Sociedad

martes 15 jun 2021 | Actualizado a 15:56

Arce dice que la UMSA ofrece 6.000 voluntarios y más de 100 institutos y predios para la vacunación masiva

Mandó un mensaje a los médicos que acatan el paro contra la Ley de Emergencia Sanitaria, al llamar “patriotas” a los salubristas que colaboran en la lucha contra el COVID-19.

Las dosis de la Sputnik V y la Sinopharm fueron aplicadas al personal de salud.

/ 23 de febrero de 2021 / 09:03

Esta semana comienza la vacunación masiva contra el COVID-19 en el país. Tras garantizar las cuestiones técnicas para la llegada de los nuevos lotes de dosis, el Gobierno ahora tiene el reto de los recursos humanos. El presidente Luis Arce informó este martes que la UMSA ofreció 6.000 voluntarios y más de un centenar de institutos y predios.

“Saludamos a la Universidad Mayor de San Andrés, que pone a disposición 6.000 voluntarias y voluntarios, 51 institutos, 60 predios y movilidades, para apoyar la vacunación masiva contra la COVID-19 que iniciaremos en los siguientes días” (sic), escribió la autoridad en su cuenta de Twitter.

Asimismo mandó un mensaje a los medicos que acatan el paro contra la Ley de Emergencia Sanitaria. “Igualmente, saludamos a medicos de la Escuela Militar de Ingeniería, que se sumaron de manera voluntaria a la toma de muestras antígeno nasales para detener la propagación del virus. Con el apoyo masivo y desinteresado de las y los salubristas patriotas #VamosASalirAdelante” (sic).

Comparte y opina:

La Fiscalía de Oruro archiva también el caso ‘fraude’ y Lima dice que se desmontó una ‘mentira monumental’

Con esta decisión, las nueve fiscalías departamentales sobreseyeron a los exvocales y exfuncionarios electorales acusados de “fraude” en los comicios de 2019, por no haberse encontrado elementos probatorios. Solo queda el proceso a los exvocales del TSE.

El asedio al TSE tras las elecciones de 2019.

/ 14 de junio de 2021 / 15:57

Mediante una resolución, la Fiscalía Departamental de Oruro solicitó el archivo de la denuncia sobre “fraude electoral” en las elecciones del 20 de octubre de 2019 y pidió el sobreseimiento de todos los exvocales y exfuncionarios electorales imputados, al no haber podido demostrarse responsabilidades. Con ello, las nueve fiscalías ya levantaron la acusación por este caso y solo cursa la investigación de los exvocales nacionales.  

“CASO FRAUDE, el Fiscal Departamental de Oruro confirmó el sobreseimiento al no existir pruebas. De esta forma queda establecido que no existió el fraude monumental denunciado por Carlos Mesa y sí existió una mentira monumental que dañó a inocentes y enfrentó a los bolivianos”, escribió el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Iván Lima, en su cuenta de redes sociales, con una copia del documento de la Fiscalía.

Tras la renuncia del expresidente Evo Morales, el 10 de noviembre de 2019, la Fiscalía activó una investigación de oficio y la detención de los entonces vocales, ante la denuncia de un “fraude” en los comicios de ese año que dieron como ganador a Morales sin necesidad de que se lleve a cabo una segunda vuelta con su principal contrincante en las urnas, el jefe de Comunidad Ciudadana (CC), el expresidente Carlos Mesa.

Entonces, Mesa denunció irregularidades y convocó a movilizaciones, y habló de un “fraude escandaloso”, de un “fraude monumental”, a lo que se refirió Lima. Luego, las protestas cívicas, un motín policial y la presión de las Fuerzas Armadas, aparte de un polémico informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que alimentó el discurso del “fraude”, provocaron la decisión de Morales de abandonar su cargo.

Para Morales y su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), todo fue parte de un “golpe de Estado”. Dos días después de la dimisión, asumió la presidenta transitoria Jeanine Áñez, cuyo mandato presionó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) y los nueve tribunales departamentales para que activen o se sumen a los procesos contra los exvocales nacionales y regionales, tomando como elemento de prueba al documento de la OEA.

La resolución de la Fiscalía Departamental de Oruro señala que el informe preliminar y el final del organismo hemisférico, “pese a que se constituye en una auditoría, no establece responsabilidades, vinculado a quienes fueron las autoridades o funcionarios que cometieron actos fuera de la normativa vigente, vinculado a los ilícitos de delitos electorales” por los cuales se abrió la indagación contra los exvocales del TED de Oruro.

Ellos fueron imputados por los delitos electorales de falsificación de documentos o uso de instrumento falsificado, alteración y ocultación de resultados, alteración o modificación del padrón electoral, beneficios en función del cargo; además de uso indebido de influencias, conducta antieconómica e incumplimiento de deberes; la Fiscalía pidió el levantamiento de estos cargos y también de las medidas cautelares.

La decisión indica que la auditoría de la OEA no pudo establecer la participación de los imputados Ruddy Huayllas (expresidente del TED de Oruro), William Montaño, Ana María Gonzales, María Eugenia Arce, Judith Ramos, Gheovanni Flores, Agustín Mamani, Víctor Zola y Olga Chino, en las irregularidades planteadas. Es decir, “no hay elementos probatorios objetivos que demuestren la responsabilidad penal de los imputados”, se indica.

Con esta determinación, las nueve fiscalías departamentales archivaron los casos por la denuncia de fraude en 2019, solo queda pendiente la investigación a los exvocales del TSE, a la espera de una pericia informática sobre la denuncia de “manipulación dolosa” y la suspensión del sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) que provocó la denuncia de opositores a Morales, sobre todo de su contrincante Mesa.

Comparte y opina:

Fiscalía de Oruro archiva también el caso ‘fraude’ y Lima dice que se desmontó una ‘mentira monumental’

Con esta decisión, las nueve fiscalías departamentales sobreseyeron a los exvocales y exfuncionarios electorales acusados de “fraude” en los comicios de 2019, por no haberse encontrado elementos probatorios. Solo queda el proceso a los exvocales del TSE.

El asedio al TSE tras las elecciones de 2019.

/ 14 de junio de 2021 / 15:52

Mediante una resolución, la Fiscalía Departamental de Oruro solicitó el archivo de la denuncia sobre “fraude electoral” en las elecciones del 20 de octubre de 2019 y pidió el sobreseimiento de todos los exvocales y exfuncionarios electorales imputados, al no haber podido demostrarse responsabilidades. Con ello, las nueve fiscalías ya levantaron la acusación por este caso y solo cursa la investigación de los exvocales nacionales.  

“CASO FRAUDE, el Fiscal Departamental de Oruro confirmó el sobreseimiento al no existir pruebas. De esta forma queda establecido que no existió el fraude monumental denunciado por Carlos Mesa y sí existió una mentira monumental que dañó a inocentes y enfrentó a los bolivianos”, escribió el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Iván Lima, en su cuenta de redes sociales, con una copia del documento de la Fiscalía.

Tras la renuncia del expresidente Evo Morales, el 10 de noviembre de 2019, la Fiscalía activó una investigación de oficio y la detención de los entonces vocales, ante la denuncia de un “fraude” en los comicios de ese año que dieron como ganador a Morales sin necesidad de que se lleve a cabo una segunda vuelta con su principal contrincante en las urnas, el jefe de Comunidad Ciudadana (CC), el expresidente Carlos Mesa.

Entonces, Mesa denunció irregularidades y convocó a movilizaciones, y habló de un “fraude escandaloso”, de un “fraude monumental”, a lo que se refirió Lima. Luego, las protestas cívicas, un motín policial y la presión de las Fuerzas Armadas, aparte de un polémico informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que alimentó el discurso del “fraude”, provocaron la decisión de Morales de abandonar su cargo.

Para Morales y su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), todo fue parte de un “golpe de Estado”. Dos días después de la dimisión, asumió la presidenta transitoria Jeanine Áñez, cuyo mandato presionó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) y los nueve tribunales departamentales para que activen o se sumen a los procesos contra los exvocales nacionales y regionales, tomando como elemento de prueba al documento de la OEA.

La resolución de la Fiscalía Departamental de Oruro señala que el informe preliminar y el final del organismo hemisférico, “pese a que se constituye en una auditoría, no establece responsabilidades, vinculado a quienes fueron las autoridades o funcionarios que cometieron actos fuera de la normativa vigente, vinculado a los ilícitos de delitos electorales” por los cuales se abrió la indagación contra los exvocales del TED de Oruro.

Ellos fueron imputados por los delitos electorales de falsificación de documentos o uso de instrumento falsificado, alteración y ocultación de resultados, alteración o modificación del padrón electoral, beneficios en función del cargo; además de uso indebido de influencias, conducta antieconómica e incumplimiento de deberes; la Fiscalía pidió el levantamiento de estos cargos y también de las medidas cautelares.

La decisión indica que la auditoría de la OEA no pudo establecer la participación de los imputados Ruddy Huayllas (expresidente del TED de Oruro), William Montaño, Ana María Gonzales, María Eugenia Arce, Judith Ramos, Gheovanni Flores, Agustín Mamani, Víctor Zola y Olga Chino, en las irregularidades planteadas. Es decir, “no hay elementos probatorios objetivos que demuestren la responsabilidad penal de los imputados”, se indica.

Con esta determinación, las nueve fiscalías departamentales archivaron los casos por la denuncia de fraude en 2019, solo queda pendiente la investigación a los exvocales del TSE, a la espera de una pericia informática sobre la denuncia de “manipulación dolosa” y la suspensión del sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) que provocó la denuncia de opositores a Morales, sobre todo de su contrincante Mesa.

Comparte y opina:

Tras 6 días de remezón por su declaración a la Fiscalía, Áñez aclara que se basó en vivencias y un libro

La exmandataria rompió el silencio en el caso "golpe de Estado", en su comunicado de este lunes no se refiere específicamente a temas como la oposición de Mesa a la sucesión de Adriana Salvatierra, pero pide investigar todos los hechos y defiende su autoproclamación.

Áñez en celdas policiales en marzo de este año. Foto: Rodwy Cazón

/ 14 de junio de 2021 / 12:59

Mediante un comunicado en su cuenta de redes sociales, desde la cárcel de Miraflores, la expresidenta transitoria Jeanine Áñez, señaló que las revelaciones que hizo ante la Fiscalía sobre cómo llegó al poder el 12 de noviembre de 2019 se basaron en vivencias y un libro publicado por un medio de prensa; eso sí, defendió su autoproclamación.

Seis días después de haber ocasionado un remezón, tras haber decidido romper el silencio en el caso “golpe de Estado”, Áñez intentó poner paños fríos, aunque sin referirse de manera específica a los hechos que relató como episodios del libro o de sus vivencias, como que Carlos Mesa se opuso a una sucesión de la exsenadora Adriana Salvatierra.

“Respecto a mi declaración informativa ante el Ministerio Público, realizada los días 7 y 8 de junio del presente: Aclaro que al empezar mi declaración señalé que la narrativa sobre los antecedentes sucedidos antes de mi llegada a La Paz, y sobre hechos que no estuve presente, se basan en el libro ‘La revolución de las pititas’, publicado por Página Siete”.

Y añade: “Y otra parte de mi declaración desde mi llegada a La Paz el 11 de noviembre sobre mis vivencias en tales hechos. En todo caso, ambos elementos he pedido y pido investigarlos, para que se manifieste justicia, ya que en su momento los principales órganos del Estado (Legislativo con 2/3 del MAS y Tribunal Constitucional como guardián de la CPE) avalaron mi sucesión como presidenta constitucional transitoria de Bolivia”.

La exmandataria fue detenida junto a dos de sus exministros, Álvaro Coímbra y Rodrigo Guzmán, en la investigación por el derrocamiento de Evo Morales, el 10 de noviembre de 2019. Dos días después, Áñez, siendo segunda vicepresidenta del Senado, se proclamó, primero, presidenta de la Cámara Alta y, posteriormente, presidenta del Estado.

Morales y su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), denuncian un “golpe de Estado”, mientras que sus opositores lo niegan y hacen énfasis en que la salida del líder de los cocaleros del Chapare se debió a una movilización ciudadana por un “fraude electoral” en las elecciones del 20 de octubre de ese año, cuando Morales ganó precisamente a Mesa.

Las protestas convocadas por Mesa y el entonces dirigente cívico cruceño Luis Fernando Camacho pusieron a Morales contra las cuerdas, que tomó su decisión también asfixiado por un motín policial y la presión de las Fuerzas Armadas, y un polémico informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que alimentó el discurso del “fraude”.

En sus declaraciones a la Fiscalía, sin embargo, Áñez admitió que estaba enterada de las reuniones extralegislativas que al final allanaron su camino al poder y recordó una reunión en la editorial Plural, en la que se abrió la opción de Salvatierra como sucesora de Morales si éste renunciaba, lo que fue consultado con Mesa, que rechazó la opción.

De todas formas, la Fiscalía anunció el domingo que todos los aludidos por Áñez serán convocados a declarar por el caso “golpe de Estado” abierto por la exdiputada del MAS Lidia Patty. Asimismo, el expresidente Morales, tras enterarse de las revelaciones de la exmandataria, acusó a Mesa de ser “el principal golpista” en lo sucedido en 2019.

Eso no es todo. El vocero presidencial, Jorge Richter, afirmó que Mesa buscó entonces un vacío de poder para cumplir una “hoja de ruta” que lo beneficie con la convocatoria rápida a elecciones, o sea para llegar a la presidencia. El vocero de Mesa, Jairo Guiteras, negó a La Razón que el jefe de CC haya cumplido algún rol en la sucesión de Áñez.

Comparte y opina:

Huallpa afirma que había ‘minigabinete’ de decisiones entre Áñez, Murillo, López y Núñez

El ministro de Minería en el mandato de Áñez declarará por el caso de la compra con sobreprecio de $us 2,3 millones de gases lacrimógenos.

Foto: ABI

/ 14 de junio de 2021 / 11:29

El exministro de Minería Carlos Huallpa indicó que había un “minigabinete” de decisiones en el gobierno de Jeanine Áñez, conformado por ella y los entonces ministros de Gobierno, Arturo Murillo; de Defensa, Luis Fernando López; y de la Presidencia, Yerko Núñez.

En charla con los medios este lunes, en inmediaciones de la Fiscalía de La Paz, el exministro que declarará por el caso de la compra con sobreprecio de $us 2,3 millones de gases lacrimógenos, señaló que ese espacio era exclusivo para esas autoridades.  

“Había un minigabinete, a la cabeza de Murillo, la presidenta, los ministros de Defensa, de la Presidencia. Se reunían aparte, nosotros estábamos más metidos en el trabajo del ministerio, en mi caso me correspondía (la cartera) de Minería”, señaló Huallpa.

Asimismo, aclaró que desconoce lo que se trataba en las reuniones de ese “minigabinete”.

Áñez se encuentra detenida en la cárcel de Miraflores por el caso “golpe de Estado”, mientras Murillo, López y Núñez fueron declarados prófugos de la justicia. El primero fue arrestado en Estados Unidos acusado de lavado de dinero y sobornos; del segundo se tiene datos que se encuentra en Brasil y del último, se desconoce su paradero.

Comparte y opina:

Muere Jesús Martín Barbero, un maestro de la comunicación

Su partida fue lamentada en redes sociales por colegas, académicos, facultades del mundo, tal es el caso de Raúl Trejo Delarbre, investigador de la UNAM de México, publicó ayer el diario El Universal.

Por Miguel Gómez

/ 13 de junio de 2021 / 23:51

Jesús Martín Barbero falleció el sábado, a los 84 años de edad, por el COVID-19. El destacado teórico de la comunicación, antropólogo, filósofo y semiólogo murió en la ciudad de Cali, Colombia.

Su partida fue lamentada en redes sociales por colegas, académicos, facultades del mundo, tal es el caso de Raúl Trejo Delarbre, investigador de la UNAM de México, publicó ayer el diario El Universal.

«Tristísima noticia. La obra de Jesús Martín Barbero es indispensable en el pensamiento comunicacional latinoamericano. Gracias a él entendimos mejor a los medios, sus mediaciones y sus audiencias. Generoso y brillante, amigo queridísimo. Lo vamos a extrañar mucho. Qué tristeza».

La página web de El Tiempo de Colombia señala que Barbero “nació en Cardeñosa, comunidad española cercana a Ávila, el 3 de octubre de 1937. Era el menor de una familia de seis hijos. Su nacimiento ocurrió apenas un año después del inicio de la Guerra Civil Española. Llegó a Colombia y fundó la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle, en Cali 1975. Su obra más conocida y estudiada fue De los medios a las mediaciones, publicada en 1987”.

«En este proceso se mundializan imaginarios, y la televisión es el medio con mayor capacidad de originarlos. Los imaginarios son muy importantes para la mayoría de las personas porque les permiten soñar», es una de las frases ícono.

“La Facultad de Comunicación Social de la Universidad Central del Ecuador expresa su nota de pesar ante el sensible fallecimiento del maestro, Jesús Martín Barbero, teórico que ha tenido gran trascendencia en el escenario de la comunicación con importantes aportes en la comprensión y desafíos de la modernidad en una sociedad multicultural como Latinoamérica”, publicó esa entidad en sus redes.

Comparte y opina: