Sociedad

miércoles 20 oct 2021 | Actualizado a 09:18

Van tres semanas de espera y el Gobierno pide dos más para la llegada de reactivos para COVID-19

Se trata de insumos para pruebas rápidas y son necesarios para la instalación plena de laboratorios en todo el país. El Ejecutivo dice que la demora es atribuible a la fábrica

Pruebas del nuevo coronavirus. Foto: AFP

/ 8 de mayo de 2020 / 19:52

Los 200.000 reactivos para realizar test rápidos para el coronavirus todavía tardarán en llegar al país otras dos semanas, el Gobierno tenía previsto contar con el material en estos días para distribuirlo a los departamentos e implementar los laboratorios GeneXpert.

“La demora es por fábrica, no por Naciones Unidas o el Gobierno de Bolivia. El país hizo la compra el día que salieron a la venta en la fábrica. En Naciones Unidas nos indican que estiman que serán dos semanas más para que las pruebas lleguen”, declaró este viernes el embajador de Ciencia, Tecnología e Innovación ante Organizaciones Internacionales, Mohammed Mostajo-Radji.

En la mañana, la viceministra de Salud, Eidi Roca, dijo a la Red Unitel que por falta de disponibilidad de reactivos en el mercado es que no arribó la compra concretada, pero que en las próximas horas llegarían y “desde la próxima semana van a comenzar a funcionar (los laboratorios) y el colapso de los departamentos comenzará a ser solucionado”.

Las críticas y las exigencias al Gobierno se van sumando por la falta de reactivos, insumos de bioseguridad para el personal de salud y la implementación de laboratorios en los nueve departamentos, tal como se comprometió el Ministerio de Salud.

También hay problemas para realizar las pruebas PCR, que son más fiables que las rápidas, precisamente por la falta de reactivos. 

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, quien junto a su colega de El Alto, Soledad Chapetón, gestionaron la compra de reactivos, anunció este viernes que llegarán en al menos 10 días. “Estamos acelerando todas las gestiones para contar con test, pruebas PCR para La Paz y El Alto y esperemos que en 10 días podamos contar con el equipo de laboratorio que permitirá hacer más de 1.000 pruebas al día”.

Un reportaje de La Razón Digital reveló, a fines de abril, que en el país, en promedio, se realizan 117 pruebas diarias para detectar o confirmar pacientes con la enfermedad, cuando, por ejemplo, a comienzos de ese mes en Chile ya se realizaban al menos 3.500 test al día. Más aún, según un índice regional, el país está en el fondo en cuanto a la cantidad de pruebas por millón de habitantes.

El 2 de abril, el Programa de las Naciones Unidad para el Desarrollo (PNUD) donó al país 10 equipos de última generación GeneXpert, valuados en casi medio millón de dólares, para la implementación de laboratorios regionales en todo el territorio nacional.

En Sucre ya se instalaron los equipos en un ambiente y el jueves un grupo de técnicos fue a calibrar los instrumentos, pero no podrán trabajar sin los reactivos. Oruro, Potosí, Tarija y Trinidad también adecuaron un área para las pruebas, pero también necesitan de los insumos.

El 16 de abril, Mostajo-Radji indicó que se adquirió casi medio millón de pruebas, de las cuáles, la mitad sería entregada de forma progresiva en 15 días, es decir a finales de abril o principios de mayo, y la otra mitad no tenía fecha de arribo.

En esa ocasión explicó que con el apoyo del PNUD se compró cada prueba GeneXpert a $us 19,80, cuatro veces menos del precio comercial y se tenía prevista la llegada de 9.500 pruebas adicionales hasta completar las 250.000 de una primera fase.

La tecnología con los equipos GeneXpert (biología Molecular automatizada en tiempo real) obtiene testeos más rápidos y son recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para pruebas masivas.

En cambio, las pruebas PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa), si bien son más precisas, tardan hasta 48 horas en dar un resultado, con una garantía del 99,9%. El Instituto Nacional de Laboratorios en Salud (Inlasa), de La Paz; el Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) en Santa Cruz y el laboratorio del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba son los únicos que hacen estos testeos en el país.

Ante la denuncia de que no hay reactivos para el método PCR, Mostajo aclaró que nunca faltaron y “una gran cantidad” está almacenada, lo que sí hubo “fue un problema de logística en La Paz”, pero en los otros dos departamentos el trabajo fue normal.

Comparte y opina:

Las vacunas Pfizer contra el COVID-19 llegarán a Bolivia con al menos cuatro días de retraso

El PAI informó que, además de la donación de EEUU, también arribarán vacunas Pfizer enviadas por Francia.

Vacunas Pfizer. Foto de archivo: AFP.

/ 20 de octubre de 2021 / 08:15

El arribo de más de un millón de vacunas Pfizer, para inmunizar a menores de 16 y 17 años contra el COVID-19, estaba anunciado para el 19 de octubre, sin embargo, según el Programa Ampliado de Inmunización (PAI), los fármacos llegarán recién el sábado.

“Tenemos que dar la tranquilidad (a la población) de que el día sábado nos está llegando 1.008.000 dosis y éstas van a ser distribuidas a todo el país (…) tomando en cuenta que hay características particulares de la vacuna (porque) nos llega entre -70 y -80 grados y este tipo de ultra congeladores no está disponible en todos los establecimientos de salud”, dijo Max Enríquez, director nacional del PAI.

El funcionario, en un contacto con Bolivia TV, confirmó que estas vacunas de Pfizer corresponden a una donación de Estados Unidos a través del mecanismo COVAX.

Además, “tenemos también otra donación del gobierno de Francia que nos envía algo más de 90.000 otras dosis de Pfizer y con éstas se va a seguir ampliando también el grupo etario para inmunizar”, agregó.

El pasado 5 de octubre, el presidente Luis Arce anunció que “el 19 de octubre llegarán a Bolivia más de un millón de vacunas Pfizer (…), con las que tendremos un total de 1.188.720 dosis para iniciar la vacunación a menores de edad entre 16 y 17 años”.

Entretanto, la vacunación a este grupo de adolescentes ya comenzó el martes de manera oficial, aunque, de acuerdo a reportes de distintos medios, varios de los interesados en la inmunización no encontraron las dosis en algunos centros de salud.  

Sin embargo, “teníamos una reserva de vacunas que ya fueron distribuidas y éstas han estado y están disponibles para vacunar (a los menores de 16 y 17 años)”, aseguró el director del PAI.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Pesquisa da un giro y se frustra un intento de ocultar un feminicidio en La Paz

Un grupo de policías secuestró de un velorio el féretro con el cuerpo de una mujer. La autopsia estableció que se trató de un feminicidio

Efectivos policiales retiran el féretro en hombros. Foto: Radio Éxito

/ 19 de octubre de 2021 / 23:48

La investigación dio un giro y fue frustrado el intento de ocultar un feminicidio. El cuerpo de la víctima era velado y un grupo de policías tuvo que allanar el lugar y secuestrar el féretro con los restos de una mujer de 35 años para la autopsia, ante la sospecha de que el deceso no fue producto de una caída o de una enfermedad como se anotó en un certificado de defunción.

La autopsia constató que la muerte fue consecuencia de asfixia por estrangulamiento. Su pareja, identificado como Wilfredo, fue aprehendido y ahora es acusado por feminicidio, lo que implicó un cambio de la tipificación penal porque inicialmente se abrió el caso por homicidio.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), Jhonny Vega, informó que la Fiscalía cambió la tipificación del delito tras conocer los resultados de la autopsia a la que fue sometida el cuerpo que tuvo que ser secuestrado.

Un grupo de policías intervino el velorio y se llevó el féretro con el cuerpo de Jheovana L., en medio de la resistencia de la familia doliente. La víctima deja a cinco menores en la orfandad.

El operativo se ejecutó en un domicilio de Callapa, en la zona Sur de La Paz. El cuerpo de la mujer fue supuestamente encontrado en la orilla de un río que pasa por la zona. Los familiares dijeron que murió a causa de una caída, aunque el hecho no fue reportado a la Policía.

Un certificado de defunción certifica la muerte por un problema derivado de hipertensión arterial. Vega informó que la investigación alcanzará al médico y a la funeraria contratada.

“También se va a investigar a la familia que no dejaba retirar el féretro con los restos de la víctima”, sostuvo.

La Fiscalía pedirá la detención preventiva del acusado.

Comparte y opina:

Ante sospecha de feminicidio, policías secuestran en un velorio féretro con el cuerpo de una mujer

El cuerpo era velado en un domicilio de la zona Sur de La Paz. El hecho no fue reportado a la Policía y se detuvo a la pareja de la víctima

Efectivos policiales retiran el féretro en hombros. Foto: Radio Éxito

/ 19 de octubre de 2021 / 19:56

Un grupo de policías intervino un velorio y se llevó el féretro con el cuerpo de una mujer víctima de un posible feminicidio, en medio de la resistencia de la familia doliente. La pareja de la mujer de 35 años fue detenida y está en celdas policiales.

El operativo se ejecutó en un domicilio de Callapa, en la zona Sur de La Paz. El cuerpo de la mujer fue supuestamente encontrado en la orilla de un río que pasa por la zona. Los familiares dijeron que murió a causa de una caída, aunque el hecho no fue reportado a la Policía.

El hecho llegó a conocimiento de la Policía y se inició la pesquisa. La fiscal Dubranka Jordán informó que el médico forense identificó lesiones que no son compatibles con la versión de una caída.

“El Ministerio Público abrió el caso por homicidio, se ha hecho el allanamiento y se ha secuestrado el ataúd con el cuerpo de la víctima para los exámenes forenses”, explicó.

Durante el allanamiento, los policías usaron gases lacrimógenos ante la resistencia de la familia doliente para secuestrar el féretro.

La pareja de la víctima fue aprehendida y evitó hablar con la prensa al entrar a celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV).

Quedaron en la orfandad cinco menores.

Comparte y opina:

Salud confirma que 6,8 millones de dosis contra el COVID-19 siguen sin usar

Existe preocupación por el ritmo bajo que existe en algunas regiones, el Ministerio de Salud anunció evaluaciones para plantear nuevas metas.

El traslado de vacunas en el PAI nacional. Foto: Álvaro Valero

/ 19 de octubre de 2021 / 10:46

Mientras el plan de vacunación contra el COVID-19 da nuevos pasos hacia una más amplia cobertura de la población, más de seis millones de dosis permanecen sin ser administradas en las cámaras de frío de los nueve departamentos y miles están con riesgo de caducidad.

«De acuerdo con los datos que vamos registrando en los centros de salud y puntos de vacunación, existen 6,8 millones de dosis disponibles para poder utilizar, quiere decir que las vacunas están en el país, no se las está utilizando y es necesario poder verificar algunas estrategias», indicó la viceministra de Seguros de Salud y Gestión del Sistema Único de Salud (SUS), Alejandra Hidalgo, este martes en La Razón Radio.

En la víspera, el ministro de Salud, Jeyson Auza, admitió que alrededor de 700.000 dosis están por expirar hasta fin de mes, no obstante afirmó que se tomarán todas las medidas para evitar nuevas pérdidas, como la que sucedió en Pando.

Con ese fin, se planifica optimizar su uso en la administración de dosis de refuerzo a la población que así lo requiera y ya cumplió dos meses desde que completó su esquema regular.

«De acuerdo con los estudios del Reino Unido se ha demostrado que las personas con enfermedades de base, por ejemplo, son las que requerirían una tercera dosis, en ese sentido es que se ha determinado realizar este tipo de vacuna para poder complementarla con una primera y segunda dosis», dijo Hidalgo.

Salud prevé una evaluación detallada del avance de la vacunación en cada región, para evaluar el trabajo de los servicios departamentales de Salud (SUS) y plantear nuevas estrategias que les permitan acelerar el uso de las más de seis millones de dosis estancadas.

La cobertura en primera dosis en el país no supera el 63% y en segunda es de poco más del 50%.

Comparte y opina:

En el país se desecha 142.000 toneladas de plásticos al año

“Se estima que el 5% de los desechos plásticos termina en botaderos a cielo abierto o cuerpos de agua, contaminando la naturaleza”, señala el informe “Producción, uso y disposición final de los plásticos de un solo uso en Bolivia”, de WWF.

/ 19 de octubre de 2021 / 10:25

Una bolsa, bombilla o botella pueden parecer inofensivas y parte de las compras cotidianas, pero en realidad forman parte de una gran cadena de residuos plásticos que se desechan en al menos 142.000 toneladas cada año en diferentes sitios del país.

“Considerado que el plástico aporta alrededor de 11% al total de desechos sólidos, se estarían llegando a casi las 142.699 toneladas de plástico desechado al año en Bolivia”, señala el informe Producción, uso y disposición final de los plásticos de un solo uso en Bolivia, del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

De esta cantidad, no toda precisamente es desechada de manera adecuada ni queda en un relleno sanitario, según los datos de este estudio ejecutado este año por Servicios Ambientales SA. “Se estima que el 5% de los desechos plásticos termina en botaderos a cielo abierto o cuerpos de agua, contaminando la naturaleza”.

El reciclaje o reutilización del plástico tampoco se constituye aún en una práctica recurrente entre la población; las encuestas realizadas para el estudio en los municipios de El Alto, La Paz, Santa Cruz de la Sierra y Trinidad encontraron que la mayoría de las personas, luego de usar el plástico, todavía lo desecha directamente.

“Este es el dato más impactante, el 34% lo reutiliza y solo el 19% lo está llevando a centros de acopio, hay un montón de la población que no está participando de eso, necesitamos en general conciencia, hay mucha gente que lo está haciendo y hay que movilizar a más”, explicó en contacto con La Razón Samuel Sangüeza, representante en Bolivia del WWF.

El problema del consumo de plástico parece lejos de acabar tanto en el país como en el mundo, la situación se ha visto incluso agravada con la pandemia del COVID-19, que en algunos casos incrementó el uso de objetos de este material.

“Los productos que aumentaron su uso a causa de esta emergencia principalmente están relacionados a polímeros o plásticos de un solo uso, que en Bolivia al igual que en el resto del mundo son: barbijos, envases y vasos de poliestireno para el transporte de alimentos, trajes plásticos de bioprotección, máscaras protectoras,  guantes plásticos desechables,  botellas plásticas con desinfectantes (y) residuos hospitalarios plásticos”, subraya el estudio.

Sin embargo, aunque erradicar el uso de este elemento parece imposible y requiere un abordaje integral por la cantidad de empleos que genera, instituciones como WWF apuestan por una ola de conciencia en la población para optimizar el uso y promover su desecho adecuado.

Sangüeza explicó que el abordaje de esta problemática debe ir de la mano con una promoción de las consecuencias de la utilización desmedida y sin responsabilidad del plástico en el medio ambiente, que se estima tarda en degradarse entre 150 y 400 años. Además, los diferentes niveles de gobierno pueden aportar con normas e incluso incentivos para la economía circular con el reciclaje.

“La población del mundo va a seguir creciendo y si realmente no cambiamos la forma en que consumimos y cómo utilizamos el plástico, pues vamos a asfixiar mucho más al planeta, hay todo un tema de microplásticos que están también en la cadena alimentaria”, detalló el especialista.

WWF propone una acción conjunta con la educación, los sectores públicos y privados, y la sociedad civil. “Como organización, hemos lanzado el reto de alcanzar una naturaleza positiva al 2030; esto incluye lograr reducir a la mitad la huella de producción y consumo”, sostuvo Sangüeza.

Comparte y opina:

Últimas Noticias