Sociedad

lunes 8 mar 2021 | Actualizado a 12:11

Tarija reporta 170 contagios y el país supera 45.000 casos de COVID-19 en cuatro meses

Este viernes fueron reportadas 63 muertes; Santa Cruz y La Paz continúan liderando las cifras, seguidos de Cochabamba y Beni.

La cifras del 10 de julio.

/ 10 de julio de 2020 / 23:27

Los contagios del nuevo coronavirus en Tarija se duplicaron este viernes con relación al jueves, que pasaron de 70 a 170. Y en Bolivia, los casos positivos superaron la barrera de los 45.000, a cuatro meses de la aparición del virus.

Según el reporte del Ministerio de Salud, de los 1.452 contagiados del día, el departamento oriental reportó 614, seguido de La Paz (328) y Cochabamba (146). Más atrás, Tarija, con 170; Beni, 99; Oruro, 89; Potosí, 3; Chuquisaca, 3, y Pando, nada.

En casos de fallecimientos, la mayor prevalencia tuvo también Santa Cruz, con 26; seguido de Cochabamba (19), Oruro (5) y Chuquisaca (4). Potosí, La Paz, Tarija, Beni y Pando reportaron cada uno dos muertes. En total, en el país fueron registrados 64 fallecidos, para un total hasta ahora de 1.702.

Este viernes se cumplieron cuatro meses de la irrupción del COVID-19 en el país; el 10 de marzo fueron reportados los primeros contagios, una mujer de 63 años en Santa Cruz (municipio de San Carlos, provincia Ichilo) y otra de 60 en Oruro; ambas habían vuelto por separado de Italia, entonces el país con más incidencia de la pandemia.

Con los registros de esta jornada, Santa Cruz totaliza 24.025 casos (687 fallecidos), seguido de La Paz, con 5.704 (116); Cochabamba, con 4.915 (346); Beni, con 4.794 (259); Oruro, con 1.635 (110); Tarija, con 1.454 (41); Chuquisaca, con 1.165 (56); Pando, con 1.026 (56), y Potosí, con 847 (31).

En cuatro meses, en el país hay 45.565 pacientes de coronavirus.

(10/07/2020)

Comparte y opina:

Bolivia reporta la cifra más baja de contagios en el rebrote del COVID-19: 323

Con los 323 nuevos enfermos, Bolivia registra desde el inicio de la pandemia, el 10 de marzo de 2020, 354.273 casos acumulados.

/ 7 de marzo de 2021 / 22:02

Es la cifra más baja del rebrote del COVID-19 en el país desde que comenzó en diciembre de 2020. Los 323 nuevos contagios se suman a otras dos cifras bajas en la segunda ola:  521 el 21 de febrero y 463 el 28 del mismo mes.

La última cifra baja del proceso ascendente de casos se había registrado el 27 de diciembre del año pasado, cuando fueron reportados 494 casos.

Desde el 27 de enero había comenzado un proceso lento de caída de casos, cuando llegó a un pico de 2.866. Sin embargo desde el 26 de febrero, cuando los contagios nuevos eran 1.069, las cifras se redujeron por debajo del millar: 656 casos (27 de febrero), 463 (28), 757 (1 de marzo), 790 (2), 834 (3), 969 (4), 937 (5), 653 (6) y 323 (7).

Este domingo, La Paz registró el mayor número de casos, 141, seguido de Santa Cruz (60), Potosí (32), Chuquisaca (28), Cochabamba (18), Oruro (18), Tarija (12), Beni (9) y Pando (5).

Fueron reportados 16 fallecidos, con los que el total alcanza 11.823.

Con los 323 nuevos enfermos, Bolivia registra desde el inicio de la pandemia, el 10 de marzo de 2020, 354.273 casos acumulados; de ellos, 198.236 recuperados.

Comparte y opina:

Retrasos, participación masiva y censura de Arce a la OEA marcan los comicios

El presidente del TSE, Salvador Romero, admitió los retrasos, dijo que fueron corregidos esos problemas y, finalmente, destacó la masiva participación ciudadana.

El discurso de Salvador Romero en la apertura de las elecciones. Foto: Roberto Guzmán

/ 7 de marzo de 2021 / 18:18

No hubo mayores incidentes en gran parte de la jornada de votación en el país más que retrasos aislados en algunas mesas, como llamó el Tribunal Supremo Electoral (TSE), que, sin embargo, causaron la fuerte reacción del presidente Luis Arce.

Es que el mandatario fue uno de los perjudicados por la ausencia de mesas instaladas en varios puntos de votación del país. Esperó más de una hora para emitir su voto en el Instituto Miguel de Cervantes, en Miraflores, La Paz.

“Es muy lamentable lo que se evidenció en varias mesas, esto debe generar una profunda reflexión en el Órgano Electoral porque esto no ocurrió en las elecciones nacionales”, dijo molesto el mandatario cuando volvió al recinto a las 11.00.

Arce reclamó una evaluación de este problema al TSE, organismo que horas después emitió un comunicado en el que consideró que este tipo de casos fue aislado. “Se han presentado problemas aislados con mesas que a las 08.00 no abrieron por la inasistencia de jurados, (pero) la situación se está normalizando progresivamente y no existe límite de hora para la instalación de las mesas y esas mesas tendrán un funcionamiento regular”, señaló.

De todas maneras, en una primera evaluación, el presidente del TSE, Salvador Romero, admitió los retrasos, dijo que fueron corregidos esos problemas y, finalmente, destacó la masiva participación de la ciudadanía en la jornada de votación.

Otro hecho no menor fue la inasistencia de Arce a la inauguración  de la jornada de votación propiciada por el TSE en sus instalaciones de la plaza Abaroa de La Paz.

Luego de emitir su voto, Arce compareció ante los periodistas para explicar su ausencia. “Mientras esté la OEA, nosotros no vamos a acudir a ninguna invitación del Órgano Electoral”, respondió el mandatario

Cuando los periodistas insistieron con el motivo de esta decisión, lacónico dijo: “Por razones obvias, ustedes saben el papel nefasto que tuvo la OEA en las elecciones de 2019; no hay credibilidad en la OEA”.

El gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) cuestiona a la Organización de Estados Americanos (OEA) por su papel en las elecciones de 2019, cuando cuestionó los resultados y afirmó que halló irregularidades en el proceso, extremo que derivó luego en una crisis política y la renuncia del entonces presidente Evo Morales.

Entre otros incidentes, el Tribunal Electoral Departamental (TED) de Pando suspendió los comicios en Florida por el desplazamiento de sus ciudadanos hacia otras debido a inundaciones. Romero dijo en La Paz que las elecciones en ese punto del país se desarrollarán en dos semanas, una vez que las aguas amainen.

“Tenemos informes de que los ciudadanos están acudiendo a votar de manera masiva (…) y que esta votación se está desarrollando en calma, en paz y en tranquilidad”, dijo Romero en su evaluación.

A partir de las 20.00, las empresas encuestadoras y las redes de televisión podrán difundir los conteos rápidos no oficiales. Entretanto, el TSE y los TED comenzarán con el cómputo oficial.

Comparte y opina:

Romero abre los comicios y exhorta a quienes sean elegidos respetar la institucionalidad

El TSE considera que al terminar la votación la noche de este domingo, habrá terminado un ciclo en la reconstrucción de los órganos del Estado y el poder local y departamental.

El discurso del presidente del TSE, Salvador Romero, la mañana de este domingo. Foto: Rodwy Cazón

/ 7 de marzo de 2021 / 07:59

En un discurso en el que repasó el año de postergación de las elecciones subnacionales y las dificultades en, por ejemplo, las decisiones sobre las inhabilitaciones, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, inauguró la mañana de este domingo la jornada de votación y exhortó a quienes sean elegidos respetar la institucionalidad.

El vocal afirmó que “no todos los 20.000 candidatos ganarán un cargo, pero su presencia no habrá sido a pérdida”, porque –en su criterio— sus ideas incluso podrán ayudar a reforzar la democracia y, quizás, la gestión pública.

“Los ganadores, los casi 5.000 ciudadanos elegidos (…) deberán gobernar igual, asumiendo que el ejercicio del poder es solo saludable en el marco de la institucionalidad, con contrapesos, límites legales y éticos, y siempre con el horizonte en alto”, demandó el vocal en el acto, en la sede del TSE en La Paz, al que fueron invitados las representaciones políticas, las misiones de observación internacionales y autoridades nacionales.

Romero hizo un repaso a todo el proceso político complejo que le tocó regir luego de las elecciones anuladas de 2019, la convocatoria a nuevos comicios generales, la crisis sanitaria, las varias postergaciones de las elecciones en 2020 y la dirección de la votación subnacional 2021.

Dijo que el resultado de las elecciones del 18 de octubre de 2020 “permitió la posesión de autoridades dotadas de la fuerza del voto y sentó las bases para el restablecimiento  de la confianza en el órgano y en los procesos electorales”. Sin embargo, consideró que esas elecciones no atenuaron “los antagonismos hondos de la polarización”.

Romero, no obstante, dijo también que el “camino” de las elecciones subnacionales no fue sencillo ni despejado, a pesar de “las graves vicisitudes del año pasado”.

Recordó que varias voces pidieron el aplazamiento de los comicios debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19, “que es una peligrosa caja de Pandora, que se sabe cuándo se abre mas no cuándo ni a qué costo”.

“Ahora acumulamos la experiencia suficiente para combinar la protección de la salud pública con el ejercicio pleno y libre de los sufragios, una materia en la cual los bolivianos sabemos más que cualquiera”, se jactó.

“Somos el primer país en el mundo que organiza dos elecciones de cobertura nacional en la época ruda de la pandemia”, complementó Romero.

Un total de 4.962 cargos serán elegidos este domingo, entre gobernadores, subgobernadores, asambleístas departamentales, alcaldes, concejales, corregidores y representantes regionales. Fueron habilitados para votar más de 7,1 millones de ciudadanos.

La jornada de votación termina a las 17.00 en todas las mesas electoral. Una vez concluido el sufragio, “habremos cerrado el ciclo electoral boliviano reconstruyendo con legalidad y legitimidad los poderes Ejecutivo y Legislativo, así como el poder departamental, regional y municipal”, dijo Romero.

Comparte y opina:

El oficialismo se abre un frente de conflicto al hablar de ajustes a la autonomía universitaria

La UMSA se declaró en emergencia y otras universidades evalúan a pretensión de reformar el sistema de cogobierno docente-estudiantil de las universidades públicas.

La conferencia de prensa de las autoridades de la UMSA, este viernes. Foto: RRSS

/ 5 de marzo de 2021 / 15:48

Un nuevo frente de conflicto se abrió el oficialismo al poner en tela de juicio la autonomía universitaria, a raíz del trasfondo político que fue develado luego del accidente en la Universidad Pública de El Alto (UPEA), en el que murieron siete estudiantes.

El jueves, el presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, del Movimiento Al Socialismo (MAS), cuestionó duramente el sistema de cogobierno docente-estudiantil en las universidades públicas del país. “Habría que revisar la autonomía universitaria; a título de autonomía no se (les) puede tocar, es una vaca sagrada definitivamente las autonomías del sistema universitario en todo el país”, dijo.

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, alimentó la polémica este viernes. Dijo que “no se descarta absolutamente nada” respecto de la propuesta adelantada por el senador Rodríguez.

“Llegaremos a hacer una evaluación profunda con relación a las autonomías (porque) creemos que no solo es el tema de estudiantes, sino también el tema de docentes, personal administrativo, el manejo económico”, dijo en entrevista con Cadena A.

El eventual ajuste a la autonomía generó reacciones en las mismas universidades públicas, como la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

En La Paz, la rectora interina de la UMSA, María Eugenia Pareja, hizo conocer la posición del Consejo Universitario respecto de lo que llamó “exabrupto” del senador Rodríguez. “Exigimos que no se toque ni se vulnere alegremente la autonomía universitaria”, afirmó.

“Vamos a ponerle con toda la fuerza y, si es posible, con nuestras vidas” nuestro empeño por defender nuestros principios, dijo.

La propuesta de Rodríguez comenzó a generar cuestionamientos políticos también. El diputado de Comunidad Ciudadana (CC) Carlos Alarcón, se preguntó el jueves si la “causa determinante” de la tragedia de la UPEA fue la autonomía universitaria. “Quieren eliminar la autonomía universitaria para que las universidades se conviertan en agencias y dependencias masistas”, escribió en sus redes sociales.

“Como siempre, el MAS disfraza fines perversos, de aniquilación de derechos, con motivos aparentemente nobles”, protestó.

La autonomía universitaria está consagrada en el artículo 92 de la Constitución Política del Estado (CPE). “Las universidades públicas son autónomas e iguales en jerarquía. Las universidades públicas constituirán, en ejercicio de su autonomía, la universidad boliviana, que coordinará y programará sus fines y funciones mediante un organismo central, de acuerdo con un plan de desarrollo universitario”, señala el parágrafo I.

La expresidenta transitoria y ahora candidata a la Gobernación de Beni Jeanine Áñez también cuestionó este viernes la pretensión de modificar los alcances de la autonomía universitaria planteada desde el oficialismo.

“La desgracia de la UPEA, no les da derecho a inmiscuirse en la autonomía universitaria establecida en la C.P.E. Luego pretenderán «revisar» lo poco avanzado en la autonomía de los otros niveles de estado. #Centralistas (sic)”, escribió en su cuenta de Twitter.

El martes, la convocatoria a una asamblea estudiantil en el Área de Ciencias Económicas, Financieras y Administrativas de la UPEA degeneró en una trifulca y posterior accidente. Once estudiantes cayeron al vacío desde el quinto piso del edificio de la carrera de Administración de Empresas y siete de ellos murieron.

El comandante de la Policía Boliviana, coronel Jhonny Aguilera, dijo a La Razón Radio que las investigaciones pudieron establecer móviles más que académicos en la convocatoria a esa asamblea. Afirmó que la dirigencia estudiantil del área (facultad) pretendía una “toma serial” de los centros de estudiantes con tal de promover una candidatura en las elecciones del Decanato del 18 de marzo.

Siete dirigentes estudiantiles fueron derivados la noche del jueves a las cárceles de San Pedro y Obrajes, en La Paz, en calidad de detenidos preventivamente.

Comparte y opina:

Tragedia en la UPEA: de la caza de dirigentes estudiantiles a la mira en las autoridades

La Policía identificó a los responsables de la movilización universitaria y citará, a petición del Ministerio Público, a las autoridades de la universidad alteña.

/ 4 de marzo de 2021 / 20:46

El domingo 28 de febrero, los estudiantes del Área de Ciencias Económicas, Financieras y Administrativas de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) fueron convocados a una asamblea “extraordinaria” en el “patio central de la universidad”. La reunión degeneró en una trifulca y un accidente en el que murieron siete universitarios, el martes.

La citación fue firmada por ocho dirigentes de las distintas carreras, como muestra el documento que circuló a través de la red social WhatsApp desde las 23.00 de ese día. Control de asistencia y situación institucional eran los dos únicos motivos de la reunión.

El martes, al comenzar la reunión, los estudiantes se encontraban en el patio, a 16,7 metros del quinto piso. Poco a poco, azuzados, fueron llamados a subir a los pisos de arriba, mientras algunos se exacerbaban y denunciaban cobros irregulares y llamaban “cerdos” a cierta dirigencia estudiantil.

Las discusiones no cesaron y un forcejeo entre estudiantes causó una trifulca que derivó en el accidente fatal: tres fallecidos en el instante, tres al llegar al hospital y uno después de haber estado en terapia intensiva.

En el caso, hay “connotaciones de tipo criminal” en la actuación de estas personas, dijo el comandante de la Policía Boliviana, coronel Jhonny Aguilera, en el ‘streaming’ La Razón Radio, la mañana de este jueves. Señaló a W. Q. Ch. y también a J. Y. C. L. y R. M. M. G.

Estos hechos “nos permiten establecer algún tipo de irregularidades que se traducen en homicidio culposo y estrago, porque desde nuestra perspectiva el hecho de colocar en riesgo a esa cantidad de personas por razones de orden político no justifica la pérdida de vidas”, dijo.

Por el momento, los tres estudiantes y otros cuatro dirigentes estudiantiles se encuentran aprehendidos, a la espera de medidas cautelares previstas para este jueves.

Móviles políticos

En las primeras investigaciones, la Policía Boliviana estableció móviles más que académicos. La idea era ejecutar “tomas seriales” de distintos centros de estudiantes, que “primero se hizo en la carrera de Administración de Empresas, luego en Contaduría y luego lo pretendían hacer en Economía”, contó Aguilera.

El jefe policial apuntó a W. Q. CH., el líder de los estudiantes de la facultad (área), por la iniciativa; dijo que éste quería colocar a sus afines en los distintos centros de estudiantes. “Al (tener a sus) afines, de acuerdo a la versión expresada por otros estudiantes, (posiblemente quería) manejar o influir en la elección del nuevo decano que se tendría que realizar el 18 de marzo”, explicó el comandante.

En una conferencia de prensa posterior a la entrevista con La Razón Radio, Aguilera dijo que W. Q. Ch. propició una “perfecta conspiración”.

El miércoles, decenas de familiares y amigos de los estudiantes fallecidos protestaban por el acccidente.

Autoridades

Consultado en el ‘streaming’ de La Razón sobre si los estudiantes fueron movilizados al influjo de docentes o autoridades universitarias, la autoridad policial dijo que aún no hay información al respecto. “Existen versiones disímiles frente a ese extremo; no he querido llegar a ese punto porque no hemos encontrado evidencia material que nos permita ligar estas dos circunstancias”, afirmó.

“Sin embargo, el hecho de tener personas en época de pandemia, sin actividad académica, por lo menos refleja negligencia en el control de ella”, complementó Aguilera en relación a la movilización.

“Las entrevistas con los padres de familia decían que fueron licenciados quienes los convocaron”, agregó.

De todas maneras, en la conferencia de prensa, Aguilera informó que el fiscal departamental de La Paz, Marco Antonio Cossío, pidió a la Policía Boliviana citar a las autoridades para sus declaraciones. El rector de la UPEA, Freddy Medrano, se encuentra convaleciente y quien asumió sus funciones de forma interina es el vicerrector, Carlos Condori.

Inicialmente, las autoridades “han negado que hubieran admitido la concentración de los estudiantes aduciendo respetar la autonomía del estamento universitario”, contó el jefe policial.

Sin embargo, Aguilera ofreció algunas pistas. Comentó que una de las aprehendidas, R. M. M. G., declaró que la movilización fue en reacción al reconocimiento de las autoridades a un centro de estudiantes presuntamente no elegido en urnas. Pudo haber “algún interés de las autoridades rectoras de esta casa de estudios superiores”, dijo Aguilera.

Las puertas

La asamblea de estudiantes se desarrolló en medio de la emergencia sanitaria, la suspensión de clases presenciales y las restricciones dispuestas ante cualquier aglomeración de personas.

Inmediatamente al incidente trágico, tres guardias de seguridad resultaron los primeros arrestados. Se sospechaba de que hubieran permitido el ingreso irregular de los estudiantes al edificio de la carrera de Administración de Empresas.

La Razón Radio preguntó a Aguilera si en ese trance los estudiantes forzaron a los porteros a abrir las puertas. “No ha habido ningún tipo de forcejeo para el ingreso a la universidad, de ningún tipo”.

Si no hubo forcejeo alguno para el ingreso, se supone que los guardias de seguridad pudieron haber consultado sobre el extremo a los administrativos o autoridades de la UPEA, insistió la transmisión.

“Hay un consentimiento tácito; la justificación que tienen tres vigilantes privados, que están encargados de la custodia, señalan que los ingresos se han producido de manera ‘menuda’, uno a uno”, respondió Aguilera.

¿Llamaron los guardias a alguna autoridad o a algún administrativo?, insistió La Razón Radio. “No”, respondió lacónico el jefe policial.

Aproximadamente, entre 450 y 500 personas coparon el patio, inicialmente, y luego se trasladaron al quinto piso.

Las hipótesis de Aguilera

Aguilera planteó dos hipótesis, por lógica y por experiencia. Por lógica,  es “imposible que (los guardias) no se pudieran percatar del ingreso de tantas personas, y por experiencia, en el pasado se usaron “estos argumentos para justificar estas omisiones, que reflejan lenidad”.

“No voy a llamar complicidad en una situación que podría haberse evitado”, dijo.

El jefe policial se declaró sorprendido por que justo ese día las puertas hayan sido abiertas para una asamblea que antes no estaba permitida, en razón de las medidas de bioseguridad contra contagios de COVID-19. “En el pasado, el ingreso era muy controlado, restringido solamente a actividades necesarias”, comentó Aguilera.

Las investigaciones recién comienzan, mientras familiares, amigos y la opinión pública piden el esclarecimiento urgente y sensato de las muertes de Raúl Cadena Choque (21), Genio Esteban Mamani (21), Raúl Yerko Mamani Soria (23), Limbert Lucana, Anahí Chipana (21), Eloida Soza Machaca (21) y Tania Roque Choque (22).

Comparte y opina:

Últimas Noticias