Voces

miércoles 12 ago 2020 | Actualizado a 14:54

COVID-19, una mala gestión

El Gobierno tendrá que ganarse la empatía con los ciudadanos, porque los bonos no bastaron.

/ 8 de julio de 2020 / 09:56

¿Pudimos estar mejor? Quizás sí. Sin embargo, a punto de cumplirse cuatro de meses de emergencia sanitaria debido a la aparición de los primeros casos del nuevo coronavirus en el país, uno en Santa Cruz y otro en Oruro el 10 de marzo, la situación se ha complicado.

Las noticias del exterior que hablaban de la aparición de fallecidos en las calles, la muerte de familiares, amigos o conocidos, o el colapso de los hospitales ya no están alejadas de nuestra realidad. El problema está resultando muy grande, y quienes tienen que responder por eso son las autoridades. Y salta a la vista una evaluación.

Quien mejor encaró la catástrofe fue el gobernador Rubén Costas, quien —junto a su secretario Óscar Urenda ahora peleando con su vida contra el COVID-19— no perdió su tiempo en disputas políticas y mucho menos electorales. Apenas reclamó al gobierno de Jeanine Áñez la dotación de insumos, material de bioseguridad e ítems cuando le tocó hablar fuerte y la devolución del 12% del IDH, ahora consumada.

Trabajó muy bien en la provisión de alimentos e insumos para familias de escasos recursos y su muestra de hacer mucho con poco fue la instalación de un domo para pacientes del nuevo coronavirus, que al final tuvo también el apoyo del Gobierno.

En contrapartida, el gobierno de Áñez padeció todos los males. Al menos dos estudios, uno de la fundación alemana Friedrich Ebert Stiftung y otro de Celag, consideran que su gestión ante la pandemia fue mala.

Más allá de los matices políticos y electorales, el candidato Carlos Mesa resumió hace varias semanas la inacción de la administración transitoria: aunque frustrado, el pueblo cumplió con la cuarentena y el Gobierno no.

Es cierto, la emergencia sanitaria sorprendió a Áñez en pleno inicio de campaña y consolidación de su gobierno transitorio.

Con quejas constantes respecto de una mala “herencia”, las autoridades encararon la dura tarea de evitarla propagación de la enfermedad con una serie de problemas. Los más importantes fueron: la persecución penal, las limitaciones a la libertad de expresión luego retiradas, la corrupción en el caso de los 170 respiradores, la intervención de los Sedes, la penalización de las protestas, la ausencia de test y la falta de transparencia respecto de éstos.

Sin embargo, es grave la falta de empatía con la ciudadanía que sufre las restricciones de la cuarentena. Más allá de la indisciplina y la idiosincrasia de los bolivianos, la amenaza fue el verbo más repetido a la hora de aplicar las medidas.

Así, los resultados no fueron los mejores. Bolivia es uno de los países que experimentó más cuarentenas rígidas y la curva de contagios y fallecidos no cedió en cuatro meses. Si bien las cifras son menores respecto de otros países más golpeados en la región, son también mayores en relación a los que encararon mejor la catástrofe, como Paraguay y Uruguay, por ejemplo. El Gobierno tendrá que revisar esas estrategias antes de valerse de las que presuntamente dejó su embajador Mohammed Mostajo.

Sin embargo, parece ser tarde. Los casos se disparan y todavía las pruebas son bajas. Al darse una pausa por COVID-19, la ministra Eidy Roca dijo que con la adquisición de equipos y pruebas es posible hacer 2.500 pruebas diarias. ¡Uruguay hace 20.000!

El Gobierno tendrá que ganarse la empatía con los ciudadanos, porque los bonos no bastaron; al contrario, los arremolinó en los bancos, adonde acudieron con desesperación en plena cuarentena rígida. Otra cuarentena rígida, a pesar de los costos sociales, es todavía un salvavidas.

A estas alturas, todavía resulta inexplicable cómo el Gobierno transfirió a las regiones la posibilidad de flexibilizarlas medidas en plena subida de casos. Habrá tenido razones, pero las elecciones, que resistió al principio, ya están enca

Rubén Atahuichi es periodista.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

La COB exige al TSE y a la Asamblea Legislativa elecciones para el 11 de octubre

El líder de la organización sindical matriz, Juan Carlos Huarachi, conminó a los dos órganos del Estado a responder la propuesta de los sindicatos en 24 horas.

, / 12 de agosto de 2020 / 12:23

El líder de la COB, Juan Carlos Huarachi, en conferencia de prensa este miércoles. Foto: APG

En conferencia de prensa cerca del mediodía de este miércoles, la Central Obrera Boliviana (COB) comunicó que pidió al Tribunal Supremo Electoral (TSE) y a la Asamblea Legislativa la consideración de una ley que extablezca elecciones general el 11 de octubre, una semana antes de la prevista por el órgano electoral.

La decisión fue anunciada por el secretario ejecutivo de la organización sindidal, Juan Carlos Huarachi, quien informó que su oficina mandó sendas cartas a los dos órganos del Estado, las que deberán responder la propuesta en 24 horas. «Que las elecciones se lleven el 11 de octubre; asimismo, la Asamblea Legislativa está en obligación de garantizar con una ley» la nueva fecha, dijo el dirigente.

Según dijo el dirigente, ambos órganos del Estado deben responder a la propuesta en un plazo de 24 horas.

De acuerdo a una resolución de la sala plena del TSE, los comicios fueron postergados para el 18 de octubre, a pesar de que la Ley 1304, de Postergación de Elecciones Generales 2020, dispuso la votación para el 6 de septiembre.

La medida, considerada unilateral e ilegal, generó molestia en la COB y el Pacto de Unidad, que luego de un cabildo en la Ceja de El Alto, el 28 de julio, determinó iniciar bloqueos en todo el país.

El sábado, el TSE y la Asamblea Legislativa no lograron convencer a la COB, una reunión en la Vicepresidencia del Estado, de mantener la fecha y convalidarla con una ley; la dirigencia laborarl había propuesto una «fecha intermedia», que este miércoles se develó que es el 11 de octubre.

En la rueda de prensa, Huarachi fustigó además al gobierno de Jeanine Áñez, al que le reclamó atención al pleigo que presentó la COB. «Que no confundan la lucha de los trabajadores, del pueblo, queriendo politizar; son demandas estructurales», afirmó.

Explicó que entre las demandas están la aprobación de un protocolo de tratamiento de COVID-19 y de distribución de medicamentos, la reactivación económica, la situación de los despidos masivos en el país y la restitución de las labores educativas en el país. ¿Vamos a aceptar la impsoción del Gobierno de cerrar clases?, cuestionó.

La COB y el Pacto de Unidad sostienen un bloqueo continuo desde el 3 de agosto, medida que tiene cerrada gran parte de las vías troncales del país.

(12/08/2020)

Comparte y opina:

Murillo avisa que el oxígeno para La Paz llegará por Sucre por ‘amenaza’ de dinamitazos

El Ministro de Gobierno denuncia que Inteligencia informó que en tres puntos de bloqueo hay riesgo de que dinamiten el convoy.

/ 12 de agosto de 2020 / 10:59

Dos cisternas con oxígeno parten de Cochabamba a La Paz. Foto: APG

En un intempestivo cambio de planes, el Gobierno decidió transportar el oxígeno a La Paz por Sucre, Potosí y Oruro, y no así directamente desde Cochabamba, debido a que “identificó” tres puntos de bloqueo que amenazan con dinamitar la carga.

La información fue proporcionada la mañana de este miércoles por el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en Cochabamba. “En la parte alta hay dos o tres lugares listos con dinamita para hacer explotar al pasar los camiones. Esto nos generaría un terrible problema de pérdidas humanas”, informó el funcionario.

“La gente que está haciendo esto no se da cuenta que ellos más van a morir, porque no es la dinamita nomás que explota, estos camiones son bombas de tiempo”, insistió Murillo.

El lunes, el ministro de Defensa, Luis Fernando López, anunció al traslado de 66 toneladas de oxígeno medicinal desde Santa Cruz hacia Cochabamba, Oruro y La Paz. La madrugada de este miércoles tres cisternas llegaron a Cochabamba sin mayores problemas, a pesar de haber cruzado 21 puntos de bloqueo en el trayecto, según el ministro.

Ese convoy debió partir de Cochabamba a La Paz, directamente, pero ahora lo hará a por el sur del país, siguiente la ruta entre Sucre, Potosí y Oruro hacia la sede de gobierno.

“Se nos aumenta el kilometraje, pero van a ir mucho más seguros”, dijo Murillo.

A pesar de que los movimientos sociales que bloquean gran parte de las rutas troncales del país contra las elecciones mostraron imágenes de que permiten el paso de oxígeno, ambulancia y personal médico, el Gobierno denunció que las protestas atentan contra la vida de los pacientes con COViD-19.

La Central Obrera Boliviana (COB) el Pacto de Unidad, que convocaron a la protesta contra la decisión del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que, a pesar de la disposición de la Ley 1304 que fijó comicios para el 6 de septiembre, postergó las elecciones para el 18 de octubre.

Luego de una multitudinaria movilización y el cabildo del 28 de julio, las organizaciones sociales del país bloquean las carreteras desde el 3 de agosto, medida que paralizó el país con la consiguiente afectación provisión de insumos médicos para los centros médicos especialmente de Cochabamba, La Paz y Oruro.

(12/08/2020)

Comparte y opina:

ONU, UE e Iglesia Católica apuestan al diálogo y piden la suspensión de bloqueos

Los tres organismos instaron a los movimientos sociales a levantar “toda medida de presión indebida” y “respetar las reglas de juego”.

/ 11 de agosto de 2020 / 21:11

Protestas en el peaje El Alto-La Paz, este jueves, contra el gobierno de Jeanine Áñez. Foto: Álvaro Valero

En un comunicado conjunto, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y la Iglesia Católica expresaron su apuesta al diálogo en la crisis política en el país y pidieron a los sectores movilizados a levantar los bloqueos.

A nueve días de los bloqueos convocados por la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad contra la postergación de elecciones, dichas instituciones reiteraron al TSE su “acompañamiento a los esfuerzos que ha estado realizando para lograr consensos entre los actores políticos y sociales que contribuyan a fortalecer la institucionalidad democrática y el proceso electoral”.

Además, hicieron un llamado a los sectores movilizados “a deponer aquellas actitudes en bien de la convivencia entre bolivianos y bolivianas”. “Instamos a levantar toda medida de presión indebida en el marco de una sociedad que quiere vivir en paz y respetar las reglas de juego democrático, buscando la vigencia plena de un Estado de Derecho y la gobernabilidad en el país”, declararon.

La ONU, la UE y la Iglesia Católica consideraron que “el diálogo como el instrumento adecuado para construir acuerdos y garantizar un camino de justicia, progreso en paz, entendimiento, salvaguarda a los derechos humanos y respeto entre todos”.

“Éste es el momento para buscar el bien común, para mirar hacia el futuro, no para poner en peligro la convivencia pacífica, democrática e institucional entre todos los bolivianos y las bolivianas y, menos aún, la salud y la vida de su población”, insistieron.

A pesar de la vigencia de la Ley 1304, que definió elecciones para el 6 de septiembre, el TSE resolvió postergar las elecciones para el domingo 18 de octubre.

(11/08/2020)

Comparte y opina:

Mineros instruyen masificar bloqueos y Fencomin pide al TSE interceder en el conflicto

La FSTMB convocó a sus afiliadas de Oruro, Tupiza, Llallagua y La Paz a una concentración para las 08.30 de este miércoles en Ventilla, en El Alto.

/ 11 de agosto de 2020 / 19:58

Este martes hubo una multitudinaria concentración contra las elecciones en El Alto. Foto: Álvaro Valero

A nueve días de bloqueos en el país, la Federación de Mineros instruyó a sus sindicatos masificar las protestas contra la postergación de elecciones y la Federación de Cooperativas solicitó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para interceder en el conflicto.

“Ante la tozudez, capricho abusivo y arbitrario del accionar del TSE de cambiar la fecha a su antojo”, la Federación de Trabajadores Mineros de Bolivia (FTMB), través de un manifiesto con el rótulo de urgente, llamó a los sindicatos del país a “acatar orgánicamente” las determinaciones de la Central Obrera Boliviana (COB) y masificar los bloqueos.

La organización de mineros convocó para este miércoles a una concentración de sus organizaciones afiliadas en Ventilla, en El Alto, para una movilización posterior. Citó especialmente a sus regionales de Oruro, Tupiza, Potosí, Llallagua y la central en La Paz.

En tanto, la Federación de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin) comunicó a través de una carta dirigida al presidente del TSE, Salvador Romero, que “oficialmente ha tomado la decisión de interceder en este lamentable conflicto”.

La organización pidió al vocal información sobre su decisión de postergar las elecciones y, además, “garantías de transparencia de las justas electorales”.

Los bloqueos en el país se incrementaron desde el 3 de agosto, decisión de la COB y el Pacto de Unidad, que cuestionan la postergación de las elecciones para el 18 de octubre dispuesta por el TSE. Las protestas han paralizado la circulación del transporte nacional, el traslado de alimentos y han afectado el suministro de oxígeno para los pacientes de coronavirus en Cochabamba, Oruro y La Paz.

(11/08/2020)

Comparte y opina:

Defensa anuncia un operativo militar-policial para el traslado de oxígeno desde Santa Cruz

"Como bolivianos, (les ruego) dos milímetros de serenidad. Queremos evitar muertes, de cualquier bando. La muerte de un boliviano cuenta", dijo Luis Fernando López.

/ 10 de agosto de 2020 / 12:04

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, en rueda de prensa en Santa Cruz.

Habló fuerte, casi a gritos ante los periodistas; se expresó molesto por los bloqueos en el país y anunció una caravana, con un operativo militar-policial, para el traslado de 66 toneladas de oxígeno de Santa Cruz a Cochabamba, La Paz y Oruro. “Queremos evitar muertos de cualquier bando”, dijo el ministro de Defensa, Luis Fernando López.

El funcionario habló desde Santa Cruz, en medio de una movilización de cívicos que pretenden desbloquear las rutas cerradas por organizaciones sociales, al influjo de la Central Obrera Bolivia (COB) y el Pacto de Unidad, en protesta por la postergación de las elecciones para el 18 de octubre dispuesta por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“Se están mandando 66 toneladas de oxígeno a La Paz, ¡y va a llegar a La Paz!”, arengó la mañana de este lunes López.

Para ese fin, el Gobierno preparó un operativo, incluso del que participa la Cruz Roja Internacional, “como fiel testigo de lo que pueda ocurrir en la carretera”, según dijo el ministro, quien se refirió en términos militares para explicar la acción.

Ministro de Defensa brinda conferencia de prensa

#Último 🔴 | Ministro de Defensa brinda conferencia de prensa informando que 66 toneladas de oxígeno serán enviados a #LaPaz desde #SantaCruz, caravana acompañada por la Cruz Roja Internacional resguardada por seguridad aérea.

Posted by Bolivia tv on Monday, August 10, 2020
Las declaraciones del ministro de Defensa, Luis Fernando López.

“En términos tácticos, para que esta caravana pueda ir con tranquilidad y no sufra agresiones, va a haber una estrategia de seguridad aerotransportada; van a haber helicópteros de nuestra Fuerza Aérea y el Ejército siguiendo el acontecimiento de la caravana”, explicó López.

Detalló que la Agencia Boliviana de Carreteras (ABC) va a desplegar personal y maquinaria a los puntos del recorrido de la caravana con el objetivo de dejar expeditas las vías.

Intervención

Ante periodistas que de manera insistente preguntaban sobre la fecha de una eventual acción militar en los bloqueos, el funcionario reclamó serenidad, prudencia y el tiempo que sea necesario. «Como bolivianos, (les ruego) dos milímetros de serenidad. Queremos evitar muertes, de cualquier bando. La muerte de un boliviano cuenta”, afirmó.

“Vamos a tener acciones concretas”, insistió.

Según dijo López, esas acciones concretas serán desarrolladas “hasta las últimas consecuencias”. “Yo no voy a develar absolutamente nada que tenga que ver con lo táctico militar-policial. Pero les puedo garantizar algo: este esfuerzo de llevar vida va a ser hasta las últimas consecuencias, ¡hasta las últimas consecuencias! ¡Estamos decididos como Gobierno a llevar vida donde este momento se necesita!”, arengó.

López siguió explicando las motivaciones de una eventual intervención de los bloqueos convocador por la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad, que protestan contra la postergación de elecciones para el 18 de octubre definida por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“Todo está planificado y tiene su límite, no hay ninguna muerte, y no queremos que haya muertes. La ley se va a cumplir a como dé lugar, se lo garantizamos”, prometió.

Cuestión de pantalones

“Permítannos pensar de manera serena: pantalones y firmeza no nos faltan, tenemos que ser lo suficientemente coherentes como para pensar que no queremos más muertes y el COVID-19 se está llevando demasiadas”, dijo el Ministro de Defensa.

Desde el 3 de agosto, los bloqueos se han acentuado en la mayoría de las vías del país. La ABC contabilizó hasta la noche del domingo 77 puntos de bloqueos y el Pacto de Unidad contabilizó más de 100.

Centenares de miembros del grupo irregular Resistencia Juvenil Cochala (RJC) irrumpió el domingo un punto de bloqueo en Vinto, Cochabamba, hasta despejar la vía. La Unión Juvenil Cruceñista también protagonizó acciones similares en Samaipata, Santa Cruz. Y el candidato y excívico cruceño Luis Fernando Camacho anunció que logró desbloquear rutas en San Ignacio y Guarayos.

Desbloqueos

Sobre estos extremos, el ministro López aseguró que la Policía tiene el control del “cien por ciento” de la situación, que no es necesaria una acción civil. “No es momento de jugar a los héroes. Que los políticos no se sumen a la acción de valentía de los comités cívicos”, afirmó.

“No estamos en momento de generar un ambiente de odio y de confrontación, estamos en momentos de ser tácticos, de tener la paciencia hasta donde nos dé la paciencia”, advirtió López.

Una vez más, el ministro deslindó responsabilidad de las Fuerzas Armadas en una eventual acción ante los bloqueos. Así, justificó que las fuerzas castrenses actuarán con el fin de permitir la llegada “de vida” a Cochabamba, en día y medio, y a La Paz, en dos días.

“En noviembre (de 2019), en la peor época de la democracia, las Fuerzas Armadas no dispararon ni un cartucho; ningún fallecido fue a causa de la Policía o las Fuerzas Armadas”, dijo López.

Al amparo del Decreto Supremo 4078, del 15 de noviembre de 2019, sendos operativos militares y policiales intervinieron el año pasado las protestas en Sacaba, en Cochabamba, y Senkata, en El Alto, con el saldo de la represión de una treintena de fallecidos en ambos conflictos.

El Gobierno, como recordó ahora López, culpó entonces a los movilizados de haber disparado a sus propios compañeros. La Comisión Interamericana de Derechos de Humanos (CIDH), organismo autónomo de la Organización de estados Americanos (OEA), consideró en un informe que las muertes fueron resultado de una “masacre”.

(10/08/2020)

Comparte y opina: