Sociedad

jueves 6 ago 2020 | Actualizado a 21:29

Ante el colapso, el Hospital del Norte pide ayuda para instalar domos y habilitar más camas

El nosocomio de El Alto superó la capacidad de sus unidades de terapia intensiva e intermedia. Los médicos deben atender a los pacientes en sillas de ruedas y camillas. Los galones de oxígeno también comienzan a escasear.

/ 16 de julio de 2020 / 14:17

Vista del Hospital del Norte en el Distrito 5 de El Alto.

La capacidad de las unidades de terapia intensiva e intermedia y el área de Emergencias del Hospital del Norte, de El Alto, fue rebasada por la gran cantidad de pacientes con COVID-19 que llegan a este nosocomio. Los médicos trabajan a contrarreloj para tratar de salvar la vida de los contagiados, mientras diseñan estrategias para mejorar la atención.

«El Hospital del Norte se encuentra colapsado, por ejemplo, en Emergencias tenemos una capacidad para 10 cubículos y dos adicionales más, un total de 12, pero estamos atendiendo 15, 17, en sillas de ruedas, en camillas adicionales y otras sillas para tratar de responder a la población. En Terapia Intensiva se debería tener 12 y hasta 13 espacios, pero estamos con hasta 15, usamos otro tipo de sistema para la ventilación como los VMI (ventilación mecánica invasiva), pero cuando no responde se nos complica», explicó el director del centro, Marcelo Huayta.

Añadió que en terapia intermedia la situación es la misma, pues de la capacidad máxima para 15 pacientes se llega incluso a recibir 19, lo que significa que para los enfermos adicionales los médicos deben aplicar medidas de contingencia, pues solo cuentan con 15 monitores. «Y en cuidados intermedios deberíamos ingresar hasta 30 pacientes pero recibimos hasta 35».

Estado crítico

La situación genera mucha preocupación en los galenos, que agotan todos sus esfuerzos por salvar la vida de los pacientes, que en algunos casos llegan en estado crítico. La administración planifica la habilitación urgente de domos y un nuevo piso para instalar más camas.

«La población cree que no queremos atenderla y no es así, tristemente estamos en este momento rebasados (…) Estamos organizando ya el primer piso para implementar por lo menos 20 camas más, sería para cuidados mínimos. También nos estamos moviendo para construir y habilitar domos, queremos ver si el Ministerio de Defensa nos puede ayudar a conseguir los domos que usaban en la frontera entre Bolivia y Chile que son impermeables y calientes, donde nosotros podamos colocar camas, oxígeno y un oxímetro para trasladar a los pacientes y que no estén esperando en la puerta», detalló.

Turnos intensos

Los profesionales en salud trabajan en turnos intensos, mientras se diseñan los planes y se hacen las gestiones para mejorar la infraestructura y los equipos, con apoyo del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz y el Ministerio de Salud. El Hospital del Norte es el único centinela para la atención de la pandemia en El Alto.

Las autoridades reconocen que el sistema de salud en La Paz y El Alto está siendo rebasado, lo que se agrava más cada día por el incremento incesante de casos en ambas ciudades.

«Se está trabajando para que en el curso de los siguientes días pueda habilitarse el Hospital del Sur en la ciudad de El Alto, donde podamos habilitar más de 100 camas, 30 unidades de terapia intensiva y lo mismo tiene que ocurrir aquí con el Hospital de Clínicas», indicó el alcalde de La Paz, Luis Revilla.

Mientras las camas, ventiladores y unidades de terapia intensiva e intermedia comienzan a agotarse, los tanques de oxígeno van por el mismo camino y sería cada vez más difícil de encontrarlos por la alta demanda que genera la crisis sanitaria.

«Nosotros trabajamos con una empresa, que en la mañana debería llevárselos y cargarlos pero la demanda en el departamento y todo el país es alta, tanto así que nosotros quisimos comprar de 50 a 100 balones de oxígeno, pero la empresa no tiene para venderlos, a lo más nos venderá 25», afirmó Huayta.

Hasta el miércoles, según el último reporte del Ministerio de Salud, habían 52.218 contagios en el país y 1.942 decesos, de los cuales 7.662 y 139 corresponden a La Paz, respectivamente.

(16/07/2020)

Comparte y opina:

Alarma en el Boliviano Holandés por la falta de oxígeno medicinal, al menos 21 pacientes en riesgo

Hay demora en la provisión de este insumo esencial para el tratamiento de los pacientes graves con COVID-19 y otras afecciones, en el nosocomio de El Alto. Señalan que la crisis es por los bloqueos.

/ 6 de agosto de 2020 / 19:20

Botellones de oxígeno medicinal. Foto: Ministerio de Salud

Médicos y pacientes del Hospital Boliviano Holandés, de El Alto, viven horas de temor e incertidumbre ante la demora en las provisiones de oxígeno medicinal, insumo esencial para mantener con vida a los pacientes graves con COVID-19 y con otras afecciones.

«Estamos en una situación crítica en el hospital, debido a que se ha acabado el oxígeno central, así como la provisión de balones ya es muy escasa, lamentablemente porque la empresa no puede pasar los bloqueos que hay en el área de Senkata para proveernos de este vital elemento», explicó la directora de Terapia Intensiva Neonatal, Corina Rocha, en contacto con ATB.

Además de los pacientes con coronavirus, el oxígeno sirve para mantener con vida a los recién nacidos en Terapia Intensiva Neonatal; se indicó que al menos cinco corren peligro si el suministro no llega lo antes posible. «Ellos van a fallecer si no logran proveernos del oxígeno de forma oportuna, igual son cuatro adultos de terapia intensiva y 12 del Área COVID, que son totalmente dependientes del oxígeno», señaló la profesional.

Rocha alertó que el suministro, en algunos casos, podría acabarse en cuestión de horas. Una situación similar se vive en los hospitales municipales de La Paz, entre ellos los dos centinelas en la atención del coronavirus, en los cuales se tendría un suministro de oxígeno para máximo dos días más.

Los hospitales Obrero y De Clínicas atraviesan las mismas dificultades, pues aunque el Gobierno traslada los cilindros mediante vuelos, éstos serían insuficientes para atender la gran demanda que existe actualmente de este insumo.

Desde hace unas dos semanas se reporta una escasez de oxígeno medicinal en La Paz y otros departamentos del país, debido a su alto requerimiento para tratar a los pacientes con COVID-19, los que están hospitalizados y aquellos que reciben tratamientos en casa. Los bloqueos agudizaron esta crisis.

(06/08/2020)

Comparte y opina:

Áñez instruye que el PGE 2021 destine 10% al área de salud

Anunció, en ocasión del mensaje por el 6 de agosto, que se repartirán 150.000 paquetes de medicamentos en el país y destacó la entrega de equipamientos como camas hospitalarias, laboratorios, respiradores y trajes de bioseguridad, entre otros.

/ 6 de agosto de 2020 / 14:36

Médicos del hospital municipal La Portada. Foto: GAMLP

En su discurso por la conmemoración del aniversario 195 de la independencia del país, la presidenta transitoria, Jeanine Áñez, anunció este jueves que instruirá que se destine desde el siguiente año 10% del Presupuesto General del Estado (PGE) exclusivamente para el área de salud.

«Anuncio hoy que, siguiendo la huella del padre Mateo, hemos ordenado que se inscriba en el presupuesto nacional del 2021 un gasto en salud del 10%. Vamos a tener uno de los mejores servicios de salud del continente y lo vamos a lograr con un esfuerzo sostenido durante los siguientes años. No importa el color de los gobiernos que vengan, porque si éstos mantienen un presupuesto en salud del 10%, alcanzaremos un sistema de salud que garantice que en Bolivia nadie pierda la vida por falta de una buena atención médica», expresó la primera autoridad del país, en un mensaje desde Palacio de Gobierno.

El padre Mateo Bautista fue uno de los principales impulsores, desde 2015, de la modificación presupuestaria en favor de la salud e incluso presentó un proyecto de ley. Esta gestión, Áñez ya había solicitado a la Asamblea Legislativa Plurinacional que se trate esta iniciativa.

La Presidenta también aprovechó para informar que se trabaja en la entrega gratuita de paquetes de medicamentos en todo el país, para enfrentar la pandemia y tratar de evitar la saturación del sistema sanitario con un tratamiento precoz.

«A partir de la segunda quincena de este mes de agosto se repartirán en todo el país, de norte a sur y de oriente a occidente, 150.000 bolsas gratuitas en los hogares, que contienen remedios y medicinas para tratar el coronavirus en sus fases de síntomas leves y moderados», anunció.

La autoridad destacó las gestiones que su gobierno realizó para tratar de contener la pandemia; primero la implementación de la cuarentena y segundo, el equipamiento.

«Hemos hecho una cuarentena buena y nos hemos cuidado unos a otros (…) Equipamos y seguimos equipando hospitales con toda la potencia que nos es posible, más de 1.000 nuevas camas, más de 400 terapias, 30 laboratorios para el COVID-19, más de 7.500 nuevos puestos en trabajos de salud, más de 270 respiradores, más de 190 pruebas, inversión fuerte en medicinas para curar de forma gratuita a miles y miles de personas del coronavirus e inversión fuerte para dotar de trajes de bioseguridad y otros medicamentos que la infección de este virus requiere».

Volvió a criticar a los gobiernos anteriores e indicó que su gestión encontró un sistema de salud «muy deteriorado», «en agonía», «desorganizado y abandonado».

El país registró hasta este miércoles 85.141 contagios de COVID-19 y 3.385 decesos, 26.437 pacientes lograron recuperarse. Este 10 de agosto se cumplen cinco meses de la llegada de la pandemia al territorio nacional.

(06/08/2020)

Comparte y opina:

Pacientes renales alertan que se acaban los insumos para sus diálisis

En una marcha, los enfermos y sus familias solicitaron al Gobierno cancelar deudas a los hospitales para garantizar sus tratamientos.

/ 5 de agosto de 2020 / 23:44

La movilización de los enfermos renales de este miércoles. Fotos: Roberto Guzmán

Al grito de «¡Queremos vivir!», más de una veintena de pacientes renales y sus familiares salieron este miércoles a marchar al centro paceño para alertar sobre un pronto desabastecimiento de los insumos para que les practiquen las diálisis.

«Pedimos que la Ministra de Salud cancele por favor las deudas que hay hace seis meses (…) . Los enfermos con diálisis si no reciben el tratamiento pueden morir», relató la hija de una de las pacientes afectadas por este problema.

De acuerdo con el relato de pacientes, los insumos para los tratamientos de diálisis se podrían acabar esta semana, por lo que temen que su salud se deteriore, pues algunos requieren esta intervención al menos día por medio.

«Se nos está mandando notificaciones de que se va a cancelar la diálisis el 12 de octubre, hasta ahora no tenemos una respuesta», indicó la entrevistada.

Los pacientes renales reportaron que desde el inicio de la emergencia sanitaria se complicó su situación, pues requieren movilizarse hasta cuatro veces a la semana e ir a los nosocomios a solicitar su tratamiento.

«Quitar una máquina es prácticamente quitar una vida, los centros y hospitales ya no tienen insumos para atender», relató otro de los manifestantes. El grupo mantuvo sus protestas en puertas del Ministerio de Salud.

(05/08/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El país suma 1.780 nuevos contagios de COVID-19, la mitad corresponden a La Paz

El Ministerio de Salud reportó que el total nacional de infectados se elevó a 85.141. Además, se registraron 65 decesos, con los cuales el total se incrementó a 3.385.

/ 5 de agosto de 2020 / 23:32

El COVID-19 continúa expandiéndose en el país, sobre todo en el departamento paceño, que este miércoles fue nuevamente el más afectado y concentró la mitad de los nuevos casos confirmados.

El Ministerio de Salud reportó 1.780 contagios, con los cuales el total nacional se elevó a 85.141, a cinco días de cumplirse cinco meses de la llegada de la pandemia a Bolivia, el 10 de marzo.

La cifra más preocupante se presentó en La Paz, donde se reportaron 909 nuevos infectados, con los cuales tiene hasta la fecha 19.024. El departamento debate nuevas medidas para contener el avance de la enfermedad.

El más afectado de esta región es el municipio paceño, pues concentra 13.134 casos, el 69 % del total del departamento, por lo que la Alcaldía determinó que este mes se aplicarán dos periodos de paralización de actividades para realizar rastrillajes y tratar de cortar la cadena de contagios: el primero será del 6 al 9 de agosto y el segundo del 16 al 23. En este tiempo también se pretende reforzar el sistema sanitario, que está al límite.

Santa Cruz, que empieza a permitir el funcionamiento de más actividades económicas, registró este miércoles 322 nuevos casos, con los que su total llega a 36.081.

Salud indicó también que Cochabamba sumó 182 positivos (10.213), Tarija 80 (4.587), Potosí 77 (1.747), Chuquisaca 76 (2.337), Oruro 70 (3.960), Pando 36 (1.495) y Beni 28 (5.697).

Este miércoles 65 personas más murieron a causa del coronavirus, de las cuales 31 corresponden a Santa Cruz, 15 a Cochabamba, 6 a Chuquisaca, 5 a Pando, 3 a Beni, 3 a Oruro, 1 a Potosí y 1 a Tarija. Hasta la fecha, se registraron 3.385 decesos en el territorio nacional.

(05/08/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El oxígeno medicinal, a punto de agotarse en los hospitales de La Paz

Los nosocomios prevén que las reservas se acaben esta tarde. Se denuncia que el insumo no puede llegar al municipio por los bloqueos que se registran en varios puntos del país.

/ 5 de agosto de 2020 / 17:35

Botellones de oxígeno medicinal. Foto: Ministerio de Salud

El suministro de oxígeno medicinal, insumo esencial para el tratamiento del COVID-19, está a punto de acabarse en los hospitales de la ciudad de La Paz, en los cuales se prevé que las reservas se agoten hasta esta tarde.

El alcalde paceño, Luis Revilla, advirtió que en el caso de los hospitales municipales, incluidos los dos que son centinela, La Portada y Cotahuma, tienen oxígeno solo para «horas» y que si hasta este miércoles no se daba una solución definitiva al problema, los saldos pueden ser fatales.

«Podemos tener una serie de dificultades y sobre todo el fallecimiento de muchos pacientes», dijo Revilla en Cadena A.

La situación en el resto de los nosocomios es similar. Los hospitales de Clínicas y Obrero advirtieron también de un posible colapso del suministro. En ambos centros se estima que las reservas se agotarán esta tarde, pues requieren más de 50 cilindros por día.

«Está comenzando a morir gente, si es que no llegan los insumos y el oxígeno vamos a empezar a contar por cientos los muertos», expresó el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa.

Situaciones similares pasan en otros puntos del país, como Oruro, donde se reportaron fallecimientos por falta de oxígeno medicinal.

Hasta la tarde de este miércoles, Issa estimó que persisten unos 50 puntos de bloqueo en el país. «Tengo conocimiento que se desbloquearán 10 puntos en Santa Cruz, luego de concertar con los bloqueadores para que dejen pasar a los productores», informó el viceministro.

El oxígeno medicinal empezó a escasear hace unas dos semanas en La Paz, ante la gran demanda por el incremento de los casos de COVID-19, los conflictos que se registran agravaron esta situación.

(05/08/2020)

Comparte y opina: