Sociedad

miércoles 30 sep 2020 | Actualizado a 23:43

Oruro se aprovisiona de oxígeno en aviones Hércules y el Gobierno, por tierra

La Defensoría del Pueblo informó que evidenció la entrega de cilindros del elemento medicinal para distintos centros médicos de Potosí.

/ 12 de agosto de 2020 / 15:26

Un quinto vuelo de un avión Hércules con cilindros de oxígeno arribó la mañana de este miércoles en Oruro. Foto: Gobernación de Oruro

Mientras el Gobierno traslada oxígeno a La Paz por tierra, y en un recorrido que pasó de Cochabamba a Sucre, Oruro se aprovisiona del insumo medicinal vía aérea. Un quinto avión Hércules aterrizó la mañana de este miércoles con un lote del elemento necesario para pacientes de COVID-19

El propio gobernador, Edson Oczachoque, gestionó el cargamento, según informó su oficina de prensa. Desde hace varios, el gobierno departamental distribuye oxígeno a distintos centros médicos de la capital, además del Centro de Aislamiento COVID-19, en la zona Sur de Oruro.

Las regiones han tomado iniciativas propias para abastecerse del elemento medicinal ante la dificultad que genera el bloqueo de carreteras propiciado por la Central Obrera Boliviana y el Pacto de Unidad contra la postergación de elecciones.

La mañana de este miércoles, la Defensoría del Pueblo informó que “evidenció que centros hospitalarios garantizan oxígeno medicinal para todos los pacientes, según prescripción médica, y para pacientes con #COVID19 y otros pacientes críticos”, en Potosí.

La inspección de la Defensoría del Pueblo en centros médicos de Potosí. Foto: Defensoría del Pueblo

“A la fecha, la #CNS de esta región, el Hospital #Bracamonte, Centros COVID y clínicas privadas cuentan con oxígeno medicinal para 12 días”, reportó esa oficina en su cuenta de Facebook.

Entretanto, luego de un periplo desde el lunes, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó que la mañana de este día arribaron a Cochabamba tres camiones cisternas con 66 toneladas de oxígeno provenientes de Santa Cruz.

Según dijo el funcionario, el Gobierno decidió modificar la ruta de transporte del elemento medicinal debido a que Inteligencia identificó tres puntos de bloqueos, en la vía Cochabamba-La Paz, que podrían causar dinamitazos contra los camiones. Como precaución, dos de los camiones que siguen viaje a La Paz lo harán por Sucre, Potosí y Oruro.

Lea: Defensa anuncia un operativo militar-policial para el traslado de oxígeno desde Santa Cruz: https://www.la-razon.com/nacional/2020/08/10/defensa-anuncia-un-operativo-militar-policial-para-el-traslado-de-de-oxigeno-desde-santa-cruz/

Según enunció el lunes el ministro de Defensa, Luis Fernando López, el Gobierno montó un operativo policial-militar, incluso con la vigilia de helicópteros, para el traslado del cargamento, ante la eventualidad de conflictos en el periplo.

Justificó la necesidad de trasladar oxígeno en un convoy con que hacerlo por vía aérea resultó insostenible.

Desde el 3 de agosto, buena parte de las carreteras troncales del país se encuentra bloqueada por movimientos sociales y distintas comunidades al influjo de la COB y el Pacto de Unidad, que protestan contra la postergación de las elecciones para el 18 de octubre dispuesta por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

(12/08/2020)

Comparte y opina:

Quino se fue, ¿cómo reaccionaron Arce, Mesa o Doria Medina?

La política boliviana se conmueve también con la muerte de Joaquín Salvador Lavado, quien inmortalizó a la rebelde Mafalda. Mesa muestra un extracto de la entrevista en De Cerca.

/ 30 de septiembre de 2020 / 14:02

Quino, con Mafalda, en el tradicional paseo dedicado a la niña en Buenos Aires. Foto: AFP

Al enterarse de la muerte de Quino, quien dio vida a la célebre Mafalda, muchos políticos bolivianos se conmovieron con la noticia y expresaron su pesar por la partida del historietista argentino Joaquín Salvador Lavado.

El dibujante falleció esta madrugada a los 88 años de edad, como consecuencia de un accidente cerrebro-vascular que había sufrido en los últimos días. “Se murió Quino. Toda la gente buena en el país y en el mundo, lo llorará”, escribió en su cuenta de TwitterDaniel Divinsky, el editor del dibujante.

Uno de los primeros políticas en reaccionar ante la noticia fue quien fuera candidato a la Vicepresidencia por la extinta alianza Juntos, Samuel Doria Medina. “Murió Quino, el genial dibujante argentino. Con sorna y dulzura influyó en las ideas políticas de varias generaciones. Quino muere, pero Mafalda es inmortal”, escribió en Twitter.

También el candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, se sumó al homenaje. “Recibimos la triste noticia de la partida de Joaquín Salvador Lavado Tejón (QEPD), humorista gráfico que cruzó fronteras con su arte. Sus dibujos de cuestionamiento a las injusticias inspiran a muchas generaciones. Nos deja su legado que permanecerá por siempre. ¡Gracias #Quino!”, escribió.

Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), recordó a Quino con una entrevista que le hizo cuando fue periodista en su viejo programa “De Cerca”. “Se nos ha ido Quino, que iluminó con lucidez nuestra adolescencia con su inmortal Mafalda, que desde el humor puso en evidencia la injusticia y la inequidad. Mi respeto y admiración al creador”.

En el extracto de la entrevista, Lavado cuenta que Mafalda saltó a la fama cuando el artista publicó las primeras 240 tiras cómicas en un libro que se acabó en cinco días.

La muerte de Quino conmueve al mundo y al país. En 2000 llegó al país a invitación de La Razón.

Puede leer: Quino, el taciturno dibujante que eternizó a Mafalda. https://www.la-razon.com/la-revista/2020/09/30/quino-el-taciturno-dibujante-que-eternizo-a-mafalda/

(30/09/2020)

Comparte y opina:

Mafalda queda huérfana, murió Quino, su creador

Joaquín Salvador Lavado, más conocido como Quino, falleció a los 88 años de edad. El mundo comienza a conmoverse por la infausta pérdida.

/ 30 de septiembre de 2020 / 11:29

Joaquín Salvador Lavado, el creador de Mafalda. Foto: AFP

El dibujante e historietista argentino Quino, célebre artista por la creación de Mafalda, murió este miércoles a los 88 años, informó su editor en su cuenta de Twitter.

«Se murió Quino. Toda la gente buena en el país y en el mundo, lo llorará», escribió Daniel Divinsky.

Noticia en proceso…

Comparte y opina:

Costas evalúa a Áñez: ‘No se puede hacer campaña mientras los ciudadanos se mueren’

En la recta final de su gestión en la Gobernación de Santa Cruz, el líder de Demócratas hace un repaso de la actualidad, su papel ante el COVID-19 y el gobierno de su correligionaria.

/ 30 de septiembre de 2020 / 11:14

El gobernador Rubén Costas, en una entrevista en televisión. Foto: Gobernación Santa Cruz

Al gobernador Rubén Costas le ha tocado una difícil gestión este año. El COVID-19 lo tuvo sin respiro; pocas veces se lo vio ocupándose de política y elecciones, como Jeanine Áñez, de quien dice que “cuando la gente sufre, no se puede hacer política” o que “no se puede hacer campaña mientras los ciudadanos se mueren”.

Líder de Demócratas, el político cruceño considera que su destino lo decidirán su familia y su partido, y el futuro de éste será resuelto próximamente, luego de las elecciones del 18 de octubre, de las que no participará con su fuerza política debido a la declinatoria de Áñez. “Sin candidata, Juntos no existe”, dice en una entrevista escrita para La Razón.

—¿Cuál fue la clave de la lucha contra el COVID-19?

—Anticipar. Reconocer rápido las tres dimensiones de la pandemia y crear estrategias diferentes para cada una de ellas. La lucha contra el contagio, la lucha contra la enfermedad y la ayuda a las familias. Anticipar esos tres frentes nos permitió atacar los tres. Tenemos más unidades de terapia que nadie, porque desde el principio supimos que íbamos a necesitarlas.

—¿Qué perspectivas hay sobre la pandemia en la región?

—Éste no es un problema local, es un problema global. Hay que convivir con la pandemia hasta que aparezca la vacuna, como en todo el mundo; pero hay que tomar las precauciones necesarias y saber que nos jugamos la vida de mucha gente en nuestros actos y decisiones.

—¿Cómo percibe a Santa Cruz en estos momentos?

—Todos tenemos ganas de que esta situación acabe y poder volver a la normalidad cruceña; somos un pueblo afectuoso, que se expresa a través de la cercanía y, al mismo tiempo, un pueblo emprendedor, que ansía el retorno de la actividad plena. A veces estas ganas se perciben como ansiedad, como cuando un Fórmula Uno está esperando la salida.

—Lo vimos hablar poco de política en la emergencia

—Las prioridades son claras. Cuando está en peligro la vida y salud de la gente, una autoridad pública debe concentrarse completamente en soluciones para contener los daños. Lo he hecho durante toda mi gestión, en las emergencias, sanitarias, climáticas o por desastres naturales. En una emergencia hay que dejar a un lado las diferencias partidistas y trabajar en una sola dirección.

—¿Cómo califica la gestión de Jeanine Áñez en la emergencia?

—Llevo muchos años en la política. Cuando la gente sufre, no se puede hacer política, solo ayudar, y para eso hay que gestionar bien.

A la Presidenta se le cruzó la emergencia y la campaña electoral; esas coincidencias son muy difíciles de gestionar bien y menos desde un gobierno de transición y en condiciones precarias.

—¿Perjudicó su rol de candidata para un mejor trabajo en la emergencia?

—No se puede hacer campaña mientras los ciudadanos se mueren; no hay manera de explicarlo. Una pandemia no es una oportunidad, es solo un desastre, y tienes que dedicarle todo el tiempo del día. Solo así tienes una oportunidad de ganarle, y no es seguro.

—No hubo transparencia en la gestión de los test, ¿cómo lo hizo su gobierno?

—Ha sido una de las debilidades. Es cierto que también hubo factores externos que imposibilitaron tener los PCR necesarios a tiempo. El mercado internacional mostró su falta de solidaridad.

La gestión de laboratorios en Santa Cruz se complementó muy bien entre lo público, la seguridad social y lo privado. Comenzamos la pandemia con un solo laboratorio, Cenetrop (Centro de Enfermedades Tripicales), que además atendía a casi todo el país. Hoy tenemos 10 laboratorios.

En el ámbito público, la Gobernación puso en marcha dos laboratorios más, Remanso y la Maternidad. De cara al futuro, a posibles rebrotes o nuevas oleadas, es un tema que debemos mejorar.

—Son sus últimos meses en la Gobernación, ¿cuál es su futuro político?

—Eso lo decidirán mi partido y mi familia. Aún queda mucha gestión por hacer, mucha pandemia por erradicar y mucho emprendimiento que relanzar. Eso es lo que me preocupa y ocupa hoy.

—¿También necesita de un recambio Demócratas?

—Demócratas es un partido consolidado, que superará también la prueba de estar fuera de la competición nacional en esta elección y que después de esta pandemia tendrá que reiniciar un nuevo ciclo. En los próximos meses veremos la hoja de ruta para los próximos años y, por supuesto, tendremos como objetivo las elecciones subnacionales.

No sé si iniciaremos una renovación o una transición, eso corresponde decidirlo al partido.

—¿Considera que fue un paso en falso la candidatura de Jeanine Áñez?

—Creo, sinceramente, que se pudo hacer mejor; aunque admito que era una situación excepcional. Las candidaturas deben nacer de las bases, de las organizaciones, de abajo para arriba; no del gobierno hacia las bases.

Los partidos no están para servir a los líderes; los líderes estamos para servir a nuestras organizaciones, a los militantes y a los ciudadanos.

—La declinatoria deja en el limbo a los aliados políticos de Juntos, ¿qué opina?

—Juntos respondió a una solicitud de apoyo de la candidata; sin candidata, Juntos no existe.

—¿Terminaron de proyectarse en el ámbito nacional?

—Organizativamente, estamos consolidados en todo el territorio, pero a nivel electoral nos falta implantación. Desgraciadamente, todo parece indicar que los acontecimientos del último año han servido para consolidar mejor al MAS (Movimiento Al Socialismo) que a la oposición.

Todo indica que la apertura del sistema favoreció la especulación política entre la oposición. Pero, a diferencia de la mayoría, somos una organización fuerte y nos reposicionaremos.

—¿Qué harán para reinventarse en Demócratas?

—A diferencia de otros partidos, en Demócratas lo único imprescindible e inalterable son los principios; esos no van a cambiar.

Probablemente, tendremos que reposicionarnos en nuestro espacio político e impulsar que los líderes más jóvenes asuman el rol que les corresponde.

—¿Qué se plantean para las subnacionales luego de las elecciones generales?

—Volver a ser la propuesta autonomista y de centro que el país necesita, y presentarnos con las credenciales de gestión que tenemos en los municipios y gobernaciones que hemos gestionado.

Yo digo siempre que no me miren a mí, que miren mi gestión, y la comparen. Eso es lo que ofrecemos los Demócratas: nuestros principios y nuestra gestión.

*Edición impresa

Comparte y opina:

¿Qué pesará en el voto de los bolivianos?

/ 30 de septiembre de 2020 / 02:55

A 18 días de las elecciones generales, muchos bolivianos comienzan a sopesar su decisión respecto de los, ahora, siete candidatos presidenciales. Los 10 meses del gobierno transitorio de Jeanine Áñez son suficiente prueba para decidir o no la continuidad de un gobierno así, como los “14 años” en comparación al régimen actual o la búsqueda de una tercera opción.

Más allá de los sentimientos políticos, lo cierto es que el país sufre un inminente declive económico, una dramática ruptura social y una lamentable división política, que no bastará con la institución de un gobierno legítimo en las elecciones del 18 de octubre o la segunda vuelta del 29 de noviembre.

El gobierno que viene tendrá una tarea complicada de recomponer el estado de cosas actual. Necesitará mucha sabiduría política, capacidad de gestión y, sobre todo, sensatez y madurez para la reconciliación nacional.

Seguro que no todos los candidatos y fuerzas políticas tienen opciones de conseguir su propósito de llegar al poder. A juzgar por las encuestas, que suelen ser falibles, solo Luis Arce, Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho tienen posibilidades; los demás están para contentarse con uno y otro escaño en la Asamblea Legislativa o salvar la sigla.

Uno a uno, los aspirantes sabrán aprovechar sus ventajas o corregir sus defectos. De los electores, no hay que dudar su decisión.

Arce tiene la “cualidad” de haber gestionado la economía del país en los años de la mayor bonanza del país, que es su mayor capital, pero nunca fue un líder en el Movimiento Al Socialismo (MAS); su elección fue resultado del rezago partidario de construir liderazgos nacionales, esto ante el peso de Evo Morales.

Aunque con un nicho electoral más fuerte respecto de los otros candidatos y la fuerza política del MAS, Arce carga el desgaste de su partido, los “14 años” que desahucian con entusiasmo sus detractores y los antecedentes negativos de Morales, en escrutinio permanente en los medios y las redes sociales.

Mesa, que porfió a Morales en las elecciones anuladas de 2019, se ha convertido en el detractor más fuerte del MAS. A pesar de instalarse en el imaginario electoral, tiene un pasado de vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada que no le ayuda (aquél renunció luego de la Masacre de Octubre), como su perfil de dimisionario cuando tuvo la oportunidad de terminar el periodo presidencial de su antecesor y su papel fundamental en la institución del gobierno transitorio de Áñez, a quien apoyó y luego la desahució cuando se convirtió en directa y ocasional rival electoral.

La desacreditación del régimen actual puede restarle posibilidades electorales.

En tercera línea, pero con opciones de subir más, Luis Fernando Camacho es otra opción a sopesar. Fue clave en la caída de Morales en 2019; su capacidad de convocatoria lo hizo líder interesante. Invocó a las Fuerzas Armadas para sus propósitos y se alió con la Policía Boliviana cuando irrumpió en la arena política, por eso Chi Hyun Chung lo considera “golpista”, que indujo la renuncia de Morales.

De jurar por Dios que no iba a ser candidato, tiene el antecedente de haber pagado la inacción de los militares en la crisis de 2019 y, para ser aspirante presidencial, haber negociado oficinas del Gobierno transitorio y, para mal de males, haber grabado con fines oscuros a quien ahora es su acompañante de fórmula.

A pesar de haber conquistado el apoyo de Santa Cruz y habérselo despojado a Mesa, un eventual respaldo nacional tropieza con su actitud fascista, conservadora y fundamentalista de la religión y la “familia natural”.

Y en esta definición del voto, Áñez también tendrá su peso, por su permanencia en la papeleta electoral y, para mal de unos, por su otrora afinidad política con Mesa y Camacho, y su desastrosa gestión transitoria.

Rubén Atahuichi es periodista.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Áñez declara la recta final de su gobierno y espera que su sucesor reimpulse la economía

La mandataria complementó su gabinete, que el lunes sufrió una crisis debido a la destitución intempestiva y polémica del ministro Óscar Ortiz.

/ 29 de septiembre de 2020 / 09:50

Jeanine Áñez, en su discurso de posesión del ministro Adhemar Guzmán. Foto: APG

La presidenta Jeanine Áñez ha declarado la recta final de su gobierno. Dijo que en esta última fase de su administración transitoria “sembrará” el terreno para que el próximo gobierno, que emerja de las elecciones del 18 de octubre, reimpulse la economía.

La mandataria complementó la mañana de este martes su gabinete con el juramento del ministro de Desarrollo Productivo, Adhemar Guzmán, en reemplazo de Abel Martínez, que el lunes renunció en medio de una crisis de gabinete desatada por la destitución intempestiva y polémica del titular de Economía, Óscar Ortiz.

“Hemos hecho el cambio para iniciar la recta final de la gestión, una recta final que vamos a consagrar a la creación de empleo”, dijo Áñez en el acto de posesión de Guzmán en el Palacio de Gobierno.

Consideró que la anterior fase de su gobierno estuvo dedicada a la tramitación de fondos para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus, que azota al país desde el 10 de marzo, cuando aparecieron los primeros casos en Santa Cruz y Oruro.

“Ahora, la nueva etapa de la economía estará dedicada a sembrar el terreno para que el próximo gobierno, sea del color que sea, pueda reimpulsar la economía y crear empleo con facilidad”, afirmó Áñez, que a un mes de las elecciones renunció a su candidatura por la alianza Juntos.

El lunes, Ortiz denunció que fue destituido de sus funciones por diferencias con el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, de quien dijo que Áñez le dio el futuro control del país y del Gobierno. En contrapartida, Murillo dijo que, al oponerse a la devolución de acciones de la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica de Cochabamba (ELFEC), aquel optaba por no apoyar a Cochabamba sino preferir a las logias cruceñas.

Ortiz había reemplazado el 7 de julio a José Luis Parada, antiguo secretario de Hacienda del gobierno departamental de Rubén Costas, al influjo de Murillo, señalado ahora de tener fuerte incidencia en Áñez.

(29/09/2020)

Comparte y opina: