Sociedad

lunes 14 jun 2021 | Actualizado a 21:25

El 64% de las vacunas suministradas a Bolivia contra el COVID-19 son de origen chino

El país recibió hasta la fecha 2,67 millones de vacunas, entre primeras y segundas dosis.

Vacunación en Bolivia. Foto: Rodwy Cazón

/ 18 de mayo de 2021 / 19:18

De las 2,67 millones de vacunas (entre primeras y segundas dosis) que recibió Bolivia para proteger a su población contra el COVID-19, el 64% procede de la empresa china Sinopharm, el 24% del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Rusia (Sputnik V) y el 12% restante son del Mecanismo COVAX (AstraZeneca y Pfizer/BioNTech).

Según un artículo publicado en abril de este año en The New York Times, la vacuna de Pfizer/BioNTech tiene una efectividad de 95% contra el COVID-19, la Sputnik V un 91,6%, la Sinopharm 79% y el suero de AstraZeneca un 76%.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del Viceministerio de Comercio Exterior e Integración, informó este martes que Bolivia recibió hasta la fecha 2,67 millones de vacunas, entre primeras y segundas dosis, contra el nuevo coronavirus o COVID-19.

De este total, 1,76 millones corresponden a primeras dosis, “suficiente para cubrir, al menos con una dosis, al 25% de la población ‘vacunable’ (7,18 millones)”, escribió en su cuenta de Twitter el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco Ferri.

“Ante publicaciones engañosas de algunos parlamentarios, se aclara que el Gob. De @LuchoXBolivia logró 2,67 Millones de dosis de vacuna (Sic)”, publicó en cuenta de la red social.

Blanco detalla en su publicación que hasta el 18 de mayo llegaron 92.340 dosis de la vacuna desarrollada por la biotecnológica alemana BioNTech y la farmacéutica estadounidense Pfizer. El fármaco (46.215 primeras y 46.215 segundas dosis) ya fue aplicada en su primera dosis.

La segunda inyección es con un intervalo de 21 días (tres semanas).

También llegaron al país 228.000 vacunas de la anglo-sueca AstraZeneca, pero de las primeras dosis. Las segundas dosis, que aún no arribaron al país, pueden ser aplicadas con un intervalo de 90 días (tres meses).

En cuanto a la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Rusia, el país cuenta con 645.000 dosis, de las cuales 635.000 son primeras dosis y 10.000 segundas, con 90 días de intervalo (tres meses) entre la primera y segunda inyección.

La información publicada por Blanco en su cuenta de Twitter no toma en cuenta las 100.000 dosis que aún restan transportar desde Rusia.

En el caso de Sinopharm, el Viceministro de Comercio Exterior e Integración indica que a Bolivia llegó un total de 1,7 millones de vacunas: 850.000 correspondientes a primeras dosis y otras 850.000 de segundas dosis, con 21 días de aplicación entre una y otra.

“Las segundas dosis para los esquemas de vacunación de intervalos de 90 días arribarán al país en los próximos meses, según se vayan requiriendo”, escribió Blanco en su cuenta de Twitter.

Según el cuadro, la población “vacunable” es de 7.180.428 personas. Las primeras dosis cubren el 25% de ese total, que llegarán a 1.759.215 habitantes, y las segundas dosis el 13%, que corresponden a 906.215 personas.

Comparte y opina:

En un año, Bolivia ha pasado de importar 72,6 toneladas de barbijos a 2.708,6

El valor ha trepado de $us 502.173 a $us 58,4 millones, según datos oficiales.

/ 7 de junio de 2021 / 17:10

El negocio de los barbijos, inexistente hace unos 15 meses, ha movido en el último año $us 58,4 millones aprovechando la pandemia del COVID-19, que ya ha provocado más de 15.000 decesos y unos 387.000 infectados en el país.

Así las cosas, ya con la enfermedad propagándose a nivel global, las importaciones empezaron a subir paulatinamente. En enero y febrero las compras no habían variado mucho respecto a las adquisiciones de años anteriores. Pero desde marzo repuntan y alcanzan su punto más alto en julio (se importaron 899 t por un valor de $us 19,1 millones), durante la primera ola de la pandemia.

Según un análisis realizado por La Razón, a partir del procesamiento de datos extraídos del sitio web del Instituto Nacional de Estadística (INE), Bolivia importó el año pasado 2.708,6 toneladas (t) de barbijos por un valor de $us 58,4 millones, frente a las 72,6 t adquiridas a un costo de $us 502.173 en 2019.

Las compras efectuadas en 2020 con relación al año precedente pueden ser consideradas exorbitantes si se toma en cuenta que, comparativamente, las importaciones en volumen del material de protección sanitario se han multiplicado por 37 y en valor han aumentado 116 veces más. Un crecimiento de 3.631% en volumen y 11.532% en valor.

China es uno de los 50 países que ha abastecido al país con el material sanitario. El gigante asiático ha suministrado el 91,8% del total de los tapabocas comprados por los importadores bolivianos. Le sigue Hong Kong, antigua colonia británica y actualmente un territorio autónomo de China, con el 3,7% de las ventas. En tercer y cuatro lugar se ubican Paraguay y Perú, cada uno con el 1,1%.

No es de extrañarse que China sea el principal distribuidor de material sanitario hacia el país. Lo es también de la mayoría de los países del orbe. En 2020 sus exportaciones crecieron un 3,6% gracias a la venta de productos para luchar contra el coronavirus. La fuerte demanda de productos sanitarios y material para el teletrabajo (sobre todo computadoras) han impulsado sus ventas.

Para este año la situación ha cambiado poco. China sigue como el principal proveedor de este producto sanitario. Hasta abril, el 94,5% del volumen total de las compras tuvieron como origen el país asiático, seguido de Hong Kong (3,2%), Perú (1,0%) y Brasil (0,7%). El restante 0,6% se distribuye entre 17 países.

COSTO. Según los datos procesados por este medio, el precio por tonelada de las mascarillas importadas en 2019 llegaba en promedio a los $us 6.917, mientras que en la gestión pasada se había disparado hasta una media de $us 21.565. Al primer cuatrimestre de este año, el precio por tonelada ha bajado hasta los $us 4.868.

Pero, ¿qué tipo de mascarillas se importan a Bolivia? Hay varios tipos de mascarillas según el tipo de materiales con los que están fabricadas. No todas protegen lo mismo ni ofrecen las mismas garantías de protección pasadas un número determinado de horas. A Bolivia se importan principalmente los cubrebocas quirúrgicos y las mascarillas N95 o KN95.

Los primeros evitan la transmisión de agentes infecciosos por parte de quien la lleve puesta. Así, con el fin de evitar contagios, aquellas personas con síntomas o que han dado positivo deben llevar este tipo de mascarillas.

A diferencia de los tapabocas quirúrgicos, las mascarillas KN95 protegen de la inhalación de partículas peligrosas a quien la lleve puesta. Puede ser reutilizable cuando tienen la marca R, pero se debe limpiar y desinfectar el ajuste con la cara y no el material filtrante.

Según la Fundación Aquae, este tipo de mascarillas de protección pueden tener válvula de exhalación para facilitar la respiración y evitar la condensación. Pero al no filtrar el aire exhalado de quien las utiliza, no se deben colocar a pacientes contagiados, porque el aire saldría sin ningún tipo de retención y propiciaría la difusión del virus.

Comparte y opina:

El Gobierno destinó hasta la fecha $us 245,6 millones para combatir la pandemia

Los recursos fueron utilizados en la compra de vacunas, pruebas, medicamentos, insumos y equipamiento médico.

Por Miguel Lazcano

/ 2 de junio de 2021 / 10:48

El presidente Luis Arce Catacora informó este miércoles que su gobierno ha destinado hasta la fecha Bs 1.709,7 millones ($us 245,6 millones) en la compra de vacunas, pruebas, medicamentos, insumos y equipamiento médico para combatir la pandemia del nuevo coronavirus o COVID-19.

“No basta con reactivar la economía, tenemos que garantizar la salud y la vida de las y los bolivianos”, escribió el Jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

El Mandatario recordó asimismo que el presupuesto vigente para el sector de salud alcanza a Bs 24.504 millones, lo que representa el 10,7% del Presupuesto General del Estado (PGE) para la presente gestión.

“No bajemos la guardia, porque unidos #VamosASalirAdelante”, sostuvo Arce en su cuenta de la red social.

Comparte y opina:

Ante desborde de casos por COVID-19, Arce exhorta a mayores de 40 años a vacunarse

Ayer se reportó un nuevo récord de 3.179 nuevos infectados con el virus, siendo Santa Cruz y Cochabamba las principales regiones azotadas, y un histórico de 100 decesos.

/ 26 de mayo de 2021 / 09:35

El presidente Luis Arce Catacora convocó este miércoles a las personas mayores de 40 años a acudir a los centros de vacunación masiva para recibir la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 o nuevo coronavirus. El virus ya ha provocado, desde el 31 de marzo de 2020 hasta el 25 de mayo de 2021, 14.124 óbitos registrados oficialmente.

“Desde hoy, ampliamos la inmunización a personas mayores de 40 años. Convocamos a las y los bolivianos en ese rango de edad a acudir a los centros de vacunación masiva para recibir la primera dosis contra la #Covid19. Garantizamos el derecho a la salud en #Bolivia”, escribió en su cuenta de Twitter.

La exhortación del Jefe de Estado se produce en un momento en el que arrecia la tercera ola de la pandemia con un crecimiento acelerado de contagios y un aumento en el número de decesos a causa de la enfermedad. Ayer se reportó un nuevo récord de 3.179 nuevos infectados con el virus, siendo Santa Cruz y Cochabamba las principales regiones azotadas, y un histórico de 100 decesos. El 31 de marzo de 2020 se registraron los dos primeros fallecidos.

El Gobierno, ante la poca afluencia a centros de vacunación de personas mayores de 50 años, adelantó el rango de edad y desde este miércoles podrán recibir la primera dosis los que tienen más de 40 años. También se decidió dar prioridad con la inmunización a los choferes del transporte público, independientemente del cronograma de rangos de edad. Desde el lunes ya se vacuna a los maestros, como otro sector prioritario.

Comparte y opina:

La empresa estatal EBA exportará 1.000 toneladas de quinua al mercado chino

La planta de EBA de Soracachi, donde se procesa la quinua, tiene una capacidad de producción de 7.300 toneladas y fue inaugurado en septiembre de 2020.

Una muestra del grano andino, de producción importante en el país. Foto: Miguel Carrasco-archivo

/ 25 de mayo de 2021 / 10:35

Con la mirada puesta en el mercado chino, el gerente ejecutivo de la Empresa Boliviana de Alimentos (EBA), Javier Freire, anunció este martes en una entrevista con La Razón Radio que la empresa estatal firmó un contrato con una empresa china para la exportación de 1.000 toneladas de quinua.

Bolivia exportó el año pasado 37.747 toneladas del grano andino a 42 países de cuatro continentes (América, Asia, Europa y Oceanía), de las que 1.604 toneladas (4,2% del total) tuvieron como destino el gigante asiático, según datos publicados en la web del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Freire detalló que el contrato con la firma china fue firmado en diciembre del año pasado y que incluye también la exportación de castaña, aunque no especificó el volumen y el valor de la compra.

Indicó que la planta de EBA, donde se procesa la quinua, tiene una capacidad de producción de 7.300 toneladas y fue inaugurado en septiembre de 2020. La factoría está emplazada en el municipio orureño de Soracachi y tiene tres centros de acopio: Patacamaya, La Paz; Orinoca, Oruro; y Coroma, Potosí.

Freire explicó que China es un mercado potencial para la quinua boliviana que puede absorber hasta 20.000 toneladas de la producción nacional, de las que un tercio podrán ser procesadas por la estatal EBA.

Comparte y opina:

Ferroviaria Andina solo realiza prueba técnica al tramo Viacha-Arica para ver viabilidad económica

Su gerente general dice que esta operación no se constituirá en una amenaza para el sector del transporte internacional. Ratifica que el volumen de carga que podría ser manejado por la empresa llega a un tope del 10%.

Por Miguel Lazcano

/ 12 de mayo de 2021 / 19:03

Ferroviaria Andina, a través de su gerente general, Cynthia Aramayo, aclaró este miércoles que la empresa solo está realizando una prueba técnica para analizar la viabilidad económica y comercial del tramo Viacha-Arica para que pueda ser en el futuro una vía formal para las cargas de importación y exportación de Bolivia hacia el Pacífico.

Añadió que luego de la prueba técnica, se deberán encarar una serie de pasos posteriores con Chile y otros actores en Bolivia, en un tiempo aún no determinado, conducentes a establecer con claridad su factibilidad.

“Si la prueba técnica que estamos desarrollando alcanza todos sus objetivos, por el tramo Viacha-Arica solo se transportaría en el mediano plazo, en el máximo de la capacidad de Ferroviaria Andina, un tope de 10% del volumen de carga de importación y exportación”, dijo Aramayo.

En ese sentido, explicó que esta operación no se constituirá en una amenaza para el sector del transporte internacional boliviano. “Ferroviaria Andina siempre ha trabajado en alianza con el sector del transporte nacional e internacional. Nuestras operaciones no podrían realizarse sin la participación de este sector, somos aliados naturales”.

Aclaró que para la realización de la prueba técnica, que implicó una inversión de $us 25.000, se ha coordinado desde el inicio con la Aduana Nacional, la Administradora de Servicios Portuarios-Bolivia y la Cancillería del Estado, en conocimiento del Viceministerio de Transportes.

Como concesionario, Ferroviaria Andina tiene un contrato con el Estado boliviano por 40 años que le faculta operar en toda la red occidental, en transporte de carga y de pasajeros, incluyendo todos sus ramales, por lo que no requiere ningún tipo de autorización especial para operar en el ramal Viacha-Charaña.

Lo que anualmente renueva la empresa, desde hace 17 años, es su licencia de operador de comercio exterior ante las autoridades pertinentes que son el Viceministerio de Transportes y la Aduana Nacional.

“Precisamos concluir la prueba técnica para poder determinar su factibilidad comercial, tarea que se encarará en los siguientes meses, si logramos todos los objetivos en esta primera experiencia, con todos los actores del comercio exterior boliviano que se vinculan con el puerto de Arica”, agregó.

Dijo también que la misión de la empresa es brindar soluciones logísticas para el transporte de carga y en ese contexto vio como necesario hacer la prueba técnica para que los exportadores e importadores bolivianos tengan una opción adicional para su carga hacia el Pacífico.

“Mientras más eficientes sean los servicios de logística el volumen de carga se incrementará en beneficio del sector de transporte carretero y, naturalmente, será un factor que ayude a la reactivación de la economía nacional. En todo el mundo el transporte ferroviario y carretero funcionan complementándose y contribuyendo así a potenciar la cadena logística”, puntualizó. (12/05/2021)

Comparte y opina: