que ameriten el caso, después de una evaluación que vamos a realizar todos los presidentes de Colegios Médicos departamentales y las federaciones», indicó el miembro del Consejo Departamental del Colegio Médico de La Paz, Édgar Villegas, en contacto con La Razón.

El Consejo Nacional de Salud (Conasa) declaró un paro de actividades el 18 de febrero por 10 días para exigir la abrogación de la norma, por considerarla inconstitucional.

El plazo se vence este domingo, por lo cual el sector definirá sus próximas estrategias, dado que las autoridades nacionales no accedieron aún a cambiar la norma y solo hicieron llamados públicos para invitar al gremio a que participe de la reglamentación.

«No podemos reglamentar una ley inconstitucional, lo que sí podemos, si el Gobierno así lo desea, es dialogar para elaborar una nueva redacción que sea acorde a la necesidad de le emergencia sanitaria que estamos pasando».

Villegas afirmó que al menos hasta el sábado el Gobierno no los invitó formalmente a una reunión y aclaró que el sector no obstaculizará la vacunación contra el COVID-19, que se desarrolla en su etapa masiva desde esta semana.

«En ningún momento hemos manifestado con bloquear, con impedir la vacunación, nos prestamos a colaborar porque nosotros somos conscientes de la necesidad de vacunación del pueblo boliviano», dijo, a tiempo de recordar que la tarea de inoculación está normalmente designada a brigadas especialmente constituidas.

Comparte y opina:

Médicos amenazan con mantener protestas, Arce ve ‘apetitos e intereses personales’ en el paro

El presidente Luis Arce destacó que profesionales médicos continúen trabajando, mientras que Fernando Romero aseguró que “no hay vuelta atrás” en las movilizaciones que empezaron el 12 de febrero

/ 28 de febrero de 2021 / 12:15

El paro indefinido en salud concluye este domingo, pero se advirtió que continuará porque “no hay vuelta atrás”. El presidente Luis Arce cuestionó la medida de presión y lo atribuyó a intereses sectáreos, aunque también destacó el hecho de que un sector importante de los galenos continúa atendiendo a sus pacientes.

“No estamos de acuerdo con esos médicos que, por una intencionalidad personal, por apetitos e intereses personales individuales y tal vez algunos grupos interesados en que no se cuente con medicina pública, con que la medicina no llegue a las personas, hacen ese tipo de huelgas, paros, con pretensiones netamente sectáreas”, cuestionó en la entrega de un lote de medicamentos para tratar a personas con COVID-19 en Cochabamba.

El Consejo Nacional de Salud (Conasa), que agrupa a los diferentes sectores del sector salud, inició el viernes 12 de febrero un paro de actividades que concluye este domingo en rechazo a la Ley de Emergencia Sanitaria, pese a que en un principio la avalaron con la firma de un acuerdo tras modificaciones al texto original.

Fernando Romero, representante del Sindicato de Ramas Médicas de Salud (Sirmes) de La Paz, descartó que se vaya a suspender las medidas de presión y aclaró que en ningún nosocomio se rompió el paro. Lo que sucede, dijo, es que no se puede dejar de atender a quienes llegan delicados a los hospitales por COVID-19.

“No hay vuelta atrás, seguimos firmes”, respondió ante la consulta de qué sucederá el lunes tras la finalización del paro indefinido este domingo. Añadió que el Conasa se reunirá en las próximas horas y la corriente es mantener la protesta hasta la anulación de la ley que –aseguró- restringe sus derechos y afecta a la población.

La Ley de Emergencia Sanitaria abre paso a la contratación rápida de profesionales médicos que hayan estudiado dentro o fuera de Bolivia, prohíbe la suspensión de la atención médica y regula el precio de medicamentos y de los servicios de las clínicas privadas en situaciones de emergencia como las que se vive por el coronavirus.

“Estamos ya listos para seguir movilizándonos esta semana”, insistió Romero y anunció que participarán de la compaña de vacunación contra el COVID-19.

En Bolivia empezó la vacunación masiva con la llegada de medio millón de dosis contra el virus. Los profesionales y trabajadores de salud están en la primera línea de inmunización.

“Los verdaderos médicos, el personal de salud que está comprometido con el pueblo, hoy está trabajando, ha estado trabajando todo este tiempo y está en el puesto del deber donde los bolivianos queremos que esté nuestro personal médico, por tanto, a todos ellos nuestra felicitación, nuestro agradecimiento a nombre del pueblo boliviano”, destacó Arce.

Édgar Villegas, parte del Consejo Departamental del Colegio Médico de La Paz, aseguró en contacto con La Razón que no participará el sector de la reglamentación de la ley observada, como plantea la actual administración, y negó un bloqueo a la inmunización.

“En ningún momento hemos manifestado con bloquear, con impedir la vacunación, nos prestamos a colaborar porque nosotros somos conscientes de la necesidad de vacunación del pueblo boliviano», sostuvo y aclaró, sin embargo, que la tarea de inoculación está normalmente designada a brigadas especialmente constituidas.

Comparte y opina:

El Ejecutivo anuncia la adquisición de un tercer lote de medicamentos contra el COVID-19

El viernes arribó al país el segundo lote de fármacos para reforzar el tratamiento de pacientes con el virus.

/ 28 de febrero de 2021 / 08:34

Luego del arribo del segundo lote de medicamentos, el Gobierno anunció que las gestiones para la adquisición de fármacos continúan y que se prevé la compra de un tercer cargamento para reforzar la atención de pacientes con COVID-19.

«Se va a tener un tercer lote más adelante con los medicamentos que se necesita en el país. Estamos hablando de medicamentos que van a estar destinados a través del SUS a la población, para que pueda llegar, porque existe esa escasez de medicamentos en el mundo, no solo acá», explicó la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, en Bolivia TV.

Las adquisiciones se hacen de manera directa y permiten el ahorro de millones de dólares, según información oficial. La pasada semana llegó al país el primer lote de al menos 20 toneladas de cinco tipos de fármacos traídos desde India, y el viernes arribó el segundo de unas 23 toneladas de ocho diferentes medicamentos, trasladados desde China; en ambos casos fue Boliviana de Aviación (BoA) la responsable del transporte.

Alcón indicó que, así como la vacunación, la compra de medicamentos forma parte de la estrategia gubernamental para combatir la pandemia de manera efectiva.

Comparte y opina:

En medio del paro médico, el Gobierno cierra alianzas para garantizar la vacunación

Una parte del sector salud analiza este domingo la continuidad de medidas de presión, luego de 10 días de paro en contra de la Ley de Emergencia Sanitaria.

Las dosis de la Sputnik V y la Sinopharm fueron aplicadas al personal de salud.

/ 28 de febrero de 2021 / 08:25

En medio de la protesta de parte del sector salud en contra de la Ley de Emergencia Sanitaria, el Gobierno continúa con el cierre de alianzas para contar con el personal suficiente y así acelerar el plan de vacunación contra el COVID-19.

“Estamos ante la campaña más grande de la historia de la salud en Bolivia, una campaña sin precedentes y por eso es que requerimos el apoyo y la participación de todas las instancias que forman parte del Estado, no solo todo el gabinete ministerial, existen instituciones públicas y privadas que se están adscribiendo”, explicó el sábado el ministro de Salud, Jeyson Auza, a tiempo de consolidar una nueva alianza, esta vez con la Universidad Mayor Real y Pontificia de San Francisco Xavier (USFX), de Chuquisaca.

Hasta este domingo, se consolidaron acuerdos con la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), la USFX y la Universidad Autónoma del Beni (UAB), con la cual también se firmó ayer un convenio. Estas entidades sumarán tanto recursos humanos como infraestructura para la inoculación masiva.

“Nosotros muy contentos (…) que podamos accionar con todo lo que tenemos, nuestro aporte profesional, humano, nuestra infraestructura, para que podamos llevar adelante esta campaña masiva de vacunación”, dijo el vicerrector de la USFX, Peter Campos.

En tanto, una parte del sector salud analiza este domingo la continuidad de medidas de presión, luego de 10 días de paro en contra de la Ley de Emergencia Sanitaria, aunque se aclaró que ello no obstaculizará el proceso de inmunización.

“Los profesionales en salud no vamos a impedir aquello y si tenemos que colaborar lo vamos a hacer”, indicó a La Razón Édgar Villegas, miembro del Consejo Departamental del Colegio Médico de La Paz, y aclaró que normalmente “los médicos no vacunan”, pues existen brigadas designadas a inmunizar tanto contra del COVID-19 como otros males.

Comparte y opina:

El Gobierno niega vacunación ‘clandestina’ en Santa Cruz y califica de política la denuncia

El viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, conformó que se vacunó contra el COVID-19 a 63 personas con enfermedades de base, como estaba programado

El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas

/ 27 de febrero de 2021 / 19:36

Para el Gobierno, son políticas las denuncias de una vacunación contra el COVID-19 “clandestina” en Santa Cruz, porque la inmunización a personas con enfermedades de base fue pública y cumpliendo los correspondientes protocolos.

El viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, confirmó que evidentemente se inmunizó a 63 personas en el Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop), pero de manera pública y como estaba programado.

«Hay un registro en el cual se consta no solo el nombre de las personas, sino también la vacuna, el número del lote procedente con el cual se debe hacer la trazabilidad de las vacunas (…) la actividad fue pública», explicó, según reportó Unitel.

Santa Cruz: Denuncian “vacunación clandestina” y entrega incompleta de dosis Sinopharm

El secretario departamental de Salud y Políticas Sociales de la Gobernación, Joaquín Monasterio, denunció la mañana de este sábado vacunación clandestina en el Cenetrop por parte del Gobierno.

“También realiza una vacunación clandestina en predios del Cenetrop (Centro Nacional de Enfermedades Tropicales), a 63 personas, que, si bien tienen el derecho a ser vacunadas, no están dentro de la programación que se ha establecido, además, se desconoce el origen de las vacunas utilizadas, ya que no se coordinó con el Sedes (Servicio Departamental de Salud)”, denunció.

Terrazas demandó no politizar la salud.

El miércoles, 500.000 vacunas Sinopharm arribaron en vuelo de Boliviana de Aviación (BoA) al aeropuerto de Viru Viru, Santa Cruz. Al ser el primer punto de parada, se determinó dejar una cantidad de vacunas para iniciar el jueves la inoculación, el resto de dosis fue trasladado a La Paz, desde donde hasta el viernes se terminó de entregar los lotes asignados a cada región, luego de cumplir con protocolos.

Dentro del plan está el inicio de vacunación a personas con enfermedades de base.

Comparte y opina: