Luego de seis horas de debate, el diálogo entre los maestros urbanos y rurales, los padres de familia de colegios particulares y fiscales, y el Ministerio de Educación terminó de manera abrupta y sin ningún tipo de consenso o acuerdo.

La reunión en los ambientes del colegio Don Bosco de La Paz se desarrolló este miércoles en torno a una agenda de 13 puntos, pero las conversaciones no pasaron del primer tema: el análisis del Decreto Supremo 4260, que establece la aplicación de la educación virtual.

Los maestros fueron enfáticos en su posición de solicitar que esta norma se abrogue, aspecto que fue rechazado por completo por el ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, quien abandonó el encuentro visiblemente molesto.

«Yo sé que en el pasado a cada Ministro de Educación le doblaban el brazo, le imponían y él debía hacer lo que ellos querían; ahora están frente a otro ministerio y otro Gobierno. Lo que hemos dicho es que si aceptan el (decreto) 4260 podemos continuar trabajando y las dos confederaciones indican que es inconstitucional y hay que anularlo, que se decidan, si lo reconocen continuamos trabajando y si no esto se terminó», expresó Cárdenas.

Los profesores anunciaron que se mantendrán en su posición, pues consideran que el decreto no responde a la realidad actual para continuar con la enseñanza durante la emergencia sanitaria.

«No quiere que su Decreto Supremo se observe ni una sola coma, cuando tiene hartas ambigüedades y no da respuesta a la educación boliviana, la sigue poniendo en riesgo. Haciendo abuso de autoridad se ha levantado de la mesa de diálogo porque quiere que se desarrolle en todas las condiciones que él impone y eso no es diálogo, se llama verticalismo y abuso de poder», indicó el ejecutivo nacional de la Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia (CTEUB), Patricio Molina.

Ante los resultados frustrados de esta tercera jornada de diálogo, los profesores anunciaron que continuarán con las huelgas y movilizaciones.

«Hemos peregrinado 120 días y nos tuvimos que movilizar para tener la atención de este señor, pero ésta fue de sordos. Qué nos queda a nosotros, a pesar de este maldito virus que está afuera poniendo en riesgo la vida de los demás y la nuestra, nosotros nos vamos a reunir y reorganizar para asumir medidas de presión, van a continuar las movilizaciones. Padres de familia, estudiantes de normales, maestros urbanos y rurales, estamos más unidos que nunca en defensa de una educación libre y gratuita y ahora vamos a exigir que pongan a una autoridad que entienda la democracia, la educación y que sepa escuchar y resolver los problemas», afirmó Molina.

Otros puntos incluidos en la agenda fueron: el desarrollo del calendario escolar de esta gestión, el equipamiento tecnológico, las estrategias de aplicación de la educación a distancia para regiones sin acceso a internet, el planteamiento para modernizar la educación mediante las nuevas tecnologías, la deserción académica y escolar, y la capacitación de los docentes, además de temas sindicales, pero estos aspectos no pudieron ser abordados

«Nosotros en las próximas horas vamos a tomar nuestra posición definitiva», indicó Cárdenas.

(16/07/2020)