Voces

Friday 21 Jun 2024 | Actualizado a 21:34 PM

Milei camina sin norte en política exterior

Milei tiene un mes para recapacitar y cambiar su discurso agresivo e incendiario que no le hace nada bien al país vecino

Alfredo Jiménez Pereyra

/ 28 de mayo de 2024 / 06:41

La conducta agresiva y provocadora del presidente de Argentina, Javier Milei, con presidentes de la región y de España, se resume en que el mandatario tiene total desconocimiento sobre política exterior, su discurso está intoxicado por la violencia verbal y tiene desprecio visceral contra quienes piensan diferente a él.

Los exabruptos que lanzó Milei en los cinco meses y medio de gobierno contra otros mandatarios demuestran su accionar “cavernícola” en temas sobre relaciones internacionales.

Lea: América y Europa, con maratónicas elecciones

Recordemos que antes del reciente impasse con el jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, los presidentes de México, Colombia y Brasil fueron blanco de los ataques furibundos del “libertario”.

Antes de asumir la presidencia de Argentina, los insultos más sonados se las dedicó a su compatriota, el papa Francisco. Sin embargo, el ultraconservador no exorcizó sus demonios socialistas en los casos de los presidentes de México, Chile y Brasil, a quienes descalificó durante su campaña presidencial.

Ataques que llegaron a provocar la ruptura de lazos diplomáticos con México y Colombia, parecido al que surgió con España.

Milei insistió en la campaña electoral en que no se relacionaría con países “socialistas y comunistas”. Más allá de lo inviable de esa promesa, nadie esperaba que la “diplomacia presidencial” incluyera semejantes niveles de riesgo para relaciones vitales en el vecino país.

La oposición al gobierno del ultraliberal populista, así como los principales medios y analistas de Argentina, coinciden en que el camino tomado por Milei es muy desaconsejable.

En los cinco meses y medio que lleva en la Casa Rosada, Milei no tiene ni idea de lo que fue su retórica incendiaria durante su campaña electoral y lo que implica hablar como representante de un país del G-20, tercera economía de América Latina y de históricos lazos con Europa.

Milei desconoce de las grandes inversiones españolas en territorio argentino y que sus exabruptos hacen peligrar cualquier relación comercial entre ambos Estados.

El mandatario argentino necesita con urgencia dólares y el choque con Madrid no hace más que poner a las empresas españolas en un nivel inédito de cautela y preocupación por la estabilidad política argentina que afecta a sus negocios.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores de España, las empresas españolas tuvieron el año pasado inversiones en Argentina por casi $us 21.500 millones, un 15% del total global.

Como la presencia de Milei en España no fue en el marco de una visita oficial, el embajador argentino en Madrid, Roberto Bosch, mantuvo reuniones con segundas líneas y directivos latinoamericanos, pero no asistieron los principales empresarios españoles.

Los pesos pesados del empresariado español que evitaron la reunión fueron Ana Botín, la histórica titular del Banco Santander; Florentino Pérez, el dueño del Real Madrid y accionista mayoritario de Abertis, la empresa que opera las autopistas de Ausol en Argentina en sociedad con la familia Benetton; y el jefe de Telefónica, José María Álvarez Pallette.

Naturgy, la energética que en Argentina distribuye gas en la zona oeste y norte del Conurbano, llevó a Pedro Larrea Paguaga, el director general de Redes. El supermercado Día mandó al CEO argentino, lo mismo que ocurrió con el BBVA, que llevó a Jorge Azcánaga, el jefe de Latam.

Lo que más llamó la atención de los expertos en estas gestiones internacionales fue la no presencia de Botín, que se reunió con todos los presidentes, desde Cristina Fernández y Mauricio Macri hasta Alberto Fernández.

Mientras el círculo diplomático argentino se convulsiona ante una política exterior que va bastante más allá de la heterodoxia, la oposición más dura a Milei lo denunció penalmente por viajar a costa del Estado sin reuniones oficiales.

Mientras no sea declarado “persona no grata” por el gobierno español, el Boeing 757-256 del mandatario será visto nuevamente en el aeropuerto de Barajas, cuando Milei regrese al país ibérico para recibir el 21 de junio el premio del Instituto Juan de Mariana por la “defensa ejemplar de las ideas de la libertad”.

Milei tiene un mes para recapacitar y cambiar su discurso agresivo e incendiario que no le hace nada bien al país vecino.

(*) Alfredo Jiménez Pereyra es periodista y analista internacional

Temas Relacionados

Comparte y opina:

La crisis económica ya está y el Gobierno, ‘bien, gracias’

La falta de combustibles también es un termómetro para medir que la economía atraviesa por un mal momento

Alfredo Jiménez Pereyra

/ 13 de junio de 2024 / 10:40

En el gobierno del presidente Luis Arce, Bolivia se caracteriza por ser el único Estado en la región donde los productos suben, pero la inflación es baja; donde el mandatario afirma que no hay plata, pero al día siguiente dice que la economía crece siendo la envidia de otros países; donde la población siente la crisis día a día, pero no así los gobernantes.

El 11 de mayo, Arce dijo que su Gobierno no puede estar en crisis y, por el contrario, aseguró que el país se encuentra en proceso de industrialización. Fue enfático en aseverar que su mandato continuará con el proceso de crecimiento económico, pero que el escenario es desafiante.

Lea: Milei camina sin norte en política exterior

Para el mandatario, las Reservas Internacionales Netas (RIN) se están estabilizando y llegaron a cerca de $us 1.800 millones a abril de este año. Incluso consideró que el “golpe más fuerte” ya pasó y aseguró que la economía se está normalizando.

Sin embargo, a los pocos días, él mismo indicó que su Gobierno necesita créditos internacionales porque “no hay de dónde sacar plata” debido a la baja de ingresos por concepto de hidrocarburos. Con un llamado lacónico, Arce exhortó a la Asamblea Legislativa Plurinacional que apruebe créditos internacionales.

Recordemos que el último informe dado a conocer por la calificadora de riesgo Moody’s rebajó la calificación de Bolivia de Caa1 a Caa3, lo que pone al país en una posición crítica.

A fines de mayo, Arce reconoció que el país atraviesa por “ciertas dificultades” en el acceso al dólar, pero garantizó que “no estamos en una crisis económica estructural, como han señalado distintos analistas económicos”. Para el Gobierno, la escasez de la divisa estadounidense se debe a un desfase en la producción agrícola producto de la crisis climática, que retrasó la llegada de las divisas de exportación.

Sin embargo, es necesario indicarle al mandatario que los precios de algunos productos han subido en las últimas semanas, así como la oferta de éstos debido a la dificultad de los importadores para obtener la divisa estadounidense al tipo de cambio oficial. Esto implica que los importadores suban sus precios al recurrir al tipo de cambio paralelo, que ronda los Bs 9 por dólar. Los rubros cuya materia prima es de importación, como construcción, farmacéuticas, agroquímicos, insumos para maquinarias y otros, reclaman también la falta de acceso al dólar para realizar el pago de los productos.

Hay que recordar que los importadores en Bolivia se dividen en dos grandes sectores. El formal, que normalmente hace sus operaciones bancarizadas y que enfrenta, por ejemplo, el incremento del costo del dólar a través de una “comisión que el Gobierno ha tratado de regular sin mucho éxito”; y, por otro lado, el informal, que necesita divisas en físico porque gran parte de sus transacciones se hacen en las fronteras y son en efectivo. En cualquiera de los dos casos las consecuencias las sufre la ciudadanía con un incremento de precios.

Según estadísticas del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, el país necesita en promedio cerca de $us 2.500 millones al mes para satisfacer importaciones, servicio de deuda, servicio de deuda privada y otro tipo de obligaciones con el exterior. Actualmente, el Banco Central posee en liquidez apenas $us 200 millones, es decir, no es una fuente confiable de divisas, y el sector privado, los bancos que canalizan los dólares de los exportadores hacia los importadores, está enfrentando una serie de problemas porque nuestras exportaciones han caído fuertemente.

La falta de combustibles también es un termómetro para medir que la economía atraviesa por un mal momento. Cientos de camiones cisternas aguardan en refinerías y puertos de Chile, Perú y Paraguay para adquirir los carburantes. No pueden comprar los líquidos porque el pago se hace en efectivo y con dólares. El Gobierno, en su desesperación y para “marear la perdiz”, acusa sin pruebas a la gestación de un “golpe blando” y que los bloqueos en carreteras impiden el paso de los cisternas con los carburantes.

Con todos estos antecedentes hay que preguntarle al presidente Arce: ¿qué país gobierna? E indicarle que no debe subestimar la inteligencia, ni jugar con el bolsillo de los bolivianos, porque más temprano que tarde “le pasarán la cuenta”.

(*) Alfredo Jiménez Pereyra es periodista y analista internacional

Temas Relacionados

Comparte y opina:

América y Europa, con maratónicas elecciones

Panamá elegirá este domingo 5 de mayo un nuevo presidente, marcada por la incertidumbre y una alta complejidad política

Alfredo Jiménez Pereyra

/ 3 de mayo de 2024 / 07:10

Varios países de Latinoamérica, Estados Unidos y de Europa están inmersos en una intensa carrera electoral a efectuarse en los próximos seis meses y cuyos resultados impondrán un fuerte impacto en el quehacer político de ambos continentes.

Panamá elegirá este domingo 5 de mayo un nuevo presidente, marcada por la incertidumbre y una alta complejidad política, económica y social. José Raúl Mulino encabeza todas las encuestas, pero su candidatura corre peligro puesto que la Corte Suprema de Justicia analiza la legalidad de su candidatura.

Revise: Noboa y su reprochable irrupción a una embajada

El 19 de mayo, Republica Dominicana acudirá a las urnas en medio de un panorama muy tenso. El Partido Revolucionario Moderno, encabezado por el presidente Luis Abinader, busca la reelección con el objetivo de consolidar su liderazgo y afianzar las reformas impulsadas durante su primer mandato. Los opositores: el exmandatario Leonel Fernández, de la Fuerza del Pueblo; Miguel Vargas, del PRD; y Abel Martínez, del Partido de la Liberación Dominicana, se presentan con pocas perspectivas.

El próximo 2 de junio, la política mexicana marcará un hito histórico puesto que existe la posibilidad de que el país elija a su primera presidenta, al presentarse dos mujeres que gozan del apoyo electoral: Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez. La candidata del oficialista Morena, Sheinbaum, encabeza por amplio margen las encuestas contra la coalición opositora Frente Amplio por México, liderada por Gálvez. La exjefa del gobierno de Ciudad de México, Sheinbaum, quien goza del respaldo del presidente Andrés Manuel López Obrador, ha prometido continuar con su agenda de transformación social y económica. En tanto, Gálvez representa una alternativa para aquellos que desean un cambio en la dirección política del país, aunque su postulación enfrenta el desafío de unificar a una oposición poco organizada.

El 28 de julio se llevará a cabo la elección presidencial en Venezuela, en una coyuntura marcada por la crisis política y económica. El presidente Nicolás Maduro se presentará a la reelección y no hay dudas que se imponga en la contienda electoral puesto que no tiene contrincantes de peso. La principal opositora, María Corina Machado, no pudo inscribirse por estar inhabilitada. Tampoco lo pudo hacer por problemas “técnicos” su sucesora Corina Yoris. Ante esto, debieron proponer un candidato in extremis, que recayó en Edmundo González Urrutia.

El 27 de octubre se llevarán a cabo las elecciones generales en Uruguay. Hay que aclarar que el próximo 30 de junio se llevarán a cabo las elecciones internas para elegir a los partidos políticos que participen en la contienda electoral.

Marcada por la guerra entre Rusia y Ucrania, además del genocidio por parte de Israel contra Palestina, los europeos celebrarán, del jueves 6 al domingo 9 de junio, comicios parlamentarios. Cada cinco años se celebran elecciones europeas para elegir a los representantes en el Parlamento Europeo, la única asamblea transnacional del mundo elegida por sufragio directo. Estos representantes defienden sus intereses y pueden dar forma y decidir sobre la nueva legislación de la Unión Europea (UE).

Finalmente, el martes 5 de noviembre se celebrarán las presidenciales en Estados Unidos. Los votantes elegirán al presidente que comande a la nación que se halla inmersa en diversos problemas de política internacional.

El presidente demócrata Joe Biden se ha presentado como un protector de la democracia y basa su campaña en sus logros bipartidistas, como un importante proyecto de ley de infraestructura, y su apoyo a las prioridades demócratas, como el derecho al aborto, al que los republicanos se oponen con firmeza. Biden se postula para la reelección siendo la persona de mayor edad en ocupar la presidencia, lo cual es un tema de preocupación entre muchos demócratas.

Por su parte, el expresidente Donald Trump vuelve a postularse a la presidencia que perdió en 2020, aunque luego negó su derrota hasta el punto de incitar a una turba de sus partidarios para que atacaran el Capitolio. A pesar de que ha disminuido un poco su influencia en el Partido Republicano —y aunque enfrenta investigaciones legales, tanto de las autoridades estatales como del Departamento de Justicia—, conserva una amplia base de seguidores.

Así, los países mencionados y Europa enfrentan sus propios retos con la finalidad de reafirmar sus democracias o de dar continuidad a los oficialismos caracterizado cada vez más por la tendencia del voto castigo a los gobiernos de turno, que no supieron cumplir con sus promesas electorales.

(*) Alfredo Jiménez Pereyra es periodista y analista internacional

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Noboa y su reprochable irrupción a una embajada

Queda claro que la política aplicada por Noboa genera escenarios bastante oscuros y preocupantes

Alfredo Jiménez Pereyra

/ 18 de abril de 2024 / 09:53

Las acciones ordenadas por el presidente de Ecuador, Daniel Noboa, para irrumpir en la embajada mexicana en Quito para detener al expresidente Jorge Glas, han sido totalmente repudiadas en los cuatro puntos cardinales del globo terráqueo.

En una violación flagrante de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961 y la Convención de Caracas de 1954 sobre el Asilo, Noboa no escatimó esfuerzos y mandó a un escuadrón especial, enmascarados y carros blindados para irrumpir en la legación diplomática mexicana a punta de armas de asalto para detener al exvicepresidente ecuatoriano.

También revise: Un Vladimir Putin reelecto, sin respiro

Glas, quien fue vicepresidente de 2013 a 2017, fue condenado por corrupción en Ecuador, pero había salido libre luego que un juez aceptara un recurso de habeas corpus por parte de sus abogados defensores.

Tras nuevas investigaciones en su contra, se refugió desde el 17 de diciembre en la embajada mexicana, país que le concedió asilo político el viernes 5 de abril, horas antes de su sorpresivo arresto.

La misma Convención de Viena establece que ningún Estado podrá invocar normas de derecho interno para incumplir el tratado. Un principio básico y universalmente respetado por los países democráticos.

El accionar del presidente ecuatoriano impresiona y retrotrae la política a épocas prosaicas de la convivencia entre naciones.

Semejante acción no se vio ni en la época tenebrosa cuando imperaba el Plan Cóndor, donde las hordas militares gobernaban a punta de fusil, arrestos, torturas y desapariciones en varios países de Sudamérica.

Noboa no solo destrozó el derecho internacional, también lo hizo con la ley ecuatoriana, artículo 482 del COIP (Código Orgánico Integral Penal). Convirtió a Ecuador en el país de la barbarie y lo arbitrario.

El artículo en cuestión reza: «Para allanar una misión diplomática o consular o la residencia de los miembros de las respectivas misiones, la o el juzgador se dirigirá con copia del proceso a la entidad encargada de las políticas de relaciones exteriores, solicitando la práctica de la diligencia. En caso de negativa del agente diplomático o consular, el allanamiento no podrá realizarse. En todo caso, se acogerá lo dispuesto en las convenciones internacionales vigentes en la República del Ecuador sobre la materia».

La reacción no se dejó esperar y amparado en el derecho internacional, el gobierno de México rompió relaciones diplomáticas con su par ecuatoriano, denunciando la flagrante violación de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y las lesiones sufridas por el personal diplomático mexicano en Ecuador. Además, pidió suspender a Ecuador de la ONU en una denuncia que presentó ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

En la querella, México exigió “la suspensión de Ecuador como integrante de la Organización de las Naciones Unidas en tanto no se emita una disculpa pública, reconociendo las violaciones a los principios y normas fundamentales del derecho internacional”. También solicitó “juzgar y declarar que Ecuador es responsable del daño que las violaciones de sus obligaciones internacionales han causado y siguen causando a México”.

Asimismo, la Organización de los Estados Americanos (OEA) calificó como “improcedente” el operativo policial lanzado por el mandatario ecuatoriano.

Tratando de justificar lo injustificable, Noboa defendió su accionar en el que argumentó que tuvo que tomar decisiones excepcionales “para proteger la seguridad nacional” y añadió que su país “rechaza cualquier tipo de inmunidad a criminales, delincuentes, corruptos y narcotraficantes”.

Recordemos que el mandato presidencial de Noboa se extenderá hasta el 23 de mayo de 2025, que era el final previsto para el gobierno de Guillermo Lasso.

En los pocos meses de gobierno, Noboa, ávido de popularidad, se ha caracterizado de ingresar a la esfera de presidentes como el argentino Javier Milei y el salvadoreño Nayib Bukele, este último caracterizado por las constantes violaciones de los derechos humanos en su lucha contra el crimen organizado.

A inicios de su gestión, Noboa catalogó a 22 bandas criminales de Ecuador como “terroristas”, y en medio de la tensa situación presentó el diseño de dos centros penitenciarios de máxima seguridad para albergar al menos a 1.400 reclusos, algo similar a lo realizado por su homólogo salvadoreño Bukele.

Queda claro que la política aplicada por Noboa genera escenarios bastante oscuros y preocupantes en un Ecuador donde las muertes violentas, secuestros, robos, extorsiones y atentados son cada vez más cotidianos.

(*) Alfredo Jiménez Pereyra es periodista y analista internacional

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Un Vladimir Putin reelecto, sin respiro

Hasta los más importantes señores de la guerra chechenos, musulmanes y separatistas, se han alineado a su liderazgo

Alfredo Jiménez Pereyra

/ 4 de abril de 2024 / 06:51

El recientemente elegido presidente de Rusia, Vladimir Putin, no tiene respiro ya que tendrá que seguir enfrentando la guerra en Ucrania, fuertes sanciones económicas impuestas por Occidente y el reciente ataque terrorista en la sala de conciertos Crocus City Hall, en el suburbio moscovita de Krasnogorsk, que dejó un saldo de alrededor dos centenas de muertos.

Putin encabeza su quinto mandato, no consecutivo, consolidando así su posición en el poder durante 24 años; combinando períodos como presidente y primer ministro, está en camino de superar el récord de Joseph Stalin como el líder ruso que más tiempo ha estado en el poder.

Lea también: Biden y Trump en revancha electoral

En agosto próximo, Putin cumplirá 25 años en el centro de la política rusa. Ser miembro y luego director de la KGB, su primer cargo público en 1990, le permitió ser director de relaciones internacionales de la ciudad de San Petersburgo. Nueve años después, sería elegido primer ministro del entonces presidente Boris Yeltsin, quien, acorralado por severas denuncias de corrupción y ante una galopante crisis socioeconómica, le dejaría interinamente la presidencia de la Federación Rusa.

Analistas políticos consideran que con la llegada de Putin al poder, Rusia vivió un refortalecimiento geopolítico, puesto que la fuerte respuesta de Moscú en la guerra contra Chechenia le permitió reordenar el complejo sistema político ruso, con 89 entidades federales, en torno a su figura y así sus primeras elecciones presidenciales con el 53% de los votos.

El analista político Roberto Covarrubias indica que su habilidad negociadora, su empeño de hacer de Rusia una nación poderosa y su mano firme en la toma de decisiones han permitido que los niveles de legitimidad nunca hayan sido verdaderamente cuestionados.

Hasta los más importantes señores de la guerra chechenos, musulmanes y separatistas, se han alineado a su liderazgo y han ido a Ucrania a combatir en su nombre, de indudable vinculación con el cristianismo ortodoxo ruso, una de las fuentes ideológicas de su nacionalismo panruso.

Tras los resultados electorales, una moscovita declaró a la agencia de prensa RIA Novosti que Putin es el líder indiscutible de la Rusia de hoy.

“Él es nuestro líder, la mayoría lo apoya y ahora, de hecho, la operación militar especial está en marcha, por lo que es mejor no cambiar de caballo en medio de la corriente”, indicaba.

Sin embargo, con el conflicto bélico contra Ucrania, iniciado hace tres años, las “sanciones” económicas contra Rusia no vinieron solo de la mano de los Estados. Decenas de empresas globales de todos los sectores de la economía, principalmente de origen estadounidense y europeo, realizaron un cese oficial de sus actividades en el país.

A partir de allí, Moscú se vio obligado a redefinir su proyecto estratégico. Con la operación militar especial sobre Ucrania, las relaciones comerciales entre la Federación de Rusia y los países de la Unión Europea ingresaron en un gigantesco black-out (apagón). A partir de allí, el propio Putin encabezó los esfuerzos para determinar una asociación “sin límites” con China, como ambos Estados rubricaron en un comunicado conjunto en febrero de 2022, pocos días antes de las operaciones rusas en el Donbás. Tal definición constituyó un verdadero giro económico hacia el Oriente, que incluye la ampliación de las relaciones económicas con la India y la reciente ampliación de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

La guerra en Ucrania abre nuevos frentes. En caso de confirmarse la participación de actores ucranianos o disidentes rusos en el atentado en Moscú, quedaría en Putin la decisión de sostener el conflicto en el frente como se encuentra ahora, afirmando que los civiles deben ser protegidos, o bien, responder al atentado pasando a considerar a estos como blancos válidos, lo que significaría un brutal escalamiento en el conflicto. En cualquier caso, el hecho es un enorme desafío a su liderazgo. El líder ruso calificó de sangriento y bárbaro el atentado terrorista y prometió castigar a los autores, organizadores y financiadores.

En un mensaje a la nación, Putin lanzó una dura advertencia contra los autores e ideólogos del ataque terrorista y prometió castigarlos donde se encuentren. La detención preventiva de varios acusados, fijada hasta el 22 de mayo, podrá ser prolongada a la espera de su juicio, cuya fecha aún no ha sido decidida.

Los opositores saben que las advertencias de Putin no son solo advertencias, sino que las cumple hasta hacerlas realidad, para bien o para mal.

(*) Alfredo Jiménez Pereyra es periodista y analista internacional

Temas Relacionados

Comparte y opina:

‘Supermartes’: Biden y Trump en revancha electoral

Los sondeos indican que el republicano volvería a la Casa Blanca a partir de enero de 2025

Alfredo Jiménez Pereyra

/ 13 de marzo de 2024 / 06:24

El “supermartes” en Estados Unidos cumplió con las expectativas, Joe Biden y Donald Trump se alzaron con sendas victorias, dejando así una revancha electoral entre ambos políticos para el 5 de noviembre próximo.

En los caucus estadounidenses no se esperaban grandes sorpresas. En el frente demócrata, con el presidente Biden postulándose prácticamente solo a la reelección, ni en el republicano, con Trump que se impuso en la mayoría de los estados a su rival Nikki Haley, su exembajadora ante las Naciones Unidas, quien tiró la toalla tras conocerse los resultados del “supermartes”.

Ambas victorias fueron apabullantes. Trump se adjudicó los 169 delegados en juego con más del 75% de los votos frente a un escaso 20% de Haley.

Lea también: ‘Alto el fuego inmediato’ está lejos para Palestina

Mayor fue el margen de Biden en una contienda en la que apenas tenía oposición. Con el 33% del voto escrutado llevaba una ventaja de 87 puntos. Un abismo dentro de un mero trámite que le convertirá, en cuestión de semanas, en candidato a la reelección por el partido demócrata.

Tras los resultados, las reacciones no se dejaron esperar y Trump salió a cantar victoria calificando a Biden como el peor presidente de la historia (un puesto que en realidad los historiadores le adjudican a él).

En tanto, la campaña de Biden lanzó un comunicado del presidente en ejercicio celebrando su victoria y atacando a Trump.

“¿Vamos a seguir avanzando o permitiremos que Donald Trump nos arrastre hacia atrás, hacia el caos, la división y la oscuridad que definieron su mandato?”, se preguntaron en filas demócratas.

El duelo revancha que se anticipa es el de Biden y Trump. Un candidato independiente, Robert F. Kennedy Jr., estará compitiendo, pero para algunos analistas su presencia en la boleta solo decantará votos.

Estos meses serán muy ocupados para Trump, ya que enfrentará varios procesos legales en los tribunales, incluidos los cargos penales por el intento de anular los resultados de las elecciones de 2020.

Trump niega haber actuado mal y dice que las acusaciones son políticas. Incluso si fuera condenado o encarcelado, podría permanecer en la carrera por la Casa Blanca.

El Tribunal Supremo le despejó aún más el camino en sus sueños de reelección. Los nueve magistrados que forman parte del alto tribunal votaron por unanimidad mantenerle en la papeleta electoral de Colorado, después de que ese estado aplicara en diciembre la sección tercera de la Decimocuarta Enmienda de la Constitución para excluirle por su implicación en los actos de insurrección del 6 de enero de 2021.

A Trump también le llueven acusaciones y demandas como las relacionadas con el uso no autorizado de música en su campaña electoral.

Según una publicación de la revista Newsweek, el más reciente hecho ocurrió cuando Trump asistió a la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC). El 24 de febrero, Trump terminó su alocución, agradeció a la multitud y bailó la canción de 1966 Hold On, I’m Coming del dúo de R&B Sam & Dave, “pero existe una gran posibilidad de que no haya recibido permiso para usarla”, apuntó la publicación.

En 2022, al lanzar su campaña, Trump fue advertido públicamente por los representantes y herederos de la familia de la fallecida leyenda del R&B/soul Isaac Hayes de que tenía prohibido el uso del tema musical Hold On I’m Coming.

Asimismo, la discográfica y los herederos de la cantante irlandesa Sinéad O’Connor, fallecida el pasado año, han pedido al expresidente que deje de utilizar sus canciones durante sus actos políticos.

En un comunicado conjunto, los representantes de la artista califican de “indignante” que Trump haya usado en un mitin la canción Nothing Compares 2 U, el tema que catapultó a O’Connor al estrellato internacional en 1990.

Pero no es todo rosa también para los demócratas. Los sondeos indican que el republicano volvería a la Casa Blanca a partir de enero de 2025.

La última encuesta, publicada y elaborada por el Siena College para el diario The New York Times, arroja un panorama complejo para Biden, acuciado por su avanzada edad para el cargo, errores garrafales en sus discursos y su manifiesta impopularidad a raíz de su apoyo explícito a Israel en la guerra con Gaza.

Muchos votantes demócratas no le perdonan su inacción a la hora de lograr un alto al fuego para salvar la vida de miles de civiles inocentes, muchos de ellos niños.

Ante este panorama, el próximo 5 de noviembre saldrá el ocupante del Despacho Oval número 47 que dirigirá los destinos de Estados Unidos para el periodo 2025-2029.

(*) Alfredo Jiménez Pereyra es periodista y analista internacional

Temas Relacionados

Comparte y opina: