Sociedad

viernes 30 jul 2021 | Actualizado a 04:12

Boliviano con COVID-19 en España: trabajar en un geriátrico y ver pasar la muerte

Miguel Alpire cuenta su pesar por, primero, cómo vio la indolencia de los directivos de la residencia donde trabaja dejaron morir ancianos y, segundo, permitir los contagios sin avisar a nadie de la emergencia.

Miguel Alpire Gonzáles reside hace 18 años en España.

/ 28 de abril de 2020 / 21:02

Miguel Alpire Gonzáles reside hace 18 años en España. Es un caso de otro boliviano que tiene el COVID-19. Lleno de rabia e impotencia, culpa la negligencia de los administradores del centro de ancianos donde él trabaja, porque –dice— ocultaron la información de que habían infectados, tanto a familiares como al plantel de trabajadores, la mitad de los cuales están contagiados y todo porque la residencia no fue suspendida.

“Lo sospechábamos, pero luego nos dimos cuenta de que había ancianos infectados; nuestro administrador dejó pasar los días sin solución y todos seguíamos trabajando; nadie tomó una decisión y algo salió mal. Se trató de hacer bien las cosas, pero nadie pudo asegurar cuándo iba a suceder; jugaron con nuestra salud”.

Alpire apuntó que fue una terquedad en su contra el hecho de que nunca les protegieran estando en contacto con pacientes positivos de coronavirus. Esto, en su criterio, en más de una situación cercana “podría terminar en demandas judiciales contra estos geriátricos”, y lo que hace pensar, además, que algunos datos manejados por el Gobierno de España podrían no ser del todo certeros.

La rutina diaria

De los últimos días de trabajo en la residencia de ancianos, Alpire recordó cómo en ellos se presentaban los síntomas. “No se les hacían las pruebas, vigilábamos sus malestares, luego fuimos discretos, nada alarmistas; pero mi organismo no pudo más, lo percibió, y resulté positivo. Ésa fue la gota de agua que rebalsó todo, porque los administradores no pudieron ocultarlo más”, cuenta.

Cada centro protege a sus ancianos de manera diferente, “en mi centro hay 150 internos y 15 trabajadores, a cada uno le toca cuidar a 10 de ellos en 40 horas a la semana, durante 12 horas diarias intercaladamente, dos días sí y otros no, de día o de noche”.

De oficio gerocultor, Alpire percibe mensualmente 1.050 euros al mes, unos 1.137 dólares.

“En un archivo está la ruta diaria de cada interno, mi labor consiste en darles un baño diario a cada uno, y coordinar si necesitan peluquería o podología; una vez limpios y vestidos les acomodo en su silla de rueda, levantándolos con grúas especiales para llevarlos al comedor”.

“Uno siempre está junto a ellos, aún más si están con algún malestar”, dice. De pronto suena el pitido de su respirador porque no está absorbiendo de forma segura el oxígeno y le pido que se lo ponga nuevamente a la nariz, y agrega que quiere explicar cómo es su cotidiano trabajo donde pudo contagiarse.

Su refugio

Un día cualquiera Alpire siente intensos dolores musculares y de cabeza, y delira en fiebre; es cuando decide ir al centro de salud asociado a la residencia de ancianos. Le hacen una prueba, resulta positivo.

“Lo que siento en ese momento es rabia e impotencia porque en la residencia jugaron con mi salud y con la de mis compañeros que cuidamos a más de 100 ancianos”, recalca afectado.

Este centro médico debió hacerle un seguimiento y llamarle a los 11 días, más nunca lo hicieron, solo tramitaron una orden para que sea atendido en la salud pública.

¡Enfermo! No le queda más que refugiarse en la casa de una familia boliviana que también tenía el virus, menos un niño de 8 años quien al verlo llegar a casa le ofreció su habitación. “No le importó en su inocencia que contaminara sus juguetes; a mí ese gesto me emocionó, su desprendimiento, bondad y compasión al prójimo, cuando me sentí tan solo en este mundo”.

El padre de este pequeño y su abuela acaban de salir de un cuadro crítico.

Pero los síntomas empeoraban, “y cuando fallan las infusiones y todo lo casero, es cuando decido ir al hospital, ya no podía respirar, tenemos miedo ir al hospital, no hacerlo es una muerte segura, yo llegue a rastras, y saque fuerzas para mostrar mi tarjeta de sanidad para que me atendieran”, recuerda Alpire, como dando valor a todo sintomático que pudiera leer su testimonio.

En su cuenta de Facebook, este poeta, artista, locutor de radio –del conocido programa en Radio Estudio 54 de Sabadell, donde escribía y leía escenas de inframundo y sus personajes eran seres de otro planeta, a manera de ciencia ficción–  escribió sobre el diario vivir de un paciente con coronavirus. “Al llegar al puesto sanitario, en la sala de espera, encuentro cierto alivio a mi malestar al encontrarme con caras conocidas, compañer@s que están allí por el mismo motivo que yo, y corro a sus encuentros (…)”.

Para evitar una mala reputación, estos geriátricos ocultaron a pacientes positivos, “del mismo modo ha sucedido en otros centros donde también tengo amigos, quienes me contaron que esa información se ha manejado del igual modo, no les han dicho que los ancianos que cuidaban tenían el virus hasta el último momento, cuando ya no pudieron contenerlo” aclara Alpire.

Mientras termina la conversación con Alpire, cuenta que tiene unas ganas imperiosas de “morder una fruta, y con su textura sentir a la vez dulzura, sabor y olor; abrazar a alguien sin el temor de contagiarle nada, como si la vida me diera una segunda oportunidad”.

Respira incómodo detrás de esa máquina artificial que le impide escuchar con facilidad las descripciones de su fruta favorita, en la intimidad de su habitación.

Muertes en geriátricos

Desde La Moncloa en Madrid se lanzan cifras aún no oficiales de que han muerto en residencias de ancianos al menos 12.190 infectados. Así lo dio a conocer hace algunos días el portal El Independiente: “El Gobierno ya dispone de los datos de los fallecimientos en las comunidades autónomas, pero todavía no los ha hecho públicos”.

Radio Televisión Española hace una radiografía con 14.000 ancianos fallecidos en las residencias: “A falta de realizar test generalizados, ha sido imposible hasta ahora saber el número de víctimas mortales que el coronavirus ha dejado en las aproximadamente 5.457 residencias de ancianos españolas, y sean públicas, concertadas o privadas”.

Especial para La Razón. Wendy Inarra es periodista y doctora en Procesos, Teoría y Práctica de la Comunicación en la Universidad de Sevilla (España).

Comparte y opina:

Rector de la UMSA descarta retorno a clases presenciales en lo que queda del año

El rector de la UMSA, Óscar Heredia, sostiene que el coronavirus y la modalidad virtual en la enseñanza llegaron para quedarse

El rector de la UMSA, Óscar Heredia

/ 29 de julio de 2021 / 19:51

Óscar Heredia, rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), informó que en lo que queda del año se descarta el retorno a clases bajo la modalidad presencial, porque aún no se cuenta con la ‘inmunidad de rebaño’, informes científicos de respaldo para retorno a clases e implementación de medidas de bioseguridad para estudiantes y docentes.

Heredia agregó que a la fecha el 100% de docentes ya fueron inmunizados, empero falta que los estudiantes, que bordean los 78.000, reciban la vacuna y se avecina entre agosto y septiembre la llega la cuarta ola de la pandemia.

Nuestra investigación dice que la cuarta ola viene en fin de agosto y primeros días de septiembre, lo cual ha sido confirmado por una declaración del propio Presidente (Luis Arce), entonces no podemos decir alegremente vamos a volver en tal fecha, pienso que se descarta, pero hay una voluntad política y demanda de estudiantes de volver a clases presenciales porque en el proceso de aprendizaje es importante la presencia”, sostuvo.

No obstante, consideró importante que estudiantes de carreras relacionadas a la salud deban pasar clases presenciales, al que igual de carreras como ingeniería, tecnología, agronomía y arquitectura porque las prácticas y talleres son parte de su formación.

Heredia puntualizó que la población debe tener en cuenta que la pandemia COVID-19 llegó para quedarse, por lo que es importante contrarrestar su efecto con la vacuna.

“Han venido dos cosas a quedarse, el coronavirus y la virtualidad, pero la virtualidad no como un fin sino como un medio para poder mejorar el proceso de enseñanza”, explicó.

Comparte y opina:

Ministro: Sube a 28,10% el número de unidades educativas que pasan clases presenciales

El ministro de Educación, Adrián Quelca, informó que el porcentaje de unidades educativas en clases semipresenciales descendió y subió el de la modalidad a distancia

El ministro de Educación, Adrián Quelca, en conferencia de prensa. Foto: Roberto Guzmán.

/ 29 de julio de 2021 / 17:31

En comparación a los datos de abril, subió el porcentaje de unidades educativas que pasan clases presenciales y paralelamente descendió las de la modalidad semipresencial. El ministro de Educación, Adrián Quelca, informó que de forma progresiva se retorna a las clases en aula en el marco del respeto a las medidas de bioseguridad contra el COVID-19.

Entre abril y julio las unidades que pasan clases presenciales subieron de 20,7% a 28,10%, mientras que en la modalidad semipresencial se bajó de 44,3% a 34,12% y en la a distancia se subió de 34,12 a 37, 58%.

“Hay una mayor cantidad de unidades educativas que se encentran desarrollando clases en la modalidad presencial”, destacó y valoró la cooperación de las alcaldías para brindar condiciones de bioseguridad a los estudiantes.

Comparte y opina:

Auza ratifica que se analizarán estudios para asumir o no combinación de vacunas

El ministro de Salud dijo que la cartera de Estado a su cargo no descarta ninguna acción, sin embargo recalcó que es imprescindible contar con un estudio científico serio y responsable que certifique uno u otro extremo.

/ 29 de julio de 2021 / 13:26

El ministro de Salud, Jeyson Auza, ratificó este jueves que Bolivia analizará los resultados de estudios científicos que se realizan en el exterior para asumir una determinación final de intercambiabilidad (combinación) de vacunas, por el momento, recalcó que el Gobierno trabaja para la pronta llegada de las segundas dosis de la rusa Sputnik V.

“Lo que estamos manifestando es que toda decisión que asumamos como país va a estar basada en estudios serios, los que se están realizando o pueden concluir, y nos va a dar los insumos necesarios para tomar una determinación”, dijo la autoridad.

La alternativa de combinación de dos vacunas de distintos laboratorios se da a raíz del retraso de la llegada de las segundas dosis de Sputnik-V.  

Auza sostuvo que la enfermedad del COVID-19, al ser nueva, está haciendo que en poco tiempo se descubran muchas reacciones a una velocidad inusitada, lo que obliga a asumir ciertas estrategias y varios caminos para lograr un mismo objetivo: proteger la salud de la población boliviana.

“Por este momento es difícil establecer la intercambiabilidad de vacunas, si mañana o pasado termina el estudio científico final y nos llega ese informe, haremos las valoraciones correspondientes, el resto son especulaciones”, insistió.

La autoridad sostuvo que no se descarta ninguna acción, sin embargo recalcó que es imprescindible contar con un estudio científico serio y responsable que certifique uno u otro extremo. 

Lamentó que algunas autoridades subnacionales y dirigentes médicos intenten politizar el retraso de la llegada de la segunda dosis de la vacuna rusa y pidió a la población que no desespere ni se deje llevar por la desinformación.  

“Las personas que han recibido la primera dosis de la Sputnik V están protegidas por el momento y con una alta efectividad, cuando reciban la segunda dosis esa efectividad se incrementará”, señaló.

Comparte y opina:

Bolivia enviará mañana 20 toneladas de alimentos, jeringas e insumos de bioseguridad a Cuba

El gabinete aprobó un decreto supremo ante la crisis que enfrenta ese país por el bloqueo de Estados Unidos. “Cuba nos enseñó que la solidaridad es compartir lo poco que se tiene con quienes más necesitan”, dijo el presidente Luis Arce.

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada. Foto: Rodwy Cazón

/ 29 de julio de 2021 / 13:13

El Gobierno anunció este jueves que mañana partirá un avión Hércules a la República de Cuba con 20 toneladas de medicamentos, insumos de bioseguridad y alimentos debido a la crisis que enfrenta ese país por el bloqueo económico de Estados Unidos.

En conferencia de prensa, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, informó que en el gabinete de ministros se aprobó el Decreto Supremo (DS) 4557 que dispone el envío.

Prada sostuvo que el artículo 2 del decreto autoriza a la Central de Abastecimiento y Suministros de Salud (Ceass), dependiente del Ministerio de Salud, la donación de 2,5 toneladas de jeringas descartables y a través de la Unidad de Apoyo a la Gestión Social del Ministerio de la Presidencia, se autoriza la donación de 16,5 toneladas de alimentos y una tonelada de insumos de bioseguridad para enfrentar la pandemia del COVID-19.

“Sabemos que en este momento tan difícil nuestra hermana República de Cuba requiere de toda la solidaridad de los pueblos y estamos organizando otros envíos con organizaciones obreras campesinas e indígenas que se han unido a esta campaña de amor por la vida en contra del bloqueo de la muerte”, expresó la ministra.

El presidente Luis Arce anunció la noticia mediante su cuenta de Twitter. “En el marco de la reciprocidad entre pueblos, aprobamos el DS que autoriza la donación de jeringas, alimentos e insumos de bioseguridad a la hermana República de #Cuba, que nos enseñó que la solidaridad es compartir lo poco que se tiene con quienes más necesitan” (sic), escribió.

Y añadió: “Toda nuestra solidaridad con el pueblo y Gobierno de #Cuba, que no solo enfrenta los efectos de la pandemia, sino el brutal bloqueo económico y comercial impuesto por #EEUU y que, hoy más que nunca, afecta los derechos a la salud y alimentación de las y los hermanos cubanos” (sic).

Comparte y opina:

Defensa reporta un 85% de reducción de los incendios forestales en Bolivia

Se apagaron 30 incendios entre junio y julio de este año en distintos departamentos del país.

/ 29 de julio de 2021 / 12:40

Los incendios forestales registrados en el país, entre junio y julio de este año, respecto a similar periodo de análisis de 2020, se redujeron en 85%, informó este jueves el ministro de Defensa, Edmundo Novillo.

Explicó que en junio de 2020, los incendios forestales llegaron a quemar 192,5 hectáreas de superficie; mientras en junio de 2021, solo se tuvo una afectación de 8,3 hectáreas.

Entretanto, en julio de 2020 se registró una afectación de 234.021 hectáreas y en lo que va del mismo mes de este año las quemas alcanzaron una superficie de 23.670 hectáreas.

Por tanto, “el total de superficie afectada, tomando como dato los meses de junio y julio del año pasado, ha sido 234.213,50; y en este año 2021 solo hemos tenido una afectación de 23.678,30 hectáreas”, detalló. Lo cual significa, según ratificó el ministro,  “una reducción significativa en un 85%”.

Pero “aquí debemos reconocer el trabajo y labor de las Fuerzas Armadas que son quienes operan el plan nacional de prevención y combate contra incendios porque a ellos se les ha dado la tarea y ellos han cumplido de manera muy empeñosa”, subrayó.  

En ese sentido, también dio a conocer que en Santa Cruz se apagaron 17 incendios, cinco en Beni, dos en Pando, tres en Tarija y tres en Cochabamba.

Comparte y opina: