Voces

lunes 27 sep 2021 | Actualizado a 22:38

¿Fue ‘neutral’ Almagro? No, dicen los hechos

/ 4 de agosto de 2021 / 02:47

De veras creen en la imparcialidad, la neutralidad y la santidad de la OEA? Ahora mismo, el organismo multilateral está en tela de juicio por muchos de sus actos en la región, especialmente su rol en las elecciones en Bolivia de 2019.

El presidente argentino Alberto Fernández dijo que es “una suerte de escuadrón para avanzar sobre los gobiernos populares” y su colega de México, Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que “no debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie”.

Ni qué decir de Luis Arce, que se hizo eco del mandatario mexicano al decir que la región necesita de un organismo que “respete la autodeterminación de los pueblos y no de cabida a la hegemonía de un solo Estado”.

En ese ámbito de duros cuestionamientos a la OEA no son casuales las actuaciones de su secretario general, Luis Almagro, que resulta implacable con los gobiernos de Cuba y Venezuela, especialmente, y condescendiente con otros países que sostienen una línea hegemónica de Estados Unidos.

Otrora canciller de José Mujica y expulsado en 2018 del Frente Amplio de Uruguay, precisamente por alentar el derrocamiento de Nicolás Maduro, Almagro fue pieza clave antes, durante y después de las anuladas elecciones generales de 2019 en Bolivia. Transitó de manera sospechosa entre amores y desamores con Evo Morales al menos desde 2016.

Entonces había pedido a Morales respetar los resultados del referéndum que le dijo a éste No a la reelección. “Ningún juez puede levantar el dictamen del único soberano: el pueblo”, escribió sobre la iniciativa oficialista de recurrir entonces al Tribunal Constitucional.

Y cuando el tribunal dio su fallo favorable a Morales, Almagro escribió el 29 de noviembre de 2017: “En realidad, el artículo 23 de la Convención Americana de DDHH citado en sentencia del Tribunal Constitucional de Bolivia no contempla el derecho a perpetuarse en el poder”.

Para entonces, Morales comenzaba a hacer planes para los comicios de 2019. En medio de sus afanes apareció Almagro con un discurso cambiado, incluso capaz de molestar a sus admiradores: “Decir que Evo Morales no puede participar, eso sería absolutamente discriminatorio con los otros presidentes que han participado en procesos electorales sobre la base de un fallo judicial reconociendo la garantía de sus derechos humanos”.

Fue en La Paz que dijo eso, el 17 de mayo de 2019, cuando visitó a Morales en la Casa Grande del Pueblo y luego el Chapare, cual si fuera entrañable amigo y aliado político.

La visita y los halagos no fueron casuales; Almagro perseguía una estrategia: lograr instalar la misión de la OEA en las elecciones y “contribuir a cortar con un proceso de reelección que sobrepasaba el marco legal”. Esto último lo describen los periodistas uruguayos Gonzalo Ferreira y Martín Natalevich en su libro Luis Almagro no pide perdón (Planeta, 2020), para el que hablaron con él 20 horas.

“Había que estar, y la manera de estar era asumir determinadas responsabilidades y retos políticos”, dice Almagro, según el libro.

“Pero yo tenía que tener esa posibilidad de evitar eso (victoria de Morales en primera vuelta), si pasaba. La lógica era la segunda (segunda vuelta). Después te preocupás un poco cuando empieza a dividirse la oposición (se ríe), pero ni así”, complementa Almagro.

Nada más al fallar/suspenderse el sistema de conteo rápido (TREP) el domingo de elecciones, la misión de la OEA pegó el grito al cielo. El TREP es solo una herramienta de información, no es el resultado final, pero sirvió para que los detractores de Morales comiencen a echar sombra sobre los resultados, que en criterio de un estudio de la Universidad de Salamanca no sufrieron modificaciones.

Ahí estuvo Almagro, y su representación en Bolivia ya había discutido las líneas previas con el funcionario estadounidense Kevin O’Reilly cuando se reunieron en La Paz el 25 de julio de 2019 para “levantar la voz” contra el “fraude” tres meses antes de los comicios. ¿Ha sido neutral? Solo sus aliados en Bolivia creen que sí. No fue neutral, fue nefasto.

Rubén Atahuichi es periodista.

Comparte y opina:

Camacho llama ‘personero del Gobierno’ a Choquehuanca, no lo saluda y evita su discurso

En Trinidad, el mandatario en ejercicio se refirió al incidente en Santa Cruz y exhortó a evitar discursos de odio, y desagravió a la wiphala como símbolo patrio.

Jhonny Fernández, David Choquehuanca y Luis Fwernando Camacho, en la iza de las banderas. Foto: Red Patria Nueva

/ 24 de septiembre de 2021 / 14:43

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, le hizo un desplante al presidente en ejercicio David Choquehuanca en el homenaje a los 211 años de la gesta departamental: le llamó “personero del Gobierno”, no lo saludó y evitó su discurso de cierre del acto.

El mandatario, que sustituye al presidente Luis Arce, que el jueves asistió a la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, había llegado a la plaza 24 de Septiembre de Santa Cruz invitado al acto. Pudo participar de la iza de la bandera nacional y la wiphala a lado de Camacho, que izó la enseña departamental, como el alcalde Jhonny Fernández.

Puede leer también: Camacho al Gobierno: ‘Ya está de buen tamaño, tiene que parar la persecución’

Según relató el diario El Deber, luego, el mismo Camacho y otros asambleístas izaron una bandera con la figura del patujú, otro símbolo patrio, y retiraron del mástil la wiphala.

Ya en su discurso, el gobernador ignoró la presencia de Choquehuanca en el acto y saludó a otros invitados. “No sé, aquellos que han venido, a los personeros del Gobierno, si es que no notaran un olor distinto; tiene un olor a libertad ese pueblo”, arengó Camacho.

Puede ver la transmisión del acto central en la plaza 24 de Septiembre.

Molesto con el discurso de Arce en la apertura de la Expocruz, la semana pasada, el gobernador había prometido hablar fuerte contra el Gobierno. “En el acto del 24, organizado por nuestra Gobernación, le vamos a decir al gobierno que nosotros no aceptamos mentiras y que los cruceños defenderemos siempre nuestra democracia”, advirtió el 17 de septiembre.

Este viernes, Camacho aprovechó el acto para aludir y atacar al gobierno de Arce, a Evo Morales y al Movimiento Al Socialismo (MAS).

De acuerdo a protocolo, y como fue corroborado por el Gobierno a La Razón, Choquehuanca debió cerrar el discurso de homenaje; no lo hizo, Camacho cerró abruptamente el acto.

“Lo comprometí, porque así debe ser; hizo uso de la palabra nuestro alcalde municipal (Jhonny Fernández). Ésta es una fiesta cruceña y quienes vienen a agredir a Santa Cruz no van a hacer; con mi discurso el acto se da por cerrado. Muy buenos días, felicidades Santa Cruz”, afirmó el gobernador.

Inmediatamente después de terminar el acto en la plaza 24 de Septiembre, el mandatario salió en vehículos oficiales y luego se dirigió a Trinidad. Allí aprovechó la apertura de la Cumbre para la Reconstrucción Económica y Productiva de Beni para referirse al incidente en Santa Cruz.

“Entre bolivianos no podemos seguir profundizando la división, no podemos sembrar odio; hermanos, lo que se siembra se cosecha. Tenemos que sembrar esperanza, paz, amor, no podemos sembrar odio, (…) no tenemos que profundizar la polarización”, dijo en un mensaje conciliador.

Sobre el incidente con la wiphala en el acto en Santa Cruz, desagravió a la enseña como un símbolo patrio. “Hermanos, les hablo sobre la wiphala, porque yo he logrado izarla esta mañana en la plaza; no querían que podamos izar este código de la integración, este código de la hermandad, este código de la armonía, este código del consenso, del respeto. No querían que logremos izar, hermanos, pero yo, con la ayuda de algunos hermanos, he logrado izar nuestra wiphala, pero apenas nos hemos retirado, junto a nuestra hermana (María Nela) Prada, a nuestro hermano (Eduardo) Del Castillo, ya nos han informado que han vuelto a bajar la wiphala”, contó. En la crisis poselectoral de 2019 uno de los incidentes más graves fue la quema y el retiro de la wiphala del uniforme de algunos policías. Entonces, Camacho, presidente del Comité pro Santa Cruz que lideró las protestas contra el gobierno de Evo Morales, admitió desconocer el sentido de la enseña nacional. Al contrario, la desagravió y dijo que la wiphala es símbolo de los pueblos indígenas y no del MAS.

Comparte y opina:

Un sector de cocaleros quema vehículos en el módulo policial de Minasa, en La Paz

Desde el martes, cocaleros del sector de Armin Lluta intentan retomar la sede de Adepcoca, ahora bajo la dirección de Arnold Alanes, reconocido por el Gobierno.

Una toma de la quema de vehículos en el módulo policial de Minasa. Foto: APG

/ 24 de septiembre de 2021 / 14:14

En medio de los disturbios por el conflicto interno en Adepcoca, un grupo de cocaleros quemó vehículos en el módulo policial de Minasa, al norte de la zona Villa Fátima de La Paz.

La violencia se desató cerca de las 10.00 de este viernes, cuando los manifestantes intentaron otra vez retomar la sede de los productores de coca de La Paz, ahora bajó la dirección del dirigente Arnold Alanes, reconocido el martes por el Gobierno.

Mientras los cocaleros arremeten con el uso de piedras y dinamitazos a los elementos de la Policía Boliviana, éstos responden con gases lacrimógenos. Estruendos constantes caracterizan a las zonas de las protestas.

Varios vehículos patrulleros arden en el módulo policial de Minasa, en La Paz.

Vecinos de las zonas Villa Fátima y Villa El Carmen, que en los últimos días se han convertido en el epicentro de las manifestaciones, reclamaron ante La Razón la solución definitiva del conflicto; sus familias sufren los efectos de la gasificación y muchas de sus viviendas son afectadas por los disparos de granadas de gas y los dinamitazos.

Alanes asumió la presidencia de la organización y el sector de Armin Lluta, supuestamente despojado de la dirección de Adepcoca, se moviliza desde el martes en el afán de recuperar la sede de la asociación, en la zona Villa Fátima.

Comparte y opina:

Conmoción por la muerte del economista y exprefecto paceño Pablo Ramos

Expresidente del Banco Central, el economista chaqueño de 84 años murió la madrugada de este viernes mientras visitaba a su familia en Yacuiba.

Pablo Ramos, en una entrevista pasada con La Razón.

/ 24 de septiembre de 2021 / 12:34

La muerte de Pablo Ramos, la madrugada de este viernes en Yacuiba, conmueve a distintas personalidades en el país, entre ellas el presidente Luis Arce, quien se expresó a través de sus redes sociales.

“Recibimos con profundo dolor la noticia del fallecimiento de Pablo Ramos, un eminente economista, mi profesor y amigo. Perdimos a un gran intelectual, que aportó de gran manera a la lucha por el crecimiento con justicia social. Nuestras más sentidas condolencias a su familia”, escribió el mandatario.

Ramos, cuatro veces rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y otrora prefecto de La Paz, fue el último presidente del Banco Central de Bolivia (BCB) antes del quiebre constitucional de 2019 en Bolivia.

El periodista y escritor Fernando Molina le hizo un amplio homenaje, en el que recordó su paso por la docencia universitaria, su militancia en el grupo Espartaco y el Partido Comunista de Bolivia, y su participación en la fundación del Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR).

Su “aporte aún mayor fue la marca que dejó en sus alumnos, incluso en quienes no estuvimos nunca en un aula suya, pero lo vimos actuar, siempre puntual y atildado, como lo que sobre todo era: un maestro, un hombre que enseña con la palabra y el ejemplo”, escribió.

El expresidente Evo Morales también expresó sus condolencias a través de las redes sociales. “Nos duele mucho. Lamentamos profundamente el fallecimiento del hermano, compañero y amigo, Pablo Ramos Sánchez, quien en vida fue rector de la UMSA, prefecto de La Paz y presidente del Banco Central de #Bolivia”, escribió en Twitter.

La alcaldesa de El Alto, Eva Copa, recordó de Ramos su condición de “gran profesional comprometido con su pueblo”. “Bolivia pierde a un gran intelectual, profesor universitario, expresidente del BCB y hombre comprometido con la justicia social”.

También se expresó conmovido el empresario y político Samuel Doria Medina. Ramos “era una referencia cuando yo estudié economía. Con el tiempo discrepé con su pensamiento, pero siempre valoré su condición de hombre consecuente y patriota”, dijo.

Pablo Ramos Sánchez falleció de un paro cardíaco a los 84 años de edad cuando visitaba a su familia en Yacuiba. Nació el 25 de enero 1937 en Gran Chaco, Tarija.

Era licenciado en Economía y con especialidad en Planificación. Militante del Movimiento Al Socialismo (MAS), fue el último prefecto de La Paz, entre 2008 y 2010, y rector de la UMSA en cuatro periodos distintos. En 2019, cuando irrumpió el gobierno transitorio de Jeanine Áñez, fue el presidente del Banco Central.

En esa condición, un día antes de la proclamación, fue “informado” por el entonces jefe de la Casa Militar, general Milton Navia, del retiro de la medalla presidencial de las bóvedas del BCB para su imposición a Áñez.

Según reseñas sobre su trayectoria, Ramos escribió varios libros, entre ellos Siete años de economía boliviana y Radiografía del golpe de EstadoTemas de economía boliviana; los cuentos Imágenes y Cuando se aleja del tren, y el poema De ayer y de hoy.

Condolencias:

“Me adhiero al dolor de toda la familia y los amigos de Pablo Ramos Sánchez, una gran profesional que mostró su compromiso con la democracia denunciando la dictadura de García Meza y desarrolló un gran trabajo intelectual. Paz en su tumba”. Freddy Mamani, presidente de la Cámara de Diputados.

“Duele perder a un hombre como Pablo Ramos porque necesitamos de él y de esa generación de hombres y mujeres que nunca se dan por vencidos. Mi abrazo y cariño a su familia”. Gabriela Montaño, exministra de Salud y expresidenta de las cámaras de Senadores y de Diputados.

“Murió el hombre de la Revolución Universitaria, antiimperialista de 1970 Pablo Ramos Sánchez, maestro de la izquierda boliviana, economista y cultor de generaciones revolucionaras Descansa maestro y amigo, vives en tus actos de consecuencia y ya trasciendes en la historia”. Wilfredo Chávez, procurador general del Estado.

“Don Pablo Ramos fue una de mis personas favoritas. Lo conocí de dirigente universitario cuando él fue rector; serio, amable, respetuoso, capaz y comprometido. Pensábamos distinto, pero se lo extrañará. Paz en su tumba y honra a su memoria”. Roberto Moscoso, exdiputado y exalcalde de La Paz.

“Lamentamos con profundo dolor el sensible fallecimiento de Pablo Ramos, referente indiscutible del desarrollo de la economía boliviana y luchador incansable para alcanzar igualdad y justicia social dentro de la sociedad civil. Nuestras más sentidas condolencias para su familia”. Gabriela Alcón, viceministra de Comunicación.

Comparte y opina:

El GIEI observó persecución política en 2019 incluso con el uso de terceros

El exejecutivo del GIEI Jaime Vidal Melero recordó en un hilo en Twitter los casos de Edith Chávez, Lorgia Fuentes y de los “guerreros digitales”.

Lorgia Fuentes permaneció 130 días en una clínica, atada a la cama por una cadena amarrada a su pierna y enmanillada en una de sus muñecas.

/ 22 de septiembre de 2021 / 21:22

En un extenso hilo en Twitter, el exejecutivo del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), Jaime Vidal Melero, recordó que en la crisis poselectoral de 2019 la “instrumentalización” de la justicia contribuyó a la persecución política incluso a través de terceros.

“El GIEI Bolivia identificó la falta de independencia judicial y la instrumentalización de la justicia con fines políticos como unos de los problemas estructurales derivados del análisis de las violaciones a #DDHH en 2019”, escribió el experto en un hilo de 15 tuits referidos al asunto.

Vidal Melero puso como ejemplo al menos tres casos: Edith Chávez Arauco, Lorgia Fuentes y activistas sociales considerados “guerreros digitales”.

“El GIEI identificó que la persecución y el hostigamiento a exautoridades se realizó también de manera indirecta, a través de procesos seguidos en contra de terceras personas”, dijo.

Chávez era trabajadora doméstica del exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana y Fuentes fue vinculada por una “testigo clave” con el exministro de Gobierno Carlos Romero. Ella habló el martes con la transmisión Piedra, Papel y Tinta de La Razón y recordó el suplicio que pasó cuando en enero de 2020 fue plagiada por agentes, torturada y electrocutada por negarse a firmar un papel contra Romero.

“En el caso de Lorgia Fuentes, el informe del GIEI identifica que su persecución estuvo relacionada con su «supuesta relación afectiva con el exministro de gobierno de Evo Morales, situación que, además de irrelevante para fines penales, es negada por ella», recordó Vidal Melero.

Como dijo en la entrevista con La Razón, Fuentes contó los detalles de su caso al GIEI: “Fue arrestada en febrero de 2020, cuando se encontraba internada en una clínica. Según su declaración al GIEI, durante los 130 días que estuvo en la clínica permaneció atada a la cama por una cadena amarrada a su pierna. y enmanillada en una de sus muñecas”, citó el GIEI en su informe presentado en agosto reciente.

Fuentes dijo a la transmisión de este diario que el exministro de Gobierno Arturo Murillo usó su caso para buscar amedrentar a Romero.
Sobre Chávez, “el GIEI advierte que se dictó prisión preventiva en su contra como una forma de presión para obtener informaciones sobre el paradero del exministro de Presidencia”, dijo Vidal Melero.

En relación a los “guerreros digitales”, el exejecutivo del GIEI dijo que ellos fueron detenidos y juzgados pro presuntas conductas sediciosas.

Lee también: Lorgia Fuentes: Fui secuestrada, electrocutada y encadenada en el gobierno de Áñez

“El GIEI destacó en su informe la persecución de activistas sociales en el denominado caso ‘guerreros digitales’, basado en un ciberpatrullaje policial para identificar personas que manifestaban opiniones contrarias al gobierno de Jeanine Áñez y ‘desinformaban’ al público”.

El 17 de agosto de este año, el GIEI presentó su informe a Bolivia sobre la violencia y violación de derechos humanos en la crisis poselectoral de 2019, en el que destacó los resultados de la investigación de las masacres de Sacaba y Senkata, en la que incluso hubo ejecuciones extrajudiciales y uso excesivo de la fuerza, cuyo saldo fue una veintena de fallecidos por impacto de bala.

Comparte y opina:

Torres dice que es ‘mejor elección judicial’ que cuoteo político de jueces

El Presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) considera que los políticos no deben intervenir en la justicia

/ 18 de septiembre de 2021 / 09:21

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Ricardo Torres, dijo a La Razón Radio que la elección de autoridades judiciales por voto popular es mejor que el cuoteo partidario de magistrados típico en el pasado.

Consideró que, en el afán de plantear una reforma judicial en el país, muchos quieren arrastrar al Órgano Judicial a su lado.

—¿Es efectiva la elección de autoridades judiciales por voto popular? Han surgido cuestionamientos incluso de parte de quienes en su momento la han promovido.

—Yo sostengo que al momento es lo mejor que se tiene en comparación con las designaciones partidarias y políticas que regían antes de la elección de magistrados. Recordemos que los ministros de la Corte Suprema eran designados directamente por el Congreso de entonces, hoy la Asamblea Legislativa, y los titulares al día siguiente de la designación de los ministros decían: ‘Cuatro ministros responden al Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), otros cuatro a Acción Democrática Nacionalista (ADN) y otros tres al Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR)’ y periféricamente algún otro partido que lograba entrar en el cuoteo político de la Corte Suprema, y la prensa del momento nos señalaba con nombre y apellido quiénes pertenecían a qué partido.

No conozco que en ese momento haya habido un líder político que se haya desgarrado las vestiduras porque cuatro eran del MNR, otros cuatro de ADN y otros dos o tres de algún partido periférico. Por lo tanto, hoy los magistrados del TSJ, del Tribunal Constitucional, del Agroambiental o el Consejo de la Magistratura han superado ese defecto histórico de origen, de génesis, bajo el cual nacían los operadores de justicia en los altos tribunales.

Hoy, quien les habla y quienes nos acompañan en los máximos tribunales venimos de la decisión del soberano, que mediante el voto nos dio legitimidad e hizo posible que accedamos a los altos cargos de los tribunales de justicia del país. Si esto no está funcionando, obviamente puede ser perfectible en cuanto a meritocracia y filtros para mejorar el perfil de los profesionales.

Pero yo creo que la elección que realiza el soberano frente a la designación pura, política y marcada por consignas políticas, es la mejor que tenemos en este momento. En gran parte de los tribunales de administración de justicia, hablo de los máximos tribunales, en este momento tenemos como magistrados gente de carrera, exvocales, expresidentes de tribunales departamentales, exrepresentantes del Consejo de la Magistratura. Por lo tanto, si se cataloga el sistema meritocrático, tenemos gente meritocrática, calificada, con trayectoria y experiencia que administra justicia.

Por lo tanto, si nos preguntan cuál ha sido nuestro trabajo efectivo en el TSJ podemos decir ‘cero mora y cero retardación de justicia’, lo que no ocurría supuestamente con los notables que administraron justicia en décadas pasadas, donde un recurso de casación en materia social se definía en tres o cuatro años; hoy se define en tres meses y no tenemos mora ni retardación de justicia en el TSJ, por lo menos en sus salas especializadas.

Tanto cualitativa como cuantitativamente estamos mejor en relación a la Corte Suprema de Justicia que administraba también justicia. Críticas pueden haber, reconocemos; representamos al conjunto de la administración de justicia y en esa medida muchas veces tenemos que asumir responsabilidades que no nos tocan por ser la máxima expresión de la justicia como TSJ.

—Considerando las recomendaciones del GIEI, que ha planteado la reparación de daños a las víctimas de la violación de derechos humanos y violencia de 2019, ¿es posible antes una reforma judicial?

—Disculpe, en el planteamiento de la pregunta hay algún equívoco. Me está hablando de la reparación del daño. Inicialmente, la reparación de daños para las víctimas de noviembre y diciembre de 2019, de Senkata y Sacaba, y otros lugares donde lamentablemente hubo víctimas, daños irreversibles a las personas, incluso la muerte de algunos conciudadanos bolivianos.

La justicia boliviana reconoce que debe haber reparación de daños a las víctimas y eso, junto al proceso principal, de manera paralela también se puede iniciar. Por lo tanto, el Estado boliviano, mediante su Órgano Judicial y la administración de justicia, garantiza este tipo de reivindicaciones y procedimientos para que las víctimas puedan reclamar la reparación del daño y esto hago que se haga efectiva en favor de los hijos, las viudas o hermanas de quienes perdieron la vida.

Obviamente, la reforma judicial es a mediano y largo plazo; quien nos hable de lo contrario nos está mintiendo o está cayendo en un ámbito estrictamente demagógico. La construcción de una verdadera reforma judicial tiene que abarcar sus tiempos y tienen que ser agotados debidamente esos tiempos; lo peor que podemos hacer es contaminarlos con visiones estrictamente políticas y partidarias.

La reforma judicial tiene que ser construida naturalmente por quienes administramos justicia y no excluye a instituciones y actores políticos que con propuestas técnicas y jurídicas puedan incorporarse en esta construcción de la reforma judicial. Pero si nos arrastran estrictamente a   un escenario político partidario, en un país altamente polarizado, obviamente los buenos de la película querrán llevarnos con ellos y los malos, también, sin mencionar quiénes son malos o buenos. Pero nosotros no estamos en ese papel de jugar a ser malos o buenos; lo que queremos es contribuir y reconocer la necesidad de una reforma judicial, trabajar de manera coordinada con los actores que administran justicia, y las organizaciones sociales, civiles y académicas para construir una plataforma de verdadera reforma judicial, Y, finalmente, hacer que estos planteamientos sean recogidos por los actores políticos para que sean convertidos en normas y leyes, y reformas que debidamente deben ser tramitadas y aprobadas por la Asamblea Legislativa. Cada uno debe jugar su rol preponderante para conseguir este objetivo; de lo contrario, si confundimos roles, si los del escenario político van a venir a pretender administrar justicia y quienes administramos vamos a volcarnos al escenario político, prácticamente vamos a desnaturalizar algo que considero es la oportunidad para poder construir. Tenemos oportunidad histórica, tenemos oportunidad para diseñar el Órgano Judicial, y trabajemos por ese propósito.

Comparte y opina:

Últimas Noticias