Sociedad

Thursday 1 Dec 2022 | Actualizado a 13:31 PM

La ATT instala puntos de carnetización anti COVID-19 en terminales terrestres

Funcionarios de la Autoridad de Telecomunicaciones y Transporte también realizan el control del uso de las medidas de bioseguridad en los buses.

Un punto de vacunación instalado por la ATT. Foto: ATT

/ 15 de enero de 2022 / 12:06

La Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) instaló puntos de carnetización e información en las terminales de buses de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Tarija, con el objetivo de facilitar a los pasajeros la obtención de carnets de vacunación contra el COVID-19 y prevenir nuevos contagios.

El director ejecutivo de la ATT, Néstor Ríos, informó que en los puntos denominados «Viajemos sin COVID», los funcionarios explicarán a los viajeros cómo utilizar la aplicación ‘Unidos Contra el COVID’ para obtener sus carnets de vacunación en sus propios celulares, además, las personas de grupos vulnerables, como adultos mayores u otros recibirán sus carnets de vacunación impresos.

“Para cumplir con esta misión, estamos desplegando más de 30 funcionarios que se van a encargar de brindar este servicio a los usuarios de las terminales de buses. En los puntos de información ‘Viajemos sin COVID’ los usuarios van a poder solicitar la guía y la ayuda de nuestro personal de la ATT, así como la impresión de su carnet de manera gratuita, en los mismos horarios que operan las terminales de buses», explicó Ríos.

Acotó que también estarán médicos tradicionales que enseñarán a la población a cuidarse con tratamientos naturales que servirán para combatir los síntomas de la enfermedad y fortalecer el sistema inmunológico. «De esta manera, la ATT refuerza las actividades para cuidar la salud de los pasajeros, además del control permanente del uso de las medidas de bioseguridad, mantener el distanciamiento por parte de los usuarios, del personal administrativo de las empresas de transporte y de las terminales», señaló Ríos.

El 22 de diciembre del año pasado, el Gobierno emitió los decretos 4640 y 4641, que obligan la portación del carnet de vacunación contra el COVID-19 o pruebas PCR con resultado negativo para el acceso a los lugares con aglomeraciones.

Pese a las protestas de grupos antivacunas, las normas están en puertas de regir. El viernes, el ministro de Salud, Jeyson Auza, abrió la posibilidad de flexibilizarlas.

Comparte y opina:

En Bolivia, un 27,7% de mujeres sufre acoso sexual laboral físico

Un estudio devela que un 22,1% de hombres también atraviesa por acoso.

Imagen referencial.

/ 30 de noviembre de 2022 / 07:11

Un informe de Espacios Laborales Sin Acoso (ELSA), de GenderLab, devela que el 27,7% de mujeres y el 22,1% de hombres sufrieron manifestaciones de acoso sexual laboral físico en Bolivia durante esta gestión.

Del total de la muestra obtenida este año, 5.212 respuestas, el 51.06% fue de mujeres, el 48.6% de hombres y el 2,94%, de personas LGBTIQ+, conoció La Razón.

El informe afirma que las manifestaciones más comunes de acoso sexual laboral en mujeres fueron por comentarios o bromas de contenido sexual o sexista en un 50,51%.

En tanto, 43,18% señalaron que fue por comentarios sobre su apariencia física o cuerpo que le generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos o sonidos.

El 27,78% afirmó que se le acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

Sobre las manifestaciones más comunes de acoso en hombres, un 54,49% respondió que fue por comentarios o bromas de contenido sexual o sexista.

El 34,73% fue por comentarios sobre la apariencia física o cuerpo que generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos o sonidos.

Una de las preguntas directas de la encuesta fue que si han estado expuestos (as) a situaciones de hostigamiento o acoso sexual laboral en los últimos 24 meses.

Las respuestas en 2021 y 2022 coincidieron en afirmativas en un 6%.

Sin embargo, ante la pregunta sobre manifestaciones concretas, el resultado es mayor: 52% en 2021 y 22% en 2022.

Acoso

La CEO y Cofundadora de Genderlab, Marlene Morelo, explicó en una entrevista con La Razón Radio que el acoso es naturalizado en un trabajo.

Eso, porque se desconoce el verdadero significado de ciertos comportamientos.

“Hay una serie de actos que son más cotidianos, son más sutiles, y que tendemos a normalizar de decir que no son para tanto”, explicó Morelo.

«La gente no puede llamarlo acoso sexual, aunque sí son parte de comportamientos típicos”, explicó Morelo», agregó.

Por ejemplo, las invitaciones reiteradas a salir a pesar de no haber recibido una aceptación previa, forman parte de un cotidiano de la mayoría de ámbitos de trabajo.

Así como las bromas de contenido sexual o sexista.

Son mensajes muchas veces en doble sentido, acercamientos físicos innecesarios o miradas persistentes, morbosas e incómodas.

“Ahí hay que hacer una labor de sensibilización para entender que son comportamientos no correctos para el lugar de empleo y que, además, son susceptibles de configurar un caso de acoso”, dijo la cofundadora de GenderLab.

La activista lamentó que estas conductas sean parte del accionar cotidiano y se normalicen en los ámbitos de trabajo.

Le puede nteresar: El miedo hace que las mujeres no denuncien el acoso sexual laboral

ELSA

Explicó que desde su institución, a nivel Latinoamérica, se ha implementado el estudio denominado informe ELSA.

Se trata de una herramienta que estudia el abordaje del Acoso Sexual Laboral (ASL) en entornos de trabajo.

Dicho estudio revela los resultados de 120 organizaciones en Bolivia, Perú, Colombia y Nicaragua, sobre la prevención de estos comportamientos.

El informe develó que menos del 10% de los casos de acoso sexual es denunciado ante recursos humanos.

A nivel latinoamericano, al menos tres de cada 10 trabajadoras pasa por algún caso de acoso sexual en un año.

Sin embargo, “un porcentaje muy bajo lo va a reconocer como tal o lo va a denominar como tal”, aseguró.

La representante de Genderlab subrayó que “un porcentaje aún más bajo lo va a denunciar” ante una instancia de justicia como la Policía o el Ministerio de Trabajo.

“Las personas no denuncian porque tienen miedo a dañar su trayectoria profesional», apuntó Morelo.

«Ésto no solo significa un miedo a enfrentar un despido, sino temor a qué van a decir sus compañeros y sus pares; a ser estigmatizadas (en el caso de las mujeres)”, añadió.

La presentación del informe estaba prevista para ayer en La Paz. Similar documento fue presentado en Colombia y Perú, sobre su realidad.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

En Bolivia, 27,7% de mujeres y 22,1% de hombres sufren manifestaciones de acoso sexual laboral físico

Del total de la muestra obtenida este año por GenderLab, 5.212 respuestas, el 51,06% fue de mujeres, el 48,6% es de hombres y el 2,94%, de personas LGBTIQ+, conoció La Razón.

Una producción fotográfica de acoso sexual laboral. Foto: GenderLab

/ 29 de noviembre de 2022 / 20:20

De acuerdo con un informe de Espacios Laborales Sin Acoso (ELSA), de GenderLab, el 27,7% de mujeres y el 22,1% de hombres fueron víctimas de acoso sexual laboral físico en Bolivia.

Del total de la muestra obtenida este año, 5.212 respuestas, el 51.06% fue de mujeres, el 48.6% es de hombres y el 2,94%, de personas LGBTIQ+, conoció La Razón.

El informe afirma que las manifestaciones más comunes de acoso sexual laboral en mujeres fueron por comentarios o bromas de contenido sexual o sexista en un 50,51 %; en tanto, 43,18% señalaron que fue por comentarios sobre su apariencia física o cuerpo que le generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos o sonidos.

El 27,78% afirmó que se le acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

Hombres

En tanto, sobre las manifestaciones más comunes de acoso en hombres, un 54,49% respondió que fue por comentarios o bromas de contenido sexual o sexista.

El 34,73% fue por comentarios sobre la apariencia física o cuerpo que generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos o sonidos.

El 22,16% de hombres señalaron que se le acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

El 41% de personas encuestadas señalaron que las acciones de acoso fueron de parte de colegas o compañeros de trabajo; el 34%, de jefes, jefas u otra persona de nivel jerárquico superior; el 13% recibió acoso de sus clientes y 7%, de trabajadores de otra organización.

“Cuando las organizaciones trabajan para prevenir el acoso u hostigamiento sexual laboral, lo pueden reducir hasta 58%, según ELSA.

Hay que resaltar que los resultados 2022 son respuestas de organizaciones que ya han trabajado el Acoso Sexual Laboral (ASL), con capacitaciones, políticas y/o campañas de comunicación, etc.”, señala parte del documento.

Hostigamiento o acoso

Una de las preguntas directas de la encuesta fue que si han estado expuestos (as) a situaciones de hostigamiento o acoso sexual laboral en los últimos 24 meses. Las respuestas en 2021 y 2022 coincidieron en afirmativas en un 6%.

Sin embargo, ante la pregunta sobre manifestaciones concretas, el resultado es mayor: 52% en 2021 y 22% en 2022.

De las personas que respondieron afirmativamente haber vivido al menos una de las manifestaciones comunes del acoso sexual laboral, el 52,1% dijo que fue a través de comentarios o bromas de contenido sexual o sexista.

En tanto que el 39,48% señaló que fue a través de comentarios sobre su apariencia física o cuerpo que le generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos.

Sonidos o tocamientos

Un 25,24% afirmaron que sufrieron acoso a través sonidos o se acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

Un 21,44% afirmó que se sintieron acosados con la mirada; un 14,79% recibió invitaciones a salir de forma reiterada a pesar de que no respondieron afirmativamente.

Puede leer: El miedo hace que las mujeres no denuncien el acoso sexual laboral

Un 12,08% señaló que le incomodaron los comentarios o bromas sobre su orientación sexual o identidad de género. Un 10,85% dijo que le contactaron de forma reiterada a través de mensajes electrónicos, chats, WhatsApp, Facebook y otros con fines no laborales.

Asimismo, el 5,02% señaló que recibió amenazas e insinuaciones de despedirles de sus fuentes laborales, retirar los beneficios laborales o tomar alguna represalia por no aceptar invitaciones. 

Fotos y videos

Otro 4,61% afirmó que le solicitaron o enviaron sin consentimiento fotos o videos de material sexual explícito o de connotación sexual. El 3,93% mencionó que fue acosado a través de invitaciones a salir de parte de su jefe, lo que causó incomodidad. 

Un 3,39% dijo que recibió insinuaciones o propuestas con mejorar su situación laboral a cambio de aceptar invitaciones, acercamientos o encuentros sexuales. El 2,99% señaló que le realizaron toques y/ o rozaron en zonas privadas del cuerpo, como senos, genitales, etc.

Efectos del acoso sexual laboral

El acoso sexual laboral causó estrés en un 69% de víctimas; un 43% afirmó que tuvo dificultad de concentración; el 51% tuvo problemas de ansiedad; un 23% de las personas que pasaron por acoso consideran que su rendimiento laboral fue afectado por esa situación.

Debido a ello, el 6% dijo que comenzó a faltar al trabajo o a reuniones de trabajo; el 29% pidió que la o lo cambien de lugar de trabajo.

Sobre mitos sobre el acoso sexual laboral, el 73% cree que tiene que haber un rechazo explícito para que sea un caso de acoso u hostigamiento sexual.

En 2021 este porcentaje era de 79%. “Si bien hemos logrado una reducción de 6pp (puntos porcentuales), sigue siendo un aspecto para seguir trabajando”, dice el informe.

El 68% cree que la intención de quien realiza la conducta es determinante (consistente con información de 2021: 67%). El 77% consideró que era responsabilidad de la víctima detener las situaciones de hostigamiento o acoso sexual laboral.

El 42% espera que la intención de quien realiza la conducta deba ser clara para estar frente a un caso de este tipo. El 42% consideró que las víctimas podrían exagerar las situaciones.

Respuesta en la oficina

Nueve de cada 10 personas piensa que el acoso u hostigamiento sexual no es tolerado en su organización y que se están tomando acciones efectivas.

En tanto, tres de cada 10 piensan que quienes acosan se salen con la suya; tres de cada 10 cree que no se investigan adecuadamente los casos donde el acusado/a es de la plana gerencial.

Uno de cada cinco personas considera que si denuncia un caso puede tener consecuencias en su trabajo. Solo una de cada 10 personas que ha sufrido un caso decide denunciarlo. La mitad de las personas no denuncian porque no quieren ser vistas como problemáticas.

Una de cada tres personas no estaba segura de que era una situación de acoso u hostigamiento sexual. Cuatro de cada 10 víctimas tenían miedo de perder su trabajo.

Denuncia y proceso

El 1% de las personas que atravesaron por situaciones de acoso sexual laboral afirmó que denunció y siguió con el proceso; el 7,3% presentó su queja ante Recursos Humanos, pero decidió no seguir con el proceso de investigación. El 48,83% dijo que no comentó con nadie de lo sucedido. El 37% dijo que confrontó al acosador.

El 19% dijo que pidió su cambio de lugar de trabajo con alguna otra excusa; el 74,25% señaló que se evitó y se alejó de esa persona. El 18,88% sostuvo que habló del tema con su jefe directo; en tanto que el 51,07% le contó de lo sucedido a un compañero de trabajo.

“Los y las líderes piensan que el acoso sexual laboral es poco frecuente en sus organizaciones, a pesar de que la evidencia dice lo contrario”, cuestiona el estudio.

“Ante la pregunta a los (as) líderes sobre: qué tan frecuente se han dado las situaciones de acoso u hostigamiento sexual en sus organizaciones, el 80 % piensa que el ASL ocurre con baja o poca frecuencia”, afirma el informe.

La presentación del informe estaba prevista para este martes en La Paz. Similar documento fue presentado en Colombia y Perú, sobre su realidad.

Comparte y opina:

En Bolivia, 27,7% de mujeres y 22,1% de hombres sufren manifestaciones de acoso sexual laboral físico

Del total de la muestra obtenida este año por GenderLab, 5.212 respuestas, el 51.06% fue de mujeres, el 48.6% es de hombres y el 2,94%, de personas LGBTIQ+, conoció La Razón.

Una producción fotográfica de acoso sexual laboral. Foto: GenderLab

/ 29 de noviembre de 2022 / 16:50

De acuerdo con un informe de Espacios Laborales Sin Acoso (ELSA), de GenderLab, el 27,7% de mujeres y el 22,1% de hombres fueron víctimas de acoso sexual laboral físico en Bolivia.

Del total de la muestra obtenida este año, 5.212 respuestas, el 51.06% fue de mujeres, el 48.6% es de hombres y el 2,94%, de personas LGBTIQ+, conoció La Razón.

El informe afirma que las manifestaciones más comunes de acoso sexual laboral en mujeres fueron por comentarios o bromas de contenido sexual o sexista en un 50,51 %; en tanto, 43,18% señalaron que fue por comentarios sobre su apariencia física o cuerpo que le generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos o sonidos.

El 27,78% afirmó que se le acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

Hombres

En tanto, sobre las manifestaciones más comunes de acoso en hombres, un 54,49% respondió que fue por comentarios o bromas de contenido sexual o sexista.

El 34,73% fue por comentarios sobre la apariencia física o cuerpo que generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos o sonidos.

El 22,16% de hombres señalaron que se le acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

El 41% de personas encuestadas señalaron que las acciones de acoso fueron de parte de colegas o compañeros de trabajo; el 34%, de jefes, jefas u otra persona de nivel jerárquico superior; el 13% recibió acoso de sus clientes y 7%, de trabajadores de otra organización.

“Cuando las organizaciones trabajan para prevenir el acoso u hostigamiento sexual laboral, lo pueden reducir hasta 58%, según ELSA.

Hay que resaltar que los resultados 2022 son respuestas de organizaciones que ya han trabajado el Acoso Sexual Laboral (ASL), con capacitaciones, políticas y/o campañas de comunicación, etc.”, señala parte del documento.

Hostigamiento o acoso

Una de las preguntas directas de la encuesta fue que si han estado expuestos (as) a situaciones de hostigamiento o acoso sexual laboral en los últimos 24 meses. Las respuestas en 2021 y 2022 coincidieron en afirmativas en un 6%.

Sin embargo, ante la pregunta sobre manifestaciones concretas, el resultado es mayor: 52% en 2021 y 22% en 2022.

De las personas que respondieron afirmativamente haber vivido al menos una de las manifestaciones comunes del acoso sexual laboral, el 52,1% dijo que fue a través de comentarios o bromas de contenido sexual o sexista.

En tanto que el 39,48% señaló que fue a través de comentarios sobre su apariencia física o cuerpo que le generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos.

Sonidos o tocamientos

Un 25,24% afirmaron que sufrieron acoso a través sonidos o se acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

Un 21,44% afirmó que se sintieron acosados con la mirada; un 14,79% recibió invitaciones a salir de forma reiterada a pesar de que no respondieron afirmativamente.

Puede leer: El miedo hace que las mujeres no denuncien el acoso sexual laboral

Un 12,08% señaló que le incomodaron los comentarios o bromas sobre su orientación sexual o identidad de género. Un 10,85% dijo que le contactaron de forma reiterada a través de mensajes electrónicos, chats, WhatsApp, Facebook y otros con fines no laborales.

Asimismo, el 5,02% señaló que recibió amenazas e insinuaciones de despedirles de sus fuentes laborales, retirar los beneficios laborales o tomar alguna represalia por no aceptar invitaciones. 

Fotos y videos

Otro 4,61% afirmó que le solicitaron o enviaron sin consentimiento fotos o videos de material sexual explícito o de connotación sexual. El 3,93% mencionó que fue acosado a través de invitaciones a salir de parte de su jefe, lo que causó incomodidad. 

Un 3,39% dijo que recibió insinuaciones o propuestas con mejorar su situación laboral a cambio de aceptar invitaciones, acercamientos o encuentros sexuales. El 2,99% señaló que le realizaron toques y/ o rozaron en zonas privadas del cuerpo, como senos, genitales, etc.

Efectos del acoso sexual laboral

El acoso sexual laboral causó estrés en un 69% de víctimas; un 43% afirmó que tuvo dificultad de concentración; el 51% tuvo problemas de ansiedad; un 23% de las personas que pasaron por acoso consideran que su rendimiento laboral fue afectado por esa situación.

Debido a ello, el 6% dijo que comenzó a faltar al trabajo o a reuniones de trabajo; el 29% pidió que la o lo cambien de lugar de trabajo.

Sobre mitos sobre el acoso sexual laboral, el 73% cree que tiene que haber un rechazo explícito para que sea un caso de acoso u hostigamiento sexual.

En 2021 este porcentaje era de 79%. “Si bien hemos logrado una reducción de 6pp (puntos porcentuales), sigue siendo un aspecto para seguir trabajando”, dice el informe.

El 68% cree que la intención de quien realiza la conducta es determinante (consistente con información de 2021: 67%). El 77% consideró que era responsabilidad de la víctima detener las situaciones de hostigamiento o acoso sexual laboral.

El 42% espera que la intención de quien realiza la conducta deba ser clara para estar frente a un caso de este tipo. El 42% consideró que las víctimas podrían exagerar las situaciones.

Respuesta en la oficina

Nueve de cada 10 personas piensa que el acoso u hostigamiento sexual no es tolerado en su organización y que se están tomando acciones efectivas.

En tanto, tres de cada 10 piensan que quienes acosan se salen con la suya; tres de cada 10 cree que no se investigan adecuadamente los casos donde el acusado/a es de la plana gerencial.

Uno de cada cinco personas considera que si denuncia un caso puede tener consecuencias en su trabajo. Solo una de cada 10 personas que ha sufrido un caso decide denunciarlo. La mitad de las personas no denuncian porque no quieren ser vistas como problemáticas.

Una de cada tres personas no estaba segura de que era una situación de acoso u hostigamiento sexual. Cuatro de cada 10 víctimas tenían miedo de perder su trabajo.

Denuncia y proceso

El 1% de las personas que atravesaron por situaciones de acoso sexual laboral afirmó que denunció y siguió con el proceso; el 7,3% presentó su queja ante Recursos Humanos, pero decidió no seguir con el proceso de investigación. El 48,83% dijo que no comentó con nadie de lo sucedido. El 37% dijo que confrontó al acosador.

El 19% dijo que pidió su cambio de lugar de trabajo con alguna otra excusa; el 74,25% señaló que se evitó y se alejó de esa persona. El 18,88% sostuvo que habló del tema con su jefe directo; en tanto que el 51,07% le contó de lo sucedido a un compañero de trabajo.

“Los y las líderes piensan que el acoso sexual laboral es poco frecuente en sus organizaciones, a pesar de que la evidencia dice lo contrario”, cuestiona el estudio.

“Ante la pregunta a los (as) líderes sobre: qué tan frecuente se han dado las situaciones de acoso u hostigamiento sexual en sus organizaciones, el 80 % piensa que el ASL ocurre con baja o poca frecuencia”, afirma el informe.

La presentación del informe estaba prevista para este martes en La Paz. Similar documento fue presentado en Colombia y Perú, sobre su realidad.

Comparte y opina:

Arias insiste en que desconocía la norma sobre edificaciones

La concejala Mamani dijo que el alcalde proyectó la ordenanza.

La ordenanza sobre edificaciones sigue en el limbo.

/ 29 de noviembre de 2022 / 06:06

El alcalde Iván Arias se ratificó en sus declaraciones sobre el desconocimiento que tenía de la ordenanza 046.

Desmintió además las acusaciones de la concejala de su alianza, Lucía Mamani, quien afirmó que el proyectista de la norma es el alcalde paceño.

“Sin consultar con el Ejecutivo” y generada “entre gallos y medianoche”, dijo Arias de la norma.

La norma sobre construcciones irrestrictas en 10 zonas de La Paz.

Y está bajo consideración por el Concejo y fue rechazada por el alcalde debido a una serie de irregularidades “procedimentales y técnicas”.

“Una de las concejalas señaló que yo le había entregado el proyecto de ley, otro concejal salió diciendo que yo ya había aprobado; mienten (…); es una ordenanza que por una concejala (Lucía Mamani) entró entre gallos y medianoche y en menos de tres horas una ordenanza tan importante la tratan sin consultar al Ejecutivo, porque siempre unas normas de ese tipo se tiene que consultar al Ejecutivo”, explicó Arias.

Arias

El alcalde precisó que la norma, en una primera instancia, fue remitida a su despacho con una serie de informalidades, incluso con “anotaciones personales” y con documentos con agujeros, lo que le hizo pensar que no era posible que le envíen una ordenanza de manera desordenada.

Una vez que pidió que se le remita el documento con una mayor formalidad, le llegó el documento que finalmente se analizó en profundidad y, después de detectar las irregularidades, se rechazó.

Sin embargo, pese a ello, Arias afirmó ayer que el Concejo puede promulgar la norma.

Te puede interesar: La ordenanza de construcciones irrestrictas está en el ‘limbo’ en el Concejo de La Paz

La polémica ordenanza causó división y divergencias en el Concejo paceño porque algunos concejales están a favor de la norma; otros, en contra porque afirman que hay “intereses oscuros”.

En tanto, la concejala Mamani admitió que el documento tiene “errores”, pero apuntó al alcalde Arias como el proyectista de la norma. “Aclaro a la ciudad de La Paz que el alcalde ha proyectado la norma y me la dio”, denunció.

PRONUNCIAMIENTO.

La presidenta del Concejo, Yelca Maric, se pronunció el domingo 27, a través de una carta abierta en la que afirma: “su promulgación (de la norma) estaría empantanada.

Si bien el Pleno del Concejo aprobó mi solicitud de conformar una Comisión Especial para el análisis y modificación de la Ordenanza, al día siguiente, el miércoles, los votos ‘a favor’ se hicieron humo”, dijo la legisladora.

Comparte y opina:

En el limbo, norma de edificaciones; algunos insisten en promulgarla

Hay confrontación entre concejales por la ordenanza municipal.

Concejales, en disputa por la Ordenanza 046.

/ 28 de noviembre de 2022 / 06:05

La consideración de la Ordenanza Municipal 46/2022, de construcciones irrestrictas en la ciudad de La Paz, sigue en el limbo tras la confrontación que ocasionó el Concejo Municipal.

Mientras unos concejales insisten en promulgarla, otros se resisten.

El viernes 9 de septiembre, cinco miembros del Concejo Municipal aprobaron un polémico proyecto de ordenanza.

Dicha norma no llegó a ser firmada por la presidenta del órgano legislativo, Yelka Maric, ni promulgada por el alcalde Iván Arias.

Propuesta

La proyectista de la ordenanza es la concejala de la alianza Por el Bien Común-Somos Pueblo Lucía Mamani, quien presentó al Concejo la propuesta.

Sin embargo, el documento que contiene el informe, proyecto de ordenanza y adjuntos, fue introducido con dispensación de trámite, la vía rápida.

La norma permite las edificaciones de hasta 40 pisos en 10 zonas de la ciudad, además da pie a la modificación de la Ley de Uso de Suelos (LUSU).

En ese entonces, cinco concejales, cuatro de la alianza de Arias y uno del Movimiento Al Socialismo (MAS) votaron a favor de la aprobación de la norma.

Luego, el documento fue remitido al Ejecutivo para que Arias lo promulgue; sin embargo, tras varios días, el Alcalde devolvió la ordenanza al Concejo con observaciones; sugirió a los legisladores no promulgarla y anunció que presentará un proyecto de ley que abarcará a toda la ciudad y reducirá de 205 a 17 las cartillas o normas de construcción.

La pasada semana hubo discusión en el Concejo; el concejal Óscar Sogliano afirmó que el Alcalde devolvió la norma luego de 33 días; asimismo, la concejala Mamani afirmó que fue el mismo Arias quien elaboró el proyecto.

“Él es el que ha proyectado la ordenanza y me la ha dado a mí y ahora dice que no sabía”, develó la legisladora.

Además, admitió “errores” en la norma.

También puede leer: Arias rechaza la ‘polémica’ ordenanza de construcciones y pide al Concejo no promulgarla

Edificaciones

Ayer, Maric se pronunció a través de una carta abierta en la que afirma que “su promulgación (de la norma) estaría empantanada”.

“Si bien el Pleno del Concejo aprobó mi solicitud de conformar una comisión especial, al momento de aprobar la inclusión del proyecto de la resolución, los votos ‘a favor’” se hicieron humo”, expresó.

En medio de denuncias de “intereses oscuros”, los concejales que votaron a favor afirman que la norma busca generar fuentes laborales, a partir de la edificaciones.

Además de traer modernidad a la ciudad de La Paz.

Comparte y opina:

Últimas Noticias