Sociedad

viernes 18 sep 2020 | Actualizado a 09:37

Cementerio COVID-19 de Trinidad alberga 148 muertos, entre sospechosos y confirmados

En la capital de Beni se habilitó un nuevo camposanto ante el incremento de la mortalidad de casos.

/ 22 de mayo de 2020 / 19:28

Cementerio para casos COVID-19 de Trinidad.

Por Wilma Pérez

El primer cementerio habilitado en el municipio de Trinidad (Beni) para el entierro de personas que fallecieron por causa del nuevo coronavirus (COVID-19) ya alberga a 148 muertos, 57 confirmados por laboratorio y 91 sospechosos de haber sido portadores del virus.

Tras la primera muerte por contagio reportada en Trinidad (el 20 de abril, correspondiente a un mototaxista), las autoridades habilitaron un terreno fuera de la ciudad y lo destinaron para el entierro exclusivo de quienes perecieran por causa de la enfermedad. En el lugar, ubicado a ocho kilómetros por la carretera a Santa Cruz, hay más de 150 cruces de madera.

Necesitan material de bioseguridad

El municipio de Trinidad se encuentra en el nivel de desastre y riesgo grave con 858 casos confirmados hasta el jueves, 56 fallecidos con prueba de laboratorio y otros 91 sin prueba, establecidos como sospechosos.

Marcela Cuéllar, vecina de la ciudad de Trinidad, explicó que el miércoles el alcalde Mario Suárez “reconoció que nada más puede hacer por evitar las muertes. Nosotros observamos cómo trasladan en cajones o solo bolsas los cadáveres hasta fuera de la ciudad, ahí un tractor los coloca a la fosa; los familiares están prohibidos de llegar al cementerio”.

En entrevista con La Razón, el Alcalde de Trinidad informó que ante las previsiones de la expansión del virus y la cantidad de casos infectados solicitó al Ministerio de Salud material de bioseguridad para el personal que traslada y entierra a los fallecidos.

“Estamos en un estado crítico, estamos empleando todos nuestros recursos para mitigar el aumento de nuevos casos y aún más la cantidad de muertos, pero hemos sido superados, por ello acudimos a la Gobernación y al Gobierno central”, exhortó.

En contagios y decesos, Beni es el departamento más afectado por el COVID-19 después de Santa Cruz. (22/05/2020)

Comparte y opina:

El país bordea los 130.000 contagios de COVID-19

El Ministerio de Salud reportó 547 nuevos casos de coronavirus. Tarija fue por tercer día consecutivo el departamento más afectado.

/ 18 de septiembre de 2020 / 00:18

El Ministerio de Salud reportó este jueves 547 nuevos casos de COVID–19, con los cuales Bolivia alcanzó un total de 129.419, a seis meses de la llegada de la pandemia.

Por tercer día consecutivo, Tarija presentó las cifras más altas del reporte de la jornada, con un registro de 240 positivos, que elevaron su total a 11.267.

Segundo, en el reporte, quedó Chuquisaca, que figura con 100 nuevos casos de coronavirus, con los cuales su acumulado alcanzó los 6.518.

Salud confirmó también 73 nuevos contagios en Santa Cruz (42.064), 38 en La Paz (33.842), 34 en Cochabamba (13.328), 24 en Beni (7.007), 21 en Potosí (7.540), 17 en Oruro (5.493) y Pando volvió a registrar un silencio epidemiológico, que lo mantiene con un total de 2.360.

Este jueves se reportaron 33 decesos en el territorio nacional: 12 en Santa Cruz, 8 en La Paz, 7 en Cochabamba, 3 en Tarija, 3 en Chuquisaca. A la fecha, hay un total de 7.511 personas fallecidas por el coronavirus, mientras que 87.716 lograron recuperarse.

(18/09/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Áñez presume que pedirá ayuda internacional para aplacar incendios en Santa Cruz

La mandataria anunció la canalización de los recursos necesarios para sustentar la emergencia nacional por el fenómeno que afecta a la Chiquitanía.

/ 17 de septiembre de 2020 / 11:57

El Supertanker en plena tarea contra el fuego en Roboré, Santa Cruz, en 2019. Foto: AFP-archivo

Una vez más, la presidenta Jeanine Áñez anunció la posibilidad de solicitar ayuda internacional para aplacar incendios en la Chiquitanía de Santa Cruz, un día después de haber declarado emergencia nacional por el fenómeno.

Además, la mandataria señaló que canalizará los recursos necesarios para apagar el fuego, que afecta a la región desde hace varias semanas y al departamento de Santa Cruz, desde julio, cuando se reportaron fuegos en la reserva de Otuquis.

“Estamos canalizando los recursos necesarios y si es necesario vamos a pedir ayuda internacional para apagar los incendios. ¡Vamos a salir adelante!”, escribió en sus redes sociales.

“Personal especializado de las FF.AA. se encuentra en el terreno de operaciones, cumpliendo la instrucción que les ha dado su capitana general hasta apagar el fuego en la Chiquitanía”, acotó Áñez en referencia a las tareas encomendadas al mismo ministro de Defensa, Luis Fernando López, que se encuentra en la zona del desastre desde hace varios días.

En un acto en el que fustigó al expresidente Evo Morales, en San Ignacio de Velasco, la mandataria-candidata abrogó el miércoles el Decreto Supremo 3973, del 9 de julio de 2019, que autorizaba quemas controladas en bosques de Santa Cruz y Beni. Había dicho tambièn que pedirà ayuda internacional para la atención de le emergencia.

Al respecto, el director de la Fundación Solón, organización no gubernamental ambientalista, Pablo Solón, consideró que la anulación del decreto es tardía y electoralista.

El año pasado, en incendios de similares características el gobierno de Morales tuvo que recurrir a ayuda internacional para aplacar el fuego, incluso contrató un avión especializado para las tareas, el Supertanker 747.

El fuego además afecta al pantanal cruceño y al parque Noel Kempff Mercado.

(17/09/2020)

Comparte y opina:

Salud reporta menos de 600 casos COVID-19, Pando rompe el silencio epidemiológico

El total nacional alcanzó los 128.872. Tarija presentó por segundo día consecutivo la cifra más alta de la jornada, con un reporte de 242 contagios que incrementaron su acumulado a 11.027

/ 16 de septiembre de 2020 / 23:45

El Ministerio de Salud reportó este miércoles 586 nuevos casos de COVID-19, con los cuales el total nacional se elevó a 128.872, en los seis meses de presencia de la pandemia en Bolivia. Tras seis días sin reporte de casos, Pando rompe el silencio epidemiológico con dos nuevos casos.

Tarija presentó por segundo día consecutivo la cifra más alta de la jornada, con un reporte de 242 contagios que incrementaron su acumulado a 11.027, mientras en el resto de los departamentos el registro no superó el centenar.

Un total de 79 nuevos casos de COVID-19 están en Chuquisaca (6.418), 73 en La Paz (33.804), 68 en Santa Cruz (41.991), 50 en Potosí (7.519), 33 en Cochabamba (13.294), 25 en Oruro (5.476), 14 en Beni (6.983) y en Pando se rompió el silencio epidemiológico que se mantuvo por seis días y se confirmaron este miércoles dos positivos, para un total de 2.360 en la región.

Este miércoles se reportaron también 31 decesos nuevos por el coronavirus: 10 en La Paz, 8 en Santa Cruz, 5 en Cochabamba, 2 en Oruro, 2 en Chuquisaca, 2 en Pando, 1 en Tarija y 1 en Potosí. Hasta la fecha 7.478 fallecieron por la enfermedad y 87.031 se recuperaron.

El Comité Científico Nacional aclaró este miércoles que en el registro oficial se toman en cuenta a los pacientes que pasaron por la prueba RT-PCR y pidió no relajar las medidas de bioseguridad.

(16/09/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El Ministerio de Salud alerta que la población bajó la guardia en las medidas contra el COVID-19

El Comité Científico advirtió que la flexibilización de las restricciones por el posconfinamiento está derivando en que la población relaje las medidas de bioseguridad con un alto riesgo pata nuevos contagios y reinfecciones

/ 16 de septiembre de 2020 / 22:02

En La Paz, un brigadista toma información a un ciudadano durante un rastrillaje sanitario.

Por Aylin Peñaranda

El Comité Científico Nacional, a través de Ministerio de Salud, expresó este miércoles su preocupación y alerta porque la población está dejando de lado las medidas de prevención contra el COVID-19, en la etapa del posconfinamiento que fue determinada por el Gobierno desde el 1 de septiembre.

“En el caso de nuestro país, el Comité Científico de asesoramiento al Ministerio de Salud, manifiesta su preocupación y alerta a la opinión pública que debido a la flexibilización de las medidas de contención, la población está relajando la adopción de medidas preventivas, tales como el uso apropiado de las máscaras de protección facial (barbijos), el lavado de manos, evitar las aglomeraciones y mantenerse en sus domicilios, si no son necesarias las salidas”, señala un comunicado.

El comité advirtió que en otros países se presentaron reinfecciones del coronavirus con aparentes manifestaciones más severas. En Bolivia también se detectaron posibles casos, por lo que se teme que se presente una segunda ola de la pandemia similar a la sucedida, por ejemplo, en Europa. Se pidió tomar con precaución las cifras de contagios presentadas en los informes oficiales.

“Aunque las estadísticas oficiales muestran una alentadora tendencia a la suavización de la curva epidémica, está generando exagerado optimismo en la opinión pública, estos datos hay que tomarlos con cautela, debido principalmente a que la población está acudiendo de manera más frecuente a las pruebas rápidas, cuyos resultados no entran al registro oficial de la Dirección Nacional de Epidemiología, cuyas estadísticas de nuevos casos están basadas en los casos positivos detectados por las pruebas de laboratorio RT-PCR que es la prueba más confiable y oficialmente tomada en cuenta para propósitos estadísticos y monitoreo de la pandemia”.

Este miércoles, el Ministerio de Salud reportó 586 nuevos casos de COVID-19 en el país, con los cuales la cifra sube a 128.872 contagios; además de 7.478 decesos y 87.031 recuperados.

En el comunicado, también se apunta a la comercialización de “Kits COVID” sin supervisión o autorización de Salud. La población los usa para automedicarse en sus domicilios sin supervisión médica, lo que fue señalado como una posible “factor adicional” para el incremento de la mortalidad del COVID-19. Solicitó que se evite la automedicación, así como el consumo de sustancias no avaladas por las autoridades de salud.

“El COVID-19 está generando manifestaciones clínicas más complejas de lo que inicialmente se han observado, puesto que el virus no solamente afecta seriamente a los pulmones, sino también al sistema nervioso, al corazón, el sistema musculo-esquelético, sistema digestivo, y otros órganos del cuerpo humano. En adición, la enfermedad está dejando secuelas por un largo tiempo, que demanda atención especializada, retrasando los procesos de recuperación”, refiere el comunicado.

De esta manera, el comité se sumó a las advertencias ya hechas por autoridades sanitarias, como el director nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto. Alertó sobre un posible incremento de contagios si es que no se continúan con las medidas de bioseguridad, mientras que alcaldías como La Paz se animan a flexibilizar cada vez más sus restricciones y habilitar nuevos rubros económicos, dando paso al posconfinamiento.

(16/09/2020)

Comparte y opina:

Brigadas encuentran indígenas chiman con cuadros de anemia y síntomas de coronavirus

El colapso de los servicios de salud en Beni, por el coronavirus, derivó en la suspensión de la atención para los comunarios de los pueblos indígenas.

/ 16 de septiembre de 2020 / 21:14

Control médico en la comunidad Monte Rosa,, en San Borja

Niños con severos cuadros de anemia y desnutrición, y adultos con síntomas de coronavirus se encontraron en indígenas chiman, en la comunidad Monte Rosa, en el municipio de San Borja, Beni.

La directora de la Reserva de la Biosfera Estación Biológica del Beni, Carola Vaca, informó que por la pandemia los servicios de salud se suspendieron en las comunidades del municipio de San Borja.

“Los servicios de salud no llegan hasta las comunidades. A duras penas se resuelven los problemas en las ciudades y muchas comunidades fueron olvidadas y estuvieron muy afectadas por la pandemia”, dijo.

Luego de gestiones para la asistencia médica, un grupo de brigadistas, entre médicos y enfermeras, acudió a atender a los chimanes. Verificó la situación que atraviesan, sin embargo, no se logró confirmar casos de coronavirus porque no contaban con las pruebas respectivas.

“Varios adultos presentaban todos los síntomas, dolor de cabeza, de cuerpo, de garganta, pero no se pudo confirmar porque no hay pruebas, solo se les entregó algunos medicamentos. Considero que ellos son muy resistentes al virus por su alimentación, pero hay enfermedades que deben sí o sí ser atendidas, sobre todo a los niños”, explicó Vaca.

Denunció que hay discriminación en los servicios de salud porque la mayoría de los chimanes no cuenta con documentos de identificación o no utilizan barbijos. “Objetan cualquier cosa para no atenderlos, entonces ellos ya no quieren salir y se quedan sufriendo con las enfermedades”.

La asistencia de las brigadas quedó suspendida por la falta de medicamentos. Vaca demandó a las autoridades pronta atención y llamó a la población a solidarizarse con los chimanes que necesitan ropa, alimentos y, particularmente, medicamentos.

(16/09/2020)

Comparte y opina: