Uno de los pilares del Modelo Económico Social Comunitario Productivo se basa en la redistribución de ingresos, que consiste en transferir el excedente económico a la población que cuenta con menores recursos en la sociedad boliviana. Bajo esta premisa el Gobierno Nacional estableció diferentes políticas para llevar adelante dicho propósito, entre ellas la implementación de la Ley 1355, de 28 de diciembre de 2020, reglamentada por el Decreto Supremo 4435, del 30 de diciembre del mismo año, que crea el Régimen de Reintegro en Efectivo del Impuesto al Valor Agregado, también conocido por sus siglas como Re-IVA.

Al respecto, cabe recordar que la citada Ley favorece a personas naturales (dependientes, independientes y jubilados) con ingresos menores o iguales a Bs 9.000 (nueve mil 00/100 bolivianos), quienes pueden beneficiarse de un reintegro de hasta un cinco por ciento (5%) de sus compras facturadas.

A un año de implementada la mencionada norma, los resultados, de acuerdo al reporte del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), muestran que la población beneficiada hasta noviembre de la pasada gestión alcanzó a un total de 65.336, con un monto total devuelto en efectivo de Bs 24,9 millones. Este hecho pone de manifiesto que la medida coadyuvó a la reactivación de la economía generando un incremento en la facturación por la adquisición de bienes y servicios, ya que ahora un mayor número de personas exige sus facturas, hecho que a su vez incidió en la dinamización de la economía, coadyuvando de esta forma a la política redistributiva, además de consolidar la formalización de las actividades económicas.

Este beneficio, de acuerdo al Decreto Supremo 4435, del 30 de diciembre de 2020, Reglamento a la Ley 1355, es aplicable por las compras efectuadas a partir del mes que la persona se habilite al Re-IVA hasta el 31 de diciembre de cada año. En tal sentido, ahora que iniciamos una nueva gestión, es necesario renovar anualmente el registro como beneficiario del Re-IVA, ingresando la página a la web del SIN www.impuestos. gob.bo para verificar los datos ya registrados y haciendo un “clic” en la opción “RENOVAR”, con estos simples pasos el beneficiario podrá recibir la devolución del cinco por ciento (5%) de las facturas por el consumo de bienes y servicios durante toda la gestión 2022.

Yo ya renové mi inscripción al Re-IVA para continuar aprovechando los beneficios de recibir el reintegro mensual del IVA en mi cuenta, por las compras con facturas electrónicas o computarizadas, lo que a su vez permite a la Administración Tributaria contar con un mejor control de estas operaciones, para reducir los riesgos de clonación y evitar el mercado negro de facturas.

El Re-IVA se constituye en una de las medidas económicas que contribuyen con la reconstrucción de la economía y que además refuerza la progresividad del sistema tributario con la devolución de impuestos a las personas que cuentan con ingresos bajos en nuestro país, lo que nos permite avizorar un panorama alentador y positivo para la gestión 2022.

Catalina Sofía Apaza Aduviri Es Economista.