Sociedad

lunes 13 jul 2020 | Actualizado a 01:15

Convocan a ingenieros a elaborar proyectos contra el COVID-19

Los proyectos ganadores serán implementados con apoyo de autoridades y los proyectistas recibirán entre Bs 7.000 y 3.500 como incentivo. El plazo vence el 10 de abril.

/ 4 de abril de 2020 / 17:41

Convocatoria de la Sociedad de Ingenieros de Bolivia sobre proyectos para el COVID-19.

Por Wilma Pérez

La protección y desinfección del nuevo coronavirus o COVID-19 en personas o artefactos, atención a los infectados, sistemas de comunicación y alerta temprana, son algunas de las propuestas de los proyectos que la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB) recibe de sus colegiados para que se implementen a corto plazo y ayuden a mitigar la pandemia en el país.

El presidente de la entidad, Carlos Ballón, explicó que la SIB lanzó la convocatoria para canalizar proyectos de ingenieros en relación a controlar, mitigar o atender la pandemia ocasionada por el COVID-19 en Bolivia.

Los seleccionados serán implementados de forma rápida con el apoyo de las autoridades competentes y la cooperación.

Los proyectos podrán ser de aplicación local o nacional y podrán participar ingenieros asociados en grupos de hasta tres profesionales.

Además, las propuestas podrán ser relacionados a otras ramas de la ciencia y no necesariamente a la ingeniería.

Se premiarán los tres proyectos mejor calificados con Bs 7.000 para el primero y 3.500 Bs para segundo y tercero. Las propuestas, perfil o resumen del trabajo deben ser enviadas hasta el 10 de abril al correo contraelcovid19@sib.org.bo. (04/04/20)

Comparte y opina:

Fracasa el diálogo con el magisterio y Cárdenas declara cero reprobados este año

El Ministro de Educación admite que no pudo encontrar acuerdos con los magisterios rural y urbano. Una columna de maestros marcha a La Paz desde Oruro.

/ 12 de julio de 2020 / 17:34

El ministro Víctor Hugo Cárdenas, en conferencia de prensa este domingo. Foto. ABI

A cuatro meses de suspendidas las clases debido a la emergencia sanitaria en el país, con el fracasado diálogo y una columna de maestros en marcha a La Paz, el ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, anunció que este año no habrá ni un solo estudiante reprobado.

“Quiero anunciar a los padres y madres de familia que este año no habrá reprobación alguna de ningún estudiante en los niveles inicial, primario y secundario; estamos en un contexto difícil, hay una crisis de salud provocada por el coronavirus”, dijo la autoridad este domingo en conferencia de prensa., en la que también se refirió al diálogo fracasado con los maestros.

“Esta semana, lamentablemente, hemos concluido con un fracaso en el intento de diálogo entre el Ministerio de Educación y los dirigentes del magisterio urbano y rural”, afirmó.

La dirigencia del magisterio demanda la abrogación del Decreto Supremo, que el 6 de junio, en ocasión del Día del Maestro, presentó Cárdenas. La norma, y su posterior reglamento, dispone cuatro modalidades de educación, obligadas por la crisis sanitaria: presencial, semipresencial, virtual y a distancia.

“Están contra la modernización de la educación boliviana”, lamentó el ministro.

Las clases presenciales en el país se encuentran suspendidas desde el 11 de marzo, cuando comenzaba a propagarse el nuevo coronavirus en el país. Desde esa fecha hasta cuando se conoció el decreto no hubo metodología que contribuya al retorno de clases y el Gobierno insiste en la continuidad de las labores educativas vía virtual, a pesar de la graves dificultades denunciadas por padres de familia y los mismos maestros.

(12/07/2020)

Comparte y opina:

Los reportes se disparan: 662 nuevos casos en La Paz y 1.635 en todo el país

En total, hasta este sábado los casos positivos de COVID-19 son 47.200; además de 1.754 fallecimientos y 14.333 recuperados. Santa Cruz comienza el lunes a abrirse al transporte público.

/ 11 de julio de 2020 / 22:30

Según cifras oficiales, en el país ya suma 47.200 los pacientes de coronavirus.

La Paz superó a Santa Cruz en el número de casos nuevos de coronavirus este sábado: sumó 662 respecto de 600 del departamento más afectado del país. Según el reporte diario del Ministerio de Salud, el total nacional alcanza a 47.200 pacientes de COVID-19.

El tercer departamento en incidencia es Chuquisaca, con 133 contagios nuevos, y luego Cochabamba, con 99, y Oruro, con 66. Más atrás, Tarija 47, Beni 17, Potosí 11 y Pando, otro día más, sin datos.

Hubo 52 fallecidos en esta jornada, la mayoría en Cochabamba (19), Santa Cruz (13) y La Paz (11). En Beni murieron 4 personas, en Tarija 3 y en Chuquisaca 2; no reportaron fallecidos Oruro, Potosí y Pando.

Estas cifras se reportan en vísperas de la apertura total del transporte público en Santa Cruz y el encapsulamiento de la media semana siguiente en La Paz. La sede de gobierno incluso analizará el retorno a cuarentena rígida a partir de tercera semana del mes.

Las cifras de La Paz, que rebasan este sábado a las de Santa Cruz.

Respecto de los totales departamentales de casos confirmados, Santa Cruz continúa adelante con 24.625 (y 700 fallecidos); luego siguen La Paz con 6.366 (127), Cochabamba con 5.014 (365), Beni con 4.811 (263), Oruro con 1.701 (110), Tarija con 1.501 (44), Chuquisaca con 1.298 (58), Pando con 1.026 (56) y Potosí con 858 (31).

El país avanza incesantemente a los 50.000 casos; los fallecidos sumaron 1.754 y los recuperados, 14.333.

(11/07/2020)

Comparte y opina:

Tarija reporta 170 contagios y el país supera 45.000 casos de COVID-19 en cuatro meses

Este viernes fueron reportadas 63 muertes; Santa Cruz y La Paz continúan liderando las cifras, seguidos de Cochabamba y Beni.

/ 10 de julio de 2020 / 23:27

La cifras del 10 de julio.

Los contagios del nuevo coronavirus en Tarija se duplicaron este viernes con relación al jueves, que pasaron de 70 a 170. Y en Bolivia, los casos positivos superaron la barrera de los 45.000, a cuatro meses de la aparición del virus.

Según el reporte del Ministerio de Salud, de los 1.452 contagiados del día, el departamento oriental reportó 614, seguido de La Paz (328) y Cochabamba (146). Más atrás, Tarija, con 170; Beni, 99; Oruro, 89; Potosí, 3; Chuquisaca, 3, y Pando, nada.

En casos de fallecimientos, la mayor prevalencia tuvo también Santa Cruz, con 26; seguido de Cochabamba (19), Oruro (5) y Chuquisaca (4). Potosí, La Paz, Tarija, Beni y Pando reportaron cada uno dos muertes. En total, en el país fueron registrados 64 fallecidos, para un total hasta ahora de 1.702.

Este viernes se cumplieron cuatro meses de la irrupción del COVID-19 en el país; el 10 de marzo fueron reportados los primeros contagios, una mujer de 63 años en Santa Cruz (municipio de San Carlos, provincia Ichilo) y otra de 60 en Oruro; ambas habían vuelto por separado de Italia, entonces el país con más incidencia de la pandemia.

Con los registros de esta jornada, Santa Cruz totaliza 24.025 casos (687 fallecidos), seguido de La Paz, con 5.704 (116); Cochabamba, con 4.915 (346); Beni, con 4.794 (259); Oruro, con 1.635 (110); Tarija, con 1.454 (41); Chuquisaca, con 1.165 (56); Pando, con 1.026 (56), y Potosí, con 847 (31).

En cuatro meses, en el país hay 45.565 pacientes de coronavirus.

(10/07/2020)

Comparte y opina:

La CIDH insta a garantizar la atención funeraria a personas fallecidas en las calles

El organismo de la OEA urge a identificar a los fallecidos y a eventualmente realizar las pruebas COVID-19 a los familiares.

/ 10 de julio de 2020 / 13:54

Un fallecido por COVID-19 en una calle de Cochabamba. Foto: APG

Mediante su cuenta de Twitter, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó este viernes al Estado a “garantizar el acceso a las inhumaciones y atención funeraria” a las personas fallecidas en la actual emergencia sanitaria por coronavirus.

En el tuit de la entidad internacional se especifica que, para dar dicha garantía, se deben adoptar “medidas que permitan la identificación de las personas fallecidas, la trazabilidad (el historial) de los cuerpos, así como (la) eventual realización de pruebas de #COVID-19 a sus familiares”.

En días pasados, desde diferentes ciudades del país las funerarias alertaron el colapso de su capacidad de prestar sus servicios; en Cochabamba una familia llevó en carretilla el ataúd de su fallecido y bloquear una vía para pedir que le ayuden a enterrarlo, después de siete días de haber convivido con el cadáver en su casa sin que escucharan sus pedidos de auxilio, según reveló la agencia France 24.

Al respecto, en otro tuit, la CIDH manifestó su “consternación” sobre el hecho de que la familia haya tenido que protestar en la calle para que las autoridades le ayuden a enterrar a su ser querido.

“La @CIDH expresa su profunda consternación ante reportes de que familias de las personas que han muerto en el contexto #COVID-19, se vieron obligadas a dejar los cuerpos en la vía pública en Cochabamba, debido a las dificultades para su traslado y sepultura”, señala la CIDH en el referido tuit.

El Ministerio de Salud informó que hasta el jueves fueron reportados 1.638 fallecidos en el país, además de 44.113 contagiados. A cuatro meses de presencia del virus en Bolivia (desde el 10 de marzo), según la estadística elaborada por este medio, en los últimos 30 días, del 10 de junio al 10 de julio, el incremento promedio de infectados está en el orden de 961 contagios por día.

(10/07/2020)

Comparte y opina:

A cuatro meses de COVID-19 en el país, el promedio diario de contagios es de 961

Según el balance de cifras, entre el 10 de junio y este 10 de julio hubo 37,5 fallecimientos diarios y 369 recuperados. Se teme que los casos positivos lleguen a 130.000 en la última semana de agosto.

/ 10 de julio de 2020 / 10:32

Personal de salud atiende a un paciente de COVID-19 en Santa Cruz. Foto: Gobernación Santa Cruz

El 10 de marzo aparecían los primeros dos casos de contagio de COVID-19. Desde esa fecha, el crecimiento de casos ha sido incesante, hasta llegar a 44.113 confirmados y a un incremento promedio de 961 diarios entre el 10 de junio y este 10 de julio.

Hasta el 10 de junio había 15.281 casos confirmados, 512 fallecidos y 2.261 recuperados. Al menos en los casos positivos y de muertos las cifras se han triplicado en 30 días, hasta este 10 de julio: 44.113 y 1.638, respectivamente; los casos de recuperados llegaron a 13.354.

En el balance de La Razón, en los últimos 30 días hubo un promedio diario de 37,5 muertos y 369 recuperados. Y los números de pacientes seguirán aparentemente; en las últimas tres semanas no bajaron de 1.000 diarios.

Respecto de la prevalencia de los casos en el país, Santa Cruz sigue liderando las cifras; totalizó 23.411 pacientes el jueves. Le siguen La Paz, con 5.376; Cochabamba, 4.769, y Beni, 4.695. Más atrás, Oruro tiene 1.546; Tarija, 1.284; Chuquisaca, 1.162; Pando, 1.026, y Potosí, 884.

Antes de declararse en pausa por contagio del nuevo coronavirus, el domingo, la ministra de Salud, Eidy Roca, dijo que la cuarentena rígida, “aplicada oportunamente”, pudo evitar “más de un millón de contagios y la pérdida de miles de vidas” entre mayo y junio en el país.

Y, apelando a informes de la Unidad de Análisis de Política Económica (Udape), la autoridad dijo que para la última semana de agosto el país podría llegar a los 130.000 contagios. “Es decir, cuatro veces más que los que registran hoy”, previo.

En medio de esa situación, la presidenta Jeanine Áñez anunció la tarde del jueves que fue contagiada por el COVID-19. “Junto con mi equipo hemos estado trabajado por las familias bolivianas durante todo este tiempo y dado que en la última semana muchos de ellos dieron positivo al coronavirus, me hice la prueba y también he dado positivo”, comunicó a través de un video difundido en sus redes sociales.

El caso de la mandataria transitoria sucede a los de los ministros de la Presidencia, Yerko Núñez; de Minería, Jorge Fernando Oropeza, y Roca. El ministro de Justicia, Álvaro Coímbra, también estuvo infectado, aunque por su condición de asintomático no se dio cuenta sino después de un estudio de “inmunoglobulina” posterior.

La pandemia ha complicado además la gestión del Ministerio de Salud, la cabeza de las acciones de la emergencia sanitaria en el país. Por razones personales había renunciado el ministro Aníbal Cruz, quien fue sustituido luego por Marcelo Navajas. Éste fue reemplazado a su vez por Roca debido el escándalo de la compra irregular y con presunto sobreprecio de 170 respiradores.

Para variar, mientras Roca se recupera, el ministro de Defensa, Luis Fernando López, asumió sus funciones. “No vamos a dar un paso atrás para seguir insistiendo en salvar vidas; pero no vamos alcanzar si cada individuo no pone de su parte. No hay otra opción, estamos todos en esto”, arengó el jueves en una rueda de prensa improvisada.

(10/07/2020)

Comparte y opina:

Últimas Noticias