Sociedad

Sunday 21 Jul 2024 | Actualizado a 23:05 PM

Confesiones de Pedrajas: El cáncer me hizo el favor de sacarme de la promiscuidad

Al menos siete provinciales de la Compañía de Jesús sabían de los delitos

/ 12 de mayo de 2024 / 16:14

Solo el cáncer pudo sacarlo de su vida de promiscuidad y violaciones sexuales. Las confesiones del sacerdote jesuita Alfonso Pedrajas causan estupor, como sus amoríos, sus temores, su arrepentimiento y la complicidad de sus pares con sus actos.

La Razón conoció sus memorias escritas en 383 páginas cuyo título es simple: Historia. Extractos del texto habían sido publicados el 30 de abril del año pasado por el periódico español El País en su reportaje Diario de un cura pederasta, que generó revuelo internacional e indignación en Bolivia.

Las confesiones del misionero nacido en Valencia, España, el 10 de junio de 1943 y muerto en Cochabamba, Bolivia, el 5 de septiembre de 2009, son muy crudas.

Pedrajas

Y entre ellas, una devela la dimensión de sus “pecados”, sus “meteduras de pata” o su “enfermedad”, como describe su perfil en el documento que su sobrino Fernando descubrió en un cajón de sus pertenencias y que luego lo entregó al diario español: “Por mi parte, creo que hasta hoy no me he planteado en toda su dimensión la realidad de mi cáncer. Como que no me lo acabo de creer, como que aún me permitirá muchos años de vida, un final que lo sigo viendo lejano, como que me hizo un favor al sacarme de la promiscuidad y me permite ahora mirarme a mí mismo con más honradez y generosidad”.

“¡Cuántas veces deseé y pedí esta castración! Sin saber por dónde vendría ni cómo me influiría… pero quería salir de una etapa y comenzar algo verdadero. ¡Y sucedió!”, se congratula.

En sus memorias del 12 de abril de 2004, en Cochabamba, Pedrajas devela lo que siempre temía. “Pues parece que llegó el momento. Llegó el acontecimiento, la enfermedad. ¡Tengo cáncer! Dentro de unos días, con la cirugía radical de la próstata, los ganglios y las vesículas seminales, voy a quedar impotente”.

Hasta entonces, su vida homosexual había sido muy activa, entre sus violaciones contra niños, sus encuentros con “clientes”, sus amoríos con novicios y compañeros, y el noviazgo con J. C.

«Pecados»

Sin embargo, otros fueron sus temores: sida y “denuncias por interés de sacar plata”.

Recuerda el 24 de noviembre de 1999, en Cochabamba, que Julio Terrazas comunicó, en la reunión del clero, que ‘Mocito’ (E. R.) estaba con sida. “Quedé destrozado, pensativo…”, admite.

El 21 de marzo de 2002 visitó el hospital Passet, en Valencia, adonde había llegado por cuatro o cinco veces para sus análisis. “Casi no he dormido, nervioso, calor. Mamá me dijo anoche: ‘estás como cansado, nervioso por algo, tienes una preocupación a nivel emotivo, tus viajes, etc’”.

“Me parece como normal que me digan ‘no hay nada’”, cuenta en otro mensaje, el 1 de abril.

Un día antes de saber de la situación de Mocito —recuerda— había subido al Cristo de la Concordia con el novicio Simón. “Pensé un poquito: ‘¡Así de grande!”.

También sentía debilidad enfermiza por novicios, a quienes nombra en sus memorias con sus edades entre paréntesis. Hasta los caracteriza por sus dones, sus atributos y sus defectos.

Abusos

En 1993, en Oruro, escribe: “Dios me ama, por eso existo. Tiene celos de mí, como yo de Freddy. Me extraña, como yo a Freddy. Se alegra cuando me ve retornar, ir a Él, como a mí me sucede con Freddy…”. Y más.

novicios. En Historia en El Paso, el 24 de febrero de 2004 enumera a 16 personas, entre amantes y pretendientes (NdR: los cita con nombre y apellidos). Cuenta que, al volver a la ciudad, revisó Internet y encontró a “cumpitas que estaban como perdidos”.

“Esto levanta mi autoestima, conforta mi afectividad (quizás falsamente), delata mi promiscuidad, aumenta mis miedos a la enfermedad, enmarca mi situación actual con todo realismo”, dice.

La lista sigue así: 1) Nano (“Hace un mes que no estamos juntos”); 2 Gonzalo C. (Gonchi) (“Es realmente insistente y fiel, parece que me quier”); 3) Giovanni M., exseminarista (“Nunca me gustó, aunque él llegó a estar muy feliz”; 4) Javier Q. (“Tampoco me gusta ni me llena”); 5) Guido V.  (“Tan antiguo, viene rara vez, nos entendemos muy bien”); 6) Alejandro C. (“Es bello, joven, bueno. Con él vi Carmina Burana”); 7) Gonzalo T. (“Muy esporádico. Tipo genial, muy interesante. Excelente amante”); 8) Juan Carlos C. (“Es cariñoso y fiel, a pesar de ser bisexual y tener su pareja”); 9) Rodrigo V. (“Corté con él [porque es muy egoísta y pide plata], pero insiste”); 10) Carlos Andrés (“Es terrible, manipula, miente… Mi corte con él debe ser definitivo, sin enfrentamientos, inteligente”); 11) Óscar U. (“Excelente amigo y persona, pero sin la menor relación corporal”); 12; Javier R. (Javo) (“Dos veces con gran aventura. Casado”); 13) Jorge Paúl (“Nunca hubo nada ni posiblemente lo habrá. Reapareció”); 14) Jorge L, (“Estuvimos una vez y ahora, después de más de un mes, me llama. Veremos”); 15) Gabriel F., antropólogo (“Nos vimos dos veces y sigue buscándome. Me gusta, esporádicamente”); y 16) Wálter (“No hay la menor sintonía corporal. Nunca más habrá sexo”).

Diario

Ese mismo día recuerda la charla del jesuita Ramón Alaix, ahora bajo detención domiciliaria por el escándalo Pedrajas, como Marcos Recolóns. “Hoy Ramón dijo en su charla (y lo dijo pensando mucho, escogiendo palabras): ‘En torno a la castidad… me preocupa mucho… hay heterosexuales homosexuales que tienen relaciones… y el Provincial se entera de algunas de ellas será por el ambiente cultural… como comer un helado, algo agradable’”, dice Pedrajas en sus memorias.

“No sé si sabe algo mío reciente, creo que no, espero que no”.

Sin embargo, su novio era J. C., con quien solía celebrar el aniversario de su relación incluso con muchos compañeros de la Compañía de Jesús. En su relato del 15 de noviembre de 2005 recuerda que viajó con él a Oruro.

“Cena muy amigable en una pizzería frente al correo, justamente donde a veces solía ir con Braulio Sáez a tomar una cervecita y una pizza. Lo que viene después no se cuenta…”, cuenta.

balneario. Y el domingo se fueron al balneario de Obrajes, a 40 kilómetros al este de Oruro. “En una de las termas (así llaman a los cuartitos donde te dejan entrar, haciendo cola, durante media hora) estuvimos bien, pero también demasiado calientes (el agua y, sobre todo, él)”, recuerda.

Diario de Pedrajas

Su confesión crucial está contenida en su viaje a Valencia, en marzo de 2000. “Me hicieron daño de chico. Y yo hice daño a mucha gente (¿a 85?), a demasiados. Y es ellos, y con ellos, te hice daño a ti”, dice en un mea culpa ante Jesús sobre la violación que perpetró contra niños en Ecuador, Perú y Bolivia, especialmente en el colegio Juan XXII de Cochabamba.

En su lista de confesores se encuentran al menos siete provinciales de la Compañía de Jesús en Bolivia y otros jesuitas. Al volver de Valencia, en marzo de 2000, anotó unas frases cómplices: “Esto no es terreno moral para ti” (José Arroyo, Alcalá); “Debilidad, no maldad” (Franciscanos, Bogotá), “Esto no tiene solución” (Valencia, en La Virgen) y “Confesar es peor” (Angel Tomás)”.

Tuvo una serie de crisis existenciales, hasta renunciar a sus votos y cuestionar el celibato. Y arrepentimiento: “¡Perdón, Señor Jesús! ¡Perdón, papito, hermano! Desde el fondo del corazón”.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

‘Golpes eran los de antes’

Golpe es golpe, así como ocurrió en noviembre de 2019 con Áñez; los de antes y los de ahora

Rubén Atahuichi

Por Rubén Atahuichi

/ 17 de julio de 2024 / 07:15

El 7 de junio de 1980, el comandante de la Escolta Presidencial, coronel Carlos Estrada, intentó irumpir en el dormitorio de la presidenta Lidia Gueiler, en la Casa Presidencial de San Jorge. Estaba ebrio; su intención era matar a la mandataria, que entonces propiciaba las elecciones generales a pesar de las Fuerzas Armadas.

Menos mal, el posible magnicidio fue neutralizado por el asistente y personal de seguridad de la presidenta, que desarmaron al jefe militar (llevaba un rifle automático).

Revise: ¿Salimos del atolladero?

“Fue un intento alocado y difícilmente correspondiente al repertorio de los fríos coroneles argentinos que asesoraban a (Luis) Arce Gómez, pero sirvió para subrayar la extrema fragilidad de la situación”, describe James Dunkerley en Rebelión en las venas (1987).

 Poco más de un mes después, Gueiler fue víctima del golpe, el 17 de julio de 1980, de Luis García Meza, a quien había nombrado comandante del Ejército el 12 de abril de ese año.

Años después, el 10 de noviembre de 2019, los episodios se repitieron. Entonces, el comandante de las Fuerzas Armadas, William Kaliman, a nombre del Alto Mando Militar, sugirió al presidente Evo Morales renunciar. Lo hizo luego de reuniones previas con un comisionado, Luis Fernando López, del entonces presidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quien se había instalado en La Paz en medio de protestas contra Morales y un presunto fraude electoral.

Acto seguido, el 12 de noviembre, luego de cabildeos políticos que propició la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) en la Universidad Católica Boliviana (UCB), en La Paz, la senadora de minorías Jeanine Áñez tomó el poder con el alegato de “vacío de poder” (luego de renunciar, Morales se asiló en México), ante una Asamblea Legislativa sin quorum ni presencia de legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS).

A pesar de que entonces los promotores de Áñez entendieron a su modo la declaración constitucional de 2001, que blindó el gobierno de Jorge Quiroga ante la renuncia del enfermo terminal presidente Hugo Banzer, la Constitución Política del Estado de 2009 prevé la sucesión a cargo del Vicepresidente del Estado y, a continuación, los presidentes de las cámaras de Senadores y Diputados.

“Sucesión impecable”, llamó Carlos Mesa, periodista, historiador y, entonces, candidato presidencial por Comunidad Ciudadana (CC), que también fue parte de las reuniones convocadas por el clero católico.

Cuatro años y medio luego, otra vez elementos de las Fuerzas Armadas pusieron en vilo al país a título de democracia. El 26 de junio reciente, el entonces comandante del Ejército, Juan José Zúñiga, irrumpió en la plaza Murillo, el enigmático centro del poder político del país, en una intentona golpista. Con el Kilómetro Cero tomado por militares pertrechados y con tanquetas, el jefe castrense —en el mismo cargo que ostentaba García Meza antes del golpe de Estado de 1980— argumentó que las Fuerzas Armadas tenían la “obligación” de “recuperar la Patria”.

“Ante el fracaso histórico del partidismo, las Fuerzas Armadas, por su propia responsabilidad, están impelidas a reabrir los periodos de vacío político o de conflicto de poder”, había ensayado García Meza antes de la asonada.

Ahora encarcelado, el general Zúñiga sufrió una embriaguez parecida a la del coronel Estrada frente a Gueiler al aventurarse a buscar el poder por la fuerza aquel día.

No es usual que en democracia militares irrumpan calles y plazas sin previa orden civil. Una acción así, sin reparos, debe ser reprochada de manera indiscutible, como al principio lo hizo Evo Morales, cuando denunció el golpe de Estado y convocó a movilizaciones.

Sin embargo, al calor de diferencias políticas y pretensiones electorales, abundan voces que buscan “romantizar” o desacreditar las acciones de Zúñiga. El mismo Morales, en entrevista con la cadena estadounidense CNN a la que desdeñaba antes, ratificó que lo ocurrido fue un “show bien montado” por Luis Arce.

Hoy, a 44 años del golpe de García Meza, hay que reprochar esas actuaciones y reflexionar sobre las justificaciones. “Golpes eran los de antes”, decía en 2021 a La Razón el experimentado periodista Mario Espinoza.

Golpe es golpe, así como ocurrió en 2019 con Áñez; los de antes y los de ahora.

(*) Rubén Atahuichi es periodista

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Morales no firma el acuerdo multipartidario y junto con Andrónico abandona el TSE

Al concluir el encuentro político del TSE, Evo Morales y Andrónico Rodríguez abandonaron la reunión sin dar mayor explicación.

El expresidente Evo Morales salió sorpresivamente del encuentro del TSE.

Por Rubén Atahuichi

/ 10 de julio de 2024 / 15:45

Si bien participó hasta el último momento del Encuentro Multipartidario e Interinstitucional por la Democracia, propiciado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), el expresidente Evo Morales no firmó el acuerdo.

Antes de la lectura del acta por parte del presidente del TSE, Óscar Hassenteufel, y la fotografía conjunta de rigor, el líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) abandonó la cita sin mayor explicación. Junto a él, también dejó el encuentro Andrónico Rodríguez, presidente de la Cámara de Senadores.

El desacuerdo principal que Morales sostuvo a largo de la reunión fue su exigencia de que se lleve a cabo las elecciones primarias, pese que la mayoría consideraba innecesario dicho proceso electoral. Al final, el acuerdo derivó a la Asamblea Legislativa la consideración de la pertinencia de esas justas partidarias.

Evo Morales

Morales también quiso que el acuerdo reconozca las conclusiones del Cabildo Nacional del MAS de Lauca Ñ, del 3 y 4 de octubre de 2023, que el TSE no lo registró debido al incumplimiento de requisitos exigidos en el mismo estatuto del MAS. Además, buscó, en sus dos intervenciones, el “congelamiento de plazos” sobre la renovación de la dirección nacional partidaria, exigida por el TSE.

En el foro, parte de los representantes de otros 10 partidos y dos alianzas consideraron asunto interno el reclamo de Morales. Finalmente, el acuerdo suscrito por los interlocutores del TSE, además de la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, en representación del presidente Luis Arce.

Según dijo a los periodistas la ministra Prada, Morales se retiró de la sede del TSE “cuando el acta estaba circulando para las firmas”. “No quería que se eliminen las primarias cerradas”, informó.

A Evo Morales “no le gusta escuchar cuando son opiniones contrarias”, cuestionó.

El acuerdo consigna 12 puntos, entre ellos la prioridad de las elecciones generales de 2025 y las elecciones judiciales de este 2024.

Comparte y opina:

TSE propicia un encuentro crucial para salvar la crisis política

Para las 10.00 de hoy, en la sede del Tribunal Electoral, está previsto el inicio del Encuentro Multipartidario Interinstitucional. Se prevé asistencia de todos los líderes

Óscar Hassenteufel y sus colegas del TSE confirmaron ayer la cita política de hoy

Por Rubén Atahuichi

/ 10 de julio de 2024 / 06:44

Quizás sea el último escenario posible para la resolución de diferendos políticos que impiden acuerdos legislativos y, lo más importante, el desarrollo de las elecciones judiciales. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) propiciará hoy un crucial encuentro.

En más de un año, desde marzo de 2023, la Asamblea Legislativa —el órgano de diálogo y consenso político por excelencia— no pudo encaminar los comicios para la renovación de los tribunales Supremo de Justicia, Constitucional Plurinacional y Agroambiental y del Consejo de la Magistratura.

Esa imposibilidad derivó en la prórroga de mandato de magistrados y consejeros electos en 2017 a través de la Declaración Constitucional 049/2023 (del 11 de diciembre de 2023), la postergación y un nuevo rezago de las elecciones judiciales, la colisión con las elecciones primarias y el riesgo de afectación a plazos para las elecciones generales de 2025.

Para empeorar el panorama, una serie de recursos judiciales y constitucionales frenaron y frenan de manera sucesiva el avance del proceso previo a la convocatoria. La crisis interna del Movimiento Al Socialismo (MAS), la principal fuerza política del país, ha tenido fuerte incidencia en la situación.

Lea: El MAS evista convoca a una marcha para acompañar a Evo al encuentro del TSE

Encuentro crucial

Preocupado por ese escenario, el TSE convocó al llamado Encuentro Multipartidario Interinstitucional, al que fueron invitados representantes de los órganos Ejecutivo y Legislativo, además de líderes de las organizaciones políticas del país y representantes del Pacto de Unidad.

Fueron invitados el presidente Luis Arce y los titulares de las cámaras de Senadores, Andrónico Rodríguez, y de Diputados, Israel Huaytari. Además, los líderes de las tres fuerzas políticas con representación legislativa: Evo Morales, del MAS; Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), y Luis Fernando Camacho, de Creemos. Al estar en prisión, este último será representado por el asambleísta departamental de Santa Cruz Zvonko Matkovic.

Ayer, en rueda de prensa, el presidente del TSE, Óscar Hassenteufel informó que representantes de 11 partidos y dos alianzas confirmaron su asistencia el encuentro cuyo inicio está previsto para las 10.00 de hoy en la sede electoral, en la plaza Abaroa, en La Paz.

Además de Morales, Mesa y Matkovic, dijeron sí a la convocatoria del TSE Jhonny Torres, del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR); Freddy Terrazas, de Acción Democrática Nacionalista (ADN); Édgar Guzmán, del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI); José Castro, del Partido Demócrata Cristiano (PDC); Jhonny Fernandez, de Unidad Cívica Solidaridad (UCS); Eliseo Rodríguez, del Frente para la Victoria (FPV); Félix Patzi, del Movimiento Tercer Sistema (MTS); Abdías Cárdenas, del Partido de Acción Nacional Boliviano (PanBol); Elizabeth Reyes, de Unidad Nacional (UN), y Gonzalo Barrientos, del Movimiento Nacional Demócrata (Demócratas).

Dato

Al confirmar la apertura de la invitación al evento, el lunes, el vocal del TSE Francisco Vargas, auguró a través de su cuenta en X que el encuentro de hoy “sea un punto de encuentro para fortalecer nuestra democracia”.

Según recordó ayer Hassenteufel, la agenda del encuentro consigna la consideración de las elecciones judiciales, primarias y generales, además del padrón electoral, la transmisión rápida de resultados electorales y la asignación de escaños y redistribución de circunscripciones uninominales, si amerita, en función de los resultados del Censo de Población y Vivienda, cuyos datos serán conocidos a finales de agosto.

A diferencia del pasado, cuando la Iglesia Católica y el Defensor del Pueblo solían impulsar acuerdos políticos, el TSE asumió ese rol. Consultado en La Razón Radio, ayer, sobre su expectativa del encuentro, el jefe de bancada de CC en Senadores, Guillermo Seoane, comentó que “si hay voluntad política y ganas de avanzar” será fácil resolver la agenda.

Sin embargo, consideró necesaria una línea clara de parte de Hassenteufel, titular del TSE.

En la misma transmisión, La Razón preguntó si el vocal debe reprender a los actores políticos con representación legislativa respecto de los desacuerdos, el analista político Carlos Saavedra respondió: “El presidente del TSE tiene que golpear la mesa y debe decir que no permitirá que la desinstitucionalización guie al país. Necesitamos un Óscar Hassenteufel con la mano dura pidiendo que haya consensos”.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Arce y Lula da Silva sellan una ‘nueva era’ de relaciones entre Bolivia y Brasil, más allá del gas

Los presidentes Luis Arce y Luiz Inácio Lula da Silva reafirmaron la amistad de ambos países luego de la firma de 10 acuerdos bilaterales a cargo de sus ministros, encabezados por los cancilleres Celinda Sosa, de Bolivia, y Mauro Vieira, de Brasil.

Los presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Luis Arce, en Santa Cruz.

Por Rubén Atahuichi

/ 9 de julio de 2024 / 14:46

Los presidentes de Bolivia, Luis Arce, y de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, sellaron este martes el inicio de «una nueva era» de las relaciones entre ambos países, que contempla el intercambio comercial, la cooperación y la integración más allá del gas.

Los mandatarios reafirmaron la amistad de ambos países luego de la firma de 10 acuerdos bilaterales a cargo de sus ministros, encabezados por los cancilleres Celinda Sosa, de Bolivia, y Mauro Vieira, de Brasil.

Arce y Lula da Silva, junto a los ministros de su gabinete, se reunieron en el hotel Radisson de Santa Cruz, adonde llegaron luego de asistir a la Cumbre de Jefes de Estado del Mercado Común del Sur (Mercosur), el lunes en Asunción, Paraguay.

En su discurso, el presidente brasileño destacó el inicio de la «nueva era» en las relaciones entre ambos países. Los acuerdos que firmamos «tienen el objetivo de mejorar la vida» de los brasileños y bolivianos, afirmó.

Destacó la necesidad de fortalecer el intercambio comercial, la cooperación y la integración, y consideró que Bolivia es el corazón de ese propósito regional. Vamos a lograr la integración marítima y por carreteras para que Bolivia pueda salir a los océanos, dijo.

Anunció obras «extraordinarias» con Bolivia «para la integración del continente». «No hay salida individual para ningún país», debemos unirnos, exhortó.

Además, dijo que habló con Arce sobre el resguardo de las biomasas de la Amazonía y el Pantanal, que comparten los dos países, y la lucha contra los incendios.

Lula da Silva develó que, cada dos meses, tendrá una conversación telefónica con Arce.

Luego, el presidente boliviano agradeció a su par brasileño su compromiso cumplido de lograr el ingreso de Bolivia al Mercado Común del Sur (Mercosur). El lunes, al entregar la ley de adhesión al bloque promulgada por Arce al presidente de Paraguay, Santiago Peña, en su condición de titular pro tempore, Bolivia se constituyó en miembro pleno del Mercosur.

Además, el mandatario boliviano agradeció a Lula da Silva por su respaldo ante el intento de golpe de Estado del 26 de junio. Sobre esto último, el presidente brasileño dijo que en vísperas del bicentenario de Bolivia, 2025, «no podemos tolerar intenciones autoritarias y golpes de Estado».

Arce también dijo que Bolivia y Brasil inician una nueva era de sus relaciones, luego de décadas de intercambio comercial basado en la compraventa de gas natural. Destacó el proceso de industrialización boliviano y el apoyo de la experiencia brasileña.

También destacó la necesidad de virar hacia la oferta de nuevos productos, como sales, fertilizantes, litio y productos agropecuarios. Sobre este acápite, el presidente visitante felicitó al Gobierno de Bolivia sobre la producción de biodiésel y destacó el aporte de la experiencia brasileña a esta empresa.

Coincidió con Lula da Silva sobre el desarrollo de infraestructura para la integración. Bolivia es el «tránsito más rápido y directo» para que Brasil llegue al océano Pacífico, como Bolivia puede hacerlo, a través de Brasil, hacia el Atlántico, dijo.

Fue la primera vez, luego de 15 años, cuando Evo Morales era presidente de Bolivia, que Arce y Lula da Silva se reunieron en el país, en Santa Cruz. Al terminar el acto, ambos mandatarios se fundieron en un abrazo e invitaron a sus colaboradores a tomarse la fotografía oficial.

Comparte y opina:

El TSE decide invitar a Evo Morales al encuentro multipartidario del miércoles

“Es una forma de discriminar y (los vocales) deberían ser procesados por discriminación y por incumplimiento de deberes”, dijo Evo Morales en su programa dominical de radio Kawsachun Coca, el domingo.

Evo Morales en uno de los últimos encuentros partidarios.

Por Rubén Atahuichi

/ 8 de julio de 2024 / 13:40

La Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE) decidió este lunes invitar al expresidente del Estado y jefe nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, al Encuentro Multipartidario previsto para este miércoles 10 de julio en La Paz.

La información fue confirmada a La Razón por una fuente oficial, que señaló que en dicha cumbre política participarán jefes, presidentes o máximos representantes de los 11 partidos políticos a escala nacional.

Si bien Morales había asegurado su asistencia al evento, no recibió la invitación en razón de que el MAS, debido a la crisis interna, no renovó su directiva, como le exige el TSE. El delegado ante el Órgano Electoral, Diego Jiménez, había sido citado al encuentro.

El domingo, el exmandatario incluso denunció discriminación. “Es una forma de discriminar y (los vocales) deberían ser procesados por discriminación y por incumplimiento de deberes”, dijo en su programa dominical de radio Kawsachun Coca.

Puede leer: Cumbre del TSE: Arce, Mesa y Camacho, invitados; se evalúa la participación de Morales

Su caso fue reconsiderado por las autoridades electorales.

La mañana de este lunes, en La Razón Radio, el vocal Tahuichi Tahuichi informó que a la cumbre fueron invitados el presidente Luis Arce, el jefe de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa; el líder de Creemos, Luis Fernando Camacho, y los presidentes de las cámaras de Senadores, Andrónico Rodríguez, y de Diputados, Israel Huaytari.

El TSE busca un acuerdo para encaminar los distintos procesos electorales venideros. Expresó su preocupación por el rezago de las elecciones judiciales y también por las elecciones generales de 2025. El padrón electoral y la nueva geografía electoral también están incluidos en la agenda del miércoles.

Comparte y opina: