Voces

sábado 17 abr 2021 | Actualizado a 15:53

Una Policía de temer

Es inconcebible la sociedad de un jefe policial con un capo de las drogas, un mecenas de la institución.

/ 30 de abril de 2019 / 04:48

Una vez, un agente de tránsito me detuvo en una tranca al llegar a Oruro; no había razón, tenía todos los accesorios de emergencia en orden, como lo comprobó después. No contento con las obligaciones (casi) en orden, luego de observar otros detalles del carro, a aquél se le ocurrió revisar la licencia de conducir. ¡Sorpresa! No llevaba lentes (estaban en el tablero), como señalaba el documento. El hombre me pidió bajar del vehículo, le respondí que no era necesario hacerlo; hubo una corta pulseta entre resistirme y él pretender obligarme a bajar del coche, hasta que a manera de consulta me dijo que me iba a sancionar por la infracción. Le dije que me entregue la boleta de infracción sin problema.

En realidad, el policía quiso que bajara del vehículo para evitar tener testigos y quizás una grabación en su intento de extorsionarme. No tenía el talonario, estuvo obligado a “perdonarme” la infracción.

Historias como esas solemos tener casi todos, desde el mito de la infancia cuando los papás amenazaban con llamar a la Policía en casos de que se portaran mal.

Así de temer.

Pero esos son temores de fantasía, con algo de realidad, cierto. En nuestra cotidianidad, la Policía y los policías denotan autoridad, poder… y abuso. Quién no tuvo o vio algún incidente o altercado con un policía. Ellos denotan poder y siembran temor en la gente, salvo algunas excepciones.

Y cuando las noticias solo hablan de ellos, hay que preocuparse. Policías implicados en el asesinato de un chileno traficante de vehículos, policías violadores de una ciudadana brasileña en una celda, policías haciendo dinero con el destino de otros policías que dejan pasar contrabando por más dinero, policías vendiendo para sus bolsillos cupos para la Academia, policías haciendo negocio con delincuentes, policías feminicidas (ayer se conoció del último de los casos), policías socios y protectores de narcotraficantes… De temer.

¿Dónde perdió el rumbo la Policía? No ahora, hace tiempo; no por nada pasaron años de intentos por reformarla, y este Gobierno tuvo mucho tiempo para lograr ese propósito sin éxito. Lo que acaba de develarse es solo el lado escandaloso de sus implicaciones con la delincuencia y el narcotráfico. Hay casos de policías —de los que se supone que resguardan a los ciudadanos— “trabajando” con los maleantes.

Es inconcebible la presunta sociedad de un jefe policial con un capo de las drogas, un mecenas de la institución distinguido por cuatro sillones y con una libertad absoluta para delinquir. Que el mismo narcotraficante tenga favores de otras unidades de la Policía Boliviana, devela una narcoestructura operando en la institución. Ya no sorprende nada, con razón el narcotráfico y la delincuencia común son taras de nunca acabar pese a los esfuerzos que aparentan dedicarles las autoridades.

Y eso que no sabemos casi nada de todo lo que mueven los malos policías.

Hace falta un duro golpe de timón, que mueva todas las estructuras; no así paliativos como la remoción de una guarnición, la baja de oficiales implicados o la advertencia de medidas similares para agentes implicados en graves ilícitos.

No mentiríamos si decimos que muchos de nuestros males como sociedad se lo debemos a una Policía corrupta, que cobra a los choferes infractores, que pacta con la delincuencia o que negocia con el narcotráfico. Su poder es tan grande, que aparentemente nadie de sus miembros se libra de algún ilícito en su currículum, como el oficial con antecedentes de narcotráfico que nos hizo creer que salvó la vida de un triste suicida en un puente de La Paz.

* Periodista.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Morales denuncia que Áñez pretendía instalar una junta militar para evitar a Arce

“Queremos decirles a los golpistas: ¡aquí está el pueblo boliviano; los vendepatrias nunca más volverán!”, respondió Evo Morales en una concentración del MAS.

Evo Morales habla en la concentración del MAS en Cochabamba. Foto: APG

/ 17 de abril de 2021 / 15:00

El expresidente Evo Morales denunció este sábado que a dos semanas de la posesión de Luis Arce, quien ganó las elecciones de 2020 con el 55,1% de los votos, el gobierno de Jeanine Áñez pretendía instalar una junta militar para impedir el juramento del mandatario electo.

“La penúltima semana para la posesión del hermano Lucho, la dictadura de los golpistas —qué ‘gobierno de transición’, ningún gobierno de transición— tenía el plan de dejar el gobierno a una junta militar”, contó el exmandatario, ahora titular del Movimiento Al Socialismo (MAS, en una concentración de ese partido en Cochabamba.

“Saludo a algunos militares, se rebelaron a su comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, general (Sergio Orellana)”, remató.

Morales, dimisionario en la crisis poselectoral de 2019, fue sustituido el 12 de noviembre de ese año por la entonces senadora de minoría Jeanine Áñez, que se proclamó mandataria en sendos se actos de la Cámara de Senadores y de la Asamblea Legislativa sin quorum ni presencia de los dos tercios del MAS. Protestas políticas a raíz de “irregularidades” detectadas por la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre las elecciones del 20 de octubre habían desembocado en un quiebre institucional.

Es más, el expresidente consideró que un grupo militar “golpista” intentó cohesionarse a una semana de la posesión de Arce, acto que sucedió en la Asamblea Legislativa el 8 de noviembre del año pasado. “La última semana, antes del 8 de noviembre, otra vez intentaron cohesionar militares golpistas para que el hermano Lucho no tome posesión. Hasta el último día la batalla”, dijo.

Ese grupo especializado de Sanandita quería venirse a La Paz. ¿Para qué a La Paz? Seguramente era para tomar la Asamblea Legislativa o para detener a Lucho y no se posesione”, especuló Morales.

“Es larga la historia, hay que repasar esa historia”, insistió.

Morales llamó a defender al gobierno de Luis Arce. “No podemos estar con las manos cruzadas, ya sabemos cuál es la intención de la derecha boliviana. Cuando no nos ganan elecciones, golpe de Estado”, afirmó.

Recordó que en las últimas semanas aparecieron amenazas desde fuerzas detractoras del oficialismo. Una de ellas fue la del ahora gobernador electo de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho. “Voy a decir algo al señor Arce: no se olvide cómo salió Evo Morales, que aprenda a respetar nuestras instituciones”, arengó el 20 de febrero en una comparecencia con periodistas tras la aprobación de la Ley de Emergencia Sanitaria.

El 1 de abril, al saberse de la detención de la exministra de Medio Ambiente María Elba Pinckert, el presidente del Comité pro Santa Cruz advirtió al Gobierno: “Señores, no jueguen con fuego, se van a quemar”.

Le han dicho: “Lucho, cuidado que te vaya como a Evo Morales, amenazando con golpe de Estado. Queremos decirles a los golpistas: ¡aquí está el pueblo boliviano; los vendepatrias nunca más volverán!”, respondió Morales.

“No hemos convocado, saben que es importante acompañarnos, nos acompañamos y no nos abandonamos; estamos presentes para no abandonar nuestra revolución democrático-cultural”, dijo el expresidente.

El MAS evalúa su situación político días después de conocerse los resultado de la segunda vuelta de las elecciones subnacionales, en las que no consiguió una sola de las cuatro gobernaciones en disputa electoral.

Comparte y opina:

El TED de Pando cierra el cómputo de segunda vuelta y confirma la victoria de Richter

Regis Richter obtuvo el 54,6% de apoyo, 28.856 votos, y Miguel Becerra, del Movimiento Al Socialismo (MAS), 45,3% de los votos, 23.911.

Regis Richter

/ 16 de abril de 2021 / 12:07

Pando se sumó a Chuquisaca y Tarija en el cómputo final de actas de la segunda vuelta de las elecciones subnacionales, celebrada el domingo. Los resultados confirman la victoria de Regis Richter, del Movimiento Tercer Sistema (MTS), que será su gobernador.

El Tribunal Electoral Departamental (TED) de Pando había reprogramado la votación en los recintos electoral de Manchester y Alianza, cuyas mesas no pudieron ser abiertas el domingo. El miércoles fue completada la votación; estaban pendientes 406 votos.

Al final, la votación departamental favoreció a Richter, que obtuvo el 54,6% de apoyo, 28.856 votos; Miguel Becerra, del Movimiento Al Socialismo (MAS), logró el 45,3% de los votos, 23.911.

Richter, médico y alcalde de Porvenir por el MAS, jurará a su cargo, como todas las autoridades departamentales, municipales y regionales electas el 7 de marzo y el 11 de abril, el 3 de mayo.

El gobernador electo de Pando había postulado al puesto con una sigla “prestada”, del MTS, debido que la dirigencia de su partido decidió optar por Becerra pese al apoyo de la organizaciones sociales.

El cómputo también fue cerrado en Tarija y Chuquisaca, donde fueron elegidos respectivamente Óscar Montes, de Unidos por Tarija, y Damián Condori, de Chuquisaca Somos Todos (CST). En La Paz, cuatro mesas fueron anuladas y el TED decidió cerrar el cómputo, con el que ganó Santos Quispe, de la alianza Jallalla La Paz.

Comparte y opina:

Peleados en la transición, Revilla replica a Arias: ‘No lee los informes o sigue en campaña’

“Juan del Granado le dejó a Lucho Revilla la mesa servida; le dejó todo servido, lo único que Revilla tuvo que asumir es sentarse y comer”, había protestado Iván Arias.

Luis Revilla e Iván Arias, cuando comenzaron el 11 de marzo la transición. Foto: La Razón

/ 15 de abril de 2021 / 18:05

El alcalde Luis Revilla no se guardó palabras para fustigar las declaraciones de su sucesor, Iván Arias, de quien afirmó que “no lee los informes o sigue en campaña”, en alusión a las críticas a su gestión de parte del otrora ministro de Jeanine Áñez.

Arias “no lee informes o sigue en campaña dando información malintencionada: 1) Que el alcalde Revilla tiene 411 funcionarios en su despacho, omitiendo mencionar que esos 411 incluyen Auditoría Interna, Dirección jurídica y otras nueve dirección”, respondió la autoridad en un hilo de su cuenta de Twitter.

El miércoles, Arias, elegido alcalde por la alianza Somos Pueblo, ofreció una conferencia de prensa para referirse a una serie de temas relativos al proceso de transición. Cuestionó en un informe los gastos administrativos, y dijo queda “un hueco” de Bs 411 millones. “Estamos complicados, nos está dejando un hueco muy profundo”, afirmó.

Además, Arias cuestionó el presupuesto que administró Revilla en los casi 11 años de gestión que desempeñó luego de sucederle a Juan del Granado, del otrora Movimiento Sin Miedo (MSM), que a la postre germinó Soberanía y Libertad (Sol.bo), la alianza de Revilla.

“Juan del Granado empieza con (Bs) 455 millones para toda la Alcaldía, Lucho Revilla termina con 1.750 millones. ¿Qué es lo que hace Revilla? Plantea un POA poco realista de Bs 2.100 millones (…), pero en la práctica, haciendo muchos esfuerzos, apenas llega a 1.600 millones”, afirmó Arias, quien mostró una serie de cuadros en la rueda de prensa.

Luis Revilla presentó este cuadro para mostrar a Iván Arias la crisis económica del gobierno municipal de La Paz.

“Juan del Granado le dejó a Lucho Revilla la mesa servida; le dejó todo servido, lo único que Revilla tuvo que asumir es sentarse y comer”, protestó el alcalde electo.

Ante esto, Revilla respondió: “No me senté cómodo a comer. Me puse a trabajar, a conseguir recursos para mis proyectos. Y ahí están los ‘Pumas’, los hospitales, los viaductos y los 112 Barrios de Verdad, por decir algunos.

Arias considera que va a tener una gestión complicada por los escasos recursos. “Y (Revilla) pareciera haber dicho: ‘después de mí, el diluvio’”, sentenció.

Ahí, el alcalde Revilla apuntó con el pasado inmediato de Arias, cuando era ministro de Obras Públicas del régimen de Jeanine Áñez. “La crisis económica producto de la pandemia debió ser de su conocimiento cuando era Ministro y esa crisis ha reducido las recaudaciones de todo el Estado boliviano y, obvio, la gente tiene otras urgencias antes que pagar impuestos.

Ayudado por Julio Linares, viceministro de Transportes cuando Arias era ministro, el alcalde electo detalló el número de personal de la Alcaldía de La Paz. Linares explicó que el personal de planta es de 1.799, personal a contrato 6.541 y personal “adicional” 1.000; en total, 8.940. Y una planilla mensual de Bs 44,1 millones.

Uno ed los cuadros expuestos por el alcalde Luis Revilla.

Revilla explicó que la cantidad de funcionarios de la gestión de Del Granado (5.000) a la suya creció a “9.000” debido a que “con Juan no había ni PumaKatari ni todos los hospitales funcionando. Primero que no son 9.000, sino 7.469 exactamente”.

“Esa diferencia son 1.100 funcionarios del PumaKatari (800 entre conductores y anfitriones), 1.000 personal médico y de nuestros hospitales, y 548 de la Secretaría de Transporte, que incluyen guardias municipales de Transporte, y personal de parqueos tarifados”, explicó el alcalde.

Revilla y Arias se reunieron el 11 de marzo para comenzar el proceso de transición. El alcalde había destacado “el respeto y la cordialidad que había tenido el acalde electo” entonces. Y Arias había resaltado “la madurez democrática, institucional que hay en el municipio de La Paz”.

Revilla es alcalde de La Paz desde 2015 luego de 10 años de gestión de Del Granado, su antecesor. Arias fue elegido alcalde de La Paz con el 49,5% de los votos; asumirá funciones, como todas las autoridades departamentales, municipales y regionales elegidas el 7 de marzo y 11 de abril, el 3 de mayo.

Comparte y opina:

Characayo, García y funcionarios del INRA debían cobrar $us 380.000 por el caso ‘El Triunfo’

Un informe policial dice que en una banqueta de El Prado de La Paz Hiper García quitó los celulares a la tramitadora y al abogado, para evitar la grabación del hecho.

El ministro Edwin Characayo y el director de Desarrollo Rural, Hiper García. Fotos: Ministerio de Gobierno

/ 14 de abril de 2021 / 12:11

La relación de hechos del caso de corrupción que involucra directamente al ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Edwin Characayo, consigna un soborno de hasta $us 380.000 para la autoridad, el director de esa oficina y otros funcionarios de ese despacho gubernamental.

La información está contenida en el “acta de acción directa” reportada por el teniente coronel Morgan Zenón Polo Garzón, el teniente Alejandro Flores Villarroel y los subtenientes Hugo Quispe Colque y Wilder Clavijo Callisaya, de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), que intervinieron en la detención del ministro y el director general de Desarrollo Rural, Hiper García, la noche del martes en La Paz.

La Razón accedió al informe que señala que la familia de N. G., propietaria de la hacienda “El Triunfo”, en Santa Cruz, fue presionada para hacer esos pagos y consolidar la titulación de los predios ubicados a cuatro kilómetros de San Ramón. Del total del dinero requerido, $us 100.000 debían ser abonados a favor del ministro Characayo, $us 80.000 a García y $us 200.000 a funcionarios del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

Declaraciones del comandante de la Policía, coronel Jhonny Aguilera.

El acta señala que la encargada de los trámites de la familia, D. S. F., debía trasladarse a La Paz desde Santa Cruz junto a su abogado O. H. S. M.  Una vez en La Paz, ambos fueron citados por García al café Alexander, en El Prado, de La Paz.

El relato dice que allí el director de Desarrollo Rural exigió el pago de esos montos. “García también dentro del café Alexander en la reunión que sostuvieron les exigió que la primera entrega de cierto monto de dinero sea en el departamento de Sopocachi del Sr. Ministro Edwin Characayo, sin embargo este extremo fue rechazado por la víctima y su abogado (sic)”.

Al no conseguir su propósito, García los “apuesta” a entregar el dinero fuera del café, en los bancos de El Prado frente al Alexander. “Una vez ahí el Sr. Hiper procedió a quitar los teléfonos a la víctima y su abogado y les hace la amenaza de que no intenten grabar nada y que no intenten nada parecido”, dice el informe policial.

El dinero secuestrado en la operación que involucra al ministro Edwin Characayo.

Ante el conflicto en el lugar, se sumó el ministro Characayo, “totalmente encapuchado”. Luego de una conversación breve, la representante y el abogado entregan como “adelanto” $us 20.000 a Characayo, quien “a su vez les da la conformidad de que es una buena muestra de que se concretara los demás pagos agradece a la víctima y a su abogado, comprometiéndose además a cumplir con lo acordado y a su vez agarra el dinero y lo ingresa a la mochila que tenía el Sr. Hiper García”.

Minutos antes, a las 21.30, el Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), había tomado conocimiento del caso, que, según las primeras investigaciones, se trata la presunta comisión de los delitos de cohecho pasivo propio, concusión y beneficios en razón del cargo contra Characayo y García, quien se había encargado de presionar a la familia.

Luego del suceso, los involucrados en el acuerdo se retiraban del lugar y en ese momento, cerca de las 22.00, intervinieron los elementos de la FELCC. Fueron detenidos en flagrancia Characayo y García.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, presentó el caso la mañana de este miércoles, y el comandante de la Policía Boliviana, coronel Jhonny Aguilera, relató algunos detalles del operativo.

El caso de corrupción, según fuentes de La Razón, causó una fuerte molestia de parte del presidente Luis Arce. Éste, en un tuit dijo que su gobierno “no encubrirá la corrupción venga de quien venga”.

Comparte y opina:

¿Evo o Arce? El MAS masculla su derrota

/ 14 de abril de 2021 / 01:51

Qué ha fallado? La pregunta quizás sea ahora un fuerte zumbido en la dirigencia y la militancia del Movimiento Al Socialismo (MAS). Acaba de consumarse su estruendosa derrota electoral en la segunda vuelta con la que pretendían ratificar su victoria en al menos tres de las cuatro gobernaciones en disputa.

El MAS había ganado con holgura a Jallalla el 7 de marzo en La Paz; se quedó a tres décimas de vencer en primera vuelta y evitar así el temido balotaje. También tuvo resultados favorables en Pando, Tarija y Chuquisaca, que al final se volcaron el domingo en su contra.

Se queda con solo tres gobernaciones: Oruro, Potosí y Cochabamba. Sus rivales electoralres, aunque aislados y sin vínculos políticos entre sí, gobernarán en La Paz, Tarija, Chuquisaca, Pando, Beni y Santa Cruz.

¿Qué pasó? Hace cinco meses el MAS había ganado las elecciones generales con el 55,1% —Luis Arce es el segundo presidente en su historia— y el 7 de marzo había logrado más de dos tercios de las alcaldías del país. Si bien ligeramente menores a los comicios pasados, los resultados le permitían ratificar su hegemonía política en el país.

Su oposición comienza a regodearse por la derrota del MAS más que cuestionarse por su también triste desempeño: no es homogénea (aunque detractores del MAS, Luis Fernando Camacho y Santos Quispe no comulgan principios entre sí, como Óscar Montes) y en algunos casos resulta de la escisión del MAS (Damián Condori, Alejandro Unzueta y Regis Richter).

Pero en el MAS han comenzado a surgir voces en sentido de una “revolución estructural” y una “evaluación profunda” en el partido.

Hay elementos para el análisis y lo primero que salta es el rol de Evo Morales como jefe de campaña. Una evaluación sobre su papel apunta a su influencia en la elección de candidatos y su tarea misma en la campaña.

Morales sigue siendo el líder del MAS, aunque el evismo ha cedido terreno debido a los últimos resultados. Lo apuntan como el responsable de la designación de candidatos.

Aunque Eva Copa dijo que Morales la llamó para decirle que no fue él quien decidió cerrarle el camino a su postulación por la Alcaldía de El Alto, el origen de la derrota de Franklin Flores en su intento de llegar a la Gobernación de La Paz es la candidatura de la exsenadora del MAS por la alianza Jallalla: esa misma fuerza electoral se reprodujo en la segunda vuelta para volcarse a favor de Santos Quispe, ahora a la espera de la confirmación de su victoria.

Algo así también ocurrió en Pando. Siendo alcalde de Porvenir por el MAS, Regis Richter tuvo que prestarse la sigla de Félix Patzi, Movimiento Tercer Sistema (MTS), al ser desplazado por la dirigencia nacional de la precandidatura a pesar del apoyo de los movimientos sociales. El MAS optó por Miguel Becerra y lamenta ahora la elección de Richter.

Similar situación se presentó con Alejandro Unzueta, precandidato del MAS elegido el 7 de marzo gobernador de Beni por el MTS.

Ni la presencia física y consecutiva de Morales en las cuatro regiones ayudó a consolidar la victoria de sus candidatos. Tuvo cuota en ese periplo Arce, quien, junto a algunos ministros, estuvo en intensa campaña por los suyos.

Las declaraciones sobre que las vacunas en Tarija no son para las “oligarquías” pudo ser determinante para la derrota del candidato del MAS en ese departamento, Álvaro Ruiz.

La gestión gubernamental de la pandemia es siempre riesgosa en tiempo de elecciones. La segunda ola del COVID-19 coincidió con las campañas y las dos votaciones.

Finalmente, la segunda vuelta también coincidió con la detención de la expresidenta transitoria Jeanine Áñez. Replicado por los medios, aunque demandado por amplios sectores de la población, el hecho estuvo en agenda permanente en la opinión pública.

Aunque aún fuerte en el país, el MAS masculla su derrota. Es el cierre de un ciclo, ¿implica también el de Morales? Creo que sí.

 Rubén Atahuichi es periodista.

Comparte y opina:

Últimas Noticias