Voces

Saturday 4 Feb 2023 | Actualizado a 13:57 PM

Subvención a los alimentos e hidrocarburos en el PGE 2023

/ 10 de diciembre de 2022 / 00:50

Las subvenciones estatales son ayudas financieras otorgadas por el Gobierno para apoyar determinados proyectos, empresas o personas. Estas ayudas se otorgan con el fin de promover el desarrollo económico, social y/o cultural de una región o país. Estas subvenciones pueden ser otorgadas directamente por el Gobierno o por las entidades públicas o privadas.

Las subvenciones estatales pueden ser de dos tipos: directas o indirectas. Las subvenciones directas consisten en una transferencia de fondos directamente desde el Gobierno a la entidad solicitante. Las subvenciones indirectas se emiten en forma de crédito o bono financiero, que el solicitante recibe a cambio de realizar ciertas actividades o que otorguen incentivos fiscales o crediticios.

Algunos tipos comunes de subvenciones estatales incluyen ayudas financieras para la investigación científica, el desarrollo empresarial, el empleo, la educación, la infraestructura y la sostenibilidad. Éstas son destinadas generalmente a proporcionar apoyo a aquellos proyectos que tienen implicaciones a largo plazo en el desarrollo de una región o país. Otras subvenciones estatales se otorgan para cubrir gastos de curso, mejorar transportes, desarrollar alojamientos y fomentar el crecimiento económico.

En la actualidad, el Estado subvenciona las tarifas de electricidad, de los carburantes (gas, gasolina y diésel) y de determinados alimentos, con la finalidad de coadyuvar a la economía de las familias bolivianas.

Las desigualdades desde el brote de la pandemia de COVID-19, la guerra en Ucrania y el cambio climático afectaron de gran manera la economía a nivel mundial. Sin embargo, gracias a las políticas del nivel central del Estado, Bolivia goza de estabilidad económica.

Sin las subvenciones a los hidrocarburos se contemplaría una mayor desigualdad en la población, migrando de la clase media a la clase baja. También, contribuiría a una inflación galopante y desencadenaría en mayores problemas económicos, como el desempleo, incremento de la pobreza, entre otros. Dentro de esta medida del Gobierno en el Presupuesto General del Estado (PGE) 2023 se subvenciona el diésel por Bs 4.705 millones, insumos y aditivos por Bs 2.637 millones, incentivo a la producción de petróleo por Bs 157 millones, GLP engarrafado por Bs 106 millones y el gas oíl por Bs 37 millones, haciendo un total de Bs 7.642 millones.

Asimismo, el PGE 2023 también contempla las subvenciones a los alimentos como ser el maíz por Bs 219 millones, el trigo por Bs 168 millones, y arroz por Bs 50 millones, haciendo un total de Bs 437 millones, que contribuye a mantener los precios estables en el mercado interno. Sin su aporte la inflación no podría ser controlada, como se ha estado viendo en los últimos años.

Es así que el tema de las subvenciones se considera como una herramienta del Modelo Económico Social Comunitario y Productivo que coadyuva al sector empresarial y a la población, brindando la tan preciada estabilidad económica en la que vivimos.

Ronald Prieto Rivero es economista.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Por qué son importantes los censos nacionales

/ 17 de enero de 2022 / 01:59

Dentro de las prioridades que tiene el Gobierno nacional se encuentra la realización, en la gestión 2022, del Censo Nacional de Población y Vivienda, conforme al Decreto Supremo 4546 de 21 de julio de 2021.

Si hay algo que nos ha caracterizado en la historia de los censos en nuestro país, hasta la gestión 2001, es el completo desinterés que hubo en cumplir con la periodicidad recomendada por los organismos internacionales (10 años); sin embargo, el Gobierno central en la presente gestión hará el esfuerzo tanto logístico como económico para cumplir con este criterio.

En estos días surgió la propuesta de proyecto de ley para “crear los denominados Institutos Departamentales de Estadísticas (IDE)”, por el senador por Tarija Rodrigo Paz, planteamiento contradictorio con lo establecido en el Numeral 16, Parágrafo I, Artículo 298 de la Constitución Política del Estado (CPE) y la Ley 1405 de 01 de noviembre de 2021 de Estadísticas Oficiales del Estado Plurinacional de Bolivia, que determinan como competencia privativa del nivel central del Estado a los censos oficiales y que el Instituto Nacional de Estadística (INE) es la única entidad encargada de llevar a cabo dicho proceso en todo el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia.

Asimismo, con la mencionada propuesta de ley, el senador plantea que las Entidades Territoriales Autónomas (ETA) serán las encargadas de generar y entregar la información a los IDE y tendrá carácter vinculante para el INE en el Censo Nacional, sin considerar cuáles serían los costos adicionales (tanto en recursos humanos como económicos) que conlleva implementar dichos IDE en las ETA.

Para conocimiento general, el último censo realizado (2012) tuvo un costo de 55 millones de dólares financiados por un préstamo con el Banco Mundial, entidad que también financiará el recuento en noviembre de esta gestión, además de que, en el marco de la austeridad planteada por el Gobierno central, se están evaluando los recursos logísticos con los que se cuenta como Estado, con el fin de aminorar el costo que representa la realización del Censo de Población y Vivienda 2022.

Es importante señalar que el censo tiene la finalidad fundamental de proporcionar al Gobierno central datos para adoptar decisiones políticas, de planificación y administración, aspectos indispensables para describir y evaluar las circunstancias económicas, sociales y demográficas de la población; asimismo, desempeñan una importante función en la administración pública, ya que sus resultados se utilizan como referente para garantizar la equidad de la distribución de las riquezas, entre otros.

Ronald Prieto Rivero es economista.

Comparte y opina: