Sociedad

miércoles 28 oct 2020 | Actualizado a 02:05

En cuarentena, ‘al violento, lastimosamente, se lo tiene 24 horas del día, siete días a la semana’

En una entrevista con La Razón, la presidenta del Colegio Departamental de Psicólogos de La Paz aborda este problema. Bolivia reporta 45 feminicidios y 36 infanticidios desde que comenzó el año. Quince de los crímenes de género y seis de los asesinatos de niños se produjeron durante la cuarentena.

Verónica Alfaro, presidenta del Colegio Departamental de Sicólogos de la Paz

Por Micaela Villa

/ 25 de mayo de 2020 / 13:34

La violencia en los hogares es multifactorial y uno de estos factores en el caso boliviano es su normalización. “En muchos hogares no se distingue lo que es violencia o qué (es) cultural”, explica a La Razón la presidenta del Colegio Departamental de Psicólogos de la Paz, Verónica Alfaro.

“Pese a estar en pleno siglo XXI, las personas justifican el maltrato recibido, apuestan por que algún día la situación de violencia cambie y de esa manera no buscan ayuda psicológica y menos de las instituciones que deben velar por su bienestar”, agrega.

Alfaro es psicóloga, master en Ciencias e Investigación Forense, tiene diplomados en Psicología Forense y Criminal, Violencia Familiar y Sexual.

Ella es responsable del Comité Científico de la Sociedad Boliviana de Ciencias Forenses, es integrante de la Sociedad Interamericana de Psicología y  de la Asociación Latinoamericana de Psicología Jurídica y Forense.

— Pese a las medidas de prevención estatales, la violencia en esta cuarentena no ha disminuido. ¿Por qué sucede esto?

—   Los casos de violencia intrafamiliar en esta cuarentena se han incrementado debido a que las parejas o familias ya contaban con antecedentes de algún tipo de maltrato, y estas conductas, debido a la situación (cuarentena), se intensifican. Sabemos que la violencia no se presenta de un día para otro o que obedece a un único factor estresor; es más bien una sistematización de conductas que cada día se incrementan tanto en cantidad como también en gravedad.

— ¿Por qué se manifiesta esta conducta con mayor virulencia en esta condición de aislamiento?

–En cuarentena la persona agresora ya no sale de su hogar a trabajar o a realizar sus actividades. Ahora, lastimosamente se la tiene las 24 horas del día, los siete días a la semana, demostrando toda su frustración, miedo e insatisfacción convertida en muchos casos en ira, menosprecio o agresividad hacia los más débiles; pudiendo ser su pareja, un adulto mayor, los hijos e inclusive las mascotas.

–La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) habilitó líneas telefónicas gratuitas para ir al auxilio de las víctimas. ¿Es esto suficiente?

— La FELCV tiene líneas gratuitas propias y también ha realizado alianzas estratégicas con otras instituciones como Unicef, el Colegio Departamental de Psicólogos de La Paz, la Universidad Católica San Pablo, con la línea Familia Segura, que ayudan mucho tanto en la prevención, en fortalecer lazos saludables y no llegar a situaciones de maltrato, como también de ayuda y rescate inmediato y en brindar terapia psicológica a víctimas.

Sin embargo, considero que hay mucho por hacer, porque en muchos hogares no se distingue lo que es violencia o qué (es) cultural.

Pese a estar en pleno siglo XXI, las personas justifican el maltrato recibido, apuestan por que algún día la situación de violencia cambie y de esa manera no buscan ayuda psicológica y menos de las instituciones que deben velar por su bienestar.

También se ve personas que no saben gestionar sus emociones de frustración, miedo, intolerancia. No reconocen que aquello está mal. Adicionalmente, nuestra sociedad permisiva que, a partir de comentarios, música, medios, sigue aumentando en la mente de estas personas pensamientos distorsionados de nuestra realidad.

La responsabilidad de vivir sin violencia no es solo de la FELCV, es un papel de la sociedad en su conjunto; por tanto, nos falta mucho, nos falta cambiar paradigmas hacia el respeto, hacia una convivencia basada en el respeto, la responsabilidad, la toma de conciencia de nuestros propios actos y la resolución de conflictos mediante el diálogo y la cultura una cultura de paz.

— ¿Por qué se ejerce violencia dentro de un hogar?

— Se podría resumir como expresa Echeburúa y de Corral (2002). Consideran que la “conducta violenta en el hogar es el resultado de un estado emocional intenso – la ira – que interactúa con unas actitudes de hostilidad, un repertorio pobre de conductas (déficit de habilidades de comunicación y de solución de problemas) y unos factores precipitantes (situaciones de estrés, consumo abusivo de alcohol, celos, etc.), así como de la percepción de vulnerabilidad de la víctima”.

Las historias de violencia dentro un hogar por lo general están marcadas por la desproporción o relaciones asimétricas en la pareja. Por ejemplo, una de las personas es el gobierno y todos los demás, incluida la pareja son el pueblo; el gobierno da órdenes, los demás acatan; el gobierno maneja la economía y los demás deben someterse, etc.

Cuando no existe equilibrio en una relación, generará disconformidad, frustración, rechazo, sentimientos de indefensión, dependencia, por un lado, y, por el otro, sentimientos de poder, manipulación. La violencia en el hogar se produce bajo el influjo de diferentes factores que actúan a la vez, pero donde se tienen la percepción real de contar con una víctima que lo soporte.

— ¿Cuáles son las características de un agresor dentro del hogar?

— Según Dutton, hay tres perfiles básicos:

1)  El agresor psicopático. Responde a un patrón de desconsideración extrema hacia toda norma social, puede tener antecedentes delictivos, carece de empatía y su objetivo es dominar a la víctima.

2) Agresor hipercontrolado. Su perfil más bien es de ‘evitación’ y agresión pasiva, hasta que la ira aparece desbordada por la acumulación progresiva de sus frustraciones.

3) Agresor inestable. Tiene una incapacidad para describir sus sentimientos, gran temor a la intimidad y sobre todo temor al abandono. No dejan de agredir hasta que sus celos y su ira se hayan descargado.

Entre otras características tenemos: que pueden ser personas con autoestima baja y mediante la agresión a su familia o a los más débiles tratan de compensar con sentimientos de poder. La agresividad es una condición innata para todos, y resolver problemas basados en violencia, se la puede comparar con los animales, donde no tienen otro recurso que la pelea para poder conseguir lo que desean.

Este tipo de personas, por lo general, no se reconoce como agresora, justifica sus actos; los niega o los minimiza.

Hay también factores sociales que se suman como reforzadores, como decía; en la música tenemos ideas distorsionadas de lo que debe ser una relación de pareja sana, entre otros; tenemos la permisividad ante actos violentos, en las familias o instituciones.

El tema de violencia dentro los hogares es multifactorial y se requiere una serie de análisis por cada familia que se ve en esta situación.

— ¿Por qué los adultos golpean a los niños que no pueden defenderse?

— Cuando un padre golpea a un niño, no es porque el niño haya generado un problema, es porque el padre tiene un problema. Porque un niño difícilmente podrá defenderse de un adulto. Una de las razones fundamentales del porqué los padres pegan a sus hijos, es porque ellos también han sido violentados a su edad como forma de disciplina. No existe límites entre lo que es un castigo de lo que es maltrato.

Existe también una teoría de la frustración-agresión, que se refiere a que si en el trabajo se sintió agredido y no pudo canalizar ese sentimiento, al llegar a casa descarga toda su frustración en los seres más débiles, que son los niños. Si le sumamos que este padre no tiene control de sus impulsos, no tiene conciencia de sus actos en momentos de estrés, se convierte en un sujeto de riesgo para la normal convivencia en el hogar.

— Si vemos un acto de violencia en nuestras casas o con los vecinos, ¿cómo debemos actuar?

— Si somos testigos de un acto de violencia, debemos pensar que existe riesgo para un ser humano; si no somos capaces de intervenir, por miedo a las represalias, lo mejor es pedir ayuda a las instituciones llamadas por ley.

Es difícil para muchos denunciar un acto de violencia dentro el hogar, por las represalias de la propia familia. Pero si no se pone un límite, si nadie interviene, considerando que la violencia crece, esta situación va a ser irreversible por los daños de los que la generan y de los que la presencian.

En varias ocasiones cuando sucede un hecho de feminicidio, cuando se pregunta a los familiares sobre antecedentes de violencia, indican conocer; pero si estas personas hubieran actuado en su momento, tal vez se hubiera salvado una vida. Psicológicamente hablando, muchas de las personas que callaron, tendrán sentimientos de culpa recurrente.

— ¿Cómo debemos actuar si la violencia se ejerce dentro de mi hogar?

 — Cuando la violencia se produce en el hogar, por más sutil que esta sea, lo indicado es convencer a los sujetos en cuestión a que busquen ayuda psicológica. Muchos de los conflictos de pareja o familiares tienen solución con profesionales especializados.

Si la situación es más complicada, o uno de ellos no acepta, es preferible recurrir a instituciones que le obliguen a participar de procesos psicoterapéuticos enfocados en su problemática. Algunos podrán ser sobre el consumo de alcohol, sobre el manejo económico, el control de sus impulsos, etc. Todo esto ayuda a mejorar la vida dentro un hogar y no esperar a que la situación sea irreversible con saldos fatales.

 — ¿Y si soy yo la víctima?

— En caso de ser la víctima, muchas veces tengo el cerebro muy bien adoctrinado en el sentido de ser la culpable de todo lo malo que ocurre dentro el hogar. También tener pensamientos de indefensión y de inutilidad que se han ido generando poco a poco en la mente hasta convencerme de tal situación. Si justifico el daño que me hacen sentir, debo buscar ayuda psicológica para reencontrarme conmigo misma, con aquella persona que fui un día y que debo volver a ser. Una vez que me sienta lo suficientemente estable, tendré la posibilidad de tomar mis propias decisiones sobre mi vida.

Si la situación está insoportable, si cada día me siento mal por la forma del trato que recibo, puedo realizar la denuncia respectiva para que me brinden el apoyo multidisciplinario de las instituciones llamadas por ley.

Trataré de evitar consejos de la amiga, de la comadre, del padrino, porque ellos no arreglarán la situación; este tipo de problemas solo se resuelve poniendo fin con ayuda profesional.

— ¿Cómo debo actuar si conozco de una persona que ha sido víctima de intento de feminicidio?

— Si no soy su psicoterapeuta, debo actuar de manera normal como ha sido anteriormente. Lo peor para una víctima es que la traten como eterna víctima. Tampoco preguntarle por los detalles, ya que es una situación difícil por la que ha atravesado y puedo generar rebrote de síntomas psicológicos que tal vez ya los haya controlado. Si estoy con esa persona por conocer los detalles, debo buscar ayuda psicológica, porque ese es un indicador que la que tiene pensamientos morbosos y está realmente mal, soy yo.

— También hay víctimas de violación…

— La población debe entender que, frente a una víctima reciente de violación sexual, debe acompañarla a las instancias llamadas por ley a realizar la denuncia y el examen médico legal. La víctima se sentirá más segura junto a una persona de su confianza. Le dará seguridad para continuar con las acciones legales, que son complicadas y en algunos casos sancionadoras. No debe preguntar, más bien debe tratar de escuchar lo que quiera decir. Si quiere llorar, dejar que lo haga y esperar con paciencia.

Una violación produce un desequilibrio emocional muy fuerte. Debido al estado en que se encuentre, debe estar en estos momentos acompañada de su red de apoyo, familia, amigos más allegados. Se debe tratar de evitar que esté en las redes sociales, ya que algunos mensajes pueden ser denigrantes. Y solicitar ayuda psicológica especializada para una intervención en crisis.

(25/05/2020)

Comparte y opina:

Cuatro hermanas que estaban desaparecidas en Santa Cruz retornaron a su hogar

El padre sospechaba de un secuestro porque su hija mayor se contactó con un adulto por Facebook.

La FELCC investigó el caso.

/ 29 de junio de 2020 / 20:22

Cuatro hermanas de 13, 10, 4 y 2 años, cuya desaparición fue denunciada en el municipio de Santa Cruz de la Sierra el sábado 27 de junio, retornaron a su hogar la tarde del domingo, confirmó la madre a La Razón vía telefónica.

Wendi, Nathalia, Victoria y Brina se fueron de su casa, ubicada en la zona Jardines del Sur, para irse donde un pariente. Wendi, la mayor, se llevó a las menores porque había sido castigada por su padre por haber tenido contacto con un adulto desconocido a través de Facebook.

“Se fueron a la casa de su madrina y no nos dijo nada hasta el domingo. La pasamos muy feo esa noche, madrugada y al día siguiente”, añadió Carmen J., madre de las menores de edad.

Cuando la adolescente y las tres niñas dejaron su hogar, sus padres no se encontraban en casa. Las desapariciones fueron denunciadas a la Policía, por el WhastApp vecinal. Los progenitores no durmieron pues hicieron la búsqueda también por su cuenta.

“A las 11.00 del domingo encontramos a mis hijitas. Ellas ya están con nosotros. Gracias a Dios, ellas están bien y sanas”, apuntó la entrevistada.

(29/06/2020)

Comparte y opina:

Dos policías serán investigados por ocasionar hecho de tránsito en La Paz

Vecinos denunciaron que los funcionarios policiales se encontraban en estado de ebriedad.

La patrulla quedó con una rueda en el aire.

Por Micaela Villa

/ 29 de junio de 2020 / 17:54

Dos policías serán investigados por la Dirección Departamental de Investigación Interna (Didipi) de La Paz debido a que ocasionaron un hecho de tránsito el fin de semana en aparente estado de ebriedad.

El siniestro se produjo en la Ciudadela Ferroviaria. Los dos uniformados se encontraban en una camioneta que circulaba por una calle en sentido de subida cuando de repente el vehículo retrocedió y se encunetó. La camioneta pertenece a la División Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

El motorizado quedó con su llanta trasera derecha colgando sobre una vivienda. La Policía tiene dos hipótesis respecto al suceso: una falla mecánica o que los uniformados se encontraban al influjo del consumo de alcohol.

El hecho de tránsito fue denunciado por los vecinos de la zona a través de las redes sociales. “Ahí duerme la gente, qué cosa hubiera pasado (si el motorizado caía)”, denunció una mujer en un video filmado con un teléfono móvil. “Estaban tomando”, aseguró otra.

“Vamos a actuar de forma transparente. Estará a cargo de la Didipi, tenemos un tribunal superior. No quisiera lanzarme, ni dañar la imagen de ningún funcionario policial y tampoco dejar en duda a la población. Estamos trabajando en ello”, dijo la mañana de este lunes 29 de junio el coronel Juan Carlos Cuevas, director departamental de la FELCC.

En el video difundido, la gente reclamó a otro uniformado que se hizo presente a “que se haga justicia”. “Este auto (accidentado) se pagó con nuestros impuestos”, alegó uno de los ciudadanos.

(29/06/2020)

Comparte y opina:

Mujer mata a su esposo en El Alto, el hombre era padre de cuatro hijos

La homicida fue defensa propia. Se expone a pasar de cinco a 20 años en la cárcel.

Fotografía ilustrativa

/ 26 de junio de 2020 / 20:05

Una mujer de aproximadamente 22 años acuchilló a su esposo de 42 y le quitó la vida, informó la mañana de este viernes la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) que evitó dar los nombres de la presunta homicida y de la víctima. La pareja tenía cuatro niños, de dos y cuatro años. El hecho de sangre ocurrió dentro de una vivienda situada en la zona Pacajes de El Alto.

“Aparentemente, habrían consumido bebidas alcohólicas. La esposa se estaba defendiendo por lo que agarró el cuchillo e hirió a su esposo”, informó a la prensa la mañana de este viernes el coronel Juan Luis Cuevas, director departamental de la FELCC.

La mujer fue aprehendida y en su declaración informativa relató que su esposo la obligaba a ingerir alcohol y que cuando ella se negó a continuar, su pareja se puso violento, intentó golpearla y la obligó a consumir más bebidas alcohólicas, por lo que se negó. El hombre se puso violento e intentó golpearla.

Según el testimonio, la mujer tomó un cuchillo e hirió a su pareja en el abdomen. El homicidio es castigado por el Código Penal Boliviano con la pena de presidido presidio de cinco a 20 años.

(26/06/2020)

Comparte y opina:

La Policía frustra atraco armado a remesa de Tigo en La Paz, hay seis aprehendidos

El atraco iba a realizarse la tarde del jueves en el camino entre Mapiri y Guanay, al norte del departamento. La FELCC sospecha que tres empleados de la firma estaban implicados.

Imagen conceptual

/ 26 de junio de 2020 / 18:48

La Policía Rural y Fronteriza frustró el atraco a una remesa de más de Bs 200.000 de la empresa Tigo, que era transportada del municipio de Mapiri a Guanay, en el norte del departamento de La Paz, en un vehículo.

La tarde del jueves 25 de junio, la aprehensión de tres individuos que aguardaban en un vehículo sin placas estacionado en ese camino permitió descubrir el golpe.

“La remesa iba de Mapiri a Guanay. Son seis personas aprehendidas. De esta manera se ha evitado semejante atraco”, informó por teléfono a La Razón el coronel Juan Luis Cuevas, director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz.

En el motorizado “se encontró una pistola calibre 22, armas punzocortantes, pasamontañas, manillas plásticas y otros elementos utilizados en los robos”, informó la jefatura policial de Guanay.

Después de la aprehensión de los ocupantes del vehículo se logro indagar que estas personas habían planeado secuestrar a funcionarios que trasladaban la remesa. Lo sospechoso, según la fuerza anticrimen, es que tenían la hora exacta en la que iba a pasar el coche y la ruta.

Los sospechosos involucraron a otros tres trabajadores de la empresa en el atraco, por lo que la Policía realizó otro operativo y la mañana de este viernes fueron aprehendidos en la localidad de Guanay, donde trabajaban.

Los seis sujetos fueron trasladados a instalaciones de la FELCC en la sede de gobierno–ubicadas en la avenida Sucre- por disposición del fiscal de Guanay.

(26/06/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Cae estafador múltiple con al menos 32 víctimas en seis departamentos

Ariel F. Q engañaba ofreciendo a la venta armas y uniformes a través de Facebook. Tenía tres modus operandi.

La FELCC investigó el caso.

/ 25 de junio de 2020 / 21:06

El cochabambino Ariel F. Q., de 34 años, fue aprehendido la tarde del miércoles 24 de junio por la Policía. Tenía denuncias por estafa con víctimas múltiples y venta de armas y de cupos de ingreso a la Academia Nacional de Policías (Anapol).

Sobre él recaen al menos 32 denuncias de estafa desde 2017, de acuerdo con los registros policiales. Las víctimas se encuentran en al menos seis departamentos: Cochabamba, La Paz, Tarija, Potosí, Oruro, Santa Cruz.

Este sujeto, que se hacía pasar por capitán de policía, tenía tres modos operandi para cometer sus estafas, y operaba a través cuentas de Facebook abiertas a nombre de personas inexistentes.

La primera era ofrecer artefactos electrónicos y otros equipos importados. “Visores nocturnos made en Russia (sic), inbox personas interesadas” dice el mensaje que publicó en una de sus cuentas, abierta con el nombre de Ariel Comando Fuentes, y que publicó a las 08.10 del miércoles 24.

La segunda, consistía en ofrecer armas de fuego y equipo de uso militar identificándose como oficial de la Policía. En una segunda publicación realizada también ese día a las 14.16 ofreció vestimenta militar. El mensaje publicado recomendaba: “Inbox personas serias”.

El tercero consistía en vender cupos para ingresar a la Anapol asegurando que tenía contactos para llegar al Comandante General de Policía, al Ministro de Gobierno y a altos jefes policiales. Aseguraba el ingreso y la permanencia de por lo menos cuatro años.

“Tenemos 32 denuncias bajo estos modus operandi contra esta persona. Hacia los contactos a través del Facebook. Se contactaba con las víctimas y daba un número de celular, además de una cuenta bancaria para que hagan los depósitos. Hemos hecho seguimiento en Santa Cruz, Cochabamba, La Paz y otros departamentos”, informó la mañana de este jueves el coronel Iván Rojas, director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

Víctimas

El 21 de julio de 2018, una mujer se contactó con este sujeto por WhatsApp para acordar una venta. El hombre le ofreció lavadoras, televisores, celulares y laptops a bajo costo. La víctima le un depósito de Bs 2.000 el 21 de junio de ese año; otros Bs 2.000 el 23 de junio y Bs 1.000 más el 24 de este mes. Hasta la fecha no hizo la entrega de ninguno artefacto.

El 17 de enero de este año, dos personas se contactaron con este hombre que ofrecía botas militares a Bs 500, además de un arma de fuego marca Glok a Bs 3.200. Tras realizar el depósito, los tres acordaron encontrarse en la parada de la Línea Roja de Mi Teleférico, encuentro al que el sujeto nunca acudió porque radica en Cochabamba.

El 18 de febrero de este año, Ariel F. Q. le aseguró a otra víctima que lo ayudaría a que su hijo ingrese a la Anapol con la condición de que le deposite a su cuenta Bs 41.300. La víctima realizó un primer depósito de Bs 27.400, luego hizo un segundo depósito de Bs 13.900, Sn embargo el sujeto exigió un tercer depósito de Bs 14.000 con el argumento de que “sus superiores” le pidieron más dinero.

Una vez que cometía los delitos, el sujeto desaparecía, cambiaba de número de celular y eliminaba sus cuentas falsas de Facebook.

El coronel Rojas invitó a las personas que hayan sido víctimas de la estafa, acudir a la FELCC para presentar la denuncia.

Asimismo, la Dirección Nacional de Instrucción y Enseñanza y el rector de la Universidad Policial (Unipol) se querellaron contra este individuo.

(25/06/2020)

Comparte y opina: