Sociedad

sábado 15 ago 2020 | Actualizado a 12:10

La primera jornada de diálogo entre maestros y Cárdenas concluye sin acuerdos

Los representantes del Magisterio Rural pidieron garantías y se mantienen firmes en sus demandas de abrogación del Decreto Supremo 4260 y la renuncia del Ministro de Educación.

/ 13 de julio de 2020 / 21:58

La mesa de diálogo entre el Gobierno y los maestros, en el colegio Don Bosco, La Paz. Foto: Ministerio de Educación

La primera jornada de diálogo entre el Ministerio de Educación y los magisterios urbano y rural concluyó sin acuerdo y con posiciones encontradas sobre las vías de resolución del conflicto.

Por un lado, los representantes del magisterio rural expresaron su necesidad de garantes y la abrogación del Decreto Supremo 4260 para firmar cualquier tipo de acuerdo con el Gobierno, mientras que por otro, el ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, destacó “los avances” y se mostró optimista de llegar a prontos consensos.

“Hemos exigido que esté presente otro Ministro, porque el magisterio rural exige la renuncia del ministro Cárdenas, por todos los argumentos ya expuestos y la abrogación del Decreto Supremo 4260”, explicó un representante de los maestros rurales, Félix Ramos.

Dicho sector pidió también la presencia de la Defensoría del Pueblo, la prensa, representantes de Derechos Humanos y todos los grupos involucrados, incluidos los padres de familia, para firmar un acuerdo. Por lo pronto, pidió un cuarto intermedio para analizar lo conversado y retomar el diálogo este martes.

Cárdenas, por su parte, no se negó a invitar a otro ministro para interceder en el proceso y destacó la definición de una agenda”. “Ésta toca exclusivamente temas educativos, como la educación virtual, su implementación, el Decreto Supremo 4260, acceso a internet y existencia de computadoras y celulares”, dijo.

En tanto, la marcha que emprendieron los maestros rurales el viernes desde el municipio de Lahuachaca, continúa su avance y este lunes llegó hasta Senkata, en la ciudad de El Alto. El sector mantiene su estado de alerta y, ante la falta de un consenso, no descarta continuar y endurecer las medidas de presión en todo el país.

A las 17.00 de este martes se prevé que el diálogo se reanude en La Paz.

(13/07/2020)

Comparte y opina:

El COED determina rastrillajes masivos en los municipios de La Paz y El Alto

La habilitación del Hospital del Sur aún sufre demoras, mientras decenas de personas duermen en puertas de centros médicos en espera de acceder a una cita médica o prueba de COVID-19.

/ 23 de julio de 2020 / 00:12

El alcalde Luis Revilla, al terminar la reunión del COED La Paz de este miércoles. Foto: Roberto Guzmán

En una reunión de emergencia, el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) determinó la ejecución rastrillajes masivos en las ciudades de La Paz y El Alto para la identificación de contagios de COVID-19, ante la preocupante propagación de casos en ambos municipios.

«Se ha determinado que en el curso de los siguientes 10 días se va a planificar un rastrillaje masivo, en el caso de las ciudades de La Paz y El Alto, y también esto va a significar entregar a la población medicamentos en aquellas familias en que se identifique que tengan algunos síntomas o algún riesgo», explicó el alcalde de La Paz, Luis Revilla.

Se prevé la entrega de unos 100.000 paquetes de fármacos en los rastrillajes. «Se va a planificar en conjunto con las Fuerzas Armadas y la Policía en el curso de este fin de semana para establecer exactamente la cantidad de zonas, donde se empezará y terminará», indicó.

Una de las prioridades de la reunión fue considerar la habilitación del Hospital del Sur, de la ciudad de El Alto, para reforzar la atención de la pandemia, pues los centros centinelas están al máximo de su capacidad. Sin embargo, este trabajo aún sufre demoras.

«Desgraciadamente, hay una burocracia que se ha mantenido durante mucho tiempo, lo tenemos que decir (…). Nosotros teníamos la última información que era por las unidades de terapia intensiva, pero no es así, éstas ya están así, que es solo un problema de burocracia, de papeles y administrativos, que están perjudicando a la emergencia que tenemos en el área de salud», indicó la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón.

Hospital de Sur

Revilla informó que el plazo máximo para que este nosocomio empiece a funcionar sería el 2 de agosto; este jueves está prevista una inspección. Por otro lado, entre 10 a 15 días se espera que la clínica cubana El Colaborador empiece a recibir al personal de salud que resultó infectado con el COVID-19.

El ministro de Defensa e interino de Salud, Fernando López, estuvo presente en la reunión e informó que este jueves se instalará una Sala de Situación entre las autoridades de ambos municipios y las departamentales, para generar estrategias para la atención de la pandemia en La Paz, que este miércoles lideró nuevamente el registro de nuevos casos de COVID-19 en el país.

En tanto, en ambos municipios la situación es cada día más preocupante. En un recorrido por la sede de Gobierno, La Razón constató que a las 23.00 de este miércoles ya había filas en el Policlínico 9 de Abril, de la Caja Nacional de Salud (CNS), donde las personas se preparaban con frazadas y carpas para pasar la noche con la esperanza de acceder a una cita médica o prueba de coronavirus para el jueves, pues los pacientes se organizan por grupos para solicitar las limitadas fichas.

«Necesito la segunda prueba, que me digan si soy positivo o no para ir a trabajar y obtener mi certificación», contó una de las personas en la fila.

(22/07/2020)

Comparte y opina: