Voces

lunes 27 jun 2022 | Actualizado a 14:12

Bendito reglamento

/ 14 de abril de 2022 / 01:24

En concordancia al acuerdo del 18 de marzo, entre la Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia (CTEUB) y el Ministerio de Educación, referida cartera de Estado emitió el 5 de abril la Resolución Ministerial 0224/2022, aprobando el reglamento de reordenamiento y fraccionamiento de ítems/horas para el personal docente y administrativo de los subsistemas regular, alternativo y especial.

Esa norma adjetiva, compuesta por 20 artículos y tres disposiciones transitorias, tiene por objeto establecer el procedimiento para la redistribución equitativa y asignación de personal docente y/o administrativo en las unidades y centros educativos fiscales y de convenio, para optimizar la administración de los recursos humanos y económicos (artículo 2).

Con relación a la comisión de reordenamiento (artículo 5), estará compuesto por las máximas autoridades (director/a) de la Subdirección de Educación Regular, Alternativa y Especial, la dirección distrital y la unidad educativa; además de un/a representante de la federación departamental o regional del magisterio (urbano-rural). En caso de instituciones de convenio, también tendrán su representación. Las deliberaciones y decisiones se circunscribirán en la conformidad y el consenso.

En lo concerniente a los criterios del plan de reordenamiento (artículo 7), de las ocho condicionantes resaltan el techo presupuestario por unidad o centro educativo, la pertinencia académica, la cantidad mínima de estudiantes por paralelo o año de escolaridad (curso) y los ítems asignados en planilla.

Por otra parte, los contextos de optimización de ítems (artículo 8) estarán en sujeción a cuatro niveles: en la misma unidad o centro educativo, al interior del distrito, entre distritos y horas por acefalía.

Por consiguiente, la optimización de horas (artículo 8) se circunscribirá por fusión de paralelos del mismo curso, superávit, niveles no autorizados y cierre de unidades o centros educativos debido a la baja cantidad de estudiantes.

El movimiento del personal docente y administrativo por optimización (artículo 11) se efectivizará a causa de pertinencia académica, acercamiento y años de provincia. En esos procedimientos, se deberá respetar la inamovilidad funcionaria, vale decir, nadie podrá quedar sin cargo.

Los criterios para la distribución y asignación de ítems/horas fraccionadas (artículo 15) podrán distribuirse a maestros que ejerzan funciones en el Sistema Educativo Plurinacional (SEP), con la aplicación del plan de estudios y/o currículo según pertinencia académica y unidades o centros con niveles legalmente autorizados.

Consecuentemente, los parámetros de designación serán: años de servicio en la institución educativa o en el SEP, mayor escala de categoría y antigüedad del año de egreso. Siendo el periodo de reordenamiento (artículo 16) hasta mayo, en su defecto bajo autorización de los viceministerios de Educación Regular, Alternativa y Especial; en cambio, el procesamiento de ítems/horas fraccionadas tendrá como fecha límite los primeros días de octubre de la presente gestión.

Luis Callapino López es magíster en Políticas de Formación Docente.

Comparte y opina:

Trimestre esperanzador

/ 21 de junio de 2022 / 00:35

En concordancia con el calendario escolar 2022 del subsistema de educación regular, reformulado por la mayoría de las direcciones departamentales, el segundo trimestre para los niveles inicial, primaria y secundaria comenzó el 23 mayo y concluirá el 31 de agosto del año en curso.

Al respecto, el artículo 3 de la Resolución Ministerial 001/2022, sobre “Normas Generales para la Gestión Educativa”, establece que el segundo trimestre es el desarrollo de contenidos curriculares de acuerdo con el año de escolaridad correspondiente.

No obstante, el porcentaje de contenidos curriculares avanzados durante el primer trimestre tuvo sus limitaciones, debido a la burocracia administrativa intrínseca en el movimiento del personal docente (permutas, reordenamientos, selección y designación) en determinadas áreas de saberes y conocimientos de unidades educativas fiscales y de convenio.

Consiguientemente, es obvio el incumplimiento de los objetivos holísticos planificados para el primer trimestre en las diferentes áreas; vale decir, algunos contenidos curriculares no fueron desarrollados, causando una sobrecarga que deberá ser solucionada eficaz e inteligentemente por los maestros.

También, durante el segundo trimestre es primordial la atención a los estudiantes que todavía presentan desniveles de aprendizaje en diferentes áreas de anteriores años de escolaridad (2020- 2021), pues son necesarias para la comprensión de los nuevos contenidos curriculares.

Si bien la premisa esperanzadora con miras al segundo trimestre puede resultar ingenua, empero, el cese parcial de la burocracia administrativa contribuirá a la secuencia y armonía en el desarrollo curricular, con menos interrupciones en el cambio del personal docente.

Consecuentemente, al confirmarse el inicio del descanso pedagógico para el venidero lunes 4 de julio de la presente gestión, los actores de cada unidad educativa deberán analizar oportunamente lo establecido en la disposición transitoria cuarta de la Resolución 001/2022, en relación a los cursos de invierno promovidos por maestros voluntarios, servicio que será certificado con valor curricular por el Ministerio de Educación y el Viceministerio del Subsistema Regular.

Por tanto, el segundo trimestre se constituye esperanzador, en perspectiva a la cantidad de días con mayor regularidad, la posibilidad de aplicación de cursos de invierno y el inicio de la 11ª Olimpiada Científica Estudiantil Plurinacional de Bolivia, que con seguridad contribuirán a la formación académica de los estudiantes.

Luis Callapino López es magíster en Políticas de Formación Docente.

Comparte y opina:

Burocracia administrativa

/ 24 de mayo de 2022 / 00:57

En sujeción al Circular CI/DGAA/UGPSEP Nº 0017/2022, emitido el 12 de mayo de la presente gestión por los viceministros de Educación Regular, Bartolomé Puma Velásquez, y de Educación Alternativa y Especial, Sandra Cruz Nina, se dispone sorprendentemente la ampliación de designaciones y movimiento del personal docente y administrativo en ejercicio.

Esa disposición establece que este personal podrá participar en procesos de selección y designación (compulsa de méritos), permutas (cambio voluntario a otro contexto educativo) y reordenamientos (pertinencia académica) hasta el 31 de mayo, en ítems de nueva creación y consolidados, y que posterior a esa fecha la participación será exclusiva para reincorporados y nuevos.

Paradójicamente, en pleno empiezo del segundo trimestre algunas unidades educativas fiscales y de convenio en los niveles inicial, primario y secundario continuarán con la irregularidad en el desarrollo curricular, a causa de la vigencia del movimiento del personal docente en determinadas áreas de saberes y conocimientos.

Consiguientemente, es menester precisar que las unidades educativas involucradas en los procesos burocráticos de selección y designación, permutas y reordenamientos para el personal docente, tendrán como consecuencia inmediata la interrupción en el desarrollo curricular, afectando la secuencia en la enseñanza y el aprendizaje.

En tal sentido, los maestros salientes y entrantes de una unidad educativa a otra deberán aplicar diagnósticos a los estudiantes para determinar el nivel de asimilación de los contenidos curriculares de las áreas del año de escolaridad (curso) al cual corresponden, causando estancamiento en el cumplimiento de los objetivos holísticos anuales y trimestrales.

Es obvio, por ello, la afectación al normal desarrollo del proceso curricular, siendo que, en la mayoría de los casos, las unidades educativas afectadas con la salida de algún miembro del personal docente deberán esperar días para la designación de un nuevo maestro.

Sorprendentemente, hasta la fecha el Ministerio de Educación, las confederaciones de maestros urbanos y rurales, la Junta Nacional de Madres y Padres de Familia, además de la representación estudiantil, no lograron solucionar la burocracia administrativa que se constituye en debilidad y amenaza constante del normal desarrollo del proceso educativo.

Por tanto, los actores educativos de los niveles central, departamental y distrital deben comenzar con el trabajo de políticas administrativas que desburocraticen los procesos de selección y designación, permutas y reordenamientos del personal docente y administrativo, los cuales deberían concluir antes de la inauguración de una nueva gestión educativa y escolar.

Luis Callapino López es magíster en Políticas de Formación Docente.

Comparte y opina:

Inseguridad escolar

/ 7 de mayo de 2022 / 01:41

En las últimas semanas se incrementaron los intentos y la consumación de raptos a estudiantes en cercanías de unidades educativas fiscales, privadas y de convenio del territorio nacional, ante la carencia de políticas de seguridad ciudadana promovidas por la Policía Boliviana a través de los comandos departamentales, en coordinación con las gobernaciones y las alcaldías.

Al respecto, el artículo 299, parágrafo II, numeral 13, de la Constitución Política del Estado establece textualmente que la seguridad ciudadana se constituye en una competencia concurrente, debiendo ser ejercida por el nivel central del Estado y las entidades territoriales autónomas, vale decir, gobernaciones y municipios.

Por consiguiente, el artículo 124, parágrafo II, de la Resolución Ministerial 001/2022, “Normas Generales para la Gestión Educativa”, dispone que las direcciones de unidades educativas fiscales y de convenio deberán gestionar de manera obligatoria la instalación de cámaras de seguridad ante los gobiernos autónomos municipales, en cumplimiento de la Ley 264 “Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana”, con el objetivo de precautelar la integridad física de los estudiantes y actores educativos. Referida disposición tiene carácter obligatorio para instituciones de educación privada.

En lo concerniente al grado de responsabilidad de la seguridad de estudiantes por parte de los directores y maestros, los artículos 23 y 25 del reglamento de administración y funcionamiento para unidades educativas de los niveles inicial, primaria y secundaria (2001) refiere que ellos deben controlar la entrada y la salida en horarios establecidos; además, velar por el amparo durante las horas (periodos) pedagógicas, incluso en los descansos y/o recreos.

Consecuentemente, desde el momento que los escolares salen de la unidad educativa, la seguridad es de plena responsabilidad de las madres, los padres y/o tutores, empero, debido a las actividades laborales y la cantidad de hijos, referidos actores educativos soslayan ese deber.

En ese contexto, es inminente la vulnerabilidad de la mayoría de los estudiantes en los exteriores de las unidades educativas, lo cual obligó a algunas madres, padres y/o tutores a organizar brigadas escolares, con el objetivo de precautelar la seguridad de sus hijos, durante el ingreso y la salida, principalmente.

Sin embargo, no basta con brigadas escolares, capacitaciones y ferias de seguridad ciudadana, la inseguridad a la cual están expuestos los estudiantes del nivel inicial, primaria y secundaria se constituye en problemática, debilidad y amenaza constante que debe ser atendida por los niveles central, departamental y municipal, pero principalmente por la Policía Boliviana.

Luis Callapino López es magíster en Políticas de Formación Docente.

Comparte y opina:

Racionalización

/ 1 de abril de 2022 / 01:13

En sujeción al Instructivo 0005/2022, emanado el 21 de marzo por el viceministro de Educación Regular, Bartolomé Puma Velásquez, las direcciones departamentales deberán promover la actualización del registro de datos en el Sistema de Información de Carga Horaria (SICH).

Consiguientemente, hasta el venidero 8 de abril las unidades educativas fiscales y de convenio de todo el territorio nacional, a través del Sistema de Selección de Personal (http://sisep.minedu.gob.bo:8083/), deberán actualizar la información de la función docente de maestros y la carga horaria de la presente gestión, en sujeción al plan de estudios y techo presupuestario, a fin de la nivelación de horas de Física y Química.

Por otra parte, en el SICH se deberá realizar el registro de la estadística actual de estudiantes, horarios por año de escolaridad (curso) y paralelo, en concordancia a la función docente de cada maestro; vale decir, horas planillas y trabajadas en la unidad educativa.

Consecuentemente, las direcciones departamentales, distritales y de unidades educativas serán responsables de la veracidad, la confiabilidad y la transparencia del proceso de registro en el SICH, siendo que la información registrada y generada tiene carácter de declaración jurada.

De acuerdo con antecedentes, la racionalización de ítems, eufemísticamente denominado Plan de Reordenamiento, continuará sin medida ni clemencia en las unidades educativas con decrecimiento de estudiantes en determinados cursos y paralelos.

Al respecto, los artículos 29 y 30 de la Resolución Ministerial 001/2022 “Normas Generales para la Gestión Educativa” disponen que 10 estudiantes es el número mínimo por curso o multigrado en centros educativos nocturnos (urbano) y contextos alejados (rural), y en su defecto se aplica la racionalización.

Por consiguiente, el artículo 69, parágrafo III de la normativa enunciada establece que las unidades educativas fiscales o de convenio con cantidades reducidas de estudiantes, mediante informe técnico emitido por la dirección distrital, podrán ser fusionadas o trasladadas (racionalización) sin afectar la estabilidad laboral de los maestros, en coordinación con las federaciones departamentales y regionales.

Es inminente la racionalización masiva, tomando en cuenta el reciente conflicto entre el Ministerio de Educación y el magisterio urbano. Bajo el aforismo popular “del mismo cuero salen las correas”, es obvio que la solución a la alta demanda de ítems en contextos educativos con alto índice de crecimiento de estudiantes, será a costa de la fusión de cursos y cierre de unidades educativas.

Luis Callapino es magíster en Políticas de Formación Docente

Comparte y opina:

Datos preliminares

/ 14 de marzo de 2022 / 02:19

En sujeción a los datos preliminares emitidos por el Ministerio de Educación, mediante su página electrónica (https://www.minedu.gob.bo/), el total de estudiantes matriculados en el territorio nacional, hasta el 1 de marzo de la presente gestión es de 2.935.426, de los cuales 343.168 (11,7%) son del nivel inicial, 1.390.676 (47,4%) de primaria y 1.201.582 (40,9%) de secundaria.

Consecuentemente, del total, 1.437.165 (49%) son mujeres y 1.498.261 (51%), varones. Con relación a la dependencia de estos alumnos en cuanto a tipo de unidades educativas; 2.273.147 (77,4%) son parte de la educación fiscal o estatal, 373.162 (12,7%) de las escuelas de convenio, y 289.090 (9,8%) pertenecen a la educación privada.

En lo concerniente a estudiantes matriculados según el nivel de estudio, el ámbito inicial cuenta con 343.168 (11,7%), primaria tiene 1.390.676 (47,4%) y secundaria, 1.201.582 (40,9%). Por consiguiente, nuevamente la mayor cantidad de inscritos son niñas y niños.

Por otra parte, los alumnos matriculados por departamento reflejan la migración por causas socioeconómicas. Los datos son la expresión de ese antecedente, vale decir, Santa Cruz tiene 808.117; La Paz, 741.043; Cochabamba, 545.448; Potosí, 220.323; Beni, 152.885; Chuquisaca, 149.278; Oruro, 143.974; Tarija, 136.804; y Pando cuenta con 37.554.

Los datos preliminares expuestos anteriormente se actualizarán dinámicamente, debido a que los estudiantes no registrados oportunamente en el Sistema de Administración de Información Académica para Unidades Educativas (https://academico.sie.gob.bo/) serán considerados como omitidos o extemporáneos, debiendo ser inscritos por la dirección distrital, a solicitud escrita de las direcciones de unidades educativas.

Asimismo, en concordancia al artículo 40, de la Resolución Ministerial 001/2022, sobre “Normas Generales para la Gestión Educativa”, los traslados de alumnos se realizarán hasta el inicio del segundo trimestre, en sujeción a la justificación presentada, con la incorporación inmediata en la unidad educativa de destino, debiendo presentar solamente la libreta electrónica debidamente rubricada y el formulario de Registro Único de Estudiante (RUDE) actualizado.

Estos datos preliminares presentados por el Ministerio de Educación deberán contrastarse con la estadística de matriculación de las dos anteriores gestiones, para que se determine la aplicación de políticas educativas a corto y mediano plazos, bajo los principios de universalidad, igualdad y gratuidad establecidos en la Constitución Política del Estado y la Ley 070 “Avelino Siñani y Elizardo Pérez”.

Luis Callapino López es magíster en Políticas de Formación Docente.

Comparte y opina: