Sociedad

miércoles 28 oct 2020 | Actualizado a 22:04

Cárdenas sobre rebaja de pensiones escolares: ‘La solución no va a ser maravillosa’

El ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, informó que ya hay acuerdos entre algunos colegios privados y padres de familia que incluso llegan no bajar las pensiones. Descartó que se autorice una rebaja de 50%

El ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas. Foto: La Razón.

/ 8 de junio de 2020 / 22:33

“La solución no va a ser maravillosa”. Así resumió el ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, la próxima regulación sobre el pago de pensiones en este tiempo de cuarentena y ante el pedido de padres de familia de una reducción de hasta un 50% teniendo en cuenta que sus hijos no pasan clases como lo hacían habitualmente.

No solo eso, Cárdenas también reveló que en algunos centros educativos privados ya llegaron a acuerdos con padres de familia para reducir en ciertos porcentajes las pensiones que no hizo público. Es más, dijo, en otros no habrá ninguna reducción, como resultado de los acuerdos alcanzados últimamente.

Ante esa situación, la regulación que se trabaja solo abarcará a aquellos que no lograron alcanzar consensos, pero ya descartó la posibilidad de atender una rebaja del 50% en el costo de las pensiones porque representaría –advirtió- el cierre de unidades educativas.

“La solución no va ser maravillosa, pero va a ser tolerada por todos”, anticipó y perfiló que el acuerdo sobre este tema deberá asentarse sobre los principios de que no debe cerrarse ningún colegio, no debe despedirse a ningún maestro y no debe perjudicar a ningún estudiante ni a la familia.

Desde marzo fueron suspendidas las labores educativas presenciales por la emergencia dispuesta por el Gobierno para frenar la propagación del coronavirus. Algunos unidades educativas pasan clases de forma virtual, pero tienen observaciones por parte de los padres de familia que no lo consideran adecuado.

Comparte y opina:

Salud: La epidemia del COVID-19 está ‘casi controlada’, pero hay riesgo de rebrote en tres meses

La ministra de Salud, Eidy Roca, recomendó que es necesario mantener las medidas de bioseguridad y estar preparados ante una eventualidad de una nueva ola de casos de coronavirus

La ministra de Salud, Eidy Roca, durante la explicación a cerca del COVID-19 en Bolivia

Por Carlos Corz

/ 28 de octubre de 2020 / 17:40

En una evaluación epidemiológica del COVID-19, la ministra de Salud, Eidy Roca, informó que Bolivia se encuentra en una etapa de “casi epidemia controlada”, sin embargo advirtió que si la población relaja las medidas de bioseguridad en un plazo no mayor a tres meses podría presentarse lo que se llama una segunda oleada de la enfermedad.

“Si no se mantienen las medidas de bioseguridad, el uso permanente del barbijo, el distanciamiento físico y el lavado de manos para poder mantener el control de esta pandemia, creemos que podremos presentar una segunda ola en un tiempo no mayor a tres meses”, advirtió en la presentación de los datos epidemiológicos.

Hasta el martes, Bolivia reportó un acumulado de 141.124 casos de coronavirus. En el último tiempo hubo un descenso en los casos nuevos diarios. Para Salud, se está presentando una “desescalada” de casos y decesos de forma sostenida.

Roca sugirió al próximo gobierno asumir medidas para evitar un rebrote de la misma magnitud presentada en esta primera oleada, entre ellas fortalecer el primer nivel de salud, la vigilancia comunitaria casa por casa, garantizar los medicamentos para casos leves y el necesario personal de salud.

“Podemos decir que gracias a Dios, Bolivia ha ingresado en esta desescalada en un periodo mucho más corto de los esperado”, sostuvo.

(28/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El coronavirus frena turismo en el barrio aymara más colorido de La Paz

Los vecinos de Chualluma o Ch'uwa Uma (vertiente cristalina en aymara) consiguieron en 2019 fondos estatales para refaccionar sus viviendas.

Los murales se concentran 100% en reivindicar la historia del barrio.

Por AFP y Miguel Sánchez

/ 27 de octubre de 2020 / 21:56

Las calles multicolores del barrio aymara de Chualluma, en una zona pobre de La Paz, dejaron de recibir turistas por el coronavirus, frenando la idea de sus vecinos de montar un circuito turístico para obtener mayores ingresos económicos.

Los vecinos de Chualluma o Ch’uwa Uma (vertiente cristalina en aymara) consiguieron en 2019 fondos estatales para refaccionar sus destartaladas casas de adobe y ladrillo. Artistas locales pintaron las 140 viviendas con tonos pastel -rojos, celestes, rosados, amarillos, verdes, azules y naranjas- y figuras andinas.

También embellecieron las paredes con coloridos murales y grafitis, convirtiendo el barrio en el macromural más grande de Bolivia.

«Los murales se concentran 100% en reivindicar la historia del barrio. Todos los murales relatan a las personas que viven en el barrio», dice a la AFP la muralista Knorke Leaf, directora del proyecto de mejoramiento turístico Macro Mural Chualluma, que comenzó en marzo del año pasado y se concluyó en cuatro meses a un costo superior al medio millón de dólares.

La obra incluyó además la construcción de escaleras y barandas y pavimentación de las callejuelas, que eran de tierra y piedras.

El barrio tiene una superficie de 18.000 mt2 y se ubica a 3.800 mts de altitud en la empobrecida ladera oeste de La Paz. Unas 400 familias viven en las multicolores casas que se destacan de los otros barrios cercanos en los que predomina el ladrillo y el tono ocre.

«Nos abandonaron»

Decenas de turistas visitaban diariamente las casas de Chualluma, que también se aprecian desde una de las 10 líneas del teleférico que cruza esa zona de La Paz.

Pero la llegada del coronavirus, en marzo, vació sus callejuelas debido al cierre de las fronteras y restricción de circulación en Bolivia.

«Hace meses que los turistas nos abandonaron», dice a la AFP Susana Rojas, vecina que se dedica a la artesanía.

Rojas dejó la tienda que tenía en un mercado de La Paz para vender sus artesanías en su casa en Chualluma.

Pero sin clientes a quien ofrecer sus productos, se reunió con otras mujeres artesanas para elaborar un plan que convierta el barrio en un circuito turístico que les permita obtener ingresos cuando vuelvan los visitantes, principalmente extranjeros.

«Con este proyecto queremos que la gente conozca más el barrio, organizarnos en toda la zona si es que vienen turistas. Hay algunos lugares que se nos están despintando y esperamos que nos den algo [de dinero] para hacer refacciones», afirma Susana.

La idea de estas mujeres es animar a todos los vecinos, en su mayoría migrantes aymaras que trabajan como costureros, cocineros o albañiles, para levantar un café con mesas con manteles de aguayo (tela multicolor de lana), tiendas de artesanía y realizar visitas guiadas.

Tras seis meses de aislamiento por la pandemia, el gobierno boliviano reanudó este mes los vuelos internacionales y relajó las restricciones de circulación en La Paz, lo que da esperanza a los vecinos de que vuelvan pronto el turismo.

«Cuando se vaya el coronavirus va a venir mucho turista, como antes», sostiene esperanzada Marisol Mamani, dirigente de las artesanas.

En Bolivia, con 11 millones de habitantes, la pandemia ha contagiado a 140.000 personas y matado a 8.600.

A cargo de mujeres

Los vecinos afirman que el colorido del barrio les cambió la vida y les dio felicidad, sacándolos de la pobreza de un vecindario donde el consumo de alcohol es habitual y hay casos de violencia doméstica.

El proyecto turístico es una oportunidad de «obtener recursos para ayudarnos a las mujeres», dice Marisol, de 43 años.

«La idea es generar un turismo comunitario donde sean las mujeres que se encarguen de este tour», explica la muralista Leaf.

Este barrio es único en Bolivia, aunque no en el mundo. Hay otros macromurales como Palmitas en la ciudad de Pachuca, en el estado mexicano de Hidalgo; o el barrio Buenavista en Bogotá, Colombia; además de algunas favelas brasileñas.

El proyecto de Chualluma es finalista de la Séptima Bienal Iberoamericana de Diseño de España 2020.

(27/10/2020)

Comparte y opina:

La Fiscalía restituye a sus hogares a cinco víctimas de trata y tráfico

La Fiscalía informó que de 35 denuncias registradas, 31 corresponden a casos resueltos y que están relacionado con adolescentes o menores que abandonan su hogares por problemas familiares

Oficinas de la Fiscalía Departamental de La Paz

Por Carlos Corz

/ 27 de octubre de 2020 / 19:39

Ante una serie de denuncias de personas desaparecidas en redes sociales, la Fiscalía informó que durante la cuarentena por el COVID-19, entre marzo y octubre, hubo 35 denuncias sobre personas desaparecidas, de las que 31 ya fueron resueltas y cuatro casos, que involucran a cinco víctimas, fueron restituidas a sus hogares tras encontrárselas como resultado de una investigación por trata y tráfico de personas.

La Directora de la Fiscalía Especializada en Delitos de Violencia Sexual en Razón de Género, Pilar Díaz, explicó que gran parte de los casos denunciados por desaparición tienen que ver con menores de edad que huyen de su casa por diferentes factores.

“Generalmente los casos ingresan porque los padres denuncian por el tema de Trata y Tráfico; sin embargo, los menores de edad adolescentes entre 16 y 18 años se escapan de sus casas y la Policía junto con los Fiscales, en un trabajo conjunto, han podido restituirlos a sus hogares”, explicó, según una nota institucional.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCN) de Santa Cruz, Rubén Barrientos, negó que haya una ola de desaparición de menores como tratan de hacer ver con denuncias que ponen en redes sociales.

La trata de personas, se entiende por captación, transporte, traslado, acogida o recepción de personas, recurriendo a la amenaza, al uso de la fuerza u otras formas de coacción, rapto, fraude, engaño, abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación, sexual, prostitución, esclavitud hasta la extracción de órganos humanos.

Díaz informó que la joven de 26 años llevada a Chile, con fines de explotación laboral, fue repatriada y está con su familia en Potosí, mientras que en el caso de dos menores de edad en Samaipata, traídas a Bolivia, ya fueron restituidos y llevados a Chile con sus abuelos que tienen la tutela legal.

En la ciudad de La Paz, se registró un caso de desaparición de dos personas que ya están en su núcleo familiar.

(27/10/2020)

Comparte y opina:

Por segundo día, reportan menos de un centenar de nuevos casos de COVID-19

Santa Cruz pasó a ser el departamento más afectado de la jornada.

/ 26 de octubre de 2020 / 22:48

Por segundo día consecutivo, el Ministerio de Salud confirmó menos de un centenar de nuevos casos de COVID-19 en Bolivia. Este lunes se registraron 99 positivos, con los cuales el total nacional se elevó a 140.952.

Santa Cruz, que el domingo estuvo en el quinto lugar del reporte con solo 3 casos nuevos, este lunes pasó al primero con 31 positivos, para un total de 43.821.

Potosí quedó segundo en el informe de la jornada con la suma de 20 positivos más, con los que su acumulado subió a 9.045; le siguieron Tarija, que confirmó 18 contagios más (15.984), Chuquisaca 15 (7.708), Cochabamba 12 (13.926), La Paz 2 (34.840), Oruro 1 (5.966), Pando (2.374) y Beni (7.288) mantienen un silencio epidemiológico.

Este lunes se confirmaron 13 decesos por el coronavirus: 3 en Santa Cruz, 3 en Cochabamba, 3 en Oruro, 1 en La Paz, 1 en Tarija, 1 Beni y 1 en Chuquisaca.

En los siete meses de presencia de la pandemia, se registraron 8.658 fallecidos por el COVID-19 y 109.228 recuperados.

(26/10/2020)

Comparte y opina:

Todos Santos: Los precios para el horneaje oscilan entre Bs 178 y Bs 5

Solo incrementó el costo de horneaje por quintal en Bs 3. La Intendencia empezó los controles.

/ 26 de octubre de 2020 / 21:33

A pocos días de la tradicional fiesta de Todos Santos, la Federación de Panificadores de La Paz y la Alcaldía acordaron mantener en su mayoría los precios del horneaje, solo con excepción del trabajo por quintal, que subió de Bs 175 a Bs 178 respecto al año pasado.

«En una revisión de los precios se ha establecido un aumento de Bs 3 en el horneaje por quintal. Este incremento se da solo en ese ítem y se mantiene el resto de los precios», confirmó el secretario municipal de Desarrollo Económico, Sergio Siles.

En lo demás la federación decidió mantener los precios que estaban vigentes el año pasado, por ejemplo el horneaje por arroba fue acordado en Bs 44,5 por arroba, Bs 48 por libra, Bs 5 por lata de masitas y Bs 8 por lata hasta salteñas y humintas.

El presidente de la Federación Departamental de Panificadores de La Paz, Martín Vargas, pidió a la población no dejarse sorprender con precios más altos y denunciar cualquier caso de agio y especulación a la línea 712 77983.

«Es importante saber que varias de estas actividades económicas o casi todas, cuentan con todas las condiciones técnicas, de licencia de funcionamiento y manipulación. La mayor cantidad de productos se han decomisado u observado son alimentos vencidos o mal manipulados en hornos artesanales que no cuentan con ninguna condición técnica de bioseguridad», afirmó la intendenta municipal, Velma Vargas.

Siles informó que 500 afiliados de la Federación fueron capacitados tanto en protocolos de bioseguridad como de manipulación inocua de alimentos. La Intendencia empezó los controles en los hornos, negocios muy concurridos en esta temporada cercana a Todos Santos.

(26/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina: