Voces

Monday 15 Aug 2022 | Actualizado a 15:52 PM

El MAS, Morales y sus tensiones

/ 6 de julio de 2022 / 01:52

Jichhapi jichaxa decían en 2005, antes de ganar las elecciones. Ahora es cuando, en aymara. “Nunca más sin nosotros”, también. Era la irrupción del movimiento popular más importante en el país, incluso más que la Revolución de 1952. Era el anticipo de la llegada al poder del Movimiento Al Socialismo (MAS) y la instalación de su líder histórico, Evo Morales.

Desde su victoria electoral, el 18 de diciembre de ese año, ese partido surgido de los sectores más deprimidos del país no cesó en su fuerza; se reprodujo a través de acciones históricas, como la instalación de la Asamblea Constituyente, la aprobación de la nueva Constitución, la denostada nacionalización de hidrocarburos, la consolidación de las autonomías, la reivindicación indígena, la gestión de un nuevo modelo económico y sus resultados favorables, y la propagación de obras en lugares donde ni conocían un presidente, aunque en otros también elefantes blancos…

Sin embargo, no todo lo que hizo fueron cosas buenas. Una serie de hechos ensuciaron su gestión y, entre ellos, el desfalco al Fondo Indígena —que desahució la “reserva moral”— y la insistencia en la repostulación de Morales, el incumplimiento del mandato del referéndum de 2016 y el recurso planteado ante el Tribunal Constitucional que convalidó esa acción, que le restaron crédito al MAS y generaron movilizaciones políticas que se decantaron en la crisis poselectoral de 2019.

De esa crisis, el MAS resultó casi desahuciado; solo su fuerza social pudo mantenerlo en pie. Su fuerza política decayó con la renuncia de Morales y circunstancialmente cedió terreno a fuerzas rupturistas y negacionistas, que —a título de recuperación de la democracia— instalaron, a fuerza de interpretaciones legales antojadizas y una hegemonía mediática, un poder político distinto al de 14 años.

Mientras Jeanine Áñez usufructuaba el poder y Morales deambulaba en el exilio tras su salida a México, los cuadros políticos del MAS quedaron dispersados y anulados a fuerza del ministro Arturo Murillo, un funcional Ministerio Público y una politizada Policía Boliviana, que junto a las Fuerzas Armadas había sido el factor clave del derrocamiento de Morales.

El MAS no tenía voz; así como se cuestionaba el abandono de Morales a sus bases, los que se quedaron en el país no lograron neutralizar el discurso que lo vinculaba con el terrorismo y la arremetida política, y se escondieron en el miedo y la impotencia. A sus anchas, el régimen impuso su versión.

Sin embargo, la ruptura constitucional fue reencauzada con las elecciones del 18 de octubre de 2020, cuando, con el apoyo del 55,1%, el MAS recuperó el poder e instaló en el gobierno a Luis Arce, ministro de Morales.

Fue la primera vez que esa fuerza política tuvo en la Casa Grande del Pueblo a un hombre que no sea Morales, y éste resignó las mieles del poder con un protagonismo político que coincidió con la dicotomía “fraude”-“golpe”, que aún es materia de debate y confrontación. En la búsqueda de responsables de la derrota en 2019, el oficialismo encontró tensiones inhibidas en los últimos años, aparecieron quienes, desde el Gobierno, comenzaron a cuestionar al expresidente.

Morales no es un tipo que se calla. Su liderazgo —aunque intacto en grandes sectores populares— ingresa en tela de juicio al descuidarse por mantener la unidad de su partido, a pesar de una intensa campaña orgánica: talleres, cabildos y congresos.

El hombre no es capaz de recuperar voces disonantes; las enfrenta y confronta. Lo peor, las pone en evidencia, como pasó con el ministro Eduardo del Castillo, cuando cuestionó su gestión en la lucha antidroga, teniendo la oportunidad y la autoridad política para hacerlo de forma orgánica y ante Arce. Como si no tuviera acceso a esos recursos.

Hablando de “serruchos”, acaba de echarle dardos al vicepresidente David Choquehuanca: “Algunos se llenan la boca (con) unidad y unidad cuando tienen sus propios proyectos”.

Esa actitud se reproduce en sus correligionarios, que también son capaces de echarle lodo a su partido, y de la peor manera: vincularlo con el narcotráfico. Aunque el diputado Rolando Cuéllar matizó su denuncia diciendo que el segundo hombre del MAS, Gerardo García, recibió fondos del ilícito, y no dicha organización, el caso es suficiente para sus detractores y la agenda mediática.

Las tensiones en el MAS se están ahondando y tienden a socavarlo con miras a 2025. Y Morales siquiera debería pensar en reponer las sillas destruidas en los cabildos.

Rubén Atahuichi es periodista.

Comparte y opina:

Camacho: de desahuciar las mesas técnicas del Censo a asistir a la cita ‘invitado o no’

“Me inviten o no me inviten, tengo que asistir; tengo que llevar el sentimiento de la gente que quiere que (el Censo) sea en 2023”, dijo el Gobernador de Santa Cruz.

Los líderes de la Comisión Interinstitucional de Santa Cruz. Foto: Comité pro Santa Cruz

/ 14 de agosto de 2022 / 20:08

Luego del paro de 48 horas, el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, bajó el tono. Lo último estruendoso que dijo fue que habrá más paros y cabildos contra la postergación del Censo, pero el sábado se mostró más conciliador, hasta resignado.

El líder político fue protagonista en las últimas semanas de las movilizaciones contra el gobierno de Luis Arce, a quien culpó de dilatar el Censo de Población y Vivienda para 2024 y de “mentirle” a Santa Cruz. Había logrado hacer fuerzas con Rómulo Calvo, presidente del Comité pro Santa Cruz, y Vicente Cuéllar, rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), para conformar la llamada Comisión Interinstitucional por el Censo y movilizarse contra la postergación del empadronamiento.

Hubo un primer paro con ese fin el 25 de julio. No tuvo fuerza, pero los líderes cruceños consideraron que fue «exitoso». El paro del lunes 8 y martes 9 de agosto tampco fue contundente; gremialistas y transportistas, especialmente, salieron con normalidad a cumplir con sus actividades, días después de un incendio que dejó un millar de puestos de venta dañados en el marcado Mutualista, que no encontró empatía en la “institucionalidad” cruceña, que, pese a la tragedia, ratificó la protesta.

La noche del martes, al evaluar el paro de dos días, Calvo dijo que éste “fue exitoso” y Camacho osó con más movilizaciones: “Lo más probable es que se lleven a cabo cabildos, paros y marchas”.

Cuando La Razón hizo una evaluación sobre las protestas, el miércoles 10, Cuéllar se mostró contrario a los criterios y muy sensato. Hizo un par de comentarios para desahuciar la actitud y la postura de Camacho.

¿Va a haber marchas y cabildos como anunció el gobernador Camacho?, preguntó al rector el periodista de La Razón Radio. “El señor Gobernador ha dado una postura personal, no ha definido una fecha o una medida; él no define las medidas a seguir”, respondió.

Cuéllar había desautorizado a Camacho, quien —para recordar— fustigó duramente en septiembre de 2021 cuando el entonces rector electo visitó Chapare para reunirse con cuadros del Movimiento Al Socialismo (MAS) y Evo Morales. Cuéllar “se presentó al Rectorado como un líder renovador y luego de ganar fue al Chapare, y puso su nuevo cargo y su dignidad al servicio de Evo Morales, el exdictador que nos hizo fraude”, espetó entonces el líder de Creemos.

¿No es Camacho una voz oficial? “No, el coordinador soy yo, el portavoz de la Comisión Interinstitucional es el rector de esta universidad”, dijo Cuéllar en la entrevista del miércoles.

“El señor Camacho es uno más de la Comisión Interinstitucional, pero el portavoz es el rector de la UAGRM”, insistió el rector, en un segundo desplante contra el Gobernador.

Éste no dijo nada más. De ser aliado en las elecciones generales de 2020 con Jhonny Fernández (conforman la bancada de Creemos en la Asamblea Legislativa, a pesar de las diferencias) pasó a ser contendor acérrimo del ahora alcalde de Santa Cruz. “Ya la gente sabe que es un traidor y lo que diga no va a cambiar”, le dijo al Alcalde el lunes 8, cuando éste denuncia ataques a su vivienda en el primer día del paro.

Fernández no se quedó callado. En una entrevista con La Razón Radio, ese lunes, argumentó que no se suma “a las logias cruceñas” ni al poder político y económico.

Cuéllar y Fernández terminaron contraponiéndose a Camacho. El rector consideró que la posición de la UGRM sobre el Censo es técnica, y, así va a asistir a la mesa técnica convocada para las 14.30 de este lunes por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), reunión a la que asistirán las alcaldías del departamento de Santa Cruz y la universidad.

El sábado, Camacho se mostró abierto a la reunión que había desahuciado el 3 de agosto. “Me inviten o no me inviten, tengo que asistir; tengo que llevar el sentimiento de la gente que quiere que (el Censo) sea en 2023”, dijo a la red Unitel.

Su criterio fue diferente al que expresó el 3 de agosto, en puertas de la reunión del presidente Arce con los 11 rectores de las universidades públicas del país, entre ellos Cuéllar. “No podemos esperar menos de mercenarios de la política”, espetó.

“Dilatar el Censo es marginar, como siempre lo han hecho, a Santa Cruz”, cuestionó esa vez en relación a las mesas técnicas.

El 12 de julio, el Consejo Nacional de Autonomías (CNA) —conformado por el presidente Arce, algunos de sus ministros, gobernadores de loe nueve departamentos, organizaciones de alcaldes y autonomías indígenas y regionales— sugirió la postergación del Censo. El Gobierno le tomó la palabra y decidió posponer la fecha del Censo, inicialmente fijada para el 16 de noviembre de este año, a través del Decreto Supremo 4760.

A esa reunión no asistió Camacho, es actitud fue cuestionada por autoridades del Gobierno y algunos gobernadores, como el de Chuquisaca, Damián Condori, y de La Paz, Santos Quispe.

La mañana de este domingo, el ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, informó que Camacho fue invitado a la mesa técnica de este lunes, aunque aclaró que no correspondía debido que la cita es solo para alcaldes de Santa Cruz y la UGRM, como ocurrió en las reuniones de Oruro, Cochabamba y Tarija, a las que, sin embargo, se adscribieron también gobernadores.

Luego, Arce se reunió con alcaldes de las nueve capitales más El Alto, además de rectores de las universidades públicas. En ambas citas, sus interlocutores se avinieron a los nuevos plazos del Censo, aunque expresaron la necesidad de mayor socialización y resolución de los problemas de la actualización cartográfica. La nueva fecha del Censo, para mayo o junio de 2024, resultó inamovible, a pesar de los cuestionamientos de la Comisión Interinstitucional de Santa Cruz.

Comparte y opina:

Morales cuestiona que se use el Censo para desestabilizar al gobierno del presidente Arce

“Algunos grupos convocan a paros que son aislados nacionalmente y fracturados internamente y no se acatan porque el pueblo prefiere trabajar”, cuestionó el expresidente Evo Morales.

Avenida bloqueada en el paro de 48 en Santa Cruz. Foto: APG

/ 14 de agosto de 2022 / 13:30

El expresidente Evo Morales cuestionó este domingo que algunos grupos usen el Censo “con fines políticos” y “para desestabilizar” al gobierno del presidente Luis Arce. Además, reivindicó el carácter técnico del empadronamiento.

“El censo, tema técnico, se usa con fines políticos para desestabilizar a nuestro gobierno dirigido por el hermano @LuchoXBolivia”, escribió el exmandatario a través de sus redes sociales.

Sin mencionarlos, aludió al gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho; el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, y al rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), que la semana pasada propiciaron 48 horas de paro departamental contra la postergación del Censo de Población y Vivienda para mayo o junio de 2024.

“Algunos grupos convocan a paros que son aislados nacionalmente y fracturados internamente y no se acatan porque el pueblo prefiere trabajar”, cuestionó Morales.

Antes del paro del lunes y el martes de esta semana que termina, el alcalde de Santa Cruz, Jhonny Fernández, se desmarcó de las protestas. Luego de la movilización, en una entrevista con La Razón Radio, la autoridad alegó que no se suma a las “logias” cruceñas ni a grupos de poder político y económico, que despertó fuertes críticas en su región.

También Cuéllar desautorizó a Camacho luego de que éste dijera que las movilizaciones continuarán con cabildos y con más marchas. “Él no define” qué se va a hacer y es solo miembro de la Comisión Interinstitucional por el Censo; yo soy el coordinador, dijo el rector en alusión a Camacho.

También puede leer: Camacho fue convocado a la reunión técnica de alcaldías y universidades con el INE

Luego del último paro, que no logró convocar a la totalidad de los cruceños, la dirigencia cruceña no pudo convocar a más protestas, en puertas de la mesa técnica del lunes, convocada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en Santa Cruz.

A la cita asistirán los alcaldes del departamento, la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) y los técnicos del INE. El alcalde Fernández fue llamado a la reunión, como el gobernador Camacho.

Sobre este último, el ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui, dijo que fue convocado para que presente sus propuestas, aunque aclaró que no correspondía debido a que la cita es para alcaldías y universidades.

Comparte y opina:

El presidente Castillo agradece el respaldo de Bolivia, México, Argentina y Ecuador

El presidente de Perú, Pedro Castillo, consideró que la democracia de su país se encuentra al frente de “maniobras de sectores antidemocráticos”.

El presidente Pedro Castillo, en un acto público. Foto: AFP-archivo

/ 14 de agosto de 2022 / 07:49

El presidente de Perú, Pedro Castillo, agradeció el “respaldo” a su gobierno y a la democracia de su país por parte de los presidentes de Bolivia, México, Argentina y Ecuador, que el sábado, en un comunicado conjunto, expresaron preocupación y solidaridad por su situación política.

Agradezco a los presidentes Alberto Fernández, Luis Arce, Guillermo Lasso y Andrés Manuel López Obrador, “de los pueblos hermanos de Argentina, Bolivia, Ecuador y México por el respaldo a la consolidación de nuestra democracia y gobierno frente a las maniobras de sectores antidemocráticos”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

“(…) Reiteramos nuestra solidaridad con las autoridades legítimamente constituidas y hacemos votos para que los peruanos logren encontrar fórmulas que fortalezcan la convivencia democrática en la diversidad y la pluralidad de visiones sobre su propio desarrollo”, habían expresado los cuatro mandatarios en un comunicado conjunto difundido por la Cancillería de Bolivia en relación a la situación de Castillo.

Además de dos fallidos intentos de moción vacancia en el Congreso, la Fiscalía de Perú anunció el jueves una sexta investigación contra Castillo por presuntos casos de corrupción. El asedio incluso alcanza a la familia del mandataria, cuya cuñada, Yenifer Paredes, se entregó a la Justicia el miércoles luego de inéditos allanamientos a la residencia del Palacio de Gobierno y la vivienda familiar en su búsqueda, informó AFP.

Bolivia, Argentina, México y Ecuador también hicieron un “llamado a todas las instituciones y fuerzas políticas de esa hermana República a fortalecer el diálogo político como herramienta para superar la actual coyuntura que atraviesa el país”.

Además, expresaron su confianza en sentido de los actores políticos de Perú “privilegiarán la construcción de consensos amplios, inclusivos y participativos que permitan fortalecer el funcionamiento del sistema político establecido en la Constitución”.

Comparte y opina:

Abrão responde a Áñez y lo compara con Pinochet, Videla y Fujimori: ‘Son iguales’

“La estrategia de impunidad de los dictadores y/o represores pasa por intentar estigmatizar a las personas denunciantes y defensoras de #DDHH”, replicó Abrão a Áñez.

El exsecretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, en una entrevista en La Razón Radio. Foto: Rubén Atahuichi

Por Rubén Atahuichi

/ 13 de agosto de 2022 / 19:59

En respuesta a fuertes alusiones de Jeanine Áñez en su contra, el exsecretario ejecutivo de la CIDH Paulo Abrão afirmó que los dictadores y represores suelen estigmatizar a los denunciantes y activistas de los derechos humanos como estrategia de impunidad.

“La estrategia de impunidad de los dictadores y/o represores pasa por intentar estigmatizar a las personas denunciantes y defensoras de #DDHH. En eso, Fujimori, Ríos Montt, Áñez, Videla, Pinochet etc, son todos iguales. Su lugar es la cárcel, para la debida justicia a las víctimas”, escribió el activista brasileño en su cuenta de Twitter.

Abrão, luego de la crisis poselectoral de 2019 que terminó con el derrocamiento de Evo Morales y las masacres de Sacaba y Senkata, presidió una investigación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que entonces estableció que en los sucesos hubo graves violaciones de derechos humanos y, en los casos de represión, hasta ejecuciones sumarias.

Su informe preliminar calificó de “masacres” a las represiones de Sacaba, el 15 de noviembre de 2019, y Senkata, el 19, que dejaron una veintena de fallecidos, todos a bala. Entonces, las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana había ejecutado la represión al amparo del Decreto Supremo 4078, que declaraba inmunidad legal a militares y policías, firmado por Áñez y su gabinete.

Puede leer también: Áñez cree que Abrão llegó a Bolivia a ‘dirigir la persecución política’ por los hechos de 2019

Abrão estuvo al comenzar la semana en el país; llegó para una serie de encuentros y talleres sobre libertad de expresión, a instancias de la organización no gubernamental Artículo 19. Su llegada no fue desapercibida por Áñez, ahora sentenciada a 10 años de prisión por su proclamación presidencial del 12 de noviembre de 2019 y a la espera de un juicio de responsabilidades por las dos masacres.

“Llegó a la orquesta del gobierno del MAS el instrumento que faltaba para seguir manipulando a fiscales y jueces. ¿De lejos no entienden sus instrucciones @PauloAbrao?”, espetó Áñez a través de sus redes sociales.

“¿Viene a dirigir la persecución política y las #Patrañas judiciales? ¿Qué sigue? ¿Dejen morir a #JeanineAñez?”, complementó la exsenadora.

Abrão fue ratificado en sus funciones en la CIDH en 2020, pero el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, evitó su ejercicio. En entrevista con La Razón Radio el lunes, el abogado brasileño dijo que el gobierno de Áñez hizo un cabildeo internacional con ese propósito.

Comparte y opina:

Bolivia, Argentina, México y Ecuador piden diálogo y respeto al gobierno de Perú

“Nuestra solidaridad con las autoridades legítimamente constituidas” y que los peruanos “fortalezcan la convivencia democrática”, dice el comunicado conjunto.

Presidente de Bolivia, Luis Arce, y su homólogo peruano Pedro Castillo reafirman su alianza. Foto: @LuchoXBolivia

Por Rubén Atahuichi

/ 13 de agosto de 2022 / 19:00

A través de un comunicado conjunto, en La Paz difundido por la Cancillería, los gobiernos de Bolivia, Argentina, México y Ecuador expresaron su preocupación por la crisis en Perú, instaron al diálogo político y exhortaron a las fuerzas partidarias respetar al gobierno legítimo de Pedro Castillo.

La posición de los cuatro países coincide con el anuncio de la Fiscalía de Perú de una nueva investigación, la sexta, contra el mandatario de ese país. “La Fiscal de la Nación dispuso iniciar investigación preliminar al presidente de la República, Pedro Castillo, y a Geiner Alvarado, en su condición de ministro de Vivienda, por presunto delito contra la tranquilidad pública, en la modalidad de organización criminal”, informó la Fiscalía a través de Twitter el jueves, citado por la agencia AFP.

Desde que llegó al poder, el 28 de julio de 2021, Castillo, de izquierda, es blanco de constantes denuncias e intentos de “vacancia”, juicio político en el Congreso, a instancias de fuerzas políticas de oposición.

El asedio judicial incluso llegó a la familia del mandatario, como fue el caso de su cuñada, Yenifer Paredes, quien entregó a la Justicia el miércoles luego de inéditos allanamientos a la residencia del Palacio de Gobierno y la vivienda familiar en su búsqueda, informó AFP.

“(…) Reiteramos nuestra solidaridad con las autoridades legítimamente constituidas y hacemos votos para que los peruanos logren encontrar fórmulas que fortalezcan la convivencia democrática en la diversidad y la pluralidad de visiones sobre su propio desarrollo”, señala el comunicado conjunto difundido por la Cancillería de Bolivia.

Bolivia, Argentina, México y Ecuador también hicieron un “llamado a todas las instituciones y fuerzas políticas de esa hermana República a fortalecer el diálogo político como herramienta para superar la actual coyuntura que atraviesa el país”.

Además, expresaron su confianza en sentido de los actores políticos de Perú “privilegiarán la construcción de consensos amplios, inclusivos y participativos que permitan fortalecer el funcionamiento del sistema político establecido en la Constitución”.

Castillo corre el riesgo permanente de un juicio político en el Congreso, como ocurrió con sus antecesores Martín Vizcarra y Pedro Pablo Kuczynski.

Comparte y opina:

Últimas Noticias