Voces

domingo 26 sep 2021 | Actualizado a 21:19

El Día sin Compras

/ 30 de noviembre de 2019 / 18:45

El viernes comentábamos en este mismo espacio sobre las recomendaciones enunciadas por los expertos cuando de comprar por internet se trata, especialmente en épocas con grandes descuentos como los que promueve el Black Friday. Toca ahora comentar otra iniciativa diametralmente opuesta, denominada El Día sin Compras (Buy Nothing Day), que está surgiendo en varias regiones precisamente para contrarrestar Black Friday en particular y el consumo desenfrenado del sistema capitalista en general.

Quienes defienden esta iniciativa resaltan que “lo barato innecesario sale caro”. Es decir que comprar algo que uno no necesita porque está con un gran descuento al final resulta un gasto insulso, que va en desmedro de nuestra economía. Además, y más importante aún, este consumismo desenfrenado es uno de los principales factores detrás de la crisis climática y de los conflictos sociales que hoy asolan al planeta. Pues se sostiene sobre un sistema que incrementa la oferta de productos sin responder a una demanda real. Lo cual a su vez impulsa la sobreexplotación de los recursos naturales, que más temprano que tarde terminarán agotándose.

En otras palabras, por causa del amor desenfrenado por las compras y la acumulación de riquezas, hoy estamos consumiendo los recursos naturales más allá de la capacidad del planeta para renovarlos. Con lo cual, estaríamos hipotecando la salud y el bienestar de las nuevas generaciones. Por todo ello, urge sumarse a la iniciativa de evitar compras insulsas, y no solo los viernes negros, sino como una forma de vida.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Centristas y propaganda de derecha

/ 26 de septiembre de 2021 / 00:39

Todos los que prestaron atención durante los años de Obama sabían que los republicanos también intentarían socavar las presidencias demócratas. Algunas de las acciones del Partido Republicano han sorprendido incluso a los cínicos. Aun así, el intento republicano de hacer fracasar al presidente Joe Biden, por mucho que perjudique al resto del país, era previsible.

Más sorprendente, al menos para mí, ha sido el comportamiento autodestructivo de los centristas demócratas (término que prefiero a «moderados», porque es difícil ver qué hay de moderado en exigir que Biden abandone políticas muy populares como la de los impuestos a las empresas y la reducción de los precios de los medicamentos. En este punto, parece demasiado posible que un puñado de demócratas recalcitrantes haga saltar por los aires toda la agenda de Biden) y sí, son los centristas los que están haciendo un berrinche, mientras que los progresistas del partido están actuando como adultos.

Entonces, ¿qué está motivando al escuadrón de saboteadores? Yo diría que parte de la respuesta es que han interiorizado décadas de propaganda económica de derecha, que su reacción visceral a cualquier propuesta para mejorar la vida de los estadounidenses es que debe ser inviable e inasequible.

Por supuesto, esta no es toda la historia. No debemos subestimar la influencia del dinero: tanto los donantes adinerados como las grandes farmacéuticas han hecho gala de su poder. Tampoco hay que descartar la importancia de la simple falta de cálculo: $us 3,5 billones parecen mucho dinero, y no hay que suponer que los políticos entienden (o creen que los electores entienden) que se trata de un gasto propuesto a lo largo de una década, no en un solo año. Supondría poco más del 1% del Producto Interno Bruto durante ese periodo y seguiría dejando el gasto público global muy por debajo de su nivel en otras democracias ricas. Además, ignora el hecho de que el verdadero costo, menos los ahorros netos y los nuevos ingresos, sería mucho menor que $us 3,5 billones.

Y algunos políticos parecen tener la idea equivocada de que solo el gasto en infraestructuras «duras», como carreteras y puentes, cuenta como inversión en el futuro de la nación. Es decir, no se han puesto al día con la creciente evidencia de los altos rendimientos económicos del gasto en las personas, en especial el gasto que saca a los niños de la pobreza.

Sin embargo, a menudo me sorprende escuchar a políticos y expertos que no se consideran parte del movimiento conservador, que defienden argumentos económicos que no son más que propaganda de la derecha, pero que se han repetido tantas veces que muchas personas que deberían saberlo mejor los aceptan como un hecho establecido.

Por último, es sorprendente la cantidad de gente que cree que las economías europeas con un elevado gasto social se ven muy perjudicadas por la reducción de los incentivos al trabajo. Es cierto que durante los años 80 y 90, gran parte del continente parecía sufrir de «euroesclerosis»; es decir, de un elevado y persistente desempleo, incluso durante los periodos de expansión económica. Pero eso fue hace mucho tiempo. Hoy en día, los generosos Estados del bienestar suelen tener un mejor rendimiento del mercado laboral que Estados Unidos.

Tomemos el ejemplo de Dinamarca, que Fox Business comparó en un momento dado con Venezuela. De hecho, si fuera cierto el dogma de la derecha, Dinamarca debería ser un infierno económico. Tiene un gasto social mucho mayor que el nuestro; dos tercios de sus trabajadores están sindicalizados y esos sindicatos son tan poderosos que obligaron a McDonald’s a pagar a sus trabajadores $us 22 la hora.

Pero la realidad es que los daneses en edad de trabajar tienen más posibilidades de tener un empleo que sus pares estadounidenses. Es cierto que el PIB real per cápita es un poco más bajo en Dinamarca, pero eso se debe sobre todo a que Dinamarca, a diferencia de Estados Unidos, no es una nación sin vacaciones; los daneses de verdad se toman un tiempo libre del trabajo.

La cuestión es que, por lo que veo, esos problemáticos centristas demócratas están cegados por una narrativa económica creada a propósito para bloquear el progreso y justificar la enorme desigualdad. Así que imaginan que la agenda de Biden (que es un esfuerzo bastante modesto para abordar los problemas muy reales de nuestra nación) es de alguna manera irresponsable y una amenaza para el futuro de la nación.

Les pido que reconsideren sus premisas. El gasto propuesto por Biden no es irresponsable y no perjudicaría el crecimiento. Por el contrario, sería profundamente irresponsable no invertir en las personas, así como en el concreto, y si nos remitimos a las pruebas, en lugar de repetir el dogma de la derecha, uno se da cuenta de que la agenda de Biden, de hecho, favorece el crecimiento.

Paul Krugman es premio Nobel de Economía y columnista de The New York Times.

Comparte y opina:

Los chambones

/ 26 de septiembre de 2021 / 00:33

Los chambones, según el curioso Diccionario de Americanismos de Alfredo Neves (1973), son unos zapatos ramplones que usan en Puerto Rico. Por supuesto, nada más alejado de la definición que conocemos los bolivianos; para nosotros el chambón o chambona es un principiante que comete errores, confunde las cosas y puede provocar problemas, desastres o malos entendidos con una chambonada.

Todos, en algunos momentos de la vida, hemos sido chambones: al conducir por primera vez un automotor, conquistar un amor, escribir una carta para solicitar trabajo, subir al vuelo a un autobús, etc. Estas fallidas acciones provocan percances domésticos de alcances menores; sin embargo, cuando nos meten o nos metemos a la vida política pueden ocasionar múltiples heridas y desencuentros fatales e imprevisibles.

Las y los legisladores “nuevones”, como gusta llamar a los jóvenes legisladores mi compadre Teo, cometen chambonadas que son muy visibles y no corresponden a personas maduras que deben demostrar conocimiento de las competencias, obligaciones y, sobre todo, los límites que les marcan las normas y reglamentos legislativos; pero estas chambonadas no solo se restringen a este grupo, sino también a autoridades con amplia trayectoria política y profesional; aguzados por sus afanes de mantener su poder político o empresarial, incurren en variada estupidez.

Así, la joven senadora Andrea Barrientos, que podía entrar a la historia por mantener su autonomía de pensamiento y producir el primer encuentro para acercarse a la lejana reconciliación de una sociedad fracturada, recula inmediatamente explicando en lenguaje cantinflesco que “sacaron de contexto mi intervención”. Obviamente que fue el jefe de su partido que le jaló de sus mechas como a su muru imilla para decirle que estamos en guerra con el oficialismo y esperamos que fracasen en todo. Los legisladores del oficialismo tampoco abrieron su espacio autónomo para acercarse a esa señal, actitud que hubiera significado un quiebre importante en ambas fuerzas antagónicas que siguen atizando la discordia y promover un cambio de visión de los jóvenes legisladores. Asimismo, el dúo dinámico de los diputados Astorga y Reyes, a quienes los medios afines a la oposición convirtieron en estrellas mediáticas chambonas, se ocupan de fabricar bilis en contra de Evo Morales y darle consejos al presidente Arce, como si ellos hubieran ganado las elecciones con el 55%.

La grosería del gobernador de Santa Cruz que, con sus desplantes intenta mantener la simpatía de sus adherentes, ha puesto al descubierto las chambonadas en su gestión, es más, criticada por su exaliado Costas: una cosa es vociferar y otra hacer gestión. Sus legisladores se parecen mucho a él: locuaces, gritones e ineficientes. Y por el frente, el legislador oficialista Cuéllar que, cada que abre la boca, genera malestar en su partido por sus palabras irreflexivas. Estas legiones de nuevos chambones no se reencontrarán para propiciar el diálogo y curar las heridas que produjo la aventura de la señora Áñez y su órbita perversa; la beligerancia mutua pone en evidencia que ambos tienen parte de la culpa y es como si vivieran en un mundo ajeno a nuestra vida cotidiana.

La chambonada intergaláctica tiene como autor al Poder Judicial, institución que difirió más de una década una sentencia ejecutoriada y permitió que Manfred Reyes Villa sea habilitado por el Tribunal Supremo Electoral, gane las elecciones ediles y proclame su descubrimiento de golpe judicial. Ahora es un reo sentenciado y alcalde. Solo en Bolivia ocurren estos dislates que abren una leonera que dará aire al “pititismo” con una buena excusa; oportunidad para los políticos duchos que ejercitarán sus maniobras, interpretando las normas y leyes según convenga a la temperatura. Así, en algún momento, con mi compadre Teo pensamos que el dedo encontrado en la hamburguesa de una empresa cruceña, era un plan malévolo de Evo para engendrar una persecución gastronómica a la oposición, fue una chambonada.

Confesamos, queridos lectores, que la política boliviana está plagada de chambones, algunos causan risa, pero todos aburren.

¿Cómo hemos llegado a este escenario pobre de ideas y creatividad para resolver nuestros problemas? La mezquindad y pequeñez moral son evidentes cuando cada gallo canta en su corral al otro gallo que hace lo mismo.

Convenimos con Teo que Bolivia es un país muy bello y estos chambones la agravian.

 Édgar Arandia Quiroga es artista y antropólogo.

Comparte y opina:

Cambios en la geopolítica global

/ 26 de septiembre de 2021 / 00:30

El tablero de la geopolítica global muestra varias tendencias de cambio, que traen consigo implicaciones para los países latinoamericanos. En primer lugar, conviene mencionar que la retirada precipitada de las tropas estadounidenses de Afganistán tendría que obligar a los diseñadores de la política exterior de ese país a reconsiderar la idea de que se pueden imponer sistemas institucionales mediante intervenciones militares prolongadas. Como quiera que eso ocurra o no, las repercusiones de la salida de Afganistán después de 20 años de guerra, ya están acarreando repercusiones de diverso orden en la zona del Asia central, que pueden dar lugar a enormes movimientos migratorios, así como a una mayor presencia de Rusia y China.

En segundo lugar, parece evidente que en el enfrentamiento con la China, la estrategia de los Estados Unidos está cambiando, como se evidencia claramente con la nueva alianza entre Estados Unidos, Reino Unido y Australia, que desplaza la relación que existía en el pasado entre los Estados Unidos y Europa, y afecta en particular a Francia que tenía un contrato multimillonario para el suministro de submarinos a Australia, el cual ha sido cancelado como consecuencia del mencionado acuerdo, que tampoco fue consultado con la Unión Europea. Se trata de un acuerdo estratégico de defensa en la región que busca frenar la creciente influencia de China en la zona indo pacífica, y que permitirá a los tres países compartir información en áreas tales como la inteligencia artificial, cibernética, sistema de submarinos y capacidades de ataque de largo alcance.

En tercer lugar, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el presidente Biden ha anunciado que Estados Unidos regresa a la escena multilateral y que, entre otras decisiones, se reincorpora al Acuerdo de París sobre Cambio Climático. Bajo tales circunstancias cambian las expectativas de los resultados que pudiera tener la próxima reunión de la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP 26) que se llevará a cabo en noviembre en Escocia. Un mayor optimismo se justifica también a partir del cambio que ya se anuncia en la correlación de fuerzas europeas cuando las elecciones de este domingo modifiquen la coalición de partidos del nuevo gobierno federal en Alemania.

De manera general, los compromisos de los países industrializados afectan a las estructuras productivas que determinan los grandes flujos de comercio internacional, la matriz energética global y las perspectivas de los avances tecnológicos en materia de digitalización. Además, el Pacto Verde de la Unión Europea resultaría ciertamente reforzado con la probable incorporación del partido de los Verdes en el próximo gobierno de Alemania. Bajo tales condiciones podrían cumplirse algunos compromisos de los países industrializados, tales como un mayor financiamiento para el cambio climático en los países en desarrollo; que se aplique plenamente el Acuerdo de París, y que se convenga una efectiva reducción de las emisiones de gas de efecto invernadero a nivel global.

Los aspectos mencionados demuestran que se encuentra en pleno desarrollo un proceso de construcción de nuevas alianzas liderado por los Estados Unidos, que deja por fuera a la región latinoamericana como conjunto, sin perjuicio de que se mantenga la relación con algunos países individuales, como es el caso del papel que juega México en el tema de las migraciones de Centroamérica y el Caribe.

Se constata una vez más que la división de la región, puesta de manifiesto en la reciente reunión de la Celac, impide ciertamente que América Latina participe con una sola voz en la reconfiguración del orden internacional y en los principales foros que atienden los temas centrales de la transición geopolítica global, al mismo tiempo que despliega un relacionamiento a geometría variable con la China.

Horst Grebe es economista.

Comparte y opina:

Loro y oro

/ 26 de septiembre de 2021 / 00:25

Los periódicos, y más los periódicos de papel, siguen siendo los misteriosos espejos de sus sociedades de carne y hueso. Lo son en sus informaciones, lo son en las opiniones de sus colaboradores o columnistas, lo son en sus interpretaciones periodísticas pero también tienen reflejo sus publicidades, sus necrológicos o sus fríos avisos clasificados. Recuerdo ahora mismo el trabajo del profesor e investigador belga Gabriel Ringlet que, en la Universidad Católica de Lovaina, publicó un largo análisis de los necrológicos de los diarios. Resulta apasionante constatar cómo en estos espacios pagados para anunciar la partida de nuestros seres queridos, se dibujan los contornos de los imaginarios que nos definen como colectividades. La manera de evocar la muerte, como las formas de expresar nuestro dolor y enviar condolencias, nos pinta de cuerpo entero y pone de manifiesto nuestros esquemas de creencias, de valores en los universos colectivamente compartidos. De una manera muy similar, los anuncios comerciales nos retratan en los códigos de nuestro relacionamiento: «Divorcios rápidos. Servicio garantizado. Bs 800»; «Gema divina, doctora del amor. Psíquica mentalista vidente. Elogiada y respetada en países internacionales de alto nivel. Avala amplios estudios, nuevas y antiguas técnicas en macumba blanca y magia africana. Sacude a tu pareja con habilidad. Domina el corazón y la mente con el elixir del amor, fumadas reales, acaba con los infieles humillados a tus pies. Eficacia y garantía, absoluta reserva», o un sencillo «¡Personal femenino! Aspecto ejecutivo. Asistentes auxiliares( traje formal)». Cientos de ejemplos dan cuenta de la manera cómo vendemos, compramos, buscamos, nos relacionamos.

Es en estas páginas, que en el caso de LA RAZÓN son las Páginas azules del Loro de Oro, donde una poeta cruceña decidió sembrar su palabra. Se llama Graciela González, es también artista visual y tocó las puertas de este periódico buscando compartir un arranque de locura creativa que, sin pensar un segundo, este medio escrito aceptó seguramente porque el apego a la palabra escrita nos hace más sensibles a la palabra creadora, a la que inaugura sentidos y nos inventa mundos. Con entusiasmo a izquierda y derecha, nos lanzamos con esta poeta a la piscina de los avisos del Lorito de Oro. Allí, en la sección Buses y minibuses, Graciela publicó: «Línea 57/confieso/que me siento cómoda en esta familiaridad/esta ruta siempre cambiante que/transitamos todos. Más abajo, en la sección Repuestos escribió: PANDEMIA EN TRÁNSITO/Vuelve a circular/volvemos a compartir/ el mismo aire». En otra hoja, bajo el título Profesionales, Graciela requiere: ¡URGENTE! JARDINERO/Marchito el recuerdo/lo riego y ya no florece./Está podrido amor mío/no trates de revivirlo/pertenece al olvido/Graciela María 70926721. Así, estos avisos/poemas se han insertado en varios rubros de estas páginas comerciales que no se fijan en la belleza de lo escrito, de lo sentido. Sin embargo, ese domingo 12 de septiembre, más de una persona en modo «compro/vendo/busco/encuentro» seguramente experimentó un quiebre rotundo en su quehacer comercial. Encontrar un poema mientras uno busca alquilar un departamento es el gol de media cancha que esta cruceña acaba de anotar en su carrera.

Graciela María González forma parte del colectivo «Por la recuperación de la memoria» y del taller de poesía «Llamarada verde», ha publicado sus primeros textos, ha ganado más de un premio y ha hecho más: ha sacado la poesía de su contexto natural. Todo comienza cuando cruza en la calle una persona que trae bolsas en los pies y, tiempo después, piensa reiteradas veces en buscar a este desconocido a través de un anuncio en el periódico. La idea no hizo sino prosperar en su cabeza. Nada raro: de niña, sus ojos se acostumbraron a pasear con deleite y curiosidad por estos anuncios clasificados deteniéndose en las ilustraciones, en las maneras de decir y de comunicar públicamente. Ya entonces ella inventaba historias para ella a partir de esos minúsculos textos. Y en este septiembre 2021 toma la decisión de escribir textos para cada categoría comercial que encuentra en nuestro Loro de Oro. Ese desafío la lleva a nuestra cotidianidad para ofrecernos poemas que se visten de anuncios. ¿Cómo no acompañar esta locura? ¿Cómo decir «no» a esta voz cruceña dispuesta a emocionarnos cuando menos lo esperamos? ¿Cómo privar a nuestros lectores de perlas de papel como: «RECUERDO EXTRAVIADO/ No es recuerdo tuyo./Me sumergí buscando tu nombre/para encontrarte palabra/ oculta/distante.»? ¿Cómo no subirnos a este sueño con Graciela? ¿Cómo negar papel periódico y tinta a la palabra alada?

Claudia Benavente es doctora en ciencias sociales y stronguista.

Comparte y opina:

Viacha, Puerto Seco Hub

/ 26 de septiembre de 2021 / 00:17

Los centros urbanos con alta concentración de habitantes demandan bienes de uso y consumo a gran escala, por tanto, generan el mercado que la industria requiere para su desarrollo. Nuestro país a diferencia de los vecinos, no cuenta con ciudades densamente pobladas, razón por la cual es escasa su actividad industrial. Para contribuir a superar esta lamentable situación se propone el siguiente plan:

La estratégica ubicación de Viacha al estar vinculada con el mar por vía férrea, permite sugerir un proyecto de impacto en la economía boliviana. Para hacerlo realidad es necesario concertar con la importante actividad del transporte pesado. La idea central es construir en Viacha y sus inmediaciones galpones, silos y toda la infraestructura necesaria para almacenar la gran cantidad de productos que Bolivia exporta e importa a través del puerto de Arica.

En consecuencia, el transporte desde el interior del país llevará la carga a ese almacenamiento en lugar de ir hasta Arica y retornará con la mercancía importada hasta su destino final. De este modo, la menor distancia a recorrer por el transportista respecto al viaje hasta Arica, se compensará con una mayor frecuencia de carreras porque no tendrá las prolongadas esperas en frontera formando extensas hileras de motorizados en las que se pierden tiempo y dinero. La evidencia de este hecho debiera ser suficiente para concertar con la dirigencia del transporte pesado la viabilidad de este proyecto que dará vida al ferrocarril ahora suspendido y creará un polo de desarrollo gigante en la región.

La demanda de servicios de los usuarios de la terminal ferroviaria dará lugar a la apertura de numerosas fuentes de trabajo en hotelería, gastronomía, estibaje y otros rubros.

El norte y los valles paceños que poseen un enorme potencial productivo, tendrán a su alcance un mercado ampliado tanto dentro como fuera del país. Por no ser práctico exportar productos agrícolas en su aspecto primario, se los debe procesar y envasar. Estas actividades dinamizarán al parque industrial ya existente en El Alto.

De esta manera, se creará un eje económico entre Viacha, El Alto y La Paz forjándose la Gran Metrópoli, cuyo trabajo en manufactura y servicios incrementará significativamente el PIB departamental, y consiguientemente del país.

Por la importancia y magnitud del asunto planteado, se requiere una alianza público-privada. El sector empresarial a través de sus instituciones representativas ya manifestó su apoyo a la ferrovía porque contribuye a reducir los costos de operación.

El municipio principal interesado recibió con entusiasmo el arribo de la primera locomotora y fue hondo el pesar y frustración de su pueblo al conocer la paralización del servicio. En la situación propuesta, trabajará sin duda con la mayor intensidad.

El Gobierno, empeñado como está en lograr la máxima reactivación del país, debiera ser el principal impulsor del proyecto sugerido y como primera tarea tendría que lograr, a través del diálogo, la aceptación del transporte pesado.

A las inmejorables condiciones que ofrece Viacha para ser Puerto Seco Hub, es decir concentrador de recepción y despacho de carga e interconexión nacional y extranjera, se debe agregar que posee buen clima y gente laboriosa y hospitalaria.

Por otro lado, en homenaje a los héroes de la Batalla de Ingavi, con cuyo triunfo se consolidó la independencia de nuestra nación, es justo llevar progreso a la zona con este emprendimiento que a su vez facilitará el libre acceso al océano Pacífico pactado en el Tratado de 1904. El interés de la Patria siempre debe estar por encima de cualquier interés sectario.

Omar Avilés Lozano es auditor financiero.

Comparte y opina:

Últimas Noticias