Voces

Saturday 22 Jun 2024 | Actualizado a 15:47 PM

Lección de liderazgo de México

El ascenso al poder de Sheinbaum, impulsado por el liderazgo de AMLO, ha dejado una impresión significativa en la región

/ 11 de junio de 2024 / 06:52

Según resultados electorales de México, Claudia Sheinbaum obtuvo cerca del 60% de los votos, consagrándose como la nueva presidenta de México con una sólida representación y gobernanza. Pero, ¿quién es ella? Es una científica ecologista, con una licenciatura en Física y maestría en Ingeniería Energética de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Además, como política de izquierda, representa a la coalición “Sigamos Haciendo Historia”, conformada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Su programa de gobierno busca continuar y consolidar la Cuarta Transformación liderada por el actual presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Vea: Cuando un analista se equivoca

Según el portal de noticias CNN, sus cinco propuestas clave son: seguridad, con una estrategia que aborda la lucha contra la violencia y fortalece la justicia; educación, con la gratuidad en los niveles preescolar, primaria y secundaria, así como la mejora de las condiciones para estudiantes y docentes; economía, manteniendo la orientación social del gasto público, promoviendo la austeridad, reduciendo la deuda, aumentando el salario mínimo, entre otros; regulación del uso del agua, priorizando el acceso para consumo humano y la tecnificación del riego agrícola, además del tratamiento del uso del agua para la industria y riego; y transición energética, impulsando energías renovables y eficiencia energética, con el fin de alcanzar la sostenibilidad.

El ascenso al poder de Sheinbaum, impulsado por el liderazgo de AMLO, ha dejado una impresión significativa en la región, especialmente en nuestro país, que enfrentará elecciones presidenciales en 2025. Es así que en el Estado Plurinacional es crucial que se superen los intereses particulares que desvían el horizonte planteado de la revolución social, cultural y económica.

A diferencia de México, Bolivia se encuentra en un escenario político controversial por el intento de retorno a la presidencia de un exmandatario que gobernó desde 2006 hasta 2019. Aunque se avanzó hacia una sociedad más equitativa y justa, para continuar con una economía estable y con crecimiento es necesario contar con nuevos lideres jóvenes y, ¿por qué no?, también mujeres, que estén alineados con los nuevos paradigmas de justicia social. Si bien se implementaron políticas económicas progresistas, dicho regreso a la presidencia plantea grandes interrogantes sobre la renovación e impulso que podrían aportar lideres con un enfoque moderno acorde con los avances de las ciencias sociales.

El triunfo de Sheinbaum refleja la continuidad de la Cuarta Transformación, caracterizada por AMLO como un camino hacia la justicia social y económica. Lo notable de todo esto es la capacidad de AMLO para trascender su propio liderazgo y fomentar una sucesión ordenada, sin aferrarse al poder, lo que será relevante para asegurar una transición tranquila y promover la estabilidad económica en México.

En este contexto, México le da una lección de liderazgo a Bolivia, mostrando que se puede luchar por el horizonte. El enfoque de AMLO hacia la sucesión política destaca la importancia de cultivar nuevos líderes y priorizar el bienestar del país sobre los intereses particulares.

(*) Gabriela Alanoca Flores es economista e ingeniera

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Cuando un analista se equivoca

/ 20 de enero de 2022 / 03:18

En principio, me gustaría empezar con la siguiente frase: “Cuando el herrero no da en el clavo, ha errado”. Esto nos debe llevar a la reflexión de que no todos los “analistas” que escriben lo están haciendo bien, es necesario surtirnos de información proveniente de fuentes oficiales que nos permita llegar a conclusiones precisas.

Para poder entender y realizar críticas constructivas es importante conocer que el Presupuesto es un instrumento de planificación económico- financiero de corto plazo, en el que se expresan objetivos y metas del sector público que son traducidos en programas operativos anuales; en este entendido, todas las entidades públicas, incluidas las empresas públicas, formulan su anteproyecto de presupuesto en base a la estimación de sus ingresos.

No obstante, tras opiniones desacertadas, carentes de análisis técnico y con evidentes sesgos políticos sobre el Presupuesto General del Estado (PGE) de la Gestión 2022, las cuales manifiestan que únicamente se refuerza a las empresas públicas, es totalmente falso, toda vez que en el marco del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, las empresas públicas son las generadoras de excedentes y el Estado redistribuye estos ingresos para financiar proyectos, reducir la pobreza y generar empleo. En este contexto, el PGE 2022 destina recursos del 10% a salud, 10,8% a la educación, entre otros, para beneficio de la población. Además se aclara que las empresas públicas generan Bs 74.250 millones por el lado del ingreso, que se constituyen en una de las fuentes principales de financiamiento del PGE.

Asimismo, es preciso recordar que durante el periodo Neoliberal solo existían siete empresas públicas, en su mayoría de participación residual y administradoras de servicios, y las empresas estratégicas estaban privatizadas y/o capitalizadas. Con el Modelo Económico Social Comunitario Productivo se logró nacionalizar los recursos naturales (hidrocarburos, minerales, energía y otros), recuperar y fortalecer a las empresas públicas con el objetivo de industrializar el país, dejando atrás la dependencia de un patrón de desarrollo monoproductor. Desde este enfoque la participación del Estado es crucial en la economía para una adecuada asignación de recursos en Bolivia.

Por lo expuesto, se aclara que las empresas públicas representan una de las fuentes de ingresos más importantes del país, constituyendo para el 2022 el 31,6% de los ingresos consolidados del PGE y actualmente son la pieza clave para poder continuar invirtiendo en el desarrollo de Bolivia, no olvidemos que las empresas públicas pertenecen a todos los bolivianos y depende de nosotros hacer caso o no a los analistas que se equivocan en sus apreciaciones, más aún considerando que estamos viviendo una etapa de reconstrucción de la economía y debemos apostar por nuestro Modelo Económico Social Comunitario Productivo.

Gabriela Alanoca Flores Es economista e Ingeniera.

Comparte y opina:

Últimas Noticias