Voces

martes 22 jun 2021 | Actualizado a 07:11

Bolivia: saqueo y muerte

/ 3 de agosto de 2020 / 03:32

Se acerca la conmemoración patria y Bolivia vive otro momento dramático de su historia. No fue el único. Entre los años 1878 y 1879, una sequía coincidió con el tifus que diezmó calamitosamente a la población. Un cronista de El Heraldo, al momento de evaluar las secuelas de ese año aciago, a inicios de 1879, escribió: “¡Adiós año 1878 con tu cortejo de peste, hambre, muerte, luto y orfandad! ¡Salve año 1879! Al pronunciar tu nombre huyen del lacerado espíritu la amargura y el dolor. El corazón se llena de ilusiones y esperanzas”.

A pesar de las esperanzas del cronista, el 14 de febrero de 1789, tropas chilenas arribaban a Antofagasta, luego significó uno de los hechos más dramáticos de la historia boliviana: la Guerra del Pacífico y la pérdida del acceso marítimo. Como hoy, en aquella época, las calamidades convergieron poniendo en vilo al país.

A fines del siglo decimonónico, la crisis sanitaria y la guerra fueron utilizados por los liberales para instaurar un orden oligárquico. Esa visión elitista descansó en aquellos patrones de exclusión y saqueo de los recursos naturales que permaneció intacto en el decurso republicano. Así, las élites gobernantes condenaron al país a un verdadero retraso descomunal. Desde siempre, este accionar patrimonialista de las élites pusieron a Bolivia en los peldaños más bajos del crecimiento económico que se reflejó, además, como efecto colateral, en una desigualdad social. 

Las élites siempre se imaginaron a Bolivia como su hacienda. Nunca pensaron en los intereses nacionales. Quizás, a esta élite era criolla/mestiza no les interesaba el bienestar de la mayoría, es decir, lo indios. Si ellos no fueran la mayoría, como ocurrió en Argentina o Chile, las élites seguramente hubieran exterminado a los indios. Pero, optaron por domesticarlos a las buenas, vía educación, o a las malas, mediante masacres.

Desde 2006, un gobierno de indígenas, como no ocurrió antes en Bolivia, estaba revirtiendo la historia. La consolidación del Estado Plurinacional, una forma de resarcir la eterna exclusión social al incorporar los derechos de los pueblos indígenas en la Constitución en pro de un Estado inclusivo y diverso fue un paso decisivo. Y, la política soberana de la recuperación de los recursos naturales, vía nacionalización de las empresas estatales, enarbolando el discurso antimperialista, fue determinante. En el saqueo de los recursos naturales, las élites locales fueron satélites de los Estados Unidos.

Quizás aquí están algunas razones para la cruzada desestabilizadora, postelecciones presidenciales de 2019, que respondió a una acción conspirativa de los sectores conservadores para la restauración oligárquica. Sectores de clases medias movilizados en las urbes con consignas racistas se sintieron salvadores de la patria, se desagarraron las vestiduras por la patria envilecida por la dictadura populista e indígena, luego desembocó en un golpe de Estado. Hoy, el gobierno restaurador de Jeanine Áñez, producto de ese golpe, intenta prorrogarse a costa de la democracia arguyendo a la pandemia como pretexto para seguir vaciando las arcas de erario nacional y someter a Bolivia al FMI.

La sincronización perversa del Gobierno golpista con la pandemia hizo a Bolivia en uno de los peores países del mundo que manejó atrozmente la crisis sanitaria. Mientras tanto, varios bolivianos, infectados con COVID-19, mueren cotidianamente, entre otras cosas, por la indolencia gubernamental. Hoy, la historia de saqueo y muerte, una vez más, se repite en la Patria, gracias a la oligarquía voraz y corrupta de siempre.    

Yuri F. Tórrez es sociólogo.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Recursos y ausencia de gestión pública de las ETA

/ 21 de junio de 2021 / 02:04

La gestión pública es el conjunto de actividades que se desarrollan a través de los procesos de planeación, ejecución y evaluación con el fin de atender necesidades y solucionar problemas con la población, mediante la generación de bienes y la prestación de servicios, con base en objetivos acordados democráticamente, y de acuerdo con la Constitución Política del Estado (CPE), su seguimiento y evaluación debe efectuarse en todos los niveles del gobierno y las entidades territoriales autónomas (ETA).

En este contexto, y al haber transcurrido más de un mes de la posesión de las nuevas autoridades subnacionales, periodo en el cual algunos gobernadores y alcaldes solo se dedicaron a declarar que los presupuestos asignados en 2021 son muy reducidos con relación a gestiones anteriores, aduciendo la imposibilidad de atender la contingencia sanitaria de la pandemia del COVID-19, son aspectos que conllevan a mal pensar a la población que dichas entidades no cuentan con recursos económicos suficientes para equipar los centros de salud y las unidades de terapia intensiva, adquirir medicamentos, oxígeno, entre otros insumos.

No obstante, se hace notar al lector que, en el marco de la CPE y la Ley Marco de Autonomías y Descentralización “Andrés Ibáñez”, las entidades territoriales tienen como fuentes principales de financiamiento: regalías departamentales, impuestos de carácter departamental, tasas y las contribuciones especiales, patentes departamentales por la explotación de los recursos naturales; ingresos provenientes de la venta de bienes, servicios y la enajenación de activos; donaciones, créditos y empréstitos internos y externos; transferencias por participación en la recaudación en efectivo del Impuesto Directo a los Hidrocarburos y del Impuesto Especial a los Hidrocarburos y Derivados.

Por ejemplo, emergente de la coparticipación tributaria en el periodo de enero a abril de 2021, el municipio de La Paz recibió transferencias por Bs 196,5 millones, con un aumento de 25,8% con relación a 2020; el municipio de Tarija recibió por transferencias Bs 71 millones, con un incremento del 8%; el municipio de Cochabamba tuvo Bs 183 millones, con un crecimiento de 24%; y la Alcaldía de Santa Cruz con Bs 416 millones, con un aumento de 25%. Adicionalmente, los gobiernos locales tienen a su disposición recursos en saldos de caja y bancos por Bs 3.745 millones en sus cuentas fiscales.

Asimismo, es necesario señalar que el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, al frente del presidente Luis Arce Catacora, efectúa el esfuerzo fiscal para transferir los recursos económicos a las ETA por concepto de coparticipación en función a la recaudación efectiva, que son abonados automáticamente por el Tesoro General de la Nación a las cuentas fiscales de las gobernaciones y municipios, a cuyo efecto las transferencias se realizan de manera oportuna e inmediata, dejando al descubierto ciertas declaraciones mentirosas sobre que dichos procedimientos son lentos.

Finalmente, como es de conocimiento público, las ETA son cuestionadas por su ineficiencia e ineficacia en la gestión como en el logro de sus objetivos, aspecto que se evidencia con su baja ejecución del 25,9% hasta abril de 2021. Al efecto y considerando que se debe atender con premura la contingencia sanitaria de la pandemia, corresponde a las nuevas autoridades subnacionales extremar esfuerzos para lograr una correcta administración financiera de los ingresos y gastos que ejecutan, en concordancia a sus planes operativos anuales, y a través de procesos de contratación ágiles y oportunos enmarcados en la normativa vigente, por cuanto están garantizados los recursos económicos y existe un Plan Estratégico de Lucha con el COVID-19 para atender la demanda de la población, detectar de forma oportuna a los pacientes con el virus y brindar un tratamiento adecuado para preservar la vida de los bolivianos.

Fernando Chuquimia es especialista financiero.

Comparte y opina:

Carlos Mesa y su defensa siciliana

/ 21 de junio de 2021 / 02:02

La defensa siciliana es una apertura ajedrecista que tiene como principal objetivo proteger al rey con un peón. Además, es una maniobra distractiva que sirve para contraatacar. Esta movida fue inventada por el sacerdote italiano Pietro Carrera, en el siglo XVIII. Esta jugada en el ajedrez fácilmente se extrapola al juego político. Cuando un actor se siente acorralado por denuncias sustentadas en pruebas documentales y/o testimoniales contraataca políticamente para distraer la atención sobre esas acusaciones. Es el caso del expresidente Carlos Mesa.

Hace unas semanas, utilizando los ambientes del Palacio Legislativo, el exmandatario anunciaba que su partido Comunidad Ciudadana (CC) iba a apoyar cualquier juicio de responsabilidades a la expresidenta por la cuestión de los derechos humanos, siempre y cuando se archivara el supuesto golpe de Estado. O sea, Mesa quería borrar aquellos acontecimientos y reuniones que posteriormente desembocarían en una ruptura constitucional el 10 de noviembre de 2019. Entonces, surge una interrogante: ¿por qué el expresidente quería enterrar el caso del golpe de Estado? Luego de las revelaciones de la expresidenta Jeanine Áñez en la Fiscalía, vino la razón por que Mesa quería soslayar este caso.

La exmandataria confesó que el domingo 10 de noviembre de 2019, frente a las renuncias verbales de ministros de Estado, del presidente de la Cámara de Diputados presionado porque su casa estaba siendo quemada en Potosí y antes de la renuncia presidencial de Evo Morales, el entonces ministro de Comunicación, Manuel Canelas, se comunicó con José Antonio Quiroga, director de la Editorial Plural y dirigente político de CC, consultándole la posibilidad de que la entonces presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, accedería a la presidencia por sucesión presidencial. Quiroga se comunicó telefónicamente con Mesa y él le habría contestado “que la ciudadanía no aceptaría esa sucesión”. O sea, el expresidente, a pesar de que según el testimonio de Áñez habría mencionado el día 11 de noviembre que “la sucesión debería ser constitucional”, un día antes se negaba a que la exsenadora Salvatierra, sucesora constitucional, asumiera la presidencia.

Así, en el contexto del caso denominado Golpe de Estado, Mesa fue implicado por la declaración judicial de la exmandataria. Su réplica política, como si fuera una movida ajedrecista, o sea, la defensa siciliana, fue acusar al Movimiento Al Socialismo (MAS) de haber montado este caso. Y luego frente a los fiscales mantuvo silencio.

Una fecha decisiva para entender los acontecimientos del golpe de Estado fue la del 10 de noviembre, no solo en horas de la tarde los mandatarios Morales y García Linera renunciaban a sus cargos, sino que inmediatamente en la noche se reunieron en una universidad confesional miembros de la Iglesia Católica; embajadores de Brasil, España y la Unión Europea; Jerjes Justiniano en representación de los cívicos cruceños, Waldo Albarracín por el Conade y Ricardo Paz por CC, para buscar salidas frente a lo que ellos denominaban el “vacío de poder”.

Entonces, esa reunión dominical fue crucial para la deriva golpista. Los asistentes urdieron el famoso “Plan B”: Áñez mandataria de Bolivia. Paz, que asistía a esa reunión en representación de Mesa, fue el encargado de comunicarse telefónicamente con la entonces senadora beniana para preguntarle por esa posibilidad. Cuarenta y ocho horas después, Áñez, en un hemiciclo vacío y sin parlamentarios del MAS, se autoproclamaba inconstitucionalmente presidenta de Bolivia.

Yuri F. Tórrez es sociólogo.

Comparte y opina:

Linchamientos digitales

/ 21 de junio de 2021 / 01:59

Las últimas semanas estuve en contacto con las experiencias de varias periodistas que han sufrido durísimas represiones por sus reportajes en sus países. Un documental acerca de María Reesa de Filipinas, quien dirige el medio Rappler; entrevistas a Rana Ayyub y Neha Dixit, dos reporteras en la India; y la experiencia de Patricia Campos Mello, una periodista de Folha de Sao Paulo en Brasil, en su magnífico libro A maquína do odio.

Todas las periodistas cuentan la forma en que internet es usado para ejecutar linchamientos digitales en contra de ellas. Los mecanismos suelen ser masivos, duramente ofensivos, de contenido sexual, plagados de amenazas de violación y muerte contra ellas y sus familiares, y suelen ser ejecutados de manera abierta por los presidentes de sus países que al ridiculizarlas y hacer eco de las ofensas dan permiso e invitan a influencers que apoyan al oficialismo y miles de cuentas falsas y legítimas a violentar, ofender y amenazar de todas las formas posibles en espacios digitales a estas periodistas.

El fenómeno es diferenciado en el caso de las mujeres. Los periodistas también son violentados pero los argumentos usados son diferentes y la virulencia suele ser menor. En el caso de las mujeres, los ataques son claramente misóginos. En general, los comentarios hacen referencia al cuerpo o al aspecto de las periodistas, apuntan a las relaciones familiares o personales y cuestionan su rigor intelectual y sus credenciales profesionales. En todos los casos mencionados hay material gráfico e incluso audiovisual sexual trucado que se viraliza asegurando que se trata de ellas. Incluso se publica sus números de teléfono en páginas porno masivas para que clientes las contacten buscando servicios sexuales.

Un estudio de la International Women’s Media Foundation y TrollBusters muestra que en 2019 aproximadamente el 63% de las periodistas a nivel global han sido amenazadas o acosadas en línea. Entre las periodistas que trabajan en Estados Unidos y que han sufrido ataques en línea, el 78% sostiene que la cuestión del género fue un factor determinante para convertirlas en objetivo. Conozco en Bolivia a varias periodistas que también han sufrido este tipo de linchamientos digitales.

En época de desinformación y de disputa hegemónica de narrativas, las y los periodistas se ponen más en el centro del conflicto y en la mira de ataques violentos. Las periodistas son blanco más fácil por las estructuras machistas que caracterizan a nuestras sociedades. Esta es una situación que requiere una atención global y local pronta e integral. Una ley de protección de datos personales podría dar un marco de mayores garantías también en estos casos y ser parte de una solución.

Eliana Quiroz es ciberactivista y burócrata. blog: www.internetalaboliviana. word-press.com

Comparte y opina:

Partidazos allá, Neymar y Messi acá

Jorge Barraza, periodista argentino

Por Jorge Barraza

/ 20 de junio de 2021 / 19:30

Por primera vez la Copa América y la Eurocopa se disputan cabeza a cabeza. Es difícil seguir todo, hay muchos días de tres partidos allá y dos acá. Pese a la sobreabundancia de oferta, el combo es fascinante igual. Y quedan cantidades de conclusiones, sensaciones, momentos inolvidables.

* LA NUEVA ITALIA. Es la gran noticia futbolística mundial: el notable momento de la Selección Azzurra, su transformación. A cuatro años de su fuerte desencanto -quedar eliminada del Mundial de Rusia por una Suecia oficinesca, discretísima – la tarea del técnico Roberto Mancini ya alcanza el calificativo de “obra”. Italia parece haber archivado para siempre el catenaccio, incluso el espíritu defensivo que estaba impregnado en su gente, y refloreció en una versión magnífica, de buen fútbol, de toque, con varios exponentes de calidad como Barella, Insigne, Locatelli, Berardi, Spinazzola… El país entero está feliz, pero sobre todo orgulloso de este nuevo rostro, como lo muestran los titulares de La Gazzetta dello Sport, Tuttosport, el Corriere…

* DEL PAPÁ MANCINI. El padre de esta bella criatura: “Nos dan placer los cumplidos que estamos recibiendo. No nos crean presión, nos dan alegría. Ganamos cuatro Mundiales con nuestro juego habitual, la fase defensiva es fundamental, pero tratamos también de cambiar de mentalidad y de atacar mucho más”.

* NÚMEROS DEMOLEDORES. No solamente juega bien la patria del Calcio, también aplasta. Disputó diez partidos por la Eliminatoria de la Euro y ganó los diez, con 37 goles a favor y 4 en contra. “Pero no jugó contra nadie”, se dijo. Comenzó la clasificación para el Mundial de Catar y se impuso en sus tres compromisos (los tres por 2 a 0); arrancó la Eurocopa y goleó  a Turquía 3-0 a Suiza y cerró derrotando 1-0 a Gales. Una topadora. Defiende bien, domina los partidos, trata la bola con delicadeza, propone, ataca con eficiencia.

* EL GOL MODERNO. Manuel Locatelli, volante derecho, señaló ante Suiza un gol que define al fútbol actual: diez metros antes del círculo central recibió desde la izquierda una bola alta y, sin dejarla caer, de aire, hizo un pase precioso de treinta metros a la derecha al puntero Berardi, este controló, encaró, desbordó, centró y, en el corazón del área, apareció Locatelli para romperle la red al arquero Sommer. Armó la jugada en un sector defensivo y corrió 60 metros para ir a buscar el gol. Una postal del futbolista todoterreno, mixto, que marca y juega, lleno de dinámica y entrega. Y con alta técnica…

* AY, MILAN… La impactante Euro que está jugando Locatelli va a traer cola en el AC Milan, seguro. El muchacho, 23 años, se inició en las inferiores rossoneras, pero después de tres temporadas no confiaron en él (prefirieron llevar a un veterano como Lucas Biglia) y lo dieron a préstamo dos años al Sassuolo, que ahora hizo uso de la opción y lo fichó definitivo por 13,5 millones de euros. Hoy vale cinco veces más y lo pretende Juventus.

* AY, JUVENTUS… Lo mismo ha pasado con Oscar Romero, el crack que encontró Scaloni en Argentina, un zaguero de superclase. Juventus compró su pase a Belgrano de Córdoba, lo cedió por dos años al Atalanta con opción y el club bergamasco ha tomado la misma por apenas 15 M€. Lo quiere el Manchester United y se habla de, mínimo, 45 millones.

* HERMOSA EURO. Al margen de Italia (a la que vemos para llegar muy alto), se vieron partidos espectaculares como el del sábado Alemania 4 – Portugal 2, Dinamarca 1 – Bélgica 2 (con dos goles fabulosos de Thorgan Hazard y De Bruyne), Holanda 3 – Ucrania 2. Más allá de los marcadores, fútbol dinámico, atractivo, con público en los estadios (en Budapest con 56.000 asistentes y en otras, como Copenhague, con 25.000). Y, como siempre, la puesta en escena en Europa es impecable.

* BRILLANTE EL VAR. Siempre lo tuvimos claro: el VAR es lo más grande que le pasó al fútbol mundial. Está siendo utilizado con criterio y moderación. ¡Y con acierto…! Ha corregido y aplicado justicia en todas sus intervenciones, demorando cada vez menos. ¡Incluso en Sudamérica…! La tendencia es que no haya un show del VAR, que arbitre el árbitro, pero que se lo ayude cuando pueda fallar. Para eso se creó esta maravillosa herramienta. Tampoco se están sancionando esas manos mínimas, casuales e inevitables donde no hay dolo y no se merecen el castigo de un penal. En un par de años, hasta quienes se horrorizaban por la llegada del VAR serán sus fervientes defensores.

* ¿Y NUESTRA COPA…? De momento, vemos un nivel inferior de espectáculo en la Copa América. Está claro que, hoy, marchamos con una vuelta menos que Europa. Tampoco ha defraudado. Pero no ayudan los goles (apenas 2 por juego en promedio), se juega sin nada de público, Venezuela presenta un equipo emergente sin sus 16 mejores jugadores (excepto Wilker Faríñez, que sí está). Y los escenarios… Los estadios son magníficos, los que dejó el Mundial 2014 en Río de Janeiro, Brasilia, Goiania y Cuiabá, los campos de juego son lamentables. A los diez minutos de cada partido hay cientos de panes de pasto levantados, los jugadores no hacen buen pie y es difícil brillar así.

* EL ACIERTO: JUGAR. Pese a todas las protestas, nos parece bien que se dispute la Copa América. El fútbol es una actividad como cualquier otra y todas continúan, merece seguir desarrollándose como las demás. Nadie muere porque se celebre tal o cual torneo y, sin público, no representa peligro alguno. Los protocolos de bioseguridad son estrictos. Quizás fue desprolijo el cambio de sedes, la incertidumbre previa, pero ahora que se está cristalizando vemos que no había motivos reales para cancelar el torneo.

* DOS GENIOS. Brasil está un escalón por encima del resto, aunque es cierto que enfrentó a una Venezuela B (tirando a C). Y a un Perú debilucho. Pero le sobran jugadores para armar un once ganador y posee a Tite, tremendo conductor. Sin sobrarle mucho, Argentina viene inmediatamente después. En lo que están parejos es en Neymar y Messi. Ney quiere ser campeón de la Copa que se le negó por lesión en 2009, ha compuesto dos partidos maravillosos, plenos de fantasía y lujos. Leo mantiene su regularidad genial. Está en un punto de sabiduría cumbre. Hace todo brillante, es protagonista. Rara vez aparece situado en ataque, inicia todas las jugadas desde atrás con una clarividencia majestuosa. A los 34…

Comparte y opina:

Carta abierta a Carlos Diego Mesa Gisbert

/ 20 de junio de 2021 / 01:10

Recuerdo cuando decidiste tomar distancia de Gonzalo Sánchez de Lozada en octubre de 2003, aludiendo que no tenías valor de matar. Hoy, tus manos están repletas de la sangre de las masacres de Senkata y Sacaba.

Recuerdo cuando vociferabas que se había producido un “fraude monumental” en las elecciones de 2019, indicando que “cualquier resultado que dé por ganador a Evo Morales en primera vuelta es producto de un fraude”. Aún no había terminado el conteo de votos y tu argumentación era que la caída del TREP era para forzar que Morales asuma su cuarto mandato constitucional.

A partir de ahí, se suscitaron 21 días donde, sobre la base de un discurso lleno de odio, racismo, mentiras y manipulaciones, se consumó un golpe de Estado, del cual fuiste uno de los actores principales y de eso hay un sinfín de pruebas documentadas y en la memoria de las y los bolivianos que vimos cómo tu connivencia con la élite más fascista de Bolivia reeditó el horror de la visión colonial del Estado.

No pudiste asumir tu derrota en las elecciones y sembraste dudas acerca de la transparencia del escrutinio, alentando y apoyando el golpe que depuso a Evo Morales, destruyendo 14 años del mejor gobierno que haya tenido Bolivia.

Todas estas actitudes no son novedad; tu cobardía es conocida. Perteneces a ese grupo de personas que bajo tu fachada de “intelectual” finamente vestido, te has dedicado a sembrar calumnias e hipocresías; a través de un falso discurso de decencia y honor, desprecias profundamente la tierra que te vio nacer; eres un sicario de la política, sin patria ni ley, con el hedonismo de un egoísmo sin límites.

Con gente como tú, Mesa, parafraseando al gran Serrat, tengo algo personal.

Tu paso por el gobierno fue igualmente, triste y cobarde; cuando las cosas se ponían duras, no tuviste mejor idea que renunciar y poner cara de yo no fui, dejando a Bolivia sumida en el caos que provocaste, desoyendo el clamor popular de nacionalización de los hidrocarburos. Rompiste la fe y las promesas que hiciste, con la misma facilidad que te cambias la camisa y las miserias.

Y hoy, en esta coyuntura, ninguna actitud digna y valiente, patriótica y sincera podría venir de ti. Al contrario, valiéndote de artimañas legales, te acoges al silencio. Me recuerdas la actitud maldita de García Meza cuando en su juicio de responsabilidades dijo que “no recordaba nada”.

Tus declaraciones posteriores son inconcebibles, Mesa. Eres un rey de la actuación; tus argumentos de un histrionismo estudiado frente a las cámaras, con tu vocabulario y prestancia artificial, son solamente la careta que contiene un alma que ha perdido toda veracidad. Eres, definitivamente, un Nadie más. Solo eso, un Don Nadie.

Mientes aseverando que las cuatro principales autoridades del Estado ya tenían un acuerdo político para renunciar. Eso es absolutamente falso: Evo Morales y Álvaro García Linera renuncian para parar los enfrentamientos y es Adriana Salvatierra junto con Teresa Morales quienes, en un acto de heroísmo que la historia recordará por siempre, otorgándoles un sitial de honor en la defensa de nuestra Patria, se enfrentan a unos machos emborrachados de poder, para exigir que el comienzo de toda negociación sea asegurarse que el avión que trasladaba a Evo, Álvaro y Gabriela Montaño salga del país con ellos a salvo. Por lo tanto, esta es también una impresentable mentira. Tan impresentable como aquella esgrimida por tus socios vestidos de sotana, que, en nombre de Dios, mienten asegurando que tanto Adriana como Susana Rivero rechazaron la Presidencia del Estado.

Aseguras que todo es un “martirio fiscal y judicial” para los ciudadanos y ciudadanas que, según tú, han defendido la democracia, la paz, la Constitución y la libertad. Yo quisiera saber a qué le llamas paz y libertad; qué significado tienen esas palabras para ti. Porque para mí, desde noviembre de 2019 hasta octubre de 2020, en Bolivia hubo todo menos paz y libertad, hubo masacres, persecuciones, detenciones ilegales, desapariciones, dolor y muerte.

Eres el triste actor de una historia de terror y dolor que nadie olvida y que en tu mente extraviada quieres hacer creer que jamás existió. Eres el lacayo que defiende al amo que le da de comer migajas y luego le aplasta el cuello. Eres un ser sin dignidad, sin memoria, sin decencia y sin principios ni valores. Un hombre que ha convertido a la política en una colección de falsedades y que desde allí inventa una serie de justificaciones para tergiversar una realidad que, de tan dura y tan dolorosa, pero a la vez tan digna y tan grande, te caerá encima y te abofeteará en pleno rostro. Lo juro, y no por Dios. Lo juro por la sangre de mis hermanos y las lágrimas de mis hermanas. Lo juro. Así será tu final.

María Bolivia Rothe es médica salubrista, exiliada en la dictadura de Jeanine Áñez.

Comparte y opina:

Últimas Noticias