Voces

Wednesday 28 Feb 2024 | Actualizado a 14:49 PM

Dilma destituida

Rousseff insiste en que su destitución constituye un ‘golpe de Estado’ legislativo.

/ 1 de septiembre de 2016 / 05:16

Luego de meses de incertidumbre y guerra política en Brasil, ayer la presidenta constitucional de ese país, Dilma Rousseff, fue destituida del cargo por la Cámara de Senadores para afrontar un juicio político, acusada de haber “maquillado” cuentas públicas y “pedaleado” recursos fiscales. La exmandataria insiste en que se trata de un “golpe de Estado” legislativo.

El proceso, iniciado a fines de 2015, tuvo que esperar hasta abril de 2016 para que se cumpliesen los requisitos formales y fuese posible apartar a la Presidenta del cargo a fin de que prepare su defensa, cosa que hizo hasta ayer, cuando luego de casi una semana de comparecencias de los testigos de cargo y descargo, incluyendo una última interpelación a Rousseff (en la que afirmó un gran temor por la democracia, o su desaparición), la Cámara Alta votó por 61 votos a favor y 20 en contra de la destitución e inicio del juicio propiamente dicho.

Aunque Brasil sufre una severa recesión económica que ya ha costado el empleo a tres millones de trabajadores, y un escándalo por corrupción que enloda a prácticamente toda la clase política (con múltiples acusaciones de sobornos pagados por la estatal Petrobras a diferentes líderes políticos, comenzando por el expresidente Luiz Inácio da Silva, Lula), el juicio a Rousseff es por haber maquillado cuentas públicas y “pedaleado” recursos fiscales (es decir, diferido pagos a los bancos públicos hasta crear una deuda de varios miles de millones de dólares) para asegurar el financiamiento de programas de asistencia social, prácticas habituales en anteriores gestiones de gobierno, según afirman los defensores de la exmandataria y expertos en la materia.

Su sucesor, el exvicepresidente Michel Temer, quien junto a su partido abandonó en diciembre pasado la coalición que hizo presidenta a Rousseff en 2014, y que desde abril gobernó en calidad de interino y ayer fue nombrado formalmente primer mandatario, tiene una agenda conservadora y orientada a implementar severos recortes al gasto público para equilibrar el déficit fiscal. Su gran debilidad está en una ostensible falta de popularidad —varios medios brasileños recuerdan constantemente que nunca ganó elección alguna— agravada por el perfil de su gabinete, formado exclusivamente por varones blancos, tres de los cuales tuvieron que renunciar en su primer mes de gestión por estar involucrados en el escándalo antes nombrado, y en un Congreso dividido y sin lealtades claras.

En rigor, el procedimiento para apartar a Rousseff del cargo para el que fue electa se apega a la Constitución brasileña, pero las intenciones detrás de su inicio y las previsibles consecuencias que tendrá el cambio de gobierno abonan a la hipótesis de que se trató de un golpe parlamentario; es previsible que la comunidad internacional tenga mucho qué decir al respecto en los próximos días. 

Temas Relacionados

Comparte y opina:

La mala hora de Camacho

Esa vieja fuerza institucional —mostrada en el paro de los 36 días— quedó en la historia

Rubén Atahuichi

Por Rubén Atahuichi

/ 28 de febrero de 2024 / 10:11

Mario, “Dios te perdone”, remataba la carta de despedida del poder que Luis Fernando Camacho le escribió a Mario Aguilera el 4 de enero. El otrora hombre poderoso de Santa Cruz sabía que su continuidad tenía los días contados, a sabiendas de la suplencia temporal dispuesta por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

Entonces, terminaba de mascullar la decisión que tomó al elegir a su jefe de campaña como su acompañante de fórmula en las elecciones subnacionales del 7 de marzo de 2021. Había tildado a Aguilera de traidor y golpista, a lo sumo.

Lea también: Carnaval añorado

Como Camacho mismo lo admitió, el quiebre entre ambos había comenzado en 2021, quizás cuando Aguilera le estrecho la mano al presidente Luis Arce en la apertura de la Expocruz, a la que el entonces gobernador había evitado asistir.

Entonces, Camacho había protestado por la actuación del vicegobernador, a quien le reprochó el saludo al mandatario en la feria.

Sin embargo, el quiebre resultó más evidente en marzo de 2023, cuando el gobernador decidió eludir la suplencia temporal de Aguilera y en su lugar dejó su sillón a uno de sus secretarios, Miguel Ángel Navarro, mientras estuviera ausente del país, en una reunión regional en Brasil.

Forzó un Decreto Departamental, 373, para esa asignación, a pesar de la clara disposición del artículo 25 del Estatuto Departamental sobre la suplencia temporal a cargo del vicegobernador.

No contento, a través de su agrupación Creemos, Camacho logró la aprobación de una ley en la Asamblea Departamental, la 293, con la que blindó su gestión desde la misma cárcel de Chonchocoro, en Viacha, La Paz, donde cumple detención preventiva desde el 30 de diciembre de 2022 acusado en el caso Golpe de Estado I, que procesa hechos precedentes al derrocamiento de Evo Morales en 2019.

Dicha ley no le sirvió, porque el Tribunal Constitucional, a instancias del propio Aguilera y del presidente de la Asamblea Departamental, Zvonko Matkovic, lo obligó a permitir la aplicación de la suplencia temporal.

Posesionado a regañadientes por el mismo Matkovic, en un acto que duró un minuto, Aguilera juró a sus nuevas funciones el 26 de enero.

A un mes del ejercicio temporal, con Camacho despojado del poder, el gobernador acaba de cumplir su promesa de auditoría a la gestión de su mentor y de faltarle al perdón de Dios.

Denunció que el gobierno de Camacho incurrió en al menos 40 deficiencias e irregularidades, algunas de las cuales rayan en el delito.

Enumeró varias de ellas, entre pagos irregulares por el avance de obras, personal excesivo y sin experiencia, “repartija de pegas”, compras sin registro y adquisición de bienes no calificados.

Sin concesiones, Aguilera pareciera haber hecho un primer trabajo, la limpieza de la casa donde habitará por tiempo indefinido, más allá de que puede entenderse como una vendetta, como comienzan a calificar sus detractores.

Se trata de una acción que remata la situación de Camacho, que, en su condición de ciudadano común encarcelado, pierde radio de acción, proyección política y publicitada “transparencia”.

Si bien con el quiebre entre el gobernador y el vicegobernador también hubo un quiebre institucional, ahora la situación de la cruceñidad resultó añicos. Los homenajes a Santa Cruz del 14 y el 26 de febrero mostraron una clara división, con actos separados; unos apoyados en el Comité pro Santa Cruz, como Aguilera, y otros parapetados en la Asamblea Departamental.

Esa vieja fuerza institucional —mostrada, por ejemplo, en el paro violento de los 36 días— quedó en la historia en desmedro del liderazgo cruceño que nunca terminó de incidir políticamente en el país, ni con Rubén Costas, antes, ni con Camacho, en los últimos cinco años.

Camacho pensaba en grande. Sus actos lo traicionaron, desde la sedición de 2019 hasta su intento de proyectarse desde la Gobernación. Su mala hora ha llegado y tiende a costarle.

(*) Rubén Atahuichi es periodista

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Likes para la vida silvestre

Daniel Villarroel

/ 28 de febrero de 2024 / 10:05

En 2013, la Asamblea General de la Organización de la Naciones Unidas proclamó el 3 de marzo como el Día Mundial de la Vida Silvestre, esto con la finalidad de que las personas tomen conciencia respecto a su valor e importancia.

Sin embargo, no comprender lo que significa la vida silvestre, así como su contribución al bienestar y el mejoramiento de la calidad de vida de las personas, hace que, por lo general, en nuestra sociedad, su importancia pase desapercibida o sea subvalorada.

Lea también: Valoremos la biodiversidad

Cuando nos referimos a la vida silvestre, hacemos énfasis en esa parte de la biodiversidad que está conformada por plantas, animales y otros organismos no domesticados que habitan e interactúan en ecosistemas terrestres o acuáticos.

Pero, ¿cómo contribuye la vida silvestre al bienestar de las personas?

Desde nuestra aparición como especie (Homo sapiens, hace ~315.000 años), los humanos hemos utilizado y aprovechado los recursos naturales de nuestro entorno. Por ejemplo, todos los alimentos que consumimos diariamente fueron obtenidos mediante la domesticación de plantas y animales silvestres, proceso que aún se sigue realizado con otras especies (ejemplo, el arándano); para las comunidades indígenas, la fauna silvestre se constituye en su principal fuente de proteína animal; castaña, cacao y asaí cosechados anualmente en los bosques amazónicos, que representan una de las principales fuentes de ingresos económicos para las comunidades y el departamento de Pando y el norte de Beni.

Pese a las significativas contribuciones de la vida silvestre en favor del bienestar de las personas, así como los compromisos asumidos por el Estado boliviano para salvaguardarla y conservarla —ejemplo, Bolivia es parte del Convenio sobre la Diversidad Biológica desde 1994, Ley 1580; Agenda 2030, Objetivos de Desarrollo Sostenible—, nos hemos empeñado en eliminarla, pues, según datos de la plataforma MapBiomas (https://plataforma.bolivia.mapbiomas.org/), del 2011 al 2021, en promedio, Bolivia perdió cada año 218.822 ha (±116.447 ha) de su cobertura boscosa, lo cual representa una disminución de entre 600 y 670 ha de bosques cada día, así como la vida silvestre que la habita (aproximadamente 15.071 especies de plantas vasculares habitan en los distintos tipos de vegetación de Bolivia).

Reconociendo la importancia de la tecnología e intervenciones digitales en un mundo virtualmente cada vez más conectado, este año, el Día Mundial de la Vida Silvestre se planteó bajo la temática “Conectar a las Personas y al Planeta: Explorando la Innovación Digital en la Conservación de la Vida Silvestre”, con el fin de que las personas, especialmente jóvenes y niños, comiencen a valorar y comprender la importancia de la vida silvestre, pues debemos recordar que somos una de las tantas especies que integran el ecosistema, las cuales podrían sobrevivir y co-existir favorablemente sin nosotros.

Este 3 de marzo le invito a que se una a promover la conservación y la valorización de la vida silvestre, compartiendo en sus redes fotografías de animales, plantas o paisajes del país, con el fin de inculcar en las personas, pero, especialmente en jóvenes y niños, el aprecio y respeto a quienes habitan en nuestra casa grande y que son vitales para mantener nuestra conexión con el planeta.

(*) Daniel Villarroel  es subgerente de Investigación y Monitoreo de Ecosistemas de la FAN

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Plantas de biodiésel, una alternativa

El cambio climático es una realidad, por lo que debemos modificar la actual matriz energética

Rolando Kempff Bacigalupo

/ 27 de febrero de 2024 / 10:15

El Gobierno y empresarios acordaron una ruta común para reactivar la economía a través del «Acuerdo económico, productivo y empresarial», el cual prioriza 10 puntos. En ese sentido, se estableció la inversión y producción privada y pública de biodiésel, contando actualmente con la construcción de dos plantas estatales, una en Santa Cruz y otra en El Alto.

El país necesita encontrar, con urgencia, alternativas a la importación de diésel. La creciente compra de este producto y el precio subvencionado que tiene representan una elevada y cada vez mayor pérdida de divisas.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2020 se importaron aproximadamente 1,3 millones de toneladas de diésel y 2,5 millones de toneladas de gasolina.

El INE señala que el valor de la importación de combustibles (gasolina y diésel) casi se triplicó al primer semestre de 2022, con un valor de $us 2.945 millones.

Lea también: Puerto Busch

Este ritmo de incremento en la demanda de diésel y gasolina en el país hará insostenible mantener la subvención, con el consiguiente riesgo de problemas sociales si se elevan los precios de los carburantes.

La alternativa que maneja el Gobierno es la Planta de Biodiésel 1, que es construida en Santa Cruz con una inversión de $us 40 millones, la cual entró a fase final en enero. Contará con una capacidad para generar 1.500 barriles de diésel al día, equivalente a más de 38.500 litros diarios, lo que significa que anualmente podrá superar los 86 millones de litros producidos.

El Gobierno utilizará como materia prima para el biodiésel no solo la soya, sino también la jatropha, el totaí, el cusi, entre otros, de los que se extraerán aceites vegetales de segunda generación, no aptos para el consumo humano.

Como empresarios interesados en un mayor cuidado del medio ambiente, producir biodiésel con procesos de la llamada economía circular, reciclando llantas en desuso y aceites de desecho, nos parece una alternativa muy buena. La producción no solo generaría combustible, sino que también cuida el medio ambiente al limpiarla de las llantas en desuso, además de generar fuentes de trabajo.

El cambio climático es una realidad, por lo que debemos modificar la actual matriz energética, sustituyendo el carburante en base a carbono e hidrógeno.

Es cierto que los alimentos y los vegetales para el biocombustible necesitan de los mismos recursos para su producción: tierra y agua, a lo que debemos sumar los agroquímicos. Pero si se tiene una adecuada planificación que tenga como objetivo cuidar el medio ambiente, alimentos y combustible no necesariamente entrarán en competencia.

El biodiesél se puede producir de una amplia variedad de materias primas. Entre ellas están las semillas de girasol, maní y algodón, así como distintos aceites como el de mostaza, el de palma, entre otros. También, el bioetanol comercial es producido principalmente a partir de la caña de azúcar, remolacha y azúcar, al igual que árboles e incluso productos de desecho de las cosechas.

Es necesario remarcar que el proyecto de biocombustible demanda que el Gobierno se involucre de forma activa en el desarrollo de programas y tenga una sólida colaboración del sector privado. El primer paso gubernamental para desarrollar proyectos de biocombustible es la creación de un ambiente favorable para los inversionistas nacionales e internacionales, a través de asociaciones público-privadas.

Juntos los dos sectores, con acuerdos público-privados, pueden tener avances favorables para el país, haciendo realidad el cambio de matriz energética que nos permita tener sustitutos para la gasolina y el diésel.

(*) Rolando Kempff Bacigalupo es economista, licenciado en la UMSA, académico de Número de la ABCE y presidente del Directorio de la UREAL

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Esto es normal…

Rodrigo Mamani

/ 27 de febrero de 2024 / 10:11

La ciudad de La Paz, debido a su topografía y el descontrolado crecimiento territorial, es susceptible a eventos adversos en riesgos y desastres naturales, eso no es novedad; desde la lamentable riada de 2002, pasando por el megadeslizamiento de Callapa en 2011, ha sufrido constantemente por el tema de riesgos.

Esta problemática ocasionó que la agenda municipal gire en torno a un enfoque de ciudad resiliente, entre 2005 y 2015 se constituyó en una ciudad con la capacidad de planificar y actuar en torno a eventos adversos por desastres naturales.

Lea también: El peligro monta una motocicleta

Sin embargo, hoy se desnudan una serie de debilidades como gestión municipal para afrontar esta problemática, no solo desde un enfoque técnico-operativo-administrativo. En menos de una semana se suscitaron eventos como el sifonamiento de la calle 17 de Obrajes, el desmoronamiento de mazamorra en San Isidro, el derrumbe de un talud en Jinchupalla y estancamientos de agua en cunetas y desbordes en ríos de la ciudad.

Si bien se debe reconocer que la actual época de lluvias presentó mayores precipitaciones pluviales que años anteriores, el problema de fondo dista de la magnitud o continuidad de lluvias.

Es necesario hacer hincapié a la falta de empatía y gentileza del Alcalde, quien como es usual, ingeniosamente respondió a la consulta de un medio con la ya famosa frase: “¿Qué quiere, que pare la lluvia?”, respuesta que nos transporta a un ya lejano 2019 cuando el entonces gobernador Félix Patzi generó una expresión tan cómica como bochornosa al evadir responsabilidades y responder: “¿Qué voy a hacer yo en el lugar? No soy tractorista”, respuestas que hacen notoria la falta de interés de ambos por dar una solución tangible o al menos algo de serenidad a la población.

Por lo descrito, es menester reconocer que La Paz no tiene autoridades a la altura de la situación y mucho menos una planificación, evidentemente, “esto es normal”, nos encontramos en una época de lluvias, sin embargo, los sucesos descritos (y los que seguramente vendrán) son el resultado de una incapacidad edil frente a un escenario de atención que se debería planificar cada año.

La ex Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgos fue rebautizada como Secretaría Municipal de Resiliencia y Gestión de Vulnerabilidades, nombre tan rimbombante como alejado de lo que realmente hace dicha instancia. La falta de planificación en materia de riesgos y en prevención es nula, pues no se trabaja desde una visión resiliente y manifestarlo no es “mala leche” ni mucho menos “mala fe”, es la realidad. Es por tal motivo que el reto del Alcalde está en inicialmente sobrevivir a la actual época de lluvias, sin que se generen siniestros o perdidas personales y materiales a raíz de eventos adversos; paralela y urgentemente, trabajar desde ya en un plan de acción y prevención para la época de lluvias de 2024-2025, año preelectoral para los comicios subnacionales de mayo de 2026, momento en el que definitivamente su gestión será evaluada, siendo la temática de riesgos primordial dentro de muchos retos y no, cambiar las siglas de una instancia municipal, jugar a ser agente de tráfico o tener encuentros de boxeo verbal con medios y vecinos no es hacer gestión, La Paz necesita mucho más.

(*) Rodrigo Mamani es arquitecto

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Turismo como herramienta de ingreso de divisas

/ 26 de febrero de 2024 / 09:53

En un mundo cada vez más globalizado e interconectado, el turismo se ha convertido en una de las actividades económicas más importantes a nivel mundial. Su impacto va más allá de la simple generación de ingresos, ya que también juega un papel fundamental en la creación de empleos, el desarrollo de infraestructuras, la promoción de la cultura local y la diversificación de las economías nacionales.

En este contexto, el ingreso de divisas proveniente del turismo extranjero se configura como un elemento vital para la estabilidad financiera de los países. Estas divisas, que son obtenidas a cambio de la prestación de servicios turísticos a visitantes internacionales, permiten financiar proyectos de desarrollo, fortalecer la seguridad social, mejorar la calidad de vida de la población y, en general, contribuir al crecimiento económico sostenible.

El turismo no solo genera ingresos directos a través de la actividad turística en sí misma (alojamiento, alimentación, transporte, actividades), sino que también tiene un efecto multiplicador en otros sectores de la economía. Por ejemplo, la construcción de hoteles y resorts genera empleos en el sector de la construcción, mientras que la compra de souvenirs y artesanías beneficia principalmente a los productores locales. Además, puede ayudar a promover la agricultura local, la producción de alimentos y la industria artesanal.

Por otra parte, el desarrollo del sector puede generar un impacto positivo en la sociedad en su conjunto, como reducir el desempleo y la pobreza, contribuir a la mejora de la educación y la salud de la población local, así como a la promoción de la cultura y la diversidad. Sin embargo, su desarrollo no está exento de desafíos. Es importante que se gestione de manera sostenible para evitar impactos negativos en el medio ambiente y la sociedad local. La planificación y gestión del turismo debe tener en cuenta la capacidad de carga del territorio, la protección del medio ambiente y la participación de las comunidades locales.

Ahora bien, para comprender la importancia del sector turismo como generador de divisas, tomo como ejemplo tres países: Costa Rica, Perú y España.

Costa Rica es un ejemplo paradigmático del éxito del turismo como motor de desarrollo económico. En 2022, el sector turístico representó el 8,2% de su Producto Interno Bruto, generando $us 3.900 millones en divisas. Este flujo de ingresos ha permitido financiar proyectos de infraestructura, fortalecer la seguridad social y mejorar la calidad de vida de la población. El turismo de naturaleza, ecoturismo y aventura son los principales subsectores que impulsan la economía costarricense.

Por su parte, Perú ha experimentado un crecimiento sostenido del turismo en los últimos años. En 2022, el sector representó el 3,9% del PIB peruano, generando $us 5.400 millones en divisas. El turismo cultural, el turismo gastronómico y el turismo de aventura son los principales subsectores que impulsan el crecimiento del sector en Perú. La riqueza cultural y natural del país, junto a la mejora de la infraestructura y la promoción internacional, han contribuido a posicionar a Perú como un destino turístico de primer nivel.

Por otra parte y en una escala mucho mayor, España, con una larga tradición turística, es uno de los líderes mundiales en este sector. En 2022, el turismo representó el 14,3% del PIB español, generando $us 154.000 millones en divisas. El turismo de sol y playa, junto al turismo cultural y urbano, son los pilares de la industria turística española. La diversificación de la oferta y la apuesta por la calidad han sido claves para el éxito del turismo español.

Ahora bien, en comparación con los países mencionados anteriormente, Bolivia aún tiene un largo camino por recorrer en materia de desarrollo turístico. En 2022, el sector representó solo el 2,7% del PIB boliviano, generando $us 780 millones en divisas (en comparación: 20% de Costa Rica; 14,4% de Perú y 0,5% de España). El turismo cultural, el turismo de naturaleza y el turismo comunitario son los subsectores con mayor potencial de desarrollo. Asimismo, la falta de infraestructura, la débil promoción internacional y la escasa inversión pública son algunos de los desafíos que enfrenta el sector turístico boliviano.

Es de suma importancia establecer estrategias de crecimiento económico a partir del sector turismo, con la finalidad de que sea sostenible en el tiempo y beneficioso para la población en general, como lo es en los países mencionados y en nuestro caso en particular, para el ingreso de divisas que fortalezcan la economía nacional.

Mauricio Rocabado Rocabado
es economist
a.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias