Sociedad

miércoles 16 jun 2021 | Actualizado a 20:21

Llega el último lote del millón de las vacunas chinas y Arce dice aún ‘estamos en guerra’

Bolivia enfrenta la tercera ola de la pandemia y en ese sentido el Presidente volvió a pedir a la población a no bajar la guardia, incluso, las personas que ya se vacunaron.

El presidente Luis Arce recibió las vacunas en el aeropuerto de El Alto. Foto: @LuchoXBolivia.

/ 17 de mayo de 2021 / 08:45

El tercer y último lote del millón de vacunas chinas Sinopharm comprometidas por el Gobierno llegó al aeropuerto internacional de la ciudad de El Alto y el presidente Luis Arce afirmó que el país todavía se encuentra en «guerra» contra el COVID-19 por lo que volvió a pedir a la población boliviana a mantener las medidas de bioseguridad.

“Anoche llegó el último lote de las (vacunas chinas) para completar así el millón de las Sinopharm. Estamos contentos que se haya cumplido todo el cronograma de acuerdo a lo que estaba establecido con todos los contratiempos que son característicos en este tipo de situaciones. Pero aquí están todas las vacunas que nos hemos comprometido, ahora la tarea es vacunar y terminar todo el stock que tenemos para así inmunizar a la mayor cantidad posible de bolivianos y bolivianas”, dijo el Jefe del Estado.

El último lote de las vacunas chinas está constituido por 331.200 dosis y el Presidente anticipó que serán distribuidas de inmediato a las ciudades de La Paz y El Alto, donde fueron instalados varios centros de vacunación masiva.

En estos “puntos de vacunación realmente estamos acelerando (el proceso de inmunización) conjuntamente con el personal de salud comprometido con su pueblo, que está trabajando incansablemente para alcanzar a la mayor cantidad posible de la población”, remarcó.

Entretanto, Bolivia enfrenta la tercera ola de la pandemia y en ese sentido la autoridad volvió a pedir a la población a no bajar la guardia frente al COVID-19, incluso, las personas que ya se vacunaron.

“Hay departamentos, hay ciudades capitales, que están sufriendo una elevación en los casos de coronavirus; queremos pedirles a la ciudadanía, inclusive a quienes se han vacunado ya, que guarden todas las medidas de bioseguridad, todavía estamos en guerra con el coronavirus y, por lo tanto, hay que seguir con la guardia elevada, no bajarla”, señaló.

El 10 de mayo, el Presidente anunció que llegarán 1,5 millones de  vacunas (1 millón de Sinopharm y 500.000 de Sputnik V).

El martes llegó el primer lote de 334.400 vacunas Sinopharm, este viernes arribó el segundo lote de similar cantidad de dosis chinas y en las últimas horas el último stock de 331.200.

Asimismo, el sábado llegaron 400.000 vacunas rusas Sputnik V y todavía se espera que en los próximos días arriben las restantes 100.000 dosis.

Comparte y opina:

Evo Morales cree que la Iglesia Católica justifica el ‘golpe’ y trata de ‘esquivar su culpa’

El martes, la Iglesia Católica dio a conocer un informe de 25 páginas sobre su accionar en la crisis de 2019 y en dicho documento aseguró que Jeanine Áñez “se hallaba jurídicamente habilitada” para asumir la presidencia.

La reunión previa a la posesión de Áñez en noviembre de 2019. Foto: RTP.

/ 16 de junio de 2021 / 15:48

El expresidente Evo Morales consideró este miércoles que los jerarcas de la Iglesia Católica, con su reciente pronunciamiento sobre el conflicto poselectoral de 2019, justifican el supuesto golpe de Estado en el país y tratan de “esquivar su culpa”.   

“Algunos jerarcas de la Iglesia Católica, que callaron cuando el gobierno de facto masacraba al pueblo y asaltaba al Estado, ahora justifican el golpe con sus comunicados políticos. Tratan de esquivar su culpa, pero lo que hacen es confesar que fueron cómplices”, expresó el exmandatario mediante su cuenta en Twitter.

La pasada jornada, la Iglesia Católica dio a conocer un informe de 25 páginas sobre su accionar en la crisis de 2019 y en dicho documento aseguró que Jeanine Áñez “se hallaba jurídicamente habilitada” para asumir primero la presidencia del Senado y luego del Estado Plurinacional.

Áñez asumió ese cargo el 12 de noviembre de 2019 en medio de un cuestionado y rápido proceso de transición, después de que dos días antes renunció Morales a la jefatura del Estado agobiado por una ola de protestas que denunciaban un supuesto fraude electoral, un motín policial e incluso una “sugerencia” de las Fuerzas Armadas para que dimita.

El documento de la Iglesia también señala que en reuniones extralegislativas surgieron las opciones de que la entonces presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, y primera vicepresidenta de Diputados, Susana Rivero, asumieran el mando del país (ante la serie de renuncias de otras autoridades en la línea de sucesión), empero, ellas rechazaron “alegando que sus vidas corrían peligro”.

Sin embargo, esta versión inicialmente fue desmentida el mismo día por Rivero. “En reunión del 12 (de noviembre) a la que me llamaron a incorporarme JAMÁS se me consultó nada, menos se habló de mí. Tratamos procedimientos”, escribió la exdiputada del MAS en Twitter.

Este miércoles, Salvatierra también se pronunció a través de la misma red social y remarcó que “nunca” aceptó la presidencia de Áñez. “Ella asumió en una sesión sin quórum y por tanto ilegal, impidiendo el ingreso de los parlamentarios y reprimiéndonos con violencia policial. Claramente la sucesión constitucional no era su interés”, añadió.

Comparte y opina:

La Fiscalía afirma que Áñez estableció que Mesa tuvo un ‘rango de decisión fuerte’

Carlos Mesa está convocado a declarar el jueves ante la Fiscalía de La Paz en calidad de testigo por el caso Golpe de Estado.

/ 16 de junio de 2021 / 15:21

El secretario de la Fiscalía General del Estado, Edwin Quispe, aseguró este miércoles que la expresidenta Jeanine Áñez, en su declaración ampliatoria sobre el denominado caso Golpe de Estado, estableció de manera clara que el exmandatario y líder de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, participó con un “rango de decisión fuerte” durante el conflicto poselectoral de 2019 y las determinaciones que se asumieron entonces.

“Necesitamos que los actores que hubieran participado en este hecho (de presunto golpe de Estado) puedan manifestar su verdad y de ahí viene la importancia de la declaración de Carlos Mesa, (quien) pues nos dirá su versión toda vez que la señora Jeanine Áñez, de forma clara, establece múltiples momentos en los que hubiera participado con un rango de decisión fuerte el expresidente Mesa”, dijo Quispe en entrevista con La Razón Radio

Mesa fue convocado a declarar ante la Fiscalía de La Paz en calidad de testigo y según Quispe deberá presentarse “en su condición de ciudadano político activo” porque, según insistió, “ha tomado decisiones” en el conflicto que derivó en la renuncia del expresidente Evo Morales y la posesión de la mandataria transitoria.

Ahora “nosotros queremos conocer cuáles eran los fundamentos o por qué se han tomado esas decisiones para (que luego) en función a ello nosotros también analicemos la pertinencia de a quiénes más podríamos convocar, porque entiendo que no serán solamente (llamadas las) 32 personas (que mencionó Áñez en su declaración), existen muchos otros actores que también deben ser convocados”, señaló.

Áñez realizó su declaración informativa ampliatoria el 7 y 8 de junio en el penal de Miraflores debido a que se encuentra recluida desde hace más de tres meses por el supuesto “golpe de Estado” de noviembre de 2019, que derivó en la renuncia de Morales en medio de denuncias de presunto “fraude” electoral y la presión de movimientos cívicos, un motín policial e incluso una “sugerencia” de las Fuerzas Armadas para que dimita.

“La declaración informativa de la señora Jeanine Áñez para nosotros fue bastante reveladora toda vez de que empezó a mencionar y hacer referencia a la sucesión de los hechos que se hubieran presentado a partir de su conocimiento (…) y refiere a 32 personas, entre ellas Carlos Mesa, José Antonio Quiroga, Ricardo Paz, Manuel Canelas, Jerjes Justiniano, Luis Fernando Camacho, Waldo Albarracín, Óscar Ortiz, Arturo Murillo, entre otros”, ratificó.

Asimismo, confirmó que todas estas personas inicialmente serán convocadas como testigos para que luego “en función a sus declaraciones informativas se pueda determinar lo que en derecho corresponda”.

En la declaración de Áñez, se atribuye a Mesa la oposición a que la entonces senadora Adriana Salvatierra (MAS) asuma la presidencia del Estado. Más aún, el 10 de noviembre de 2019, Mesa indicó en la plaza Murillo que ningún político del MAS podía reemplazar a Evo Morales.

Comparte y opina:

Parada declara en la Fiscalía por el caso Gases y a su salida evita hablar de Murillo

El exministro José Luis Parada aseguró desconocer sobre la existencia del “minigabinete” de toma de decisiones en el gobierno de Áñez.

El exministro Parada ante el fiscal, este miércoles. Foto: Álvaro Valero-La Razón.

/ 16 de junio de 2021 / 15:05

“Sin comentarios”, respondió este miércoles José Luis Parada, exministro de Economía, cuando a su salida de la Fiscalía de La Paz fue consultado sobre el rol que jugaba su excolega Arturo Murillo en el gobierno transitorio y quien ahora está detenido en Estados Unidos acusado de lavado de dinero y pago de sobornos en el proceso de adquisición de gases lacrimógenos para Bolivia.

Parada, como otros exministros del gobierno de Jeanine Áñez, se presentó en el Ministerio Público a declarar en calidad de testigo por el caso Gases lacrimógenos y aseguró que retornará “las veces que sea necesaria” porque, según su criterio, “lo único que se quiere es que se establezca la verdad”.

Además, remarcó que cuando estuvo en el gobierno de Áñez, la mayor preocupación del ministerio que estaba a su cargo era mantener la estabilidad económica, cumplir con los compromisos salariales “que eran altos en ese momento” y sobre todo conservar la estabilidad cambiaria.

“Después nos tocó atender la pandemia, por lo tanto, cada ministro tenía su responsabilidad y la mía era atender el tema económico al cual dediqué, por no decir, las 24 horas, porque fue bastante problemático para Bolivia”, enfatizó.

Y cuando fue consultado si realmente había o si él incluso formó parte del “minigabinete” de toma de decisiones en el gobierno de Áñez que mencionaron algunos excolegas, respondió de manera enfática: “No, en absoluto”.

“El área económica trabajaba 24 horas (en sus funciones), así que si pudo haber (existido) minigabinete eso no lo conozco, no he asistido tampoco”, añadió.

Hace dos días, el exministro de Minería Carlos Huallpa, que también se presentó en la Fiscalía, indicó que había un “minigabinete” de decisiones en el gobierno de Áñez, conformado por ella y los entonces ministros de Gobierno, Arturo Murillo; de Defensa, Luis Fernando López; y de la Presidencia, Yerko Núñez.

Los exministros Murillo y López son los principales procesados por la adquisición de gases lacrimógenos con un sobreprecio calculado en $us 2,3 millones.

Comparte y opina:

Mamani exige a Moreno disculparse con Bolivia y anticipa el viaje de una comisión a Ecuador

Legisladores de Bolivia y Ecuador sostienen reuniones virtuales para hacer seguimiento a las investigaciones que se realizan en ambos países sobre el “préstamo” de proyectiles y gases lacrimógenos en el gobierno transitorio de Jeanine Áñez.

Foto: Rodwy Cazón

/ 16 de junio de 2021 / 13:53

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani (MAS), exigió este miércoles al expresidente de Ecuador Lenín Moreno disculparse con Bolivia por el  “préstamo” del material antidisturbios durante el conflicto poselectoral de 2019 y adelantó que posiblemente una comisión legislativa viaje a ese país para recabar mayor información sobre lo ocurrido.

“Exigimos que sea esclarecido el papel del gobierno ecuatoriano de Lenín Moreno en el gobierno de facto de Jeanine Añez en Bolivia; Lenín Moreno debe disculparse con el pueblo boliviano (y además), por responsabilidad y respeto, el actual gobierno de Ecuador debería brindar las condiciones mínimas para que avancen las investigaciones de este lamentable hecho que se ha perpetuado”, dijo.

Se conoció que el gobierno de Moreno “prestó” a la administración de Áñez, en noviembre de 2019, proyectiles y gases lacrimógenos para intentar contener las protestas por el derrocamiento de Evo Morales, quien renunció asfixiado por protestas cívicas, un motín policial, la presión de las Fuerzas Armadas y un polémico informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que alimentó el discurso del “fraude” en los comicios de ese año.

Incluso, a partir de las declaraciones de exautoridades del gabinete de Áñez, se supo que la exministra de Comunicación Roxana Lazárraga gestionó ese “préstamo” de Ecuador mediante una comunicación telefónica con Carlos Sánchez Berzaín, exministro prófugo de la justicia boliviana por la masacre de 2003.

Mientras, legisladores de ambos países ya tomaron contacto y hacen seguimiento a las investigaciones que se desarrollan tanto en Ecuador como en Bolivia.  

Es así que “mañana tendremos otra reunión (virtual) con los hermanos parlamentarios ecuatorianos y es posible (que conformen) una comisión (…) que pueda venir hasta Bolivia y de la misma manera nosotros vamos a plantear eso ante nuestras bancadas para que se pueda conformar una comisión y que esa comisión pueda viajar hasta Ecuador para tener mayor información sobre este tema”, confirmó Mamani.

En entrevista con La Razón, el parlamentario ecuatoriano Fausto Jarríon, de UNES, indicó también que se realizarán reuniones virtuales con sus pares de Bolivia, para acceder a datos que fortalezcan su denuncia ante la Fiscalía de su país contra Moreno y otras autoridades de su gobierno, y remarcó que se apunta igualmente a un juicio político contra el exmandatario.

Comparte y opina:

Mesa irá el jueves a la Fiscalía pero no dará explicaciones, acusa a Morales, Arce y la Justicia de armar el caso Golpe de Estado

“Al acusarme como autor del supuesto golpe, Morales ha decidido para completar su plan, destruirme y destruir a la principal fuerza de la oposición democrática en el país”, dijo el jefe de CC en conferencia.

Foto: Rodwy Cazón

/ 16 de junio de 2021 / 11:27

Una semana después de las revelaciones de la expresidenta transitoria Jeanine Áñez ante la Fiscalía, en el caso denominado Golpe de Estado, el jefe de Comunidad Ciudadana (CC), el expresidente Carlos Mesa, dijo que no dará explicaciones pero asistirá a la Fiscalía el jueves a las 08.15, y apuntó a Evo Morales, Luis Arce, la Fiscalía y el Órgano Judicial de haber armado esta investigación.

“Mañana estaré en la Fiscalía y diré lo que tenga que decir”, dijo Mesa en una conferencia de prensa realizada en el Legislativo, donde además remarcó que Morales, el Gobierno y el Movimiento Al Socialismo (MAS) pretenden que “agache la cabeza y dé explicaciones”.

Sin embargo, “no haré ni lo uno ni lo otro. No da explicaciones quien, como yo, ha hecho y volvería a hacer cien veces lo que se debe hacer en defensa de la paz, la democracia y la Constitución, que es lo que hice entre 2018 y 2020. Como candidato presidencial enfrenté a la autocracia y como demócrata apoyé la recomposición de la línea de sucesión constitucional que Morales trató de destruir para llevarnos a la guerra interna. Tarea que contó con la participación, como facilitadores, de la Iglesia Católica, la Unión Europea, Naciones Unidas y la Embajada de España”, señala el documento que leyó.

Mesa fue citado por la Fiscalía en calidad de testigo por el caso Golpe de Estado después de que Áñez, en su declaración ampliatoria realizada el 7 y 8 de junio, lo mencionó junto a otros 32 nombres como uno de los actores del conflicto poselectoral de 2019.  Aunque luego del remezón que causó sus afirmaciones, la exmandataria aclaró, mediante un comunicado, que sus dichos sobre cómo llegó al poder el 12 de noviembre de 2019 se basaron en vivencias y un libro publicado por un medio de comunicación.

Entretanto, Mesa insistió que el expresidente Morales es autor del “mayor fraude electoral” en la democracia del país y “de haberse burlado del pueblo boliviano el 21F (referéndum del 21 de febrero de 2016) al no respetar su decisión en contra de su reelección indefinida”.

Ahora, según su versión, Morales “no satisfecho con esos daños irreparables” decidió subordinar los intereses de la patria y los problemas dramáticos de salud y desempleo a su propio interés, “que no es otro que su obsesión enfermiza de volver a la presidencia a cualquier costo”.

“Para ello quiere blanquear el fraude que perpetró (en las elecciones de octubre de 2019), inventando un golpe de Estado inexistente. (Y hoy) al acusarme como autor del supuesto golpe, Morales ha decidido para completar su plan, destruirme y destruir a la principal fuerza de la oposición democrática en el país, representada por Comunidad Ciudadana”, señaló Mesa, al leer su pronunciamiento que lleva como título Mi palabra al país.

Añadió que quien huyó de Bolivia después de renunciar a la presidencia el 10 de noviembre de 2019 fue quien organizó un plan para interrumpir la línea de sucesión constitucional y generar caos con enfrentamientos entre civiles e incluso “instruyó” a sus militantes que bloquearan y desabastecieran a las ciudades. “Hoy habla con total desvergüenza de golpe y de golpistas”.

Pues “su renuncia y huida fue producto de la desesperación por quedarse en la presidencia a cualquier precio, en este caso el de burlar la soberanía popular expresada en el voto. Ahora, por órdenes de Morales, órdenes que acepta Luis Arce, el Ministerio Público y el Órgano Judicial, probados brazos ejecutores de la autocracia que gobierna, han armado de la forma más chapucera un ‘caso’, el del delirante invento denominado golpe de Estado”, remarcó.

En ese sentido, también lamentó que, en su proceso investigativo, la Fiscalía, “en el colmo de la ilegalidad de forma y de fondo”, le dé mayor credibilidad a las páginas de un libro en el que Áñez dice que basó parte de sus declaraciones, antes que a las dos leyes del Estado que habrían reconocido la “legitimidad y legalidad” del gobierno transitorio.

Es decir, “la ley 1266, que anuló las elecciones fraudulentas, y la Ley 1270, denominada ‘Ley excepcional de prórroga del mandato constitucional de autoridades electas’, que prolongó la gestión de la entonces presidenta Áñez.  Ambas leyes sancionadas por la Asamblea Legislativa controlada por el MAS, el 24 de noviembre de 2019 y el 20 de enero de 2020, causan Estado y reconocen la plena legitimidad y legalidad constitucional del gobierno de Jeanine Áñez y de su origen”, insistió.

Por tanto, según Mesa, para abrir un proceso “inventado por golpe de Estado”, se debería declarar previamente la inconstitucionalidad de ambas normas y procesar por coautores del supuesto “golpe” a los que entonces eran presidenta del Senado, Eva Copa; presidente de Diputados, Sergio Choque, miembros de la directiva de la Asamblea Legislativa y a todos los legisladores que aprobaron esas leyes.

Ahora, “precisamente por estos hechos terribles, le pregunto al presidente Luis Arce: ¿Seguirá usted apoyando las acciones cargadas de odio y de ambición por el poder de Evo Morales? ¿Seguirá enviando a sus ministros y voceros a mentirle al pueblo boliviano negando la sucesión constitucional que usted mismo admitió públicamente? ¿Está dispuesto a seguir subordinado a Morales, aún a riesgo de llevar su gestión al desastre?”, cuestionó.

Y de manera enfática, acusó a Morales, Arce y al MAS “de mentir, de tergiversar los hechos y de inventar un delito para destruir a la oposición y llevar al país a una espiral de confrontación en medio de una profunda crisis sanitaria y de desempleo”.

El pronunciamiento de Carlos Mesa y su partido.

Comparte y opina:

Últimas Noticias