Sociedad

Tuesday 6 Dec 2022 | Actualizado a 00:05 AM

César ofrece queques en las calles para participar en un torneo internacional de Kung Fu Wushu

El joven alteño busca recaudar hasta noviembre cerca de Bs 5.000 para costear los gastos de pasajes, alimentación y alojamiento para su viaje a Buenos Aires, Argentina.

César Fernández, el joven que busca recursos para representar al país en un torneo internacional de Kung Fu Wushu.

/ 5 de octubre de 2022 / 14:45

César Fernández es un joven deportista alteño de 21 años de edad que ante la falta de recursos económicos y de apoyo para participar en un torneo internacional de Kung Fu Wushu decidió salir a las calles para vender queques.

En lo que va del año, el joven deportista ganó tres torneos a nivel nacional lo que le dio el pase para representar al país en el evento deportivo que se realizará en noviembre en Buenos Aires, Argentina.

«Practico el deporte desde 2015, he participado en varios torneos y me ha ido bien. Este año he ganado tres competencias, he viajado a Brasil al Panamericano (Kung Fu Wushu) con el apoyo económico de mis padres, pero se ha presentado este otro torneo y ya no cuento con recursos», relató César a La Razón.

El joven es apoyado por su instructor Mijail Portocorarrero y ambos, luego de ayudar a la tía del profesor a elaborar los queques, deambulan por las tardes por algunas zonas de El Alto y también en la estación de la Línea Amarilla del teleférico, a partir de las 18.00.

«César es un estudiante de hace muchos años en la escuela. Este año hicimos los esfuerzos para que viaje a Brasil y nos quedamos sin recursos, así es que estamos buscando la manera de generar dinero ya que no contamos con el apoyo de las autoridades», dijo el instructor de la Escuela Saolín a La Razón.

El costo de la unidad del queque es de Bs 20, César y su instructor elaboraron letreros donde piden la colaboración de las personas.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Adrián Villca Bustamante se consolida como la mejor voz infantil de Bolivia

Con el tema 'Oración', del autor Jorge Cuiza, el orureño de 10 años de edad fue el ganador del Escudo Nacional de Oro en el XXIX Festival Nacional de la Canción Aquí Canta Bolivia.

Adrián Villca Bustamante, de 9 años, se consolidó como la mejor voz infantil de Bolivia. Foto: GADOR.

/ 4 de diciembre de 2022 / 18:01

Adrián Villca Bustamante (10) se consolidó como la mejor voz infantil de Bolivia al obtener el primer lugar en el Festival Nacional de la Canción Aquí Canta Bolivia. El evento musical se llevó a cabo en el teatro internacional de la ciudad de Oruro, entre el 1 y el 3 de diciembre.

La actividad, que se realizó en su vigésima novena versión, contó con la participación de delegaciones de Tarija, Cochabamba, La Paz, Oruro y Potosí. El jurado estuvo conformado por destacados músicos bolivianos como Piraí Vaca, Yuri Ortuño, Ramiro Alcocer, Alfredo Coca y Ana Sorich.

Adrián recibió de manos de los organizadores el Escudo Nacional de Oro por su participación en la categoría solista infantil. Entre tanto, el segundo lugar fue ocupado por la niña Keyko Sayan Yana Villarroel, representante de La Paz y el Escudo Nacional de Bronce fue para María Espinoza Gómez de Tarija.

«Me siento muy feliz por hacer obtenido el primer lugar en el festival, agradezco a Dios y a mis papás, Carlos Villca y Paola Bustamante que siempre están apoyándome», expresó Adrián a La Razón.

Los tres primeros lugares de la categoría Infantil, del concurso ‘Aquí canta Bolivia’. Foto: GADOR.

También puedes leer: Festival de la Canción Boliviana ‘Aquí… canta Bolivia’, un impulso para los nuevos valores

Trayectoria de Adrián

Sobre su trayectoria, Adrián Villca inició sus primeros pasos en la música en colegio donde se descubrió su talento en el canto. Además, siguió los pasos de su tío Paúl Ramírez, quien es director y vocalista del mariachi Guadalajara.

En noviembre de 2021, el también conocido como el «Charrito de Oro» obtuvo el primer lugar en el cuarto festival Aquí Cantan los Niños. Este concurso también es realizado en la Capital del Folklore y organizado por Reynaldo Álvarez y su programa ‘Mi abuelito Nacho’.

«Gané el concurso con la canción mexicana Cucurucucú Paloma, fue uno de mis primeros logros en mi carrera», dijo Villca.

El ‘Charrito de Oro’ también forma parte de la Escuela de Artes Musicales Wara, dirigido por Rosario Peredo.

Comparte y opina:

Senasag declara alerta sanitaria por influenza aviar

Perú, Colombia y Ecuador reportaron el brote de la enfermedad.

Senasag declara alerta sanitaria.

Por Rosío Flores

/ 3 de diciembre de 2022 / 06:31

Ante el brote de influenza aviar en tres países: Perú, Colombia y Ecuador, el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) de Bolivia determinó declarar emergencia sanitaria en el territorio nacional.

“Ante la emergencia sanitaria en países vecinos por influenza aviar y ante la capacidad que tiene esta enfermedad de diseminarse a gran velocidad, el Senasag ha dispuesto declarar, de manera inmediata, una alerta sanitaria dentro de todo el territorio nacional para mantener nuestro estatus sanitario que tenemos como país libre de influenza aviar”, señaló el director ejecutivo de Senasag, Javier Suárez.

El funcionario pidió a los productores avícolas reforzar las medidas de bioseguridad en las granjas a fin de evitar el ingreso de esta enfermedad e hizo tres recomendaciones: evitar el ingreso de aves silvestres a todos los galpones y éstos deben estar enmallados y con techo para evitar el ingreso de estas aves.

Asimismo, dijo que todos los materiales, vehículos y otros que ingresen a las granjas deben estar limpios y desinfectados. Y, por último, evitar el ingreso de personas extrañas a la granja y, si lo hicieran, deben cumplir con todas las medidas de bioseguridad.

Suárez aclaró que la influenza aviar no representa riesgos para el consumo de la carne y huevos de las aves producidas en el país. Sin embargo, recomendó a los expendedores de productos avícolas que deben verificar que estos productos provengan de mataderos registrados por el Senasag.

En caso de sospecha de la enfermedad o mortandad de aves de granja o silvestres se debe notificar de manera inmediata al Senasag. Los veterinarios oficiales atenderán in situ a los animales y les tomarán las muestras para su respectivo análisis.

También puede leer: Perú emite alerta sanitaria por casos de influenza aviar

Temas Relacionados

Comparte y opina:

En Bolivia, un 27,7% de mujeres sufre acoso sexual laboral físico

Un estudio devela que un 22,1% de hombres también atraviesa por acoso.

Imagen referencial.

/ 30 de noviembre de 2022 / 07:11

Un informe de Espacios Laborales Sin Acoso (ELSA), de GenderLab, devela que el 27,7% de mujeres y el 22,1% de hombres sufrieron manifestaciones de acoso sexual laboral físico en Bolivia durante esta gestión.

Del total de la muestra obtenida este año, 5.212 respuestas, el 51.06% fue de mujeres, el 48.6% de hombres y el 2,94%, de personas LGBTIQ+, conoció La Razón.

El informe afirma que las manifestaciones más comunes de acoso sexual laboral en mujeres fueron por comentarios o bromas de contenido sexual o sexista en un 50,51%.

En tanto, 43,18% señalaron que fue por comentarios sobre su apariencia física o cuerpo que le generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos o sonidos.

El 27,78% afirmó que se le acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

Sobre las manifestaciones más comunes de acoso en hombres, un 54,49% respondió que fue por comentarios o bromas de contenido sexual o sexista.

El 34,73% fue por comentarios sobre la apariencia física o cuerpo que generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos o sonidos.

Una de las preguntas directas de la encuesta fue que si han estado expuestos (as) a situaciones de hostigamiento o acoso sexual laboral en los últimos 24 meses.

Las respuestas en 2021 y 2022 coincidieron en afirmativas en un 6%.

Sin embargo, ante la pregunta sobre manifestaciones concretas, el resultado es mayor: 52% en 2021 y 22% en 2022.

Acoso

La CEO y Cofundadora de Genderlab, Marlene Morelo, explicó en una entrevista con La Razón Radio que el acoso es naturalizado en un trabajo.

Eso, porque se desconoce el verdadero significado de ciertos comportamientos.

“Hay una serie de actos que son más cotidianos, son más sutiles, y que tendemos a normalizar de decir que no son para tanto”, explicó Morelo.

«La gente no puede llamarlo acoso sexual, aunque sí son parte de comportamientos típicos”, explicó Morelo», agregó.

Por ejemplo, las invitaciones reiteradas a salir a pesar de no haber recibido una aceptación previa, forman parte de un cotidiano de la mayoría de ámbitos de trabajo.

Así como las bromas de contenido sexual o sexista.

Son mensajes muchas veces en doble sentido, acercamientos físicos innecesarios o miradas persistentes, morbosas e incómodas.

“Ahí hay que hacer una labor de sensibilización para entender que son comportamientos no correctos para el lugar de empleo y que, además, son susceptibles de configurar un caso de acoso”, dijo la cofundadora de GenderLab.

La activista lamentó que estas conductas sean parte del accionar cotidiano y se normalicen en los ámbitos de trabajo.

Le puede nteresar: El miedo hace que las mujeres no denuncien el acoso sexual laboral

ELSA

Explicó que desde su institución, a nivel Latinoamérica, se ha implementado el estudio denominado informe ELSA.

Se trata de una herramienta que estudia el abordaje del Acoso Sexual Laboral (ASL) en entornos de trabajo.

Dicho estudio revela los resultados de 120 organizaciones en Bolivia, Perú, Colombia y Nicaragua, sobre la prevención de estos comportamientos.

El informe develó que menos del 10% de los casos de acoso sexual es denunciado ante recursos humanos.

A nivel latinoamericano, al menos tres de cada 10 trabajadoras pasa por algún caso de acoso sexual en un año.

Sin embargo, “un porcentaje muy bajo lo va a reconocer como tal o lo va a denominar como tal”, aseguró.

La representante de Genderlab subrayó que “un porcentaje aún más bajo lo va a denunciar” ante una instancia de justicia como la Policía o el Ministerio de Trabajo.

“Las personas no denuncian porque tienen miedo a dañar su trayectoria profesional», apuntó Morelo.

«Ésto no solo significa un miedo a enfrentar un despido, sino temor a qué van a decir sus compañeros y sus pares; a ser estigmatizadas (en el caso de las mujeres)”, añadió.

La presentación del informe estaba prevista para ayer en La Paz. Similar documento fue presentado en Colombia y Perú, sobre su realidad.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

En Bolivia, 27,7% de mujeres y 22,1% de hombres sufren manifestaciones de acoso sexual laboral físico

Del total de la muestra obtenida este año por GenderLab, 5.212 respuestas, el 51,06% fue de mujeres, el 48,6% es de hombres y el 2,94%, de personas LGBTIQ+, conoció La Razón.

Una producción fotográfica de acoso sexual laboral. Foto: GenderLab

/ 29 de noviembre de 2022 / 20:20

De acuerdo con un informe de Espacios Laborales Sin Acoso (ELSA), de GenderLab, el 27,7% de mujeres y el 22,1% de hombres fueron víctimas de acoso sexual laboral físico en Bolivia.

Del total de la muestra obtenida este año, 5.212 respuestas, el 51.06% fue de mujeres, el 48.6% es de hombres y el 2,94%, de personas LGBTIQ+, conoció La Razón.

El informe afirma que las manifestaciones más comunes de acoso sexual laboral en mujeres fueron por comentarios o bromas de contenido sexual o sexista en un 50,51 %; en tanto, 43,18% señalaron que fue por comentarios sobre su apariencia física o cuerpo que le generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos o sonidos.

El 27,78% afirmó que se le acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

Hombres

En tanto, sobre las manifestaciones más comunes de acoso en hombres, un 54,49% respondió que fue por comentarios o bromas de contenido sexual o sexista.

El 34,73% fue por comentarios sobre la apariencia física o cuerpo que generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos o sonidos.

El 22,16% de hombres señalaron que se le acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

El 41% de personas encuestadas señalaron que las acciones de acoso fueron de parte de colegas o compañeros de trabajo; el 34%, de jefes, jefas u otra persona de nivel jerárquico superior; el 13% recibió acoso de sus clientes y 7%, de trabajadores de otra organización.

“Cuando las organizaciones trabajan para prevenir el acoso u hostigamiento sexual laboral, lo pueden reducir hasta 58%, según ELSA.

Hay que resaltar que los resultados 2022 son respuestas de organizaciones que ya han trabajado el Acoso Sexual Laboral (ASL), con capacitaciones, políticas y/o campañas de comunicación, etc.”, señala parte del documento.

Hostigamiento o acoso

Una de las preguntas directas de la encuesta fue que si han estado expuestos (as) a situaciones de hostigamiento o acoso sexual laboral en los últimos 24 meses. Las respuestas en 2021 y 2022 coincidieron en afirmativas en un 6%.

Sin embargo, ante la pregunta sobre manifestaciones concretas, el resultado es mayor: 52% en 2021 y 22% en 2022.

De las personas que respondieron afirmativamente haber vivido al menos una de las manifestaciones comunes del acoso sexual laboral, el 52,1% dijo que fue a través de comentarios o bromas de contenido sexual o sexista.

En tanto que el 39,48% señaló que fue a través de comentarios sobre su apariencia física o cuerpo que le generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos.

Sonidos o tocamientos

Un 25,24% afirmaron que sufrieron acoso a través sonidos o se acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

Un 21,44% afirmó que se sintieron acosados con la mirada; un 14,79% recibió invitaciones a salir de forma reiterada a pesar de que no respondieron afirmativamente.

Puede leer: El miedo hace que las mujeres no denuncien el acoso sexual laboral

Un 12,08% señaló que le incomodaron los comentarios o bromas sobre su orientación sexual o identidad de género. Un 10,85% dijo que le contactaron de forma reiterada a través de mensajes electrónicos, chats, WhatsApp, Facebook y otros con fines no laborales.

Asimismo, el 5,02% señaló que recibió amenazas e insinuaciones de despedirles de sus fuentes laborales, retirar los beneficios laborales o tomar alguna represalia por no aceptar invitaciones. 

Fotos y videos

Otro 4,61% afirmó que le solicitaron o enviaron sin consentimiento fotos o videos de material sexual explícito o de connotación sexual. El 3,93% mencionó que fue acosado a través de invitaciones a salir de parte de su jefe, lo que causó incomodidad. 

Un 3,39% dijo que recibió insinuaciones o propuestas con mejorar su situación laboral a cambio de aceptar invitaciones, acercamientos o encuentros sexuales. El 2,99% señaló que le realizaron toques y/ o rozaron en zonas privadas del cuerpo, como senos, genitales, etc.

Efectos del acoso sexual laboral

El acoso sexual laboral causó estrés en un 69% de víctimas; un 43% afirmó que tuvo dificultad de concentración; el 51% tuvo problemas de ansiedad; un 23% de las personas que pasaron por acoso consideran que su rendimiento laboral fue afectado por esa situación.

Debido a ello, el 6% dijo que comenzó a faltar al trabajo o a reuniones de trabajo; el 29% pidió que la o lo cambien de lugar de trabajo.

Sobre mitos sobre el acoso sexual laboral, el 73% cree que tiene que haber un rechazo explícito para que sea un caso de acoso u hostigamiento sexual.

En 2021 este porcentaje era de 79%. “Si bien hemos logrado una reducción de 6pp (puntos porcentuales), sigue siendo un aspecto para seguir trabajando”, dice el informe.

El 68% cree que la intención de quien realiza la conducta es determinante (consistente con información de 2021: 67%). El 77% consideró que era responsabilidad de la víctima detener las situaciones de hostigamiento o acoso sexual laboral.

El 42% espera que la intención de quien realiza la conducta deba ser clara para estar frente a un caso de este tipo. El 42% consideró que las víctimas podrían exagerar las situaciones.

Respuesta en la oficina

Nueve de cada 10 personas piensa que el acoso u hostigamiento sexual no es tolerado en su organización y que se están tomando acciones efectivas.

En tanto, tres de cada 10 piensan que quienes acosan se salen con la suya; tres de cada 10 cree que no se investigan adecuadamente los casos donde el acusado/a es de la plana gerencial.

Uno de cada cinco personas considera que si denuncia un caso puede tener consecuencias en su trabajo. Solo una de cada 10 personas que ha sufrido un caso decide denunciarlo. La mitad de las personas no denuncian porque no quieren ser vistas como problemáticas.

Una de cada tres personas no estaba segura de que era una situación de acoso u hostigamiento sexual. Cuatro de cada 10 víctimas tenían miedo de perder su trabajo.

Denuncia y proceso

El 1% de las personas que atravesaron por situaciones de acoso sexual laboral afirmó que denunció y siguió con el proceso; el 7,3% presentó su queja ante Recursos Humanos, pero decidió no seguir con el proceso de investigación. El 48,83% dijo que no comentó con nadie de lo sucedido. El 37% dijo que confrontó al acosador.

El 19% dijo que pidió su cambio de lugar de trabajo con alguna otra excusa; el 74,25% señaló que se evitó y se alejó de esa persona. El 18,88% sostuvo que habló del tema con su jefe directo; en tanto que el 51,07% le contó de lo sucedido a un compañero de trabajo.

“Los y las líderes piensan que el acoso sexual laboral es poco frecuente en sus organizaciones, a pesar de que la evidencia dice lo contrario”, cuestiona el estudio.

“Ante la pregunta a los (as) líderes sobre: qué tan frecuente se han dado las situaciones de acoso u hostigamiento sexual en sus organizaciones, el 80 % piensa que el ASL ocurre con baja o poca frecuencia”, afirma el informe.

La presentación del informe estaba prevista para este martes en La Paz. Similar documento fue presentado en Colombia y Perú, sobre su realidad.

Comparte y opina:

En Bolivia, 27,7% de mujeres y 22,1% de hombres sufren manifestaciones de acoso sexual laboral físico

Del total de la muestra obtenida este año por GenderLab, 5.212 respuestas, el 51.06% fue de mujeres, el 48.6% es de hombres y el 2,94%, de personas LGBTIQ+, conoció La Razón.

Una producción fotográfica de acoso sexual laboral. Foto: GenderLab

/ 29 de noviembre de 2022 / 16:50

De acuerdo con un informe de Espacios Laborales Sin Acoso (ELSA), de GenderLab, el 27,7% de mujeres y el 22,1% de hombres fueron víctimas de acoso sexual laboral físico en Bolivia.

Del total de la muestra obtenida este año, 5.212 respuestas, el 51.06% fue de mujeres, el 48.6% es de hombres y el 2,94%, de personas LGBTIQ+, conoció La Razón.

El informe afirma que las manifestaciones más comunes de acoso sexual laboral en mujeres fueron por comentarios o bromas de contenido sexual o sexista en un 50,51 %; en tanto, 43,18% señalaron que fue por comentarios sobre su apariencia física o cuerpo que le generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos o sonidos.

El 27,78% afirmó que se le acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

Hombres

En tanto, sobre las manifestaciones más comunes de acoso en hombres, un 54,49% respondió que fue por comentarios o bromas de contenido sexual o sexista.

El 34,73% fue por comentarios sobre la apariencia física o cuerpo que generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos o sonidos.

El 22,16% de hombres señalaron que se le acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

El 41% de personas encuestadas señalaron que las acciones de acoso fueron de parte de colegas o compañeros de trabajo; el 34%, de jefes, jefas u otra persona de nivel jerárquico superior; el 13% recibió acoso de sus clientes y 7%, de trabajadores de otra organización.

“Cuando las organizaciones trabajan para prevenir el acoso u hostigamiento sexual laboral, lo pueden reducir hasta 58%, según ELSA.

Hay que resaltar que los resultados 2022 son respuestas de organizaciones que ya han trabajado el Acoso Sexual Laboral (ASL), con capacitaciones, políticas y/o campañas de comunicación, etc.”, señala parte del documento.

Hostigamiento o acoso

Una de las preguntas directas de la encuesta fue que si han estado expuestos (as) a situaciones de hostigamiento o acoso sexual laboral en los últimos 24 meses. Las respuestas en 2021 y 2022 coincidieron en afirmativas en un 6%.

Sin embargo, ante la pregunta sobre manifestaciones concretas, el resultado es mayor: 52% en 2021 y 22% en 2022.

De las personas que respondieron afirmativamente haber vivido al menos una de las manifestaciones comunes del acoso sexual laboral, el 52,1% dijo que fue a través de comentarios o bromas de contenido sexual o sexista.

En tanto que el 39,48% señaló que fue a través de comentarios sobre su apariencia física o cuerpo que le generaron incomodidad, incluyendo también gestos, silbidos.

Sonidos o tocamientos

Un 25,24% afirmaron que sufrieron acoso a través sonidos o se acercaron demasiado físicamente o le tocaron (rozar, sobar, masajear, etc.) sin necesidad en alguna parte del cuerpo como hombros, espalda baja, rodilla u otras partes.

Un 21,44% afirmó que se sintieron acosados con la mirada; un 14,79% recibió invitaciones a salir de forma reiterada a pesar de que no respondieron afirmativamente.

Puede leer: El miedo hace que las mujeres no denuncien el acoso sexual laboral

Un 12,08% señaló que le incomodaron los comentarios o bromas sobre su orientación sexual o identidad de género. Un 10,85% dijo que le contactaron de forma reiterada a través de mensajes electrónicos, chats, WhatsApp, Facebook y otros con fines no laborales.

Asimismo, el 5,02% señaló que recibió amenazas e insinuaciones de despedirles de sus fuentes laborales, retirar los beneficios laborales o tomar alguna represalia por no aceptar invitaciones. 

Fotos y videos

Otro 4,61% afirmó que le solicitaron o enviaron sin consentimiento fotos o videos de material sexual explícito o de connotación sexual. El 3,93% mencionó que fue acosado a través de invitaciones a salir de parte de su jefe, lo que causó incomodidad. 

Un 3,39% dijo que recibió insinuaciones o propuestas con mejorar su situación laboral a cambio de aceptar invitaciones, acercamientos o encuentros sexuales. El 2,99% señaló que le realizaron toques y/ o rozaron en zonas privadas del cuerpo, como senos, genitales, etc.

Efectos del acoso sexual laboral

El acoso sexual laboral causó estrés en un 69% de víctimas; un 43% afirmó que tuvo dificultad de concentración; el 51% tuvo problemas de ansiedad; un 23% de las personas que pasaron por acoso consideran que su rendimiento laboral fue afectado por esa situación.

Debido a ello, el 6% dijo que comenzó a faltar al trabajo o a reuniones de trabajo; el 29% pidió que la o lo cambien de lugar de trabajo.

Sobre mitos sobre el acoso sexual laboral, el 73% cree que tiene que haber un rechazo explícito para que sea un caso de acoso u hostigamiento sexual.

En 2021 este porcentaje era de 79%. “Si bien hemos logrado una reducción de 6pp (puntos porcentuales), sigue siendo un aspecto para seguir trabajando”, dice el informe.

El 68% cree que la intención de quien realiza la conducta es determinante (consistente con información de 2021: 67%). El 77% consideró que era responsabilidad de la víctima detener las situaciones de hostigamiento o acoso sexual laboral.

El 42% espera que la intención de quien realiza la conducta deba ser clara para estar frente a un caso de este tipo. El 42% consideró que las víctimas podrían exagerar las situaciones.

Respuesta en la oficina

Nueve de cada 10 personas piensa que el acoso u hostigamiento sexual no es tolerado en su organización y que se están tomando acciones efectivas.

En tanto, tres de cada 10 piensan que quienes acosan se salen con la suya; tres de cada 10 cree que no se investigan adecuadamente los casos donde el acusado/a es de la plana gerencial.

Uno de cada cinco personas considera que si denuncia un caso puede tener consecuencias en su trabajo. Solo una de cada 10 personas que ha sufrido un caso decide denunciarlo. La mitad de las personas no denuncian porque no quieren ser vistas como problemáticas.

Una de cada tres personas no estaba segura de que era una situación de acoso u hostigamiento sexual. Cuatro de cada 10 víctimas tenían miedo de perder su trabajo.

Denuncia y proceso

El 1% de las personas que atravesaron por situaciones de acoso sexual laboral afirmó que denunció y siguió con el proceso; el 7,3% presentó su queja ante Recursos Humanos, pero decidió no seguir con el proceso de investigación. El 48,83% dijo que no comentó con nadie de lo sucedido. El 37% dijo que confrontó al acosador.

El 19% dijo que pidió su cambio de lugar de trabajo con alguna otra excusa; el 74,25% señaló que se evitó y se alejó de esa persona. El 18,88% sostuvo que habló del tema con su jefe directo; en tanto que el 51,07% le contó de lo sucedido a un compañero de trabajo.

“Los y las líderes piensan que el acoso sexual laboral es poco frecuente en sus organizaciones, a pesar de que la evidencia dice lo contrario”, cuestiona el estudio.

“Ante la pregunta a los (as) líderes sobre: qué tan frecuente se han dado las situaciones de acoso u hostigamiento sexual en sus organizaciones, el 80 % piensa que el ASL ocurre con baja o poca frecuencia”, afirma el informe.

La presentación del informe estaba prevista para este martes en La Paz. Similar documento fue presentado en Colombia y Perú, sobre su realidad.

Comparte y opina: