Voces

miércoles 11 may 2022 | Actualizado a 01:59

El noble oficio

/ 11 de mayo de 2022 / 01:59

Ayer me inundé de lecturas sobre el Día del Periodista, instituido en 1938 por el entonces presidente Germán Busch. Muchos colegas se lanzaron a las redes sociales para recordar sus inicios en el oficio, la condición noble de la profesión, su condición neutral y “objetiva” ante la noticia, sus experiencias, la defensa de la libertad de prensa y expresión o su servicio social.

Unos quisieron marcar diferencia entre su condición de periodista “independiente” y la de los demás. Otros parafrasearon a Gabriel García Márquez o Ryszard Kapuscinski.

Y los gremios —los que existen ahora solo en el nombre— se congratularon por la fecha y, como siempre, prometieron, a nombre de los afiliados que no existen, su compromiso con la “verdad” y la “justicia”.

Cuánto reparo causa la serie de mensajes, que privilegian la libertad de expresión —que es nuestra lucha permanente— sobre los derechos de los ciudadanos a la información: léase información no manipulada, no usada para el morbo, no difundida para el sensacionalismo ni aprovechada para el marketing.

Son tiempos difíciles, lo sabemos. Las tecnologías están rebasando al periodismo tradicional, las redes sociales tienen mayor incidencia y la situación está reduciendo la posibilidad de subsistencia financiera de los medios de información: no se vende papel impreso como antes, la materia prima cuesta más, la publicidad se redujo al mínimo, las páginas de la edición han disminuido, las plataformas digitales tienen más consumo y los ingresos de las casas editoriales han mermado a la par de las condiciones de los trabajadores de la prensa. Aparentemente, esa situación también afectó el ejercicio profesional.

No hay mucho que festejar, decían algunos. Sí, no hay mucho; no por las condiciones y la presión política, que habitualmente suele ser argumento, sino por la decadencia del oficio.

¿Un periodista hablando de decadencia del oficio? Tal cual; la sensatez nos obliga al ejercicio de la autocrítica que tanta falta nos hace, para no incurrir en la soberbia de mirar a los demás por encima del hombro bajo el privilegio de contar con el poder de los medios.

No es posible seguir así por así resistiéndonos a la regulación. Por ejemplo, la vieja Ley de Imprenta necesita adecuarse a nuestros tiempos y la autorregulación hace aguas.

Las noticias falsas pasan por verdades, que a lo largo del tiempo revelan la irresponsabilidad con la historia. La crisis poselectoral develó la peor situación del periodismo.

Entonces, esas “noticias” no solo pasaron sin rigor, sino que alimentaron el escenario ya beligerante que degeneró en la ruptura constitucional y las masacres de noviembre.

Ese periodismo independiente que suele jactarse de su objetividad, imparcialidad, pluralidad o neutralidad sucumbió ante una línea hegemónica de entonces y a la posverdad: “fuego cruzado” termina con muertos en Sacaba, movilizados “tumbaron a dinamitazos” el muro de la planta de Senkata o, una peligrosa especulación en un ambiente tenso, suponer que una eventual “voladura” de la planta terminaría con afectar 5 kilómetros a la redonda y dejar unos 5.000 muertos, como se leía en las redes sociales de ciertos periodistas, hasta en reportajes completos, con “expertos” en el área, en ciertos medios de información.

Hasta creerle a Arturo Murillo de que los movilizados se mataron entre sí o a Luis Fernando López, que de las Fuerzas Armadas “no salió ni un solo cartucho”.

El tiempo se encargó de derrumbar esos mitos. El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) estableció que en las masacres las víctimas fallecieron por impactos de bala, incluso bajo ejecuciones sumarias; que no había intención ni evidencia de que la planta de Senkata iba a ser volada, no hubo dinamitazos para tumbar el muro; que los muertos fueron resultado de la represión de las fuerzas estatales y bajo un plan oficial.

El noble oficio le falló al derecho a la información y empujó a la violencia. No fue responsable con la historia; ahora que revisamos la historia, muchos datos son falsos, falsos.

Rubén Atahuichi es periodista.

Comparte y opina:

Arias aplaude el repliegue de Doria Medina y cree que ‘no hay que prescindir’ de Mesa

Luis Arce “no entendió que el 55,1% es la votación que yo tuve, una votación de ‘base ancha’", afirmó el alcalde de La Paz, Iván Arias, en Piedra, Papel y Tinta, de La Razón.

Iván Arias, en Piedra, Papel y Tinta, de La Razón. Foto: Oswaldo Aguirre

/ 10 de mayo de 2022 / 18:06

En una evaluación sobre el desempeño de las oposiciones en el quehacer político del país, Iván Arias, otrora analista y ahora alcalde de La Paz, reconoció el repliegue de Samuel Doria Medina a la empresa y consideró que “no hay que prescindir” de Carlos Mesa.

“El mejor mensaje que hemos escuchado es de Samuel Doria Medina, que se ha dedicado un poco más a la empresa”, dijo el funcionario en entrevista con Claudia Benavente en la transmisión digital Piedra, Papel y Tinta, de La Razón.

Replicado con el comentario de que si le “gusta” Doria Medina, Arias respondió: “Me gustan todos los políticos que leen la historia”.

Pero nunca ha ganado elecciones, le dijo la periodista. “Su vocación siempre ha sido la empresa, pero es un gran asesor político”, insistió Arias.

Incluso comentó sobre su propio perfil. Dijo que Arias es un buen asesor de negocios, pero no es capaz de hacer negocios; como el brujo, que es bueno para mirar la suerte de otros, pero no la suya. “Hay personas muy buenas para inspirar, pero no para conducir (el país)”, aludió a Doria Medina.

Sobre el expresidente Mesa (2003-2005), ahora jefe de la opositora Comunidad Ciudadana (CC), Arias dijo que éste ha jugado un papel importante en la historia del país. “No podemos prescindir” de él “en ninguna circunstancia”.

Comentó que en el futuro aquél pueda ir a elecciones “quizás de cabeza, quizás de segunda”. Sin embargo, insistió que no se puede prescindir de Mesa, menos de la bancada en CC, a pesar de los “librepensantes”, de los que dijo que uno de los tres buscan una candidatura a la Alcaldía de La Paz.

Camacho

Sin embargo, consideró que la oposición en la Asamblea Legislativa le falta coordinar y “bajar los decibeles”. “A veces queremos marcar la línea. ¡No! Dejémoslo así, es la historia la que marca la línea”, dijo.

Pero la oposición no se encuentra firme. “Yo veo futuro a todos; todo líder político tiene futuro en cuanto sepa leer la historia, sea en primera o segunda línea”.

Consultado sobre Luis Fernando Camacho, gobernador de Santa Cruz y jefe de Creemos, Arias dijo que tiene futuro “siempre y cuando que el bien final sea Bolivia”.

“Si no entienden eso y cada uno tira por su lado, como está ocurriendo ahora, va a ser muy difícil”, remató.

Gobierno

¿Y el oficialismo? Habló del presidente Luis Arce, que el 18 de octubre de 2019 ganó las elecciones con el 55,1% de los votos. Dijo que no entiende que la votación que logró no fue por él, sino “por un grito de paz”. “No entendió que el 55,1% es la votación que yo tuve, una votación de ‘base ancha’; hasta no masistas votaron por él, porque están cansados de juegas, marchas”.

Arias dijo que Arce “necesita marcar su propio sello”, en alusión al expresidente y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, aunque afirmó que el primer año de gobierno del mandatario no le gustó.

Consideró que ante las tensiones que existe, el Presidente debería “girar más a la economía” y “a la concertación”. En ese sentido, opinó que Arce y el vicepresidente David Choquehuanca no están “bien unidos”.

Evo Morales

“Y al único monolítico que lo veo es a Evo Morales”, dijo.

Arias recordó que a Morales le dijo que dé el paso a otras generaciones. “Es parte de la historia; le guste o no, ja no juega un rol. Él, se está quemando” y afectando al MAS, analizó.

Señaló que Morales, con el negocio de los tambaquíes y el banano, debería dedicarse a abrir mercados para el Chapare. “Le haría mucho mejor dejar que las nuevas generaciones se expresen; son su hechura y que nunca van a estar malagradecidas, y que siempre lo van a tener como referente”.

Otrora analista político y funcionario, Arias también habló de sí mismo. “Yo he mamado de la política, soy político. He mamado de Filemón Escobar, de Juan Lechín en mis años jóvenes, de Hernán Siles Zuazo, de Genaro Flores y Víctor Hugo Cárdenas todo el tema campesino, de Carlos Hugo Molina”, recordó.

Arias el alcalde de La Paz desde mayo del año pasado. Cumplió un año en el gobierno local y desde este proyecta una gestión más efectiva a partir de la recuperación económica del municipio y proyectos de mayor envergadura.

Comparte y opina:

Yelka Maric es posesionada nueva presidenta del Concejo Municipal de La Paz

Luego de divergencias y ataques internos, la alianza que sostiene al alcalde Iván Arias eligió la directiva del Concejo Municipal, cuyo nuevo vicepresidente es Javier Escalier (MAS).

Javier Escalier, Yelka Maric y Óscar Sogliano. Foto: Concejo La Paz

/ 5 de mayo de 2022 / 13:30

La concejala de la alianza Por el Bien Común-Somos Pueblo Yelka Maric, de la línea del alcalde Iván Arias, fue posesionada este jueves como nueva presidenta del Concejo Municipal de La Paz, en sustitución de Jorge Dulón, de la misma fuerza política.

Luego de dos días de cuarto intermedio por problemas internos en la bancada oficialista, que respalda al Arias, la sesión para la elección de la directiva fue instalada sin mayores inconvenientes debido a la larga reunión que la alianza tuvo el miércoles.

Los líderes de la alianza, Arias (Por el Bien Común) y Rafael Quispe (Somos Pueblo), habían experimentado desacuerdos respecto del sustituto de Dulón. Mientras el primero propuso a Luis Quispe, el segundo optó por la concejala Lourdes Chambilla, quien, sin embargo, ahora quedó en el camino.

Durante las divergencias, que llegaron incluso al punto de las acusaciones, Arias apuntó a Quispe de ser un “traidor” y actuar en función de su interés por puestos laborales en el Gobierno Municipal de La Paz.

La mañana de este jueves, Arias dijo que la alianza hizo una “autocrítica” y decidió continuar al frente de los acuerdos. “Después de 10 horas de autocrítica y bajo la consigna de #NO al golpe municipal”, vamos a respetar el voto de los paceños, escribió en sus redes sociales.

La Vicepresidencia del Concejo Municipal de La Paz será ocupada por el concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS) Javier Escalier y la secretaría estará a cargo del concejal Óscar Sogliano (Por el Bien Común).

Comparte y opina:

Áñez carga todo el peso de 2019 sin el apoyo de entonces

Los casos Golpe de Estado I y Golpe de Estado II han dado un giro especial, aparte de la necesidad de la acusada de convocar al proceso a sus viejos aliados políticos

La expresidenta Jeanine Áñez, el 12 de noviembre de 2019.

/ 3 de mayo de 2022 / 22:39

Recluida, Jeanine Áñez carga en soledad todo el peso de sus actuaciones en 2019, cuando recibió un fuerte apoyo de partidarios y no partidarios a los que hoy intenta acudir para superar este trance. Una lista —entonces larga— comienza a reaparecer.

Citó inicialmente a Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, aquel año protagonistas centrales de la crisis poselectoral, a quienes, en su condición de líderes de las fuerzas políticas de oposición en la Asamblea Legislativa, pidió que autoricen los juicios de responsabilidades requeridos en al menos cuatro casos en su contra.

Les pido “otorgar viabilidad a los requerimientos acusatorios de juicio constitucional de responsabilidades contra mi persona con el fin de establecer la verdad de los hechos”, escribió Áñez.

Mesa y Camacho respondieron a la carta. Aunque en una primera respuesta CC le dio evasivas a la respuesta, en un segundo comunicado informó que “atenderá el pedido expreso de la expresidenta” y que trabaja “simultáneamente” en un proyecto para que “se renueven los altos cargos fiscales y judiciales, cuyo tiempo de funciones se extenderá, en el peor de los casos, hasta 2023”.

Entretanto, luego de comunicarse con Mesa, Camacho se quedó en que buscará “generar las condiciones necesarias a la demanda de la expresidenta”. Aunque se supo que habló por teléfono con Mesa, no se conoció más detalles de su posición.

El ahora gobernador de Santa Cruz resultó el primer señalado por los sucesos de 2019. El caso Golpe de Estado I, a instancias de la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lidia Patty, estuvo foliado como “Luis Fernando Camacho y otros”; sin embargo, si bien citado inicialmente, nunca fue convocado otra vez por el fiscal del caso, Omar Mejillones.

En tanto, Mesa se presentó ante el fiscal el 17 de junio de 2021. Apenas dijo que conoce a Áñez y que coincidieron en un almuerzo uno o dos meses después de la proclamación. De las 54 preguntas, respondió tres, en una dijo “no voy a responder” y en el resto de las 50 repitió sistemáticamente “me acojo el derecho al silencio”.

En 2019, Mesa fue candidato a la presidencia por CC. Cuestionó duramente la postulación de Evo Morales y el 21 de octubre, un día después de las elecciones, consideró que hubo un “fraude escandaloso”, y llamó a vigilias y movilizaciones frente a los tribunales.

Entonces, la misión de la Organizaciones de Estados Americanos (OEA) había alertado sobre el parón de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), un sistema informativo de recuento de votos no oficial regido por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Luego, Mesa porfió por su presunto derecho a una segunda vuelta, como dijo el 23 de octubre, y protagonizó movilizaciones en La Paz. Es ya célebre su frase. “Debo decirles que aquí estoy: ¡O voy preso, o voy a la presidencia!”.

Y Camacho lo había secundado aquel 21 de octubre, cuando en la noche llamó a un paro indefinido. Siendo presidente del Comité pro Santa Cruz rápidamente cobró protagonismo.

Organizó varios cabildos contra el “tirano” Morales. El 2 de noviembre invocó a las Fuerzas Armadas y develó que hizo un acuerdo con la Policía para atender su pliego de peticiones en el “próximo gobierno”.

Más tarde, en otro cabildo, sugirió la sucesión de Morales a la decana del Tribunal Supremo de Justicia (María Cristina Díaz Sosa). El 10 de noviembre, sugirió un gobierno provisional a través de una “junta de notables” y en medio de la renuncia de Morales irrumpió en el Palacio Quemado.

Cuando Áñez se proclamó presidenta el 12 de noviembre, en sendos actos en la Asamblea Legislativa, sin quorum ni presencia del MAS, Camacho le ofreció su apoyo incluso con cuadros propios para el gabinete.

En un video difundido a finales de 2019, el dirigente cívico develó una “hermosa historia”: “Fue mi padre que cerró con militares para que no salgan (a reprimir)”. En una segunda parte del video, publicada por La Razón, Camacho hizo más develaciones, esta vez dijo que acordó con un minero “tumbar” a Morales, en caso de que no renuncie el 10 de noviembre, con “6.000 mineros llenos de dinamita”.

En las reuniones extralegislativas de la Universidad Católica (UCB), en La Paz, Camacho tenía su emisario, su abogado Jerjes Justiniano, quien después se convirtió en el primer ministro de la Presidencia de Áñez.

En tanto, Mesa asistió junto a su abogado de siempre y ahora diputado de CC Carlos Alarcón y su asesor Ricardo Paz. Fue éste quien contactó con Áñez, una vez que renunció Morales, para abrirle el altavoz del teléfono y hablar con sus interlocutores en el Rectorado de la UCB.

Convocada por el ahora fallecido monseñor Eugenio Scarpellini, la cita de la UCB reunió a otros políticos más, entre ellos el expresidente Jorge Quiroga (2001-2002), el asesor de éste y exsenador Luis Vásquez, Samuel Doria Medina y Roberto Moscoso, de Unidad Nacional (UN), y los representantes del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) Rolando Villena (+), Waldo Albarracín y Juan Carlos Núñez. La lista se completaba con embajadores de Gran Bretaña, Brasil y España, liderados por el representante de la Unión Europea en Bolivia, el español León de la Torre.

Carlos Mesa en 2019.

Iglesia.

La curia estuvo liderada por Scarpellini y Aurelio Pessoa. El 15 de junio de 2021, firmaron la Memoria de los hechos del proceso de pacificación en Bolivia octubre 2019-enero 2020, sobre las reuniones del 10, 11 y 12 de noviembre de 2019, de las que dijo no definió la sucesión.

Según dijeron por separado a La Razón Adriana Salvatierra, entonces dimisionaria presidenta de la Cámara de Senadores, y Susana Rivero, vicepresidenta de la Cámara de Diputados, además de Teresa Morales, a la sazón directora de la Unidad de Investigaciones Forenses (UIF), la cita de la UCB ya tenía definido el nombre de Áñez. Ella misma, la noche de la renuncia de Morales, se había anunciado como sucesora y adelantó que llamará a sesión legislativa para la lectura de las renuncias de Morales y el vicepresidente Álvaro García.

En la UCB, según denunciaron los representantes del MAS, Quiroga tenía dominio de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) para disponer el viaje de Morales a México y Doria Medina apuraba los “acuerdos” porque —se develó— tenían un “plan B”. Y ese plan B era Áñez.

Según dijo a radio Deseo Albarracín, la idea de las reuniones de la UCB era buscar “una salida lo más cerca posible a la Constitución”. Vásquez había escudriñado una vieja declaración del Tribunal Constitucional (2001), que blindó ipso facto la sustitución de Quiroga sobre el enfermo terminal Hugo Banzer, para sustentar la sucesión de Áñez.

Encarcelada desde marzo de 2021, la exmandataria está acusada en los casos Golpe de Estado I y Golpe de Estado II.

Ahora comenzó a convocar a quienes fueron sus aliados y lamentó que sus otrora colegas y colaboradores Óscar Ortiz, Rosse Marie Sandoval y Eliane Capobianco no hayan asistido a su juicio en calidad de testigos.

Comparte y opina:

Cae un jefe de Diprove de Santa Cruz señalado en tráfico de un vehículo robado en Chile

La Dirección General de Investigación Interna Policial (DIGIPI) también investiga por el caso al comandante de la Policía Fronteriza de Uyuni, Raúl Cabezas, supo La Razón.

En la captura de Meganoticias se ve el vehículo robado, rojo, al centro.

/ 2 de mayo de 2022 / 14:16

El subdirector de la Dirección de Prevención del Robo Vehículos (Diprove) de Santa Cruz, coronel Rolando Téllez, fue separado de sus funciones y puesto a disposición de la investigación por su presunto vínculo con casos de vehículos robados en Chile.

La información fue corroborada a La Razón por el comandante de la Policía Departamental de Santa Cruz, coronel Erick Olguin, quien dijo que el oficial ha sido puesto a disposición de la Dirección General de Investigación Interna Policial (DIGIPI). “Toda denuncia tiene que ser investigada para encontrar la veracidad y los extremos”, afirmó.

Adelantó que la Fiscalía Policial determinará la validez de las denuncias presentadas este lunes por el canal chileno Meganoticias, que, para continuar con las investigaciones sobre un vehículo robado en Calama llegó hasta Yapacaní, en la provincia Ichilo de Santa Cruz.

Esas investigaciones van a determinar incluso, si es el caso, “responsabilidades de orden penal”, dijo Olguin en contacto con este diario.

Además de Téllez, también pasó a investigación de la DIGIPI el comandante de la Policía Fronteriza de Uyuni, Potosí, coronel Raúl Cabezas, quien aparentemente resguardo el motorizado en su casa

Un periodista de Meganoticias se infiltró en la feria de vehículos de Yapacani, donde encontró una camioneta roja robada en Chile. Al encarar al vendedor del motorizado, éste se contactó inmediatamente con un jefe policial, aparentemente Téllez, para alertarle de la situación.

Según el reportaje, el mismo Téllez se contactó con el periodista para abordar el caso, ante la presunta vinculación del jefe policial en el negocio.

Al verse descubierto el vendedor, luego de conversar con el policía, retiró lentamente el vehículo de la feria.

Comparte y opina:

Evo Morales anuncia un debate ‘desde el próximo año’ sobre ‘una segunda revolución’

Morales, Rodríguez, Loza y Arispe lamentaron disputas internas generadas por algunos “resentidos”, pero coincidieron en decir que no lograrán dividir al MAS y al Trópico.

Gualberto Arispe, Andrónico Rodríguez, Evo Morales y Leonardo Loza, en Cochabamba. Foto: APG

/ 2 de mayo de 2022 / 11:50

En una conferencia conjunta de dirigentes cocaleros, el expresidente Evo Morales (2006-2019) y presidente de la Seis Federaciones anunció “una segunda revolución” cuyo debate —según adelantó— comenzará el próximo año.

“Nos hemos planteado que el próximo año profundamente vamos a debatir el programa para una segunda revolución democrática y cultural”, dijo el exmandatario.

Morales convocó a los periodistas a una comparecencia junto al vicepresidente de la organización y presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez; el jefe de bancada de Diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS), Gualberto Arispe, y el senador Leonardo Loza.

“Vamos a impulsar una revolución dentro de la revolución; una revolución en lo moral y ético, para empezar”, insistió el expresidente en alusión a un primer proyecto con el que en 2005 llegó al poder.

Según recordó, entre 2005 y 2006, el MAS y sus movimientos sociales debatieron ampliamente sobre la “revolución cultural y democrática” cuya primera propuesta fue la “refundación” del país a través de la Asamblea Constituyente que derivó en la aprobación de una nueva Constitución Política del Estado.

“¿Ahora qué vamos a hacer en lo político? Que no venga (la propuesta) del Banco Mundial o el Fondo Monetarios Internacional, ni de expertos y consultores, sino tiene que salir del pueblo”, dijo Morales.

Consideró necesario plantear políticas relativas a la ciencia y la tecnología: “Nos falta la liberación, es la debilidad que tenemos”.

Morales, Rodríguez, Loza y Arispe se juntaron para referirse a la unidad del MAS, cuestionada en las últimas semanas por declaraciones internas y externas, además de denuncias vinculadas al narcotráfico.

“No van a poder dividirnos”, sentenció Morales.

Todos coincidieron en que hay factores externos y algunos “resentidos” que pretender quebrantar la unidad del MAS. Así, Rodríguez aclaró que ninguno de ellos tiene “intermediarios en ningún departamento para hablar” de los conflictos internos o los extremos que se denuncian.

“Estamos firmes, como la continuidad al unísono en la lucha de nuestros padres”, insistió el senador, quien lamentó que en los medios y redes sociales circulen mensajes, audios, fotografías y mensajes falsos.

Arispe, que dijo que Morales “es intachable”, consideró que hay políticos de oposición y compañeros “resentidos” que buscan ensañarse con el MAS para buscar peleas internas. “Estamos cerrando filas en torno a la unidad del MAS, porque la tarea que tiene nuestros enemigos externos y algunos compañeros resentido es buscar” romper nuestra unidad, dijo.

No estuvo alejado de esa línea Loza, quien dijo que los ataques al MAS y al Trópico de Cochabamba son “sistemáticas”. “Lamentamos algunos resentidos nuestros que están tras el Trópico de Cochabamba, todo por dividirnos, fragmentarnos y hacernos pelear”, reclamó.

Morales consideró que hay un ejemplo antiguo claro de división y traición. Recordó a Alejo Veliz, quien luego de haber sido elegido diputado por el sector pasó a filas de Nueva Fuerza Republicana (NFR), viejo partido de Manfred Reyes Villa.

“Ahora quién se acuerda de él, ¿dónde estará el pobre Alejo?”, se preguntó.

“Convoco a esos compañeros: no cometan errores, no se hagan confundir; seamos instrumentos del pueblo, no del imperio”, exhortó Morales.

Rodríguez afirmó que sus correligionarios no deben claudicar en torno al MAS y que deben recuperar la fuerza como cuando se repuso de la “ruptura constitucional” de 2019 con la victoria del presidente Luis Arce en las elecciones de octubre de 2020 con el 55,1% de los votos.

Comparte y opina:

Últimas Noticias