Voces

Sunday 5 Feb 2023 | Actualizado a 03:46 AM

Cordón ecológico

El cordón ecológico del Piraí es fundamental para evitar inundaciones en época de lluvias

/ 28 de abril de 2017 / 03:34

El martes, un grupo de ciudadanos cruceños, convocados por ambientalistas, articularon “un cordón humano”, como gesto simbólico en defensa de las riberas del río Piraí. Ello debido a que el diputado Édgar Montaño (MAS) propuso un proyecto de ley que buscaba realizar cambios en la normativa vigente para permitir obras de dominio público en el cordón biológico de ese río.

Tras esta manifestación, Montaño decidió retirar el polémico proyecto de ley que, en palabras del asambleísta, fue concebido para permitir la construcción de cinco puentes y dos vías “que permitan la vinculación entre pueblos”. No obstante, además de puentes y vías, el proyecto también contemplaba permitir la construcción de bienes municipales de dominio público, como parques, pasos de nivel y caminos vecinales. A tiempo de justificar esta iniciativa, el diputado remarcó: “No podemos seguir retrasando nuestro progreso (…) debemos estar a la par de la tecnología y de la vinculación carretera”.

A su vez, los detractores de este proyecto han señalado que la vinculación de las diferentes comunidades asentadas en las orillas del Piraí no es más que una excusa para promover edificaciones en los bordes del río, hasta 25 metros a cada lado, con el propósito último de recaudar grandes cantidades de dinero.

Al respecto huelga recordar que no es la primera vez que fuerzas políticas y sectores empresariales han presionado para expandir la mancha urbana de Santa Cruz en torno al Piraí. Sin embargo, estas presiones no han prosperado en gran medida gracias a diferentes estudios que advierten sobre las posibles consecuencias de aprobar trabajos en las riberas del río.

Por ejemplo, existe coincidencia entre los especialistas respecto a que si se destruye la cobertura boscosa y la tierra del cordón ecológico se anularía la capacidad de amortiguación de esta área, esencial para evitar la acumulación de sedimentos, tierra e inundaciones de consideración durante la época de lluvias. Los ambientalistas también coinciden en que el cordón ecológico protege a la capital cruceña de los vientos, genera humedad y equilibra la temperatura.

Y por si todo lo anterior no fuese suficiente, el ingeniero ambiental César J. Pérez advierte en un estudio publicado el año pasado que “esta sección de la cuenca es una de las zonas más importantes para la recarga hídrica de los acueductos que brindan agua a las distintas poblaciones cuenca abajo, incluyendo a la ciudad de Santa Cruz”.

Por todo lo mencionado, es de esperar que este gesto protagonizado por la ciudadanía cruceña sirva para impulsar un riguroso debate, con base en estudios de impacto ambiental, social y económico, sobre la mejor manera de preservar y aprovechar el cordón ecológico del río Piraí, así como de otras áreas naturales del país, teniendo siempre como norte un desarrollo sostenible en favor de las actuales y futuras generaciones.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El hombre que desafiaría a Putin

/ 5 de febrero de 2023 / 00:55

Al parecer, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, por fin se dio cuenta de que la guerra en Ucrania creó a un competidor peligroso para su poder: Yevgeny Prigozhin, fundador de la empresa militar privada Grupo Wagner, cuyas tropas combaten junto al ejército ruso. Dependiendo del punto de vista, Prigozhin podría ser considerado la persona del año o el villano del año. Según varias fuentes de Moscú, Putin confía en poder debilitar a Prigozhin, quien ha tenido tensiones con el Estado Mayor del ejército. Sin embargo, el efecto podría ser el contrario, y más gente vería a Prigozhin como la figura con más probabilidades de suceder a Putin.

Desde el principio de la guerra contra Ucrania, Putin se aseguró de que no surgieran rivales a su poder y se esforzó mucho por garantizar que el conflicto no creara un líder militar popular que pudiera suponer una amenaza. Y lo logró. Sin embargo, en años recientes, Prigozhin ha tenido una carrera inesperada. Al principio se le conocía como “el cocinero de Putin”, pues consiguió convertirse en contratista estatal de los almuerzos escolares para los niños de todo el país. Luego creó la fábrica de troles, la Internet Research Agency, y fue señalado en la investigación de Robert Mueller sobre la injerencia en las elecciones estadounidenses de 2016. Por último, Prigozhin se hizo famoso como fundador del Grupo Wagner, cuyos contratistas han combatido en África, Siria y ahora en Ucrania.

Estos logros por sí solos le aseguraron a Prigozhin la responsabilidad de las tareas más delicadas de Putin. Pero este año, Prigozhin pasó a otra liga, con lo que superó a todos los amigos de Putin en el poder. Además de ser el operador político más popular es temido por altos funcionarios y empresarios rusos.

El meteórico ascenso político de Prigozhin comenzó este verano, cuando recorrió todas las cárceles rusas para reclutar prisioneros para Wagner, su ejército privado, para lo cual ofreció indultos a aquellos que combatieran en el frente en Ucrania: seis meses de servicio y luego la libertad. Para hacer esto, Prigozhin tuvo que desafiar a varias agencias rusas de seguridad al mismo tiempo. Todos esos grupos tienen un estatus especial, dependen únicamente del presidente Putin y nadie se atreve a rebatirlos. Pero entonces la situación cambió: apareció un personaje que estaba por encima de todos. Si Prigozhin puede liberar a cualquier prisionero, sus poderes son ilimitados.

El siguiente indicador del nuevo estatus de Prigozhin fue su abierto enfrentamiento con el Ministro de Defensa y los altos mandos del Ejército. Prigozhin consiguió crearse la imagen del guerrero más eficaz. No está subordinado al Ministerio de Defensa, no está incluido en el sistema de la burocracia militar, determina sus propias tareas, objetivos y plazos. Según mis fuentes, Putin estaba de acuerdo con este arreglo y permitió que Prigozhin criticara a otros generales de forma grosera y pública. El Presidente ruso no los tenía en gran estima, por lo que no regañó al fundador de Wagner.

Los políticos y empresarios más radicales muestran su apoyo a Prigozhin. Además, su grupo de influencia incluye a los líderes de las llamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk. En general, se trata del clan más influyente de la Rusia moderna, ya que los que están al frente son los que tienen más peso a los ojos de Putin.

Prigozhin también se ha convertido en el héroe de los reporteros militares “patrióticos” (aquellos que trabajan para los medios propagandistas y cuyas opiniones son abiertamente fascistas). Pero Prigozhin ya parece un actor político totalmente independiente. Empezó un enfrentamiento con el gobernador de San Petersburgo, Alexander Beglov, un antiguo colaborador de Putin. “Gente como Beglov será aplastada por nuestra sociedad como un insecto, tarde o temprano”, escribió hace poco.

El 10 de enero, Prigozhin informó en el canal de Telegram de su empresa que los paramilitares de Wagner habían tomado la ciudad ucraniana de Soledar. Esta ha sido su victoria propagandística más poderosa y una prueba convincente de que Wagner es una de las unidades rusas más preparadas para el combate. El Ministro de Defensa aseguró que la toma de Soledar fue un logro suyo, lo que de inmediato fue desmentido por Prigozhin y varios corresponsales militares. Para los propagandistas, una victoria tan insignificante causó un éxtasis absoluto.

Se cree que fue en este momento que Putin se dio cuenta de que tal vez Prigozhin era demasiado popular. Así que encumbró a los enemigos de Prigozhin, los generales Lapin y Valeri Guerásimov, y nombró a este último comandante de las operaciones en Ucrania. Este es el tradicional juego burocrático de Putin, que ha sido eficaz pero que podría no funcionar esta vez. Muchos rusos, atolondrados por la propaganda, se sienten frustrados porque el Ejército no está ganando. Kiev no fue tomada en pocos días como se había prometido. Al nombrar al general Guerásimov, Putin asume la responsabilidad de todas las derrotas posteriores. Y no debilita a Prigozhin, quien no criticó este nombramiento. Esto significa que, en un futuro próximo, Prigozhin podría desafiar al presidente y Putin quizá ya no pueda oponerse a su antiguo cocinero.

Mikhail Zygar es periodista ruso y columnista de The New York Times.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El MIR sucumbió, queda el recuerdo de sus héroes

/ 5 de febrero de 2023 / 00:51

El año 1971 apareció en la palestra pública del país el Movimiento de la Izquierda Revolucionara (MIR). No fue un surgimiento instantáneo, sino el resultado de un proceso de articulación de varias fracciones políticas, entre las que se puede mencionar a un sector del ELN-PRTB (resabios del llamado “foquismo” guerrillero), algunos desencantados del maoísmo, otros desprendidos del “movimientismo” (MNR) y un puñado de intelectuales independientes. Pero, en lo fundamental, la corriente que proporcionó la plataforma y el liderazgo al naciente MIR fue la “democracia cristiana revolucionaria”, desprendimiento esencialmente juvenil del Partido Demócrata Cristiano, fracción que vino en llamarse PDC-R (revolucionario) y cuyo indiscutido líder era Jorge Ríos Dalenz, ejecutado en el exilio chileno durante el golpe fascista de Pinochet.

¿Qué pasó con el MIR en los casi 10 años posteriores, desde su aparición formal en septiembre de 1971 hasta la matanza de ocho de sus dirigentes en enero de 1981? Sin duda fue un largo periodo de crecimiento y consolidación, tanto de sus instancias organizativas como de su creciente influencia en amplios sectores de las capas medias: universitarios, profesionales, trabajadores asalariados; importantes núcleos campesinos e incluso en el sector proletario minero, entonces considerado la columna vertebral de las luchas sociales.

Es obvio que tal proceso estuvo acompañado de fuertes debates internos que fueron configurando en el seno del MIR corrientes ideológicas y visiones diferentes que derivaron en la creación de nuevos partidos como MIR-Masas, MIR-Bolivia Libre, Movimiento Sin Miedo, Sol.bo y otros. El MIR ya no existe, pero con sus luces y sombras, lo que podría llamarse la “generación mirista” contribuyó a la apertura y construcción democrática, uno de cuyos hitos fundamentales se dio el 10 de octubre de 1982 con el ascenso al gobierno de la Unidad Democrática y Popular. La UDP, agrupación frentista forjada en la resistencia a la dictadura, aglutinaba esencialmente al MNR de Izquierda, al MIR y al PCB, y fue precisamente el MIR el partido que desencadenó grandes movilizaciones por la entrega inmediata del poder a las autoridades y parlamentarios elegidos en 1980, salida catastrófica pues amarró al presidente Siles Zuazo a un parlamento mayoritariamente opositor, aspecto que, entre otros, fue determinante para el descalabro udepista y, de paso, hizo aflorar las crisis internas de los partidos que sustentaban el proyecto. Retorno masivo de la militancia del MNR-I al tronco movimientista de Paz Estenssoro; fracturas en el PCB que resultó no ser tan monolítico como se creía (Quinto Congreso); en tanto que el MIR quedó partido en tres fracciones: la de Paz Zamora (dueño de la sigla), la de Araníbar (MIR-Bolivia Libre) y el sector laboral (MIR-Masas) capitaneado por Delgadillo y Del Granado.

Andando el tiempo, el MIR desapareció por completo, diluido y absorbido por las dos grandes opciones del modelo neoliberal. En la de Banzer con su herencia dictatorial intacta, para lo cual Paz Zamora y sus allegados tuvieron que cruzar “los ríos de sangre” que los separaban. Y en la de Sánchez de Lozada, en su primer periodo, donde el MBL sucumbió a cambio de un ministerio y de la posibilidad de influir positivamente en las reformas del momento, temática agraria, descentralización por la vía municipal y ejercicio de los derechos humanos (acuerdos programáticos y no prebendales, al decir de los protagonistas).

Sería pura especulación suponer a cuál de las tres fracciones se hubieran adherido cada uno de los ocho dirigentes asesinados por la dictadura de García Meza y Arce Gómez aquel 15 de enero de 1981. Conocí a casi todos ellos, pero más a fondo a Artemio y a Ricardo. Lo suficiente como para colegir que todos ellos, al momento de tomar sus decisiones políticas, se hubieran guiado por principios éticos y no por intereses sectarios o de conveniencia personal. Así quedaron en la historia.

Carlos Soria Galvarro es periodista.

Comparte y opina:

‘Bolivia escucha, estamos en adopción’

Al parecer, están decididos a definir su destino contra el Estado y la sociedad peruana excluyentes.

/ 5 de febrero de 2023 / 00:45

El Estado genocida al frente de Dina Boluarte, apoyada por la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas, el Poder Legislativo, un puñado de empresarios y sus aliados, ha convertido al Gobierno en el más sanguinario de la historia peruana. Hasta el momento hay alrededor de 65 personas asesinadas por las fuerzas de represión, que le han convertido en noticia internacional y crece la presión de la comunidad internacional para una pronta solución, pero no quiere ser atendida por la mentalidad ultraconservadora de los políticos neoliberales en el poder.

En medio de esta situación caótica, mediante un estribillo y pancartas —“Bolivia escucha, estamos en adopción” y “Adóptame”—, se manifestaron en pasados días los habitantes del departamento de Puno. ¿Cómo interpretamos esta profunda rebeldía ciudadana? La declaración de Boluarte el pasado 24 de enero de que “Puno no es el Perú”, ahondó más las reacciones. Las redes sociales han brindado una cobertura interesante sobre cómo construir un destino propio de la región sur del Perú, ¿ser otro país? Incluso aparecen mapas de cómo sería, justificando esta vía de solución, porque el sur tiene casi todas las riquezas con las que vive el Perú y que Lima solo subsume y vive a costa de marginalizar a regiones como Puno y similares.

Lo más importante es mostrarnos que los Estados nación, fundados por los libertadores, bajo el criterio de simples extensiones e imitaciones de los Estados europeos, no es la solución. En medios locales bolivianos la información fue escasa, a excepción de un canal de televisión que no tuvo mayor explicación de la manifestación y casi la nota fue emitida con un hecho anecdótico.

¿Qué significa que los habitantes de Puno se declaren que Bolivia les adopte? El sur peruano es una región aymara y quechua y entre sus valores está la adopción cuando alguien es wajcha o huérfano y no tiene un protector. Precisamente, no es casual que se use el término de “adóptame”, porque el Estado peruano perdió toda credibilidad y confianza de sus habitantes más discriminados.

Al llamado de “adóptame”, varios habitantes de Bolivia respondieron en las redes sociales con frases como “si somos una sola nación aymara, quechua, pero los Estados nos han dividido”. Otros en tono más risueño dijeron: “Hermanos de Puno, si no se pueden memorizar nuestro himno nacional, no pasa nada, con que sepan de Maroyu, está bien para empezar. Bienvenido”.

Desde el punto de vista de la convivencia de los pueblos de frontera, siempre hay lazos muy fuertes que unen y eso no se perdió. El antiguo Qullasuyu está vigente en términos de la existencia y la relación de las parentelas. A nivel político, Cusco y particularmente Ollantaytambo, fue el lugar donde nacieron ideas contemporáneas de los pueblos ancestrales andinos. Hay que recordar que el indianismo contemporáneo se fundó ahí, como recordaba un letrero colocado a un bus que emprendía el viaje a Lima: “Ollantaytambo, capital mundial de la indianidad” o “ciudad viviente inka”. A pesar de la separación jurídica de los Estados, el Qullasuyu aún vive y fluye.

Algunos políticos de la ultraderecha peruana acusan al expresidente Evo Morales y a la federación de campesinos de la provincia Omasuyos de promover actos de desestabilización. Un parlamentario de Fuerza Popular fujimorista, Ernesto Bustamante, con fuertes rasgos de esquizofrenia, sugirió invadir Bolivia para apropiarse de sus recursos naturales y así cobrar los supuestos daños causados al Perú. Incluso, sale a flote el tema de la Confederación Perú-Boliviana, que para la derecha peruana fue un hecho que pretendió dividir el Perú y por eso Agustín Gamarra invadió Bolivia. Aquí se discurre la historia oficial. Pero, la gran rebelión del pueblo peruano, sobre todo del Sur, está escribiendo la otra historia, la más profunda. Al parecer, están decididos a definir su destino contra el Estado y la sociedad peruana excluyentes.

Wasitampi parlañasa Pirwa jilatanakan, kullakanakan sarnaqawipata. Wali jiwayarasipki una Boluarte apnaqirinakaxa. Sarxama sasaw sapxi, uka k’ullu awilax janiw mistuñ nunkiti.

Esteban Ticona Alejo es aymara boliviano, sociólogo y antropólogo.

Comparte y opina:

Revocatorio ‘interruptus’

¿Por qué es tan difícil ejercer este derecho? No es por falta de voluntad o de malos gobiernos. Ni de ganas

/ 5 de febrero de 2023 / 00:41

La revocatoria de mandato es el mejor/ peor ejemplo de un avanzado derecho político reconocido en la Constitución, cuyo ejercicio se inviabiliza en la legislación posterior. El principio es inequívoco: todos los gobernantes y representantes electos pueden ser revocados en las urnas. No es necesario acreditar causales. El problema es que los requisitos son (casi) inalcanzables. Tanto, que en una década no se ha podido revocar el mandato de ninguna autoridad en el país.

¿Por qué es tan difícil ejercer este derecho? No es por falta de voluntad o de malos gobiernos. Ni de ganas. Desde la vigencia del nuevo texto constitucional, tuvimos dos periodos de revocatoria (2013 y 2018). Se presentaron 369 iniciativas, nada menos, la mayoría en el ámbito local. 368 quedaron en el camino, en especial por el incumplimiento del muy elevado porcentaje de firmas. Solo prosperó un caso, en Bolpebra, pero no hubo revocatoria por falta de votantes.

Antes de la Constitución de 2009, que reconoce la revocatoria como mecanismo de la democracia directa y participativa, hubo un referéndum ratificatorio. Se convocó por ley en mayo de 2008, en medio de la disputa en torno al proceso constituyente, para definir la continuidad o no en el cargo del binomio presidencial y de ocho prefectos. Fue un error político de la oposición. Evo-Álvaro fueron ratificados con el 67% de votos. Y cayeron dos prefectos opositores.

Así las cosas, estamos ante un nuevo error político, esta vez a cuenta de la oposición cívica por “mandato” de sus cabildos. ¿En serio piensan activar en mayo próximo una iniciativa para revocar el mandato del presidente Arce? Si acaso lograran conseguir en 90 días el millón 800 mil firmas requeridas, distribuidas en los nueve departamentos, ¿creen que podrán superar el 55,11 % de votos válidos? Más que amenaza, parece una ilusión perezosa que terminará archivada.

Es evidente que el ultimátum para una ley de amnistía en 30 días (con igual tufo que “Censo el 2023 sí o sí”) no solo es maximalista, sino inviable. Lo sabe la dirigencia cívica, que en mayo tendrá que recular en su amenaza revocatoria o embarcarse en una aventura fallida que, más bien, puede movilizar y fortalecer al oficialismo. El resultado, otra vez, abonará rabia y decepción, además de seguir devaluando el mecanismo del cabildo (más instrumental que deliberativo).

La buena noticia es que las principales exigencias/acciones de la oposición (revocatoria de mandato, referéndum para la reforma judicial, proyecto electoral único en 2025) se producen con apego al cauce democrático e institucional. Es probable que sean procesos interruptus, pero algo es algo.

FadoCracia mensual

1. En una simpática alocución demostrativa, un periodista estadounidense asegura que febrero es el peor mes, aunque le reconoce la cualidad de ser honesto. 2. Puede ser, en el hemisferio norte, donde los días de febrero son fríos y opacos. “Si sobrevives febrero —concluye— podrás vivir otro año”. 3. En nuestra comarca, en cambio, febrero es un mes intenso, algo caliente, licencioso (casi siempre, cuando no hay inundaciones o matanzas). 4. Pero no estamos hablando de los efectos del clima/eventos, sino del carácter. Hay diferencias. 5. El poeta T.S. Eliot, por ejemplo, asegura que “abril es el mes más cruel”. Eso depende. Abril es también un mes de claveles, esperas y revoluciones.

Como octubre. 6. Y están las aguas de marzo (“cerrando el verano / la promesa de vida en tu corazón”). 7. Desde hace algún tiempo, mi mes preferido, de ocurrencia- temporalidad variable, es el que llega con insomnio, Maga, repliegue y dos copas de saudade. Egoísta, cierto, vaciado de comuna, aunque liberador. Pero ahora estoy triste y solo quiero aprovechar el día. Lo demás, ya se sabe, es silencio.

José Luis Exeni Rodríguez es politólogo.

Comparte y opina:

Educación para la libertad

/ 5 de febrero de 2023 / 00:36

La educación es una palabra que tiene múltiples significados en las vidas de la humanidad, algunos tienen que ver con el control que el sistema dominante pretende implantar. La burguesía, desde 1879, se preocupó por crear un sistema propio de educación, que tiene los objetivos de consolidar a la propiedad privada, el usufructo sin límites, la doble moral, la sumisión al poder burgués, entre otros. Por otro lado, los diferentes pueblos de la humanidad tenían también sus propios sistemas educativos, creados mucho antes de que la burguesía existiera. Los pueblos andinos y amazónicos del continente son parte de esa experiencia valiosa que recorre la historia de la humanidad.

Cuáles saberes, cuáles conocimientos se deben pasar a las niñas y niños, para poner cimientos en el camino de su curiosidad y creatividad; son preguntas fundamentales. Qué es lo que aprendimos de la vida y en la vida, será importante compartir con quienes vienen creciendo y estrenando sus vidas. Por supuesto que tenemos que compartir las metodologías de la autocrítica y la reparación de los errores, que es otro cimiento fundamental para crear valores que apunten a una ética comunitaria, que nos permite cuidarnos entre sí.

El título de esta columna, Educación para la libertad, es inspirado en el nombre de un libro de Paulo Freire, el pedagogo brasileño que se concentró en la alfabetización del pueblo, esa praxis liberadora de aprender a leer y escribir la historia. Hoy tendríamos que además alfabetizarnos en usar el internet y descubrir todas las manipulaciones y mentiras de las redes y medios de comunicación, como una práctica contemporánea de ejercer la libertad.

El gran pedagogo aymara Avelino Siñani recogió la metodología aymara de una educación que no se encierra en las aulas y está profundamente ligada al sustento de la vida en los diferentes territorios. Por eso es que la ley de la educación del Estado Plurinacional lleva su nombre. Quiero referirme, en esta ocasión, especialmente a los reclamos sobre la nueva currícula y los ataques a las grandes luchas reivindicativas de las mujeres. Ataques a los derechos de conocer nuestro cuerpo de una manera científica y sin prejuicios moralistas y religiosos. Conocer nuestros cuerpos para que descubramos nuestra sexualidad y podamos defendernos del abuso, de la pedofilia, de las manipulaciones sexuales y afectivas. Cuyo desconocimiento o información sesgada es la que se ha manejado hasta ahora y han servido como base para el abuso y violencia hacia las mujeres. Por eso el título de educación para ser libres, la información planteada en una educación sexual integral, lejos de las visiones que se empeñan encasillar los cuerpos en el binarismo del género: o género femenino o género masculino.

Es vital para niñas y niños la información para crecer libres de prejuicios que les hagan sufrir, que crezcan en los valores de la comunidad y la responsabilidad con sus vidas y la vida de las y los demás. En el valor del diálogo para la resolución de los problemas, muy lejos de la violencia asesina. Por eso defendemos la nueva currícula, porque encarna estos valores fruto de la discusión y lucha del pueblo boliviano especialmente de las mujeres. ¡Jallalla proceso de cambios!

Julieta Paredes Carvajal es feminista comunitaria.

Temas Relacionados

Comparte y opina: