Sociedad

Monday 3 Oct 2022 | Actualizado a 00:18 AM

Hospital del Niño cumple 50 años con la meta de renovación

El nosocomio apunta a la construcción de una nueva infraestructura.

El personal, autoridades y la población se reunieron para conmemorar este aniversario.

/ 11 de agosto de 2022 / 01:47

Con la misión intacta de ayudar a salvar vidas, el Hospital del Niño Ovidio Aliaga Uría de La Paz cumplió 50 años, desde aquel 10 de agosto de 1972 cuando abrió sus puertas a la población, con la meta de consolidar una nueva infraestructura.

“Estamos buscando (nuevo espacio) porque nuestro hospital ha quedado viejito, ha quedado corto, estamos buscando financiamiento junto con nuestras autoridades para un nuevo hospital y ahí sí necesitamos ayuda de nuestra población, porque un nuevo hospital es necesario, porque ha crecido nuestra población de niños y adolescentes y necesitamos buscar financiamiento sobre todo”, explicó el director del Hospital del Niño, Miguel Quispe.

El nosocomio ha logrado ayudar a salvar la vida de cientos de niños y adolescentes tanto de todo el departamento de La Paz como de otras regiones y también, en estas cinco décadas de servicio, fue pilar para la formación de especialistas en Pediatría.

“En los últimos años también estamos generando médicos subespecialistas, estamos aportando a nuestra nación con subespecialidades como Terapia Intensiva, Oncología, Infectología, Traumatología, que eran necesarias y agradecer a mis colegas que han hecho un esfuerzo personal y se están quedando con nosotros trabajando para los niños de nuestros departamentos”, indicó.

Al ser un hospital de tercer nivel, el Hospital del Niño presta servicio a más de 10.000 niños anualmente, que llegan de diferentes regiones del país en busca de atención especializada, que va desde una consulta con una pediatra, hasta cirugía o procedimientos más delicados.

A sus salas han llegado niños y adolescentes con diversas patologías para ser tratados e incluso víctimas de accidentes y abusos.

“Anualmente, superan los 10.000 niños y adolescentes, la atención de los niños tiene que ver mucho con la calidad que necesitan, cada paciente necesita mucha intensidad de trabajo es la diferencia, es un hospital de tercer nivel y aquí trabajamos 450 personas en total”, afirmó Quispe.

HISTORIA.

El nosocomio lleva el nombre del médico pediatra Ovidio Aliaga Uría, debido a que fue en su gestión como director, este establecimiento de salud alcanzó el nombramiento de mejor hospital de Bolivia en 1988.

En 1993 el especialista falleció a causa de un problema cerebro vascular, contó su esposa Yolanda Valenzuela viuda de Aliaga, quien recordó con cariño que su pareja entregó su máxima dedicación a impulsar el nosocomio.

“El Hospital del Niño para él era más que nosotros, era su amor realmente, vivía aquí, dejó la medicina privada para dedicarse tiempo completo al hospital; me siento agradecida que hubieran tenido ese detalle de reconocimiento a una persona que ha amado tanto a este hospital que (…) ahora ya no es pequeño el hospital es grande”, dijo Valenzuela.

La dedicación de Aliaga para salvar a los niños fue inspiración para sus hijos, uno de ellos decidió seguir sus pasos en la carrera de Medicina y en la actualidad trabaja en la ciudad de Santa Cruz, en la especialidad de Ortopedia y Traumatología Infantil.

Cada uno de los funcionarios del nosocomio se han convertido en un pilar en los 50 años de historia del Hospital del Niño.

Uno de estos pilares fue la médico Mary Tejerina, quien estuvo casi desde el inicio de operaciones del hospital, quien actualmente colabora en la Jefatura de Pediatría Ambulatoria. Recordó que esa infraestructura formaba parte del Hospital de Clínicas, pero que ante la demanda se fue consolidando como un centro independiente.

El Hospital del Niño abrió sus puertas el 10 de agosto de 1972, entonces, tenía la capacidad de atender a 50 pacientes, en la actualidad anualmente 10.000 niños de entre 0 a 14 años reciben atención ambulatoria y de hospitalización, curación y rehabilitación. Uno de sus avances importantes está relacionado al trasplante de medula ósea, gestionado por el Gobierno para que sea gratuito.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Bloqueo minero provocó Bs 30.000 en pérdidas para la terminal de buses de La Paz

El bloqueo en el sector de Vila Vila en la doble vía La Paz – Oruro, desde el miércoles, provocó que centenares de camiones, buses y otros vehículos fueran retenidos en el altiplano.

El bloqueo paralizó las actividades en la Terminal paceña.

/ 1 de octubre de 2022 / 15:42

Al menos Bs 30.000 es la pérdida económica que causó el bloqueo de trabajadores mineros de Colquiri, en la doble vía La Paz – Oruro, a la Termina de Buses de La Paz que tuvo que suspender la salida de movilidades, informó el administrador de la terminal Américo Gemio.

“Por día utilizan la terminal al menos 7.000 pasajeros y salen al interior del país 250 buses, tomando en cuenta el movimiento de usuarios que tenemos se calcula que se ha generado una pérdida de al menos 30.000 bolivianos”, dijo Gemio a La Razón.

La afectación no solo fue para el transporte de pasajeros al interior sino para todos quienes tienen alguna relación con el funcionamiento de la terminal de buses como ser, comerciantes, boleteros, estibadores y taxistas.

El bloqueo en el sector de Vila Vila en la doble vía La Paz – Oruro, desde el miércoles, provocó que centenares de camiones, buses y otros vehículos fueran retenidos en el altiplano.

Los transportistas denunciaron que durante esas jornadas carecieron de alimentación y tuvieron que pernoctar en sus motorizados a la espera de que los movilizados abran paso.

El viernes cerca de las 20:00 los trabajadores de la Empresa Minera de Colquiri (EMC) determinaron levantar momentáneamente la medida, sin embargo, la misma será retomada el lunes a las cero horas, dijo el secretario general del sindicato de trabajadores de la mina Colquiri, Joaquín Mamani.

Los movilizados rechazan que la Gestora Publica se haga cargo de sus aportes, en ese marco piden al estado la abrogación del Decreto Supremo 4783 que en su criterio afectará los intereses de los trabajadores del subsuelo.

Comparte y opina:

Magisterio y jubilados se sumarán el lunes a la movilización de mineros de Colquiri

La medida de protesta, que comenzó el miércoles, busca que el Gobierno Nacional deje sin efecto el Decreto Supremo 4783

Pasajeros y transportistas son los más afectados por el bloqueo en Vila Vila. Foto: APG

Por Pedro Luna

/ 1 de octubre de 2022 / 14:49

Mineros de Colquiri determinaron hacer un cuarto intermedio en el bloqueo de la doble vía La Paz – Oruro hasta las cero horas del lunes. El secretario ejecutivo del sindicato Joaquín Mamani anunció que sectores como el Magisterio y Jubilados se sumarán a la protesta.

«Hemos pensado que hasta el día viernes íbamos a resolver pero no hubo nada entonces están declarados en emergencia otros sindicatos mineros nos han manifestado que entre el lunes y martes se van a ir sumando, también el magisterio, jubilados y algunas centrales obreras departamentales se van a sumar», puntualizó.

La medida de protesta, que comenzó el miércoles, busca que el Gobierno Nacional deje sin efecto el Decreto Supremo 4783 al que califican como atentatorio a sus intereses, según dijo el secretario ejecutivo del sindicato de trabajadores de la Empresa Minera Colquiri (EMA).

“Hemos declarado cuarto intermedio hasta las cero horas del día lunes, lamentablemente no hemos tenido acercamiento con el gobierno, a parte del dialogo que hemos tenido y el cual se ha roto no hemos tenido más acercamiento”, dijo Mamani a La Razón.

El dirigente exhortó a a los viajeros a tomar sus recaudos ante el reinició de la protesta y del bloqueo.

Mamani enfatizó que ante la falta de respuesta del Gobierno, la medida de presión se radicalizará y no se descarta ampliar los puntos de bloqueo además de otros mecanismos de presión.

El viernes, el dirigente del magisterio paceño, José Luis Álvarez, dio su respaldo a los bloqueos de los mineros de Colquiri en contra del DS y la creación de la Gestora del Estado. Anunció movilizaciones callejeras en apoyo a esa demanda.

“Apoyamos la movilización de los compañeros de Colquiri y nos vamos a incorporar a movilizaciones callejeras en la ciudad de La Paz. Porque la lucha que ellos tienen es nuestra lucha, cuando cuestionan el hecho de que la Gestora Pública pase a la administración exclusiva del Estado, nosotros también ratificamos que es una forma de colocar en peligro nuestra jubilación”, sostuvo.

El Gobierno llamó al diálogo a los mineros de Colquiri y descartó que el DS 4783 afecte sus intereses.

Comparte y opina:

Apaza apelará su expulsión y se ve amedrentada por el caso Quelali; Heredia la acusa de agredirlo

La estudiante denunció que el proceso disciplinario en su contra fue acelerado después de que formalizó su denuncia contra el suspendido dirigente de la FUL, Álvaro Quelali, a quien sindica de haber favorecido con viajes a sus cercanos con recursos del IDH universitario

El dirigente de la FUL, Álvaro Quelali, está con detención preventiva tras la denuncia de Karen Apaza. Foto: Rodwy Cazón.

/ 30 de septiembre de 2022 / 20:22

Determinada en que se le permita terminar sus estudios, la universitaria expulsada  Karen Apaza, principal denunciante contra el dirigente suspendido de la FUL-UMSA Alvaro Quelali, empezará acciones para apelar su salida obligatoria de la casa de estudios.

“Vamos a agotar instancias dentro de la universidad y si no tenemos resultados vamos a recurrir a la vía ordinaria, porque la expulsión es anticonstitucional, me están impidiendo el derecho al estudio no solo en la UMSA (Universidad Mayor de San Andrés), sino en todo el sistema universitario”, dijo Apaza a La Razón.

Apaza es denunciante en el caso contra Quelali, quien ahora está con detención preventiva en la cárcel de San Pedro por presuntamente favorecer a sus familiares con beneficios de los recursos de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

Lea también: Quelali pidió licencia indefinida, el Consejo Universitario lo suspendió de la FUL

Ella considera que su expulsión es una manera de amedrentarla por presentar el caso del dirigente de la FUL ante la Justicia, en tanto que en la casa de estudios, el rector Óscar Heredia la acusa de agredirlo.

“Hay varias denuncias más importantes, acoso a jovencitas, falsificación de notas y títulos y esos procesos universitarios han sido dejados de lado, simplemente aceleraron mi proceso para que no siga la denuncia contra Álvaro Quelali”, enfatizó.

La comisión de procesos de la UMSA resolvió la expulsión del sistema universitario de Karen Apaza y Carlos Rivera, en tanto que otros tres universitarios fueron sancionados con la suspensión por tres años, informó el presidente de la Comisión de Procesos de la Sala Tercera de esa casa de estudios, Freddy Mena.

La asesora legal de la Comisión de Procesos, Libia Mamani, señaló que la denuncia contra Apaza y otros fue presentada en 2021 y, tras haber agotado la etapa de investigación, se llegó a una resolución, argumentó que el rector, Óscar Heredia, identificó a Apaza como autora de las agresiones en su contra, lo que fue tomado en cuenta por dicha comisión.

“También se tiene declaración del señor rector de la universidad quien infiere y ratifica la denuncia solamente contra Karen Apaza quien lo habría agredido física y verbalmente”, dijo Mamani.

La comisión presentó un par de audiovisuales que fueron utilizados como prueba contra la estudiante, señaló que el día de los hechos se vulneró el artículo 21 del Reglamento de Procesos Universitarios, que se refiere a la comisión de violencia contra integrantes de la Comunidad Universitaria.

Apaza afirmó que ratifica su denuncia contra Quelali pese a la expulsión de la que fue objeto y anunció que tomará medidas de presión para que sus derechos sean restituidos, incluso acudirá a la oficina del nuevo Defensor del Pueblo, lamentó que esa situación ocurra a poco tiempo de que culmine la carrera de Ingeniería Petroquímica.

“A mí me faltaba un año más y ya estaba saliendo a hacer mis prácticas industriales pero ahora veo que el rector se ha parcializado con Álvaro Quelali, porque desde que hemos iniciado la denuncia y hemos empezado a entregar las pruebas a la Fiscalía el rector ha empezado a acelerar nuestros procesos universitarios”.

Comparte y opina:

El Alto se desafía a crear un cinturón verde ecológico

El Día Nacional del Árbol, este 1 de octubre, al menos 500 personas, entre funcionarios municipales y voluntarios, realizarán la forestación de una superficie de dos kilómetros, en el Distrito 8 de El Alto

La primera meta será instalar 1.000 plantines. Foto: Pedro Luna.

/ 29 de septiembre de 2022 / 22:56

Con el desafío asumido de crear un cinturón verde en el municipio, este sábado 1 de octubre, en ocasión del Día Nacional del Árbol, la Alcaldía de El Alto ejecutará una campaña de forestación en el Distrito 8.

El primer paso será plantar al menos 1.000 árboles y gradualmente llegar a superar los 20.000, explicó el responsable de la Unidad Municipal de Forestación, Álex Ramos.

“Este año se va a realizar el lanzamiento con la conformación de un cordón ambiental que abarca dos kilómetros y está ubicado en la zona Urkupiña, del Distrito 8, en el límite con el municipio de Achocalla, ahí vamos a lanzar la campaña de forestación masiva en El Alto, posteriormente se llegará a los 14 distritos”, dijo Ramos, a La Razón.

La actividad de forestación contará con la participación de al menos 500 personas entre funcionarios municipales, conscriptos de unidades militares y voluntarios, quienes serán los encargados de sembrar el millar de plantines en el área.

Lea también: Educación tiene la meta de plantar 4 millones de árboles en todo el país

“Vamos a utilizar las especies de pinos ciprés, radiata, algunas caducifolias que también producimos en nuestros siete viveros municipales, las especies que producimos van destinadas primero a una inspección, tenemos que tomar varios parámetros para identificar qué tipo de se van a desarrollar en el área específica”, afirmó el funcionario.

Los siete viveros municipales producen anualmente más de 90.000 plantines, los cuales se destinan a plazas, unidades educativas y, a requerimiento de las juntas vecinales, para embellecer las aceras de algunos barrios, sin embargo, el número de árboles en la urbe alteña es reducido en comparación con la cantidad de población que la habita.

“Nosotros hemos realizado un relevamiento de información, con base en algunos datos que han realizado los de la Universidad Pública de El Alto, ellos han realizado una tesis indicándonos más o menos la cantidad de árboles que existe en El Alto, no sobrepasamos los 20.000 árboles y haciendo una relación per cápita más o menos nos indica que por cada 60 habitantes existe un árbol”.

El funcionario agregó que cada año se realizan campañas de forestación, empero, la poca ayuda de la población culmina en que las especies sean abandonadas y lleguen a morir, por eso, pidió mayor participación de la sociedad en cuanto al cuidado de las plantas que son los pulmones.

“Juega un papel muy importante la conciencia de los vecinos para cuidar los árboles, nosotros realizamos campañas, forestamos pero la capacidad de la Alcaldía no permite que podamos llegar a hacer el mantenimiento en todas las áreas, entonces la participación de la gente es sumamente importante”.

Ramos indicó que el crecimiento poblacional influyó en la necesidad de viviendas, en ese marco, las casas se convirtieron en una especie de cajas de fósforo donde no existen espacios destinados al crecimiento de plantas, sin embargo, existen otros métodos como los jardines verticales para interiores y exteriores donde se pueden incorporar algunas especies.

Comparte y opina:

‘Pedimos a Dios que nos ayude’: A 15 días del accidente en Tembladerani, Angélica y Eusebio aún luchan por recuperarse

Ambos pasaban de casualidad por la avenida Julio Téllez cuando un camión que perdió el control de los frenos impactó contra el vehículo en el que iban. Esperan volver a sus hogares pronto; se refugian en sus familias para continuar en la batalla por su salud.

Angélica Mamani, sobreviviente del accidente de tránsito en Tembladerani, se recupera en el Hospital Obrero

/ 28 de septiembre de 2022 / 20:11

A 15 días del accidente que cobró la vida de tres personas e hirió a nueve en la zona de Tembladerani en La Paz, las heridas de Angélica y Eusebio todavía no sanan; los dos sobrevivientes todavía luchan por su recuperación en el hospital Obrero, con la ilusión de volver a sus hogares con plena salud.

“Vi cómo el auto venía de frente hacia nosotros como un toro enloquecido, hasta que perdí el conocimiento, solo recuerdo que abrí mis ojos y vi cómo sacaban a mi compañero del auto”, relató Angélica Mamani (42), una de las sobrevivientes del siniestro que ahora ocupa una cama en la sala seis del Área de Cirugía Cardiovascular, del Hospital Obrero, y quien está a la espera de exámenes complementarios.

Mamani tuvo que inventar un supuesto viaje para que sus hijos de nueve y seis años no se enteren que está hospitalizada, espera que los tratamientos y curaciones sean ágiles para poder volver a su hogar y abrazar a sus niños.

Lea también: La tragedia segó la vida de tres personas en Tembladerani

“Mi familia me acompaña todo el tiempo, estoy agarrando fuerzas para recuperarme, todos me dicen que debo movilizarme, pero no puedo, me es difícil, es como si hubiera vuelto a nacer, pararme o sentarme, es difícil pero pienso en mis hijitos y trato de hacer esfuerzos, mis bebés no saben que estoy hospitalizada, estoy de viaje para ellos”, dijo Angélica a La Razón.

Sus seres queridos optaron por hacer turnos, su hermana Sonia la acompaña durante el día y su esposo Iván, después del trabajo, acude al hospital para quedarse con ella toda vez que la compañía le ayuda emocionalmente a sobrellevar la situación.

En el mismo piso en la sala cuatro se encuentra Eusebio Condori (46), quien también resultó herido en el trágico accidente, en principio tenía un diagnóstico reservado por las lesiones a nivel del tórax, pero afortunadamente fue evolucionando satisfactoriamente.

“He sufrido grave, los dolores, la cabeza, ahora el pecho y las costillas todavía duelen, no puedo levantarme solo de la cama, tampoco puedo echarme, necesito ayuda de alguien, recién estoy poco a poco moviéndome, mi esposa está ayudándome todo el tiempo”, contó Eusebio a La Razón.

Eusebio Condori aguarda los resultados de sus estudios médicos. Foto: Pedro Luna

Condori tenía lesiones en distintas partes del cuerpo, fue rescatado por la Brigada Especial de Rescate Salvamento y Auxilio (BERSA) de Bomberos Antofagasta, que tuvo que ocupar equipos mecánicos para liberar su cuerpo de los fierros retorcidos del automóvil donde se encontraba junto a su compañera de trabajo.

“Mis familiares me han dicho que no podían creer que esté vivo porque vieron cómo ha quedado el auto, debe ser un milagro, me han dicho”, expresó el sobreviviente.

Pese a que el dolor disminuyó, teme que el examen de la columna vertebral al que será sometido establezca daños irreversibles, por eso ora junto a su esposa para que los resultados sean favorables.

“Están estudiando la columna, dicen que tengo tres golpes y que cuesta caro si es que me llegan a poner una prótesis, si fuera así el culpable tiene que pagar, porque ya no voy a poder hacer lo mismo que antes, pedimos a Dios que nos ayude”, dijo acongojado.

El día del accidente ambos trabajadores municipales contrataron un vehículo para llegar rápidamente a su fuente laboral, sin imaginar que la desgracia se presentaría de una forma trágica en la avenida Julio Téllez, de la zona Tembladerani.

Por allí circulaban cuando un camión, por una presunta falla en los frenos, bajó la vía a toda velocidad, llegando a impactar con cuatro vehículos y un poste de energía eléctrica; tres personas perdieron la vida tras el hecho y otras nueve resultaron heridas.

Comparte y opina:

Últimas Noticias
Opinión