Sociedad

domingo 9 ago 2020 | Actualizado a 03:40

Óscar Urenda no tiene mejoría, aunque si situación de salud es ‘estacionaria’

El secretario de Salud de Santa Cruz está en terapia intensiva por más de una mes; continúa acoplado a un respirador y fue ayudado con una traqueotomía para que respire mejor.

/ 8 de julio de 2020 / 12:08

Esta captura de video muestra la vez que Óscar Urenda se aisló por contagio de coronavirus.

A más de un mes de haber sido internado en terapia intensiva, el secretario departamental de Salud de Santa Cruz, Óscar Urenda, todavía no presenta mejorías en su salud, aunque si situación “es estacionaria”.

El parte fue ofrecido la mañana de este miércoles por el director del Servicio Departamental de Santa Cruz (Sedes), Marcelo Ríos, en una habitual conferencia de prensa. “No se ha notado evidencia de mejoría (en Urenda), está en una situación de salud estacionaria, que lo va a tener por muchos días más” en terapia intensiva, informó.

El funcionario contó que el secretario, que por varias semanas lideró la lucha contra el COVID-19 en Santa Cruz incluso después de un contagio inicial, todavía se encuentra acoplado a un respirador y que se le ha hecho una traqueotomía para intentar mejorar sus respiración.

Fue internado el 5 de junio en medio de la preocupación de las autoridades y la población, que le tomó cariño debido a su ímpetu en la lucha regional contra la enfermedad.

Otro funcionario en terapia intensiva es el jefe departamental de Epidemiología, Roberto Torrez, quien también se encuentra en terapia intensiva. Ríos comunicó que el martes también fue objeto de una traqueotomía.

“Esperamos tener de él evidencias de mejor estado de salud, que pueda ir mejorando paulatinamente”, dijo el director del Sedes.

Santa Cruz se encuentra en emergencia desde hace 119 días. Desde el lunes ingresó en cuarentena dinámica, con el retorno de las actividades comerciales e industriales, además del 60% de la circulación del transporte público, restringidos durante varios meses.

Ríos adelantó que a las 18.00 de este miércoles el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), liderado por el gobernador Rubén Costas, se reunirá para analizar la flexibilización de las medidas para una eventual toma de decisiones de una nueva estrategia.

Santa Cruz reportó el martes 23 decesos y 445 nuevos casos de COVID-19, y totalizó 22.398 confirmados. Es el departamento con más incidencia de la pandemia.

(08/07/2020)

Comparte y opina:

El MAS resigna comicios en septiembre y que acompañará otra fecha concertada

El candidato presidencial de la oposición Luis Arce cuestionó que el TSE haya dilatado la solución del conflicto social y político generado por la modificación de la fecha de comicios.

/ 8 de agosto de 2020 / 18:04

Luis Arce y David Choquehuanca, en rueda de prensa la tarde de este sábado.

En medio de un conflicto político en el país, el Movimiento Al Socialismo (MAS), consideró que será difícil que se las elecciones generales se desarrollen el 6 de septiembre, como demandan los movimientos sociales, y afirmó que acompañará una nueva fecha que surja de un diálogo.

“Cada día que pasa se aleja más la fecha de elecciones prevista para el 6 de septiembre; nosotros vemos claramente que no se va a poder cumplir. Por lo tanto, nosotros queremos acompañar una fecha que sea determinada a través del mecanismo del diálogo”, dijo en conferencia de prensa el candidato presidencial del MAS, Luis Arce.

Flanqueado de su acompañante de fórmula, David Choqeuhuanca, el exministro de Economía recriminó, sin embargo, la forma cómo el Tribunal Supremo Electoral (TSE) modificó por su cuenta la fecha de las elecciones definida en la Ley 1304, sugerida por mis órgano electoral, sancionada en la Asamblea Legislativa y promulgada por la presidenta Jeanine Áñez.

Sobre la modificación de fechas, Arce dijo que “por supuesto que genera susceptibilidades”. “Cuando nos enfrentamos a un proceso electoral que tiene una fecha aprobada por una ley, que es el 6 de septiembre, queda claro todo lo que está pasando con una actitud dilatoria en la solución de este problema por parte del TSE”, cuestionó.

Con esta decisión, el MAS se anticipó a una posible discusión del asunto en el diálogo que la mañana de este sábado fue convocada por Áñez. Además, se adelantó a los resultados de otra reunión anticipada entre el TSE y directivos de la Asamblea Legislativa, al terminar la tarde de ese sábado.

(08/08/2020)

Comparte y opina:

Núñez advierte que el diálogo tiene ‘expiración’ y las FFAA van a actuar ante los bloqueos

La presidenta Áñez convocó al TSE, la COB, los titulares de la Asamblea Legislativa y a los candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia a una reunión para este domingo.

/ 8 de agosto de 2020 / 16:06

Yerko Núñez leyó al mediodía la carta de invitación al diálogo de la mandataria. Foto: ABI

Al ratificar la convocatoria al diálogo anunciada por la presidenta Jeaninez Áñez, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, consideró que la iniciativa tiene “fecha de expiración”, que si persisten los bloqueos las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana van a tener que intervenir en las protestas.

“Aquí hay que gente que está muriendo porque no hay oxígeno; van a tener que actuar las Fuerzas Armadas y la Policía para precautelar lo que dice la Constitución: la vida de los bolivianos”, dijo en conferencia de prensa el mediodía, cuando leyó la carta de invitación de Áñez.

“Éste es un diálogo que tiene expiración, porque si no les interesa la vida a todos estos sectores, entonces hay que hacer respetar lo que dice la CPE, que establece claramente primero la vida”, insistió Núñez, quien apuntó que “los responsables de las muertes tienen nombre: (Juan Carlos) Huarachi y son los dirigentes del MAS”.

La mañana de este sábado, Áñez hizo pública su invitación al diálogo, para las 09.00 de este domingo en el Palacio de Gobierno, a la Central Obrera Boliviana (COB), al Tribunal Supremo Electoral (TSE), a los presidentes de las cámaras de Diputados y de Senadores, además a los candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia, con el objetivo de “confirmar la fecha electoral y suspender los bloqueos”.

Desde el lunes, la COB y el Pacto de Unidad propician bloqueos en gran parte de las vías del país contra la postergación de las elecciones, inicialmente fijadas para el 6 de septiembre, para el domingo 18 de octubre, decidida por el TSE.

A pesar de que antes el Gobierno y la alianza Juntos de la presidenta-candidata Áñez cuestionaron las elecciones del 6 de septiembre, Núñez puso reparos a la modificación de la fecha. “Lamentamos mucho que se les esté cambiando fechas permanentemente a las elecciones; el Órgano Electoral tiene que ser más serio”, dijo, en la línea de la mandataria, que en su discurso de homenaje al país afirmó que el TSE hizo “juegos infantiles”.

(08/08/2020)

Comparte y opina:

Murillo amenaza con procesos e intervención de bloqueos ‘en cualquier minuto’

Algunos ministros del gabinete de Jeanine Áñez ofrecieron una rueda de prensa en la ciudad de Cochabamba para pedir que las organizaciones sociales dejen de bloquear para dar paso a los insumos médicos varados en las vías.

/ 7 de agosto de 2020 / 10:47

Arturo Murillo y Yerko Núñez, en la conferencia de prensa del jueves.

En conferencia conjunta con otros colegas suyos, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, advirtió con procesar a alcaldes y dirigentes, de los que dijo que están identificados, que propician bloqueos en distintas carreteras del país.

Habrá “operativos que se harán en cualquier minuto”, afirmó otra vez el funcionario, quien aseguró que en la línea de las protestas se encuentran alcaldes, como la de Vinto, y dirigentes. “Todos los que están identificados, van a ser procesados”, aseguró.

Murillo apuntó especialmente a la gobernadora de Cochabamba, Esther Soria, y a la alcaldesa de Vinto, Patricia Arce, de propiciar las movilizaciones, incluso ofreciendo alimentación a los movilizados. “Están haciendo saquear camiones en carretera”, no son solo asesinos que quieren matar gente por falta de medicamentos, sino también ladrones, dijo el ministro.

Adelantó que el Gobierno procesará a las autoridades locales y dirigente que propician las protestas por crímenes de lesa humanidad, sedición y terrorismo. “No perseguimos a políticos, hacemos justicia por el pueblo”, reivindicó Murillo.

Luego, furibundo, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, dijo que a los movilizados les interesa más la política que salvar vidas. “Vamos a emplear lo que dice la Constitución: primero la vida, y vamos a cuidar la vida de los bolivianos”, advirtió.

«A los dirigentes y militantes del MAS, dirigidos por Evo Morales y Luis Arce, les interesa más la política y generar caos, pero no salvar vidas. El Gobierno trabaja 24/7 para cuidar la vida de las personas», insistió.

La noche del jueves, el expresidente evo Morales, a quien apunta el Gobierno de organizar las protestas, denunció que la administración de Jeanine Áñez ya tiene listo el decreto para la actuación de las Fuerzas Armadas en los conflictos.

En noviembre del año pasado, ante una situación similar, el Gobierno tuvo que apelar a un decreto, el 4078 luego abrogado, para la intervención de las movilizaciones. La norma había dispuesto inmunidad penal a los militares.

El resultado de la represión en Huayllani, Cochabamba, y Senkata, en El Alto, fue una treintena de fallecidos y decenas de heridos, aunque el Gobierno insistió en que las muertes fueron causadas por los propios movilizados.

“Paremos estos bloqueos que tanto daño le hacen al país”, exclamó Núñez.

Así como están “asaltando camiones, sean valientes para afrontar lo que se viene”, advirtió Murillo.

El miércoles, al salir de la reunión con el Tribunal Supremo Electoral (TSE), el secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), Orlando Gutiérrez, afirmó que el órgano electoral y el Gobierno “están subestimando la fuerza del pueblo” y anunció que “si tocan un punto de bloqueo” con la intervención, los movilizados abandonarán los cortes de ruta y se trasladarán a La Paz de forma “contundente”.

Los bloqueos comenzaron el lunes por decisión de la Central Obrera Bolivia (COB) y el Pacto de Unidad, contra la postergación de las elecciones del 6 de septiembre. De forma autónoma, el TSE dispuso la modificación de la fecha para el 18 de octubre, decisión que incluso fue considerada como “un juego infantil” por Áñez en su discurso sobre el aniversario patrio, el jueves.

(07/08/2020)

Comparte y opina:

Organizaciones abren paso a cisternas de oxígeno en vías a Cochabamba y La Paz

Desde los bloqueos en la carretera Santa Cruz-Cochabamba informaron que dejaron pasar tres camiones con el insumo médico hacia la capital del valle.

/ 6 de agosto de 2020 / 21:23

Camiones cisternas con oxígeno medicinal camino al altiplano.

Desde las organizaciones sociales que bloquean las carreteras en protesta por la postergación de las elecciones informaron que este jueves abrieron paso a cisternas de oxígeno medicinal con rumbo a Cochabamba y La Paz.

Según la información proporcionada a los medios del país, los movilizados dejaron pasar camiones con insumos médicos en la vía Cochabamba-La Paz. Otro manifestante grabó un video en el que muestra el paso de otros tres camiones en la carretera Santa Cruz-Cochabamba.

Reporte desde los bloqueos en la vía Cochabamba-Santa Cruz.

Desde el lunes, diversos movimientos sociales en el país bloquean varias vías del país —128 puntos, según el Pacto de Unidad— por mandato del cabildo de la Central Obrera Boliviana (COB), el martes 28 de julio en la Ceja de El Alto.

Las movilizaciones degeneraron luego de la decisión del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que movió las elecciones del 6 de septiembre, fijadas en la Ley 1304, al 18 de octubre, con una eventual segunda vuelta para el 29 de noviembre.

El Gobierno, la Caja Nacional de Salud (CNS) y familiares de enfermos con COVID-19 denunciaron en los últimos días la falta de oxígeno medicinal. Es más, la CNS denunció la muerte de unas cinco personas en Oruro por falta de ese insumo.

(06/08/2020)

Comparte y opina:

Bolivia de aniversario en medio de una crisis sanitaria y política sin precedentes

En su mensaje al país, la presidenta Jeanine Áñez culpó al Tribunal Electoral de “jugar” con el cambio de fecha de elecciones y a la Asamblea Legislativa, de frenar créditos.

/ 6 de agosto de 2020 / 16:41

Los actos tradiciones de celebración en La Paz se redujeron este jueves a una presentación del Batallón Colorados de Bolivia. Foto: Roberto Guzmán

Declarado en emergencia por la irrupción del COVID-19 en marzo, con al menos 128 puntos de bloqueo contra la postergación de las elecciones y con poderes del Estado en pugna, el país celebra su aniversario 195 en medio de una crisis política y sanitaria sin precedentes.

Los actos tradicionales de celebración de las fiestas patrias fueron suspendidos sin mayor trámite debido a que el país, como el mundo, se encuentra en emergencia sanitaria por la expansión de contagios del nuevo coronavirus, que con el reporte del miércoles alcanzó a 85.141 personas y dejó sin vida a 3.385.

Esa situación de emergencia obligó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) a suspender inicialmente el calendario electoral y postergar luego, y sucesivamente, las elecciones generales que estaban previstas para el 3 de mayo.

La suspensión de los comicios de mayo ya supuso una crisis política entre los órganos Legislativo, Ejecutivo y Electoral: el TSE sugirió nuevas elecciones para septiembre, pero la Asamblea Legislativa aprobó una ley con un rango de fechas tope para el 2 de agosto y, ante la negativa de la presidenta transitoria Jeanine Áñez de promulgar la norma con el argumento de la propagación de contagios, tuvo que ser la titular en ejercicio del órgano legislativo, la senadora Eva Copa, la que firme la Ley 1297.

La ley nunca pudo aplicarse, primero por un recurso abstracto en contra de su artículo 2 (que fijaba el 2 de agosto el tope para la votación) que no pudo ser resuelto por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) y, segundo, por la definición de una nueva fecha, también sugerida por el TSE, que fue sancionada por la Asamblea Legislativa y convertida en Ley 1304 promulgada por Áñez, que fijó elecciones para el 6 de septiembre.

La nueva fecha fue resultado de un acuerdo político que consiguió el TSE con la mayoría de las fuerzas habilitadas para terciar en las elecciones, entre ellas el Movimiento Al Socialismo (MAS), que postula a la Presidencia al exministro Luis Arce; Comunidad Ciudadana (CC), del expresidente Carlos Mesa, y Bolivia 21, cuyo candidato es el también expresidente Jorge Quiroga. Áñez apenas firmó la ley; ella, su gobierno y su alianza Juntos alegaron que es más importante ocuparse de la salud que de las elecciones.

Para el cientista político Fernando Mayorga, con el acuerdo sobre la nueva fecha de las elecciones “las cosas parecían encaminarse institucionalmente y sin mayor conflictividad”.

Pugna de poderes

Sin embargo, la situación degeneró en un conflicto de poderes. En medio de su objeción a las elecciones, el Gobierno comenzó a gestar presiones contra el TSE y su presidente, Salvador Romero. A través del procurador del Estado, José María Cabrera, acusó a Romero de negligencia en el proceso penal por presunto fraude en las elecciones anuladas de octubre de 2019 y también reclamó del TSE un informe técnico, médico y científico que justifique las elecciones definidas para septiembre.

El 23 de julio, el TSE sorprendió con la modificación de la fecha de elecciones, a pesar de la vigente Ley 1304. Fijó comicios para el 18 de octubre, una eventual segunda vuelta el 29 de noviembre y la posesión de las nuevas autoridades de los órganos Legislativo y Ejecutivo en diciembre.

Solo el MAS cuestionó la modificación y denunció la decisión “unilateral” del TSE, aunque más tarde hizo lo mismo el Gobierno; las demás fuerzas políticas expresaron su respaldo a la medida. La pugna de poderes se amplió al Órgano Legislativo, que, sin embargo, no pudo hacer nada por hacer valer su iniciativa anterior de validar por voto de los dos tercios del MAS la fecha de los comicios.

Conflicto

La postergación de las elecciones impulsó la protesta de la Central Obrera Bolivia (COB) y del Pacto de Unidad, un acuerdo de organizaciones sociales que en el pasado respaldaron al gobierno de Evo Morales, que desde el cabildo de la semana pasada en El Alto ahora propician el bloqueo de al menos 128 puntos en seis departamentos del país.

El TSE no logró convencer a la dirigencia de su decisión en sendas reuniones con la dirigencia de los movimientos sociales en conflicto. El secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), Orlando Gutiérrez, cuestionó el miércoles que el TSE y el Gobierno “están subestimando la fuerza del pueblo” y advirtió con movilizaciones en La Paz si es que la administración de Áñez interviene con las fuerzas públicas los puntos de bloqueo.

La COB planteó una fecha intermedia, entre el 6 de septiembre y 18 de octubre, para la celebración de las elecciones, que era la tarea primordial del gobierno de transición.

El país sufre “una coyuntura crítica que puede tornarse impredecible si no hay un acuerdo procedimental entre la COB y el TSE que implicaría la aceptación del 18 de octubre y su respaldo en una ley que garantice su realización sin posibilidad alguna de postergación”, opinó el analista para La Razón.

Asamblea

Sin embargo, la pugna de poderes está más acentuada entre los órganos Legislativo, dominado por el MAS, y el Ejecutivo, regido por la sucesión de Áñez. El único acercamiento importante que ambos lograron fue el acuerdo para la convocatoria a elecciones, a finales de noviembre del año pasado.

Con la emergencia sanitaria en curso, la crisis política incluso llegó a afectar la coordinación entre ambas instituciones para la vigencia de las leyes. Por ejemplo, Áñez no quiso promulgar la Ley 1297, de Postergación de Elecciones; la firmó Copa.

El Gobierno denuncia recurrentemente el bloqueo en la Asamblea Legislativa de créditos necesarios para la crisis sanitaria, unos $us 1.700 millones, entre ellos $us 327 millones provenientes del Fondo Monetario Internacional (FMI). Si bien el MAS viabilizó algunos préstamos, objeta esencialmente éste último con el argumento de que el Gobierno no lo justifica bien.

Otro asunto de conflicto fueron los ascensos en las Fuerzas Armadas. Incluso el Alto Mando castrense irrumpió en la Asamblea Legislativa con ese objetivo. Al final, la Cámara de Senadores no validó el trámite y el Gobierno procedió al acto de promoción a través de un decreto y en un acto oficial.

Por este caso, el Ministerio de Defensa procesa a la senadora Copa.

Otras leyes

Por iniciativa, la Asamblea Legislativa sancionó las leyes de Estado de Excepción, de atención gratuita en clínicas privadas para enfermos con COVID-19 y de donación de plasma hiperinmune, que a más de un mes no son promulgadas por Áñez y, al contrario, fueron derivadas a control constitucional.

Entretanto, el MAS se resiste a aprobar créditos que con mucha insistencia reclama la administración Áñez, al punto de ocupar grande el discurso de aniversario de la mandataria, este jueves.

En su mensaje-informe, la mandataria evidenció la pugna entre los órganos Legislativo, Electoral y Ejecutivo. Apuntó a la Asamblea Legislativa de impedir la atención de la emergencia sanitaria, pero dirigió sus dardos al TSE, al que cuestionó la modificación de la fecha de las elecciones, a pesar de que ella fue quien cuestionó los comicios para el 6 de septiembre con el alegato de la emergencia sanitaria.

“Al Tribunal Electoral le pido algo sobre las fechas de elecciones: sean serios, por favor, y dejen de mover las fechas”, reclamó este jueves.

El miércoles, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, culpó a Romero de “incendiar” el país. “El Sr Romero Presidente del @TSEBolivia incendio Bolivia cambiando fecha de elecciones de manera irresponsable y unilateralmente (sic)” escribió en Twitter.

Mientras los órganos del Estado están en franca disputa por intereses particulares, un bloqueo en seis departamentos del país genera preocupación debido a la emergencia sanitaria, que requiere la provisión de insumos médicos y, especialmente, oxígeno medicinal.

El dirigente de Soberanía y Libertad (Sol.bo) consideró que lo que falla en la situación actual en el país es la cultura política. Falla “la cultura política, basada esencialmente en la confrontación y con dramáticas limitaciones para la generación de acuerdos, peor si estos son de mediano y largo plazo”, dijo a La Razón.

(06/08/2020)

Comparte y opina: